Zontes T310: Una "trail" con buenos argumentos

Javi Millán

La llegada de esta nueva Zontes T310 supone un desafío claro a los modelos existentes en el segmento de las “trail” o “sport-trail” de media y baja cilindrada. Argumentos no le faltan, porque bajo su atrevida estética que mezcla muchos trazos conocidos y otros más originales, ofrece un equipamiento propio de motocicletas mucho más caras y potentes. ¿El problema? Que no tiene estampado en su depósito el logo de una marca conocida o de renombre. ver galeríaZontes T310 2019

Está claro que en la actualidad es imposible medir la calidad real, la durabilidad o la fiabilidad cuando realizamos una toma de contacto con cualquier motocicleta, sea de la marca que sea, y menos en el caso de una marca que acaba de aterrizar en nuestro mercado. Por ello, es a veces nuestra vista, tacto u oído los que deben afinarse para interpretar lo que puede ser o en qué se convertirá una moto con el paso del tiempo. Y esta Zontes tiene muy buena pinta. Sí, es de una marca de nombre desconocido y de la que podríamos tener fácilmente muchos prejuicios, pero dejémoslos a un lado de momento…

Zontes no es una marca desconocida en Asia, pertenece a Tayo Motorcycle Technology Co, Ltd, un grupo chino fundado en 2003 que fabrica otras marcas destinadas al mercado del país asiático, las llamadas Haojiang y Kiden. Con Zontes también han fabricado pequeñas motocicletas y scooter de hasta 150 cc y es ahora se lanzan al mercado europeo de manera contundente con su gama 310. Una gama con tres versiones de mayor cilindrada, equipamiento, prestaciones y por supuesto, con la percepción de calidad que Europa demanda. Si bien ya tuvimos hace unos meses la oportunidad de probar la versión sport-touring o X-310 -que llegó a la vez de la naked R-310-, ahora es la versión más aventurera, la protagonista.La T-310 al igual que sus hermanas llega con un precio rompedor y muy por debajo del de sus rivales más directas… ver galeríaZontes T310 2019

Base modular

Una de las características de la gama 310 de Zontes es su modularidad. Las tres comparten la misma base tanto mecánica como en la parte ciclo, aunque esta nueva T, sufre ligeros cambios dado su enfoque más “off-road”. Así pues, nos encontramos con unas suspensiones con algo más de recorrido y un basculante ligeramente alargado con el fin de mejorar sus aptitudes camperas. El estilo moderno de sus líneas es la nota predominante y se ve acentuado por un equipamiento que ya querrían otras motocicletas de uno o dos segmentos por encima. Porque incorporar una pantalla con regulación eléctrica o el arranque sin llave son incluso opciones, en motos mucho más caras. Por no hablar de la apertura remota de su asiento o la tapa del depósito de combustible -algo más propio de los scooter-, las piñas con retroiluminación o el conjunto de ópticas y luces full LED. Todos ellos elementos que denotan que vienen con ganas de dejar huella. 

Una huella que no acaba aquí, porque dentro de su equipamiento también incorpora paramanos, manetas regulables, una batería de litio, o el sistema de hibernación automático que desconecta la misma cuando el voltaje está por debajo del óptimo. También son de serie los dos modos de potencia, el ABS firmado por Bosch -el 9.1M- y un puerto de carga USB.ver galeríaZontes T310 2019

En cuanto al propulsor se ha elegido un monocilíndrico de 312cc con doble árbol de levas y cuatro válvulas que desarrolla 35,4 CV de potencia, cifra que lo convierte en uno de los más potentes del segmento. Además, la utilización de aleación de aluminio en la construcción del bloque ha permitido un peso del motor de unos 40 Kg. Un motor que cuenta también con eje de cigüeñal contrarrotante, lo que mitiga las vibraciones a la vez que mejora suavidad de funcionamiento. Por otro lado, cabe destacar que una de las barras del bastidor hace las funciones de depósito de aceite para la refrigeración y así se elimina el radiador...

¿4.495€?

Y aquí viene lo mejor, porque en Zontes han decidido establecer el precio de venta en menos de 4.500€, cifra que la sitúa por debajo de todas las competidoras excepto la Royal Enfield Himalayan que cuesta unos 100€ menos, aunque la T-310 tiene un equipamiento superior, además de más potencia y, por supuesto, otro diseño más “actual”. Aunque pueda parecer sobrecargado, lo cierto es que en vivo esa percepción se disipa un poco. No obstante, y en mi modesta opinión, la X-310 (o versión más sport-touring de la gama) posee unas líneas más depuradas y de aspecto más fluido respecto a la más “ruda” T-310, el modelo que nos ocupa. Y es que, a pesar de contar con numerosos elementos comunes, las aristas y volúmenes mas prominentes se suceden desde el frontal hasta la zaga de manera contundente. En este sentido, las barras laterales, los protectores de puños o incluso el soporte de carga trasero, acentúan dicha impresión. ver galeríaZontes T310 2019

Aunque la pantalla digital no es lo más destacable del conjunto, cumple con su misión con gran cantidad de información. Otra cosa ya es la manera en que se muestra -que puede gustar más o menos- o su vistosidad. El tacómetro simula una “pista de aterrizaje” y su visualización es correcta incluso con el sol incidiendo en ella sin contemplaciones. Me recuerda a aquellas maquinitas de Nintendo que teníamos en los años ´80 o más concretamente a los relojes Casio “Game Watch”. Sí, yo también tuve el modelo Car Race… 

