YAMAHA NIKEN 2018

Yamaha NIKEN: Resetea tu mente

Javi Millán

15 votos

Sobre la base mecánica de las MT-09 y Tracer 900, Yamaha nos presenta esta espectacular creación llamada Niken que destaca por su tren delantero de dos ruedas y una agresiva estética frontal. Un modelo que ha supuesto tres años desarrollo dentro de la firma japonesa y que se pone a la venta en versión definitiva para toda Europa. De momento y hasta final de año, la previsión de unidades fabricadas estará en torno a las 500 y el tiempo dirá si se han quedado cortos o no en las previsiones. De momento ya hemos tenido oportunidad de tomar contacto en tierras austríacas y las sensaciones han sido más que alentadoras…

Evolución diferente

Podríamos decir que la evolución en el mundo de la motocicleta no ha sido muy significativa en las últimas décadas si la comparamos, por ejemplo, con el mundo del automóvil; estos últimos vehículos apoyados por unas ventas y presupuestos infinitamente más altos. Yamaha con esta nueva Niken apuesta por la revolución mecánica en detrimento de la electrónica, con una solución dinámica que implica un mayor agarre y seguridad en condiciones de todo tipo gracias a un tren delantero de dos ruedas. En el mundo del automóvil esto seguramente hubiera ido un paso más allá con aditamentos electrónicos, control de estabilidad, etc. 

Pero lo que tenemos es lo que tenemos y aunque esta “motocicleta” de tres ruedas resulte un concepto muy llamativo a la vez que impactante estéticamente, a buen seguro que se le llamará en muchas ocasiones como un “bicho raro” o simplemente “triciclo”, de manera despectiva para no considerarlo una moto. Y eso hasta el día que todos esos escépticos la prueben… Yo, ya la considero una moto con todas las letras. ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

Historia de “cosas raras”

Sí, ha habido marcas que han querido ofrecer productos diferentes, como el caso de Can Am con su Spyder, pero lejos de ofrecer las sensaciones dinámicas de una moto, el producto canadiense tenía -o tiene- todo lo bueno y lo malo de ambos mundos, el del coche y el de la motocicleta. Muchos años atrás -en 1993- también hubo conceptos innovadores de Yamaha como la GTS1000 y su suspensión delantera monobrazo o también el primer scooter deportivo de “alta cilindrada” más conocido como TMAX que revolucionó el segmento y del cual podríamos decir, que la nueva Niken hereda algo en sus agresivas líneas frontales… 

En Yamaha han ido un paso más allá y después de tres años de desarrollo y algún que otro aviso en forma de “concept” como el Tesseract de cuatro ruedas de 2007 o el más reciente 01GEN visto en 2014, la Niken llega bajo una gran expectación, no solo por el desafío que supone inventar una “moto” o triciclo que promete el comportamiento dinámico de un vehículo de dos ruedas, sino por el hecho de ser la primera marca en tomar este camino. Una tendencia que sigue los pasos del pequeño Tricity, un scooter que sin mucho ruido y simplificando el concepto que otras marcas como Piaggio o Peugeot habían desarrollado en sus modelos, llegó en 2014 para cumplir los requisitos en ciudades con un pavimento en mal estado o donde las condiciones meteorológicas fuesen adversas. ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

De tamaño, similar a una Tracer 900

La Niken es un modelo con intenciones de quedarse, no de ser un mero escaparate tecnológico fuera del alcance de la mayoría de los potenciales clientes y en él han puesto toda la ingeniería disponible encima de la mesa para que ese tren delantero de dos ruedas, con sus cuatro barras de suspensión invertidas, los dos discos de freno y todo el entramado de anclajes entre un elemento y otro, cumplan la misión. Primero la de ofrecer un dinamismo sin precedentes y segundo una gran seguridad además de la mayor estabilidad posible en todo tipo de circunstancias. 

