Yamaha Niken: Rompiendo moldes

Eduard Fernández Masó

Yamaha ha hecho un ejercicio de ingeniería con la Niken. Hasta el momento se habían podido ver diversos scooters de tres ruedas, pero nunca una moto. Los números para tratarse de un triciclo son imponentes: 115CV lanzando un peso de más de 260 kg. Con semejante peso y potencia es normal que surjan dudas de su efectividad dinámica.

No todos los días se presenta la oportunidad de probar un vehículo de estas características. Personalmente he probado scooters de tres ruedas de todo tipo: Piaggio MP3, Peugeot Metropolis y Yamaha Tricity además de cuadriciclos como el Quadro4, también el Can-am Spyder pasó por mis manos en su momento… 

Pero no había probado nunca una moto con dos ruedas delanteras, simplemente no existían.  Cuando supe que la iba a probar las dudas me traían de cabeza, ¿cómo irá la Niken? ¿Será un invento mecánico o por el contrario estará bien hecha? ¿Se sentirá pesada? Y sobretodo ¿Me gustará? Para averiguarlo solo me quedaba subirme y experimentarlo en mis propias carnes. 

La hora de la verdadver galeríaFotos: Arnau Puig

Lo primero que impresiona al verla en directo es su tamaño, ancha y voluminosa por delante comparado con una moto convencional. Además dependiendo del ángulo por donde la mires se ve un poco desproporcionada. Esto no debe asustar ya que si no te dejas impresionar por su tamaño o por sus formas todo irá como la seda. 

La Niken no tiene caballete central, tiene pata de cabra como cualquier moto. Tampoco tiene ningún sistema que la mantenga “recta” bloqueando el sistema como ocurre con la MP3. Tendremos que poner los dos pies al parar como con cualquier otra moto.

Pongo primera y arranco. Una vez encima la conducción es exactamente igual que en cualquier moto, en realidad no hay que pensar que llevas un triciclo, simplemente conducirlo como una moto. La sensación es parecida a llevar una moto grande tipo GT o Maxitrail. ver galería

A pesar de ser voluminosa por su parte delantera, la aerodinámica no es su punto fuerte. Del pecho para abajo sí protege, pero de allí para arriba la protección se podría mejorar con una cúpula un poco más alta. A pesar de esto, en vías rápidas se muestra con una estabilidad absoluta y es perfectamente válida para viajar. 

Por ciudad y a baja velocidad la Niken se desenvuelve perfectamente bien, el volumen no permite pasar entre coches en la mayoría de los casos, pero si hay espacio, es posible zigzaguear sin notar demasiado el peso. En cuanto a sortear bordillos, aceras e irregularidades es perfecta. Las ruedas de 15 pulgadas son capaces de sortear sin problema cualquier obstáculo de manera muy suave y eficiente.

Coser y cantarver galería

Una vez salimos a la carretera y a velocidades legales la moto se desenvuelve con una agilidad total. Se podría decir que la Niken acepta de buen grado una faceta viajera y así se ha confirmado con la recientemente presentada en el Salón de Milán, Niken GT. 

Pero si la ponemos a prueba por carreteras ratoneras también salta la sorpresa. ¡La Niken también permite divertirse en una conducción deportiva de carretera de curvas!La Niken también permite divertirse en una conducción deportiva de carretera de curvas

Tanto a ritmo elevado como más tranquilo la pisada del tren delantero es impecable, no se nota la dirección pesada, ni un peso exagerado, en general sorprende por su rapidez y facilidad en las tumbadas. La posición a sus mandos es realmente cómoda y eso ayuda, incluso después de varias horas conduciéndola no cansa, no es para nada una moto física. ver galería

La Niken no precisa de ningún pilotaje particular, solamente dejarse llevar y sin ser necesario descolgar el cuerpo, la moto gira de manera natural. El factor psicológico ayuda mucho, ya que siempre vas confiado en que llevas un tren delantero por decirlo de alguna forma “superdotado”. Pero la verdad es que las dos ruedas delanteras de la Niken, dan muchísima seguridad. 

De su tren delantero, cabe destacar lo bien que absorbe todas las irregularidades del terreno. Casi no te das cuenta si pillas un bache o una tapa de alcantarilla. Subir y bajar bordillos es coser y cantar, la verdad es que cuesta entender la razón de no haber fabricado en masa más motos con este tipo de tren delantero. 