Por otro lado, la calidad visual y al tacto de todos los elementos es muy llamativa: la integración de los botones en las piñas, el diseño de los paramanos o incluso esas manetas de freno y embrague agujereadas y con regulación mediante ruleta, poseen una calidad de terminación muy convincente, siendo su tacto agradable. Justo debajo de la pantalla de información hay incluso una pequeña guantera sin cerradura, ideal para dejar pequeños objetos. ver galeríaZontes T310 2019

Pasemos a la acción

En esta ocasión, la marca nos preparó para esta presentación nacional un recorrido casi enteramente por carretera, con alguna pequeña zona de tierra donde poner a prueba las capacidades off-road o trail de esta nueva integrante. Una T-310 que destaca desde el principio por su suavidad de funcionamiento y tacto general. Subirse en ella es sencillo y una vez a sus mandos la ergonomía permite llevar una postura más que correcta yendo sentado. Si bien las estriberas quedan algo retrasadas, no llega a ser dramático y salvo el mullido algo duro del asiento, todo parece cumplir con lo prometido. 

Lo que está claro es que el tarado de las suspensiones está enfocado a una utilización fuera de la carretera o carreteras en mal estado y es por ello por lo que la horquilla delantera muestra bastante hundimiento si se aviva el ritmo en carretera apurando las frenadas. No obstante, en tramos sin asfaltar y con el terreno duro, muestra un buen compromiso entre confort y efectividad. La pena es que el único reglaje que podemos variar sea la precarga del muelle trasero. La ergonomía sigue siendo buena si te pones de pie y tan solo notas un poco elevadas las mencionadas estriberas. ver galeríaZontes T310 2019

Por su parte el motor ofrece un buen rendimiento, permitiendo estirar las marchas sin grandes problemas y con una caja de cambios muy efectiva en todo momento. Eso sí, los frenos necesitan -sobre todo el delantero- regular la maneta un poco más alejada del puño, para ofrecer algo más de potencia de detención. Con el trasero -por lo menos en nuestras unidades- pasaba algo parecido, siendo el recorrido del pedal algo más largo de lo deseado. Todo ello sin llegar a ser problema alguno para rodar con confianza y seguridad. La seguridad que da llevar un ABS -desconectable- firmado por Bosch y que solo se dispara cuando lo tiene que hacer.

Cabe destacar la pantalla regulable en dos posiciones y accionable desde uno de los botones de la piña izquierda y que permite obtener un poco más de protección en tramos más rápidos, pero sin ser el cambio entre una y otra posición demasiado notable. Lo mismo ocurre con los dos modos de conducción. Sí, están ahí, pero solo cambia ligeramente la entrega de potencia o, mejor dicho, la respuesta al acelerador. El ECO hace más perezosa a la T-310, aunque supongo que se verá también reflejado en los consumos, cosa que no pude comprobar. ver galeríaZontes T310 2019

En cuanto a dicha entrega de potencia, la T-310 gana velocidad con soltura gracias a su contenido peso que ronda los 170 Kg con el depósito lleno, según los datos ofrecidos por el fabricante. Con una progresividad muy agradable, sin parecer un monocilíndrico y permitiendo adelantar con la suficiente seguridad en cuarta o quinta marcha, ya que la tercera se queda a veces algo corta. Después, a velocidad de crucero ya se puede mantener la sexta en la zona media de revoluciones sin demasiados problemas. Aunque me dio la impresión de que el velocímetro era demasiado optimista en ocasiones, mostrando una velocidad algo superior a la real. Pero bueno, son solo apreciaciones subjetivas… Además, cuando llegan las curvas, los neumáticos que equipa de serie, unos CST algo mixtos, no permiten exceder los límites, siendo el único punto que, personalmente, valoraría de cambiar de entrada. Eso sí, si tus pretensiones son ir a ritmo tranquilo por todo tipo de terreno, no hay problema, cumplen su propósito. No olvidar también que la T-310 incorpora llantas de aluminio de 17” sin cámara, en medida 110/70 y 160/60 para el tren delantero y trasero respectivamente por lo que de entrada su utilización está más enfocada al asfalto en realidad. ver galeríaZontes T310 2019

Una gran opción, a priori…

No creo que en Zontes busquen superar las 1280 unidades vendidas de una Honda CB 500 X en 2018 pero sí acercarse o superar la cifra de modelos como son la BMW G310 GS o incluso las Benelli TRK 502 y que rondaron las 400 y 800 unidades respectivamente el pasado año. La T-310 se desmarca de ellas por precio y equipamiento. Bien es cierto que, aunque no llega los 48 CV máximos del permiso A2, con sus casi 36 se defiende perfectamente y posee una imagen al estilo de lo que se lleva en el mercado, incluso con toques más allá de normal y heredados de otros modelos de segmentos superiores. 

Según nos comentaron, ya hay varias marcas trabajando en un kit de maletas para este modelo, incluso pudimos una unidad que las incorporaba, siendo su aspecto muy prometedor. La gama no acaba aquí porque próximamente nos presentarán una versión custom con esta misma mecánica y más tarde llegará una naked de 125 de aspecto muy radical y que competirá con modelos más deportivos de la categoría.