Vespa Primavera 125ie 3V

Vespa Primavera 125ie 3V

David Remón Paracuellos

1 votos

Que la Vespa es un icono de la movilidad, poca duda cabe. Los 18.000.000 de Vespa vendidas desde su aparición en 1946 ha conseguido que poca gente del mundo no sepa lo que es una Vespa. Y la historia continúa, porque aquel invento del ingeniero industrial Corradino d' Ascanio ha ido evolucionando amoldándose a las nuevos tiempos y exigencias.

Siguen habiendo detractores de la rueda pequeña, aunque ahora la Primavera calza llantas de aluminio de 11" sin cámara, con unos fantásticos Michelin City Grip de muy buen agarre tanto en seco como en agua. Incluso los amantes más puristas del concepto original Vespa con el cambio de marchas manual y leva de freno en el pie, ven en estas últimas generaciones un scooter más del mercado. Pero no es así, porque si es verdad que son automáticas, rodar sobre una Vespa es hacerlo sobre un scooter muy personal rodeado de una conducción particular, envuelta de glamour.

Primavera evoca en Europa una Vespa avanzada y de gran polivalencia. En Italia se lanzó antes que aquí, en pleno "baby boom" del '68, pero en España ese mítico nombre llegó más tarde. Aquella Primavera italiana era parecida a la 150 S que se vendía aquí en nuestro país fabricada por Moto Vespa en Madrid. Nuestra Primavera, la que recordamos con más alegría los de mi generación, era como la actual LX 125 S de faro cuadrado...Pero me dejaré de tanta melancolía porque si no acabaré hablando de las carreras de Vespa en la Diagonal de Barcelona... Y es que la Barcelona de los '70 y'80 quemaba mucha gasolina en sus circuitos urbanos, como el de Montjuïc...
Así que por primera vez en tiempo, una nueva Vespa no debutaba en Roma como nos tienen habituados sus dirigentes. De hecho la LX con su moderno y revolucionario motor 125ie de 3 válvulas allí debutó, pero eso fue hace más de dos años.Ahora le ha tocado recibir nueva indumentaria y he aquí la Primavera. Es España la distribución es inmediata comercializándose en tres versiones, la 125ie 3V, acompañada por dos de 50cc, una de dos y otra de cuatro tiempos de 4 válvulas.

Existe también una 150ie 3V que en España no ha generado mucho interés por los distribuidores, dada que su existencia está por las leyes italianas que no permiten circular en autopistas a vehículos de menos de esa cilindrada...


PVP:
PIAGGIO Primavera 125ie 3v 3.499 €
Primavera 50 4v 2.450 €
Primavera 50 2T 2.649 €

Diferente en todo

ver galeríaVespa Primavera 125ie 3V

Con este titular, cualquier desinteresado en este producto verá una Vespa igual que las de siempre. Pero se ha cambiado por completo de cabo a rabo, ya no sólo en diseño, sino también en recursos, desde la parte ciclo hasta la gestión electrónica. Así que todo sigue igual siendo diferente, precisamente su encanto.
Empecemos hablando de los cambios estéticos y las soluciones aportadas que apreciará cualquiera que se fije en ella. Para empezar la Primavera manteniendo el volumen de la saga LX es más estilizado y gana en personalidad frontal, puesto que no toma la inspiración de la familia grande de Vespa GTS, sino que busca el estilo de la impresionante, cara y exclusiva 946. Manteniendo el faro redondo, éste es rodeado por un cromado aro que refuerza el clasicismo que aportaba ya la gama LX repleta de cromados como la Primavera, que se extienden en retrovisores y laterales del escudo, guarnecido del guardabarros delantero, tapa de cárter motor, escape y agarradero trasero.

Pero hay muchos y sutiles cambios que denotan que es nueva, además de su afilado trasero respecto a su predecesora evocando el pasado de la primera Primavera. Los intermitentes delanteros son de nuevo diseño y además de las bombillas de incandescencia de los intermitentes, aporta potentes LED de posición dejando al faro sólo la función de cruce y carretera, en formato halógeno. En la parte trasera hay que felicitar a sus diseñadores, porque el piloto trasero es elegantísimo y también con tecnología LED pero sólo para la luz de freno.
Volviendo al puesto de mando destaca el nuevo cuadro de instrumentos junto a las piñas de conmutadores. El primero destaca por diseño y elegancia, buscando el esbozo de ayer pero disimulando la tecnología digital que aporta. Ahora el reloj horario está integrado en la pantalla LCD que informa del nivel de combustible y del cuentakilómetros total