Realmente el enemigo de la moto siempre han sido las inclemencias meteorológicas ya que si no fuera por la mayor inseguridad de la moto frente al coche en condiciones adversas no hay color. La Niken permite una conducción totalmente segura en superficies muy resbaladizas e incluso por caminos de tierra. La Niken es una moto totalmente asfáltica pero para la sesión de fotos nos metimos por un camino de tierra y quedé alucinado de lo seguro que se puede ir por tierra. ver galería

Puedes tumbar y frenar sin perder el tren delantero en ningún momento. Un experimento está claro, pero que me sorprendió muchísimo por sus capacidad de transmitir seguridad en todo momento. Realmente si no fuera por el peso del conjunto me atrevería a decir que Yamaha se podría plantear hacer una versión SUV, con neumáticos mixtos y una estética más aventurera, por llamarlo de algún modo.   

Ingeniería 

Pero si hay algo digno de admiración a parte de su funcionamiento, este es sin duda el sistema delantero utilizado. Si lo observamos con detenimiento, se puede entender la razón de estás buenas sensaciones. Dos ruedas de 15 pulgadas se encargan de que la moto pise es asfalto de manera ejemplar.

Esta medida es la habitual en los maxiscooters y en especial del que sigue siendo el rey de la categoría en Yamaha T-MAX. Esta medida es perfecta ya que permite una fuerza centrífuga reducida lo que contribuye a la sensación de agilidad que da la Niken. En la rueda trasera se ha optado por una 17 pulgadas igual que en la MT-07. ver galería

Pero tan importantes son las ruedas como las suspensiones. En la Niken salta a la vista un sistema de suspensión delantero de doble horquilla. Las dos barras están puestas una delante de la otra en vez de en paralelo.Me sorprendió muchísimo su capacidad de transmitir seguridad en todo momento

Realmente la única que amortigua es la situada en la parte trasera ya que la delantera está vacía por dentro y solamente ejerce como elemento rígido. Otro punto que salta a la vista es que las horquillas van situadas por el exterior de cada rueda, lo que rompe un poco con lo visto hasta el momento en los triciclos ya comercializados. Las horquillas están controladas con un sistema Ackermann de doble trapecio que aseguran una estabilidad total. El sistema está muy bien diseñado y eso se nota cuando conduces la Niken.

ver galería

Aunque la anchura entre ruedas es generosa, no llega a la mínima suficiente por normativa para conseguir la homologación para ser conducida con carné de coche. Este es un punto importante y que limita bastante el acceso del gran público a la Niken ya que requiere del carné A para poder conducirla.

Pero según los ingenieros de Yamaha se priorizó el ágil funcionamiento de la Niken en detrimento de la posibilidad de conducirla con carné de coche. Realmente no es una moto creada para ser vendida en masa, sino todo lo contrario, es una moto exclusiva. 

Equipamientover galería

El equipamiento que trae la Niken es el normal en una moto de gama media actual. Se tiene que conformar con una pantalla LCD, ya que por el momento no se montará una pantalla en color. El control de tracción cuenta con tres niveles y el ABS es muy correcto. 

En ningún momento noté ni el control de tracción ni el ABS funcionando, por lo que su intervención es muy sutil. Cuenta con control de crucero muy útil si se quiere viajar seguro y sin ser sorprendido por alguna multa. También destacar el sistema de cambio semi-automatico, pero que solamente trabaja para subir marchas. La frenada está acorde con el resto de parte ciclo. 

Dos pinzas de anclaje radial por disco y rueda, además de la trasera con pinza de un solo pistón. La frenada sin ser sobresaliente consigue parar el conjunto, cosa que tiene merito si tenemos en cuenta el peso total. Igual una bomba radial no le habría sobrado.  ver galería

Realmente pienso que para tratarse de una moto de 16.400€ y la exclusividad del modelo, en Yamaha “se podrían haber estirado” un poco más con el equipamiento. A día de hoy si quieres distinguirte de los demás no es suficiente con poner dos ruedas delante, tienes que poner toda la carne en el asador e intentar no dejar ningún cabo suelto. La Niken se ha ganado a pulso ser uno de los productos del añoSin ninguna duda se echa en falta una pantalla TFT a color como la de la R1 o MT-10SP…  Por lo demás no hay nada que se añore en la Niken.

Es cómoda, eficiente dinámicamente, potente, segura y totalmente distinta a todo lo visto hasta el momento. Muchas cosas buenas por solamente unas pocas mejorables. Sin ninguna duda la Niken se ha ganado a pulso ser uno de los productos que más me ha sorprendido –positivamente- de los últimos años y eso merece ser reconocido.