Echando un vistazo rápido, la Niken no es mucho más grande si la comparamos con una Tracer 900, siendo 10 mm más corta, la anchura es 35 mm mayor, la altura es también menor, es 10 mm más larga de distancia entre ejes y la altura del asiento está situada 30 mm más baja. Por su parte, la mecánica ya conocida en la gama y denominada CP3 de tres cilindros DOHC con 843 cc, desarrolla los mismos 115 CV a 10.000 rpm y un par máximo de 87,5 Nm a 8.500 rpm. Una mecánica modificada para adaptarse a la NIKEN gracias un eje de cigüeñal con un 18% más de inercia, la inyección dispone de ajustes específicos, mientras que los piñones de la caja de cambios se han reforzado y el desarrollo final se ha acortado. ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

En cuanto al equipamiento funcional esta nueva creación incorpora de serie elementos como el asistente de cambio de marchas ---solo en subida- y que funciona a partir de 20 km/h y por encima de 4.000 rpm, las ópticas delanteras son full LED, los intermitentes están integrados en los retrovisores, mientras que la pantalla de LCD dispone de un fondo en negativo. A su lado encontramos una toma de corriente de 12V, además de un control de velocidad de crucero en la piña izquierda y tres modos de conducción seleccionables desde la derecha, así como control de tracción configurable en dos posiciones y desconectable desde la pantalla principal. 

Otro punto destacable de esta nueva creación y muy a tener en cuenta, son las dimensiones de los neumáticos y llantas. Si bien en el tren trasero la medida está dentro de los parámetros normales de una motocicleta de gran cilindrada y peso, en el eje delantero el diámetro de las llantas es de 15”, la misma utilizada en los TMAX. Por su parte el depósito de combustible es de aluminio con 18 litros de capacidad y está soldado a mano. Con todo ello cabría esperar un peso más alto pero los 263 Kg en orden de marcha sorprenden dado el entramado estructural de su tren delantero junto con el resto del conjunto, además, el reparto de pesos conseguido con conductor a los mandos es de un 50/50.ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

Terminator vs Niken

En un hipotético duelo cinematográfico no sé muy bien quien daría más respeto si Terminator o la Niken desnuda. Porque la estampa de esta nueva criatura de Yamaha es impresionante. Dan ganas de dejarla así, simplemente colocar un asiento y rodar con todo el entramado de Ackerman al aire… Así es como realmente se aprecia al más mínimo detalle el trabajo realizado para haber conseguido un comportamiento dinámico que nada tiene que envidiar a las motos de dos ruedas. 

Para la ocasión nos llevaron hasta Austria con el fin de realizar un recorrido de casi 300 km por las carreteras de montaña más tortuosas y con todo tipo de asfalto, además de unas condiciones meteorológicas que permitieron probar las Niken incluso en agua. Y esa referencia al agua es la sensación que me llevé al subirme en ella por primera vez. Me recordó a ir sentado en una moto acuática, por posición del manillar, del asiento y todo lo que se ve al frente. Las piernas quedan bastante abiertas. No obstante, las estriberas están en una posición natural y los brazos, a pesar del ancho manillar, no sufren en la postura. Quizás en asiento podría tener algo más de inclinación en su zona trasera y así poder llevar el cuerpo cargando algo más el manillar. Pero lo que han buscado en la comodidad, el confort general y se ha conseguido.ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

Sí, quizás con la carrocería al completo no se perciba muy “natural” desde fuera, pero lo cierto es que una vez ruedas a sus mandos la sensación es la de conducir una moto, casi diría, de menos de los 263 Kg que pesa esta Niken con todo lleno. Porque la fluidez, -o, mejor dicho- la facilidad en las transiciones entre una curva y otra son mucho más instantáneas de lo que podría parecer a priori. 

Olvídate de ellas

En marcha y a baja velocidad sorprende desde el inicio. Si bien la sensación es de ir en una pequeña embarcación que se balancea mínimamente de un lado a otro, cuando se pasa de los 50 Km/h esa ligera fluctuación desaparece por completo y el dinamismo es el mismo que el ofrecido por una motocicleta de dos ruedas y similares dimensiones y peso. Si no lo piensas es incluso más ágil por ejemplo que una FJR1300, se nota más ligera y dinámica, permitiendo unos cambios de dirección mucho más rápidos, con un aplomo sin duda alguna, impresionante. 

