Yamaha XSR700 XTribute 2019

Yamaha XSR700 XTribute: Un guiño a la XT500

Javi Millán

La moda por rememorar versiones pasadas llega a la gama “Faster Sons” de Yamaha. En esta ocasión con la XSR700 XTribute, hacen un guiño a la mítica XT500, concretamente a aquella edición de 1981 con depósito cromado, guardabarros blancos y llantas doradas, tan vistosa como atractiva y que, hoy en día, sigue manteniendo su atractivo. ver galeríaYamaha XSR700 XTribute 2019Yamaha XSR700 XTribute

Popular en su gama...

La XSR700 ha sido uno de los modelos más populares y vendidos desde la creación de esta línea de productos. El mercado ha llegado a un punto de madurez en cuanto a este tipo de modelos y desde 2016 se han vendido más de 23.000 unidades de la gama XSR. De la 700 se vendieron 5.000 unidades en ese primer año de existencia, habiendo sido la cuota de mercado estable desde entonces, entre un 17 y 20% frente a los competidores de entre 400 y 800cc. 

Con esta nueva versión XTribute apuestan por atraer a ese público más veterano aún y amante de las “scrambler”, esas versiones con alguna que otra capacidad para rodar fuera del asfalto. Y aunque la nueva integrante se aleja un poco del concepto Off-road por geometrías y la parte ciclo, su decoración hace de ella una motocicleta muy vistosa… ver galeríaYamaha XSR700 XTribute 2019Yamaha XSR700 XTribute

Y detalles no le faltan porque han sido numerosos los cambios estéticos respecto a la versión estándar. Así pues, encontrarnos con un manillar con refuerzo al estilo del motocross, unas estriberas con goma desmontable, además de su asiento con un gran mullido, son elementos que hacen sentirnos un poco más aventureros o exploradores. Eso sí, las llantas de radios de mayor diámetro brillan por su ausencia así que si salimos fuera del asfalto, que la tierra esté en buen estado. 

Urban Scrambler

En su concepción queda claro que el estilo “Urban Scrambler” de la XT500 está más patente y aunque la XSR sea más “Urban” que “Scrambler”, se ha conseguido dar una vuelta de tuerca al estilo de este modelo más moderno, llevándolo un poco más allá en el pasado. Aunque las capacidades Off-Road son muy limitadas, por recorrido de suspensiones, dimensiones de los neumáticos y geometrías en general, su aspecto denota estar “ligeramente maquillada” para tal fin. La pena es que el escape elevado Akrapovic no esté dentro del paquete de serie y haya que pagar un extra para que termine de rematar el conjunto. Es uno de los elementos adicionales y que mejor le sientan a esta XT, perdón, XSR700 XTribute… Por sonido y diseño merece la pena, sí. ver galeríaYamaha XSR700 XTribute 2019Yamaha XSR700 XTribute

No obstante, el resto de la decoración no pasa por alto y nos encontramos con muchos elementos en negro, las llantas doradas, esa combinación de colorido rememorando a la edición de 1981 y tan llamativa. También el aluminio cepillado de las tapas del depósito o los guardabarros en blanco, denotan que es una versión muy especial… Quizás no tanto como fue aquella, pero sí le da un aire fresco a las tonalidades hasta ahora conocidas en la gama.

Pero no pasemos por alto otros detalles como los fuelles protectores de los amortiguadores, el manillar más bajo y 40mm más ancho, el asiento plano y 30mm más alto, o esos neumáticos Pirelli MT60RS en medidas de 120 y 180. Además, incorpora un reloj desplazado al estilo de la XSR900, los puños, las manetas, los protectores el radiador y la horquilla van pintados de oscuro, mientras que el logo XTribute en el asiento y los embellecedores del chasis rematan la lista de cambios. ver galeríaYamaha XSR700 XTribute 2019Yamaha XSR700 XTribute

Eso sí, existen algunos otros accesorios como un Kit de cartuchos y muelles Öhlins para la horquilla delantera, varios tipos de amortiguadores traseros, tapas laterales, un protector de cadena, el extensor de la pata lateral, incluso un ajustador de cadena o manetas más ligeras y regulables. Nuestras unidades tan solo llevaban el escape y el piloto trasero de tamaño reducido. 

Más de lo conocido

Mecánicamente hablando la XTribute no cambia con respecto al modelo del que deriva, siendo el motor bicilíndrico de 75 CV de potencia el mismo que equipan las MT-07 y la nueva y recientemente presentada Ténéré 700. Un motor con mucha vida, mucho par disponible y que se adapta a los requerimientos de un gran abanico de modelos.

De esta mecánica ya hemos ido hablando largo y tendido durante las numerosas pruebas y comparativos realizadas durante los últimos años. No deja de sorprendernos su funcionamiento esté donde esté montado y en el caso de la XSR700 ocurre lo mismo. Sin ser una motocicleta que demande extraer toda la potencia disponible, su rendimiento permite rodar de manera tranquila sin titubeos…ver galeríaYamaha XSR700 XTribute 2019Yamaha XSR700 XTribute

Algo más… cómoda

Una vez subido a esta nueva XTribute te encuentras algo más a gusto que en la versión de la que deriva. Quizás el asiento es más cómodo pero el manillar queda más bajo por lo que la postura es ligeramente diferente. El reloj al estilo de la XSR900 incluso hace pensar que estemos subidos en su hermana mayor. Todo es muy oscuro, pintado en negro. Eso sí, es muy compacta de dimensiones y si tienes una gran altura puede que llegue a quedarte ligeramente pequeña, sobre todo si te ves retratado junto a ella…

Si dinámicamente todos estos cambios realizados no afectan al comportamiento, el llevar el cuerpo un poco más elevado y apoyando en el tren delantero ofrece la sensación de que la rueda delantera pisa algo mejor el asfalto, permitiendo unas trazadas aún más limpias y precisas.

Lo bueno es que, si queremos abandonar dicho asfalto, los neumáticos Pirelli permiten rodar sobre arena en buen estado con el suficiente agarre para no ir apretando los dientes. Juguetear con el gas haciendo derrapar la rueda trasera es muy divertido. Eso sí, sin pasarse porque el recorrido del amortiguador trasero y su tarado son los que son. Un poco seco para mi gusto en su configuración de fábrica. Eso sí -otra vez-el mullido del asiento de esta versión mitiga ese aspecto siendo un buen aliado, no solo estético. ver galeríaYamaha XSR700 XTribute 2019Yamaha XSR700 XTribute

En cuanto al motor no se puede añadir mucho más de lo ya expuesto en innumerables ocasiones. Es uno de los mejores de la categoría y ofrece un rendimiento espectacular. Eso sí, con alguna que otra vibración que más allá de ser molesta, es la muestra de que está vivo. 

Ideal para nostálgicos

Si eres -como muchos de nosotros-, que siempre tienes una mirada en el pasado, en el estilo, el diseño de esos modelos míticos que te acompañaron en tu infancia pero que, en la actualidad, no son lo mejor para ir de casa al trabajo, quizás la XTribute sea una buena opción. Está muy bien rematada, con detalles que la diferencian claramente del resto y con ese toque “vintage” que la hace más especial aún.