Tanto en aceleración como en frenada se comporta de manera impecable y tan solo forzando la transferencia de masas hacia el tren delantero en pendientes descendentes, la rueda trasera perderá algo del contacto con el suelo y podrá generar algún que otro movimiento totalmente controlable. Las dobles barras de suspensión de 41 y 43 mm para las delanteras y traseras respectivamente cumplen el cometido de absorber, estabilizar y guiar el conjunto de manera impecable. Cabe destacar que la sensación de aceleración es menor comparada con una MT-09 y la radicalidad del tricilíndrico queda algo apaciguada sobre la Niken, incluso disponiendo de un desarrollo algo más corto. ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

Eso sí, el conjunto ofrece una confianza pasmosa y aunque al principio debes irte acostumbrando a que delante puede haber sacudidas algo más contundentes si la comparamos con una moto normal, una vez pasas ese punto de inflexión la diversión está asegurada. Y cuando llegan las curvas es donde realmente se nota el trabajo realizado por los ingenieros ya que puede llegar a inclinar hasta 45 grados sin el menor problema, siendo tu cerebro el único freno para trazar una curva ciega a gran velocidad. Porque ella está más preparada que tu mente y resetearla para estos nuevos parámetros cuesta unos cuantos kilómetros.

¿Dónde está el límite? Pues eso es lo que vas buscando curva tras curva, intentando sentir lo que hacen sus dos neumáticos delanteros sobre el asfalto. Y una vez la curva se va abriendo, la mayor alegría es abrir el puño del acelerador y sentir la rueda trasera derrapar con total naturalidad, sin sacudir al resto del conjunto, incluso con ella todavía muy inclinada y el control de tracción conectado en el nivel 1, el menos restrictivo… ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

Un detalle dinámico muy importante es que se puede mantener la velocidad en la curva, la sensibilidad de la dirección es natural y la precisión en la trazada gracias al sistema Ackerman es aplastante. El chasis de acero moldeado, acero tubular y aluminio el anclaje del basculante, cumplen su cometido, al igual que los discos de freno delanteros de 265,6 mm y pinzas de cuatro pistones, que junto al trasero simple de 298 mm con doble pistón ofrecen la capacidad de detención necesaria. Eso sí, teniendo que hacer un poco más de fuerza en la maneta de lo deseado para obtener el resultado esperado…

Sin duda, mucho más de lo esperado

En resumen, la nueva Niken me ha sorprendido gratamente. Creo que nadie esperaba un dinamismo así de un modelo de tres ruedas. Habrá muchos escépticos y es comprensible, pero la mejor manera de quitarse las dudas es probarla. Y para ello Yamaha pondrá en marcha desde junio hasta octubre el European NIKEN Demo Tour para clientes donde permitirá rodar con esta nueva creación que ya se puede reservar a través de la web de Yamaha a un precio de 16.349 €. ver galeríaYAMAHA NIKEN 2018YAMAHA NIKEN 2018

¿Qué me hubiera gustado encontrarme es esta nueva Niken? Pues quizás un mejor tacto del freno trasero donde el ABS no actuase con tanta facilidad, también una pantalla digital con algún que otro gadget funcional o conectividad, o la de las R1 y por último un diseño del depósito más estrecho para una mejor integración de las piernas. Bueno y ya que pedimos… ¿Quizás un color de la carrocería algo más… llamativo? Como digo siempre: lo mejor es probarla. Porque por mucho que te digan, hasta que no te subes y lo sientes en primera persona, no puedes corroborar el excelente trabajo realizado. Esto es lo que nos repetían una y otra vez durante la charla técnica: “Mañana cuando os bajéis de las Niken, nos comentáis…” Y así, fue. Todos y cada uno de los allí presentes coincidimos en las sensaciones sobre ella. 

15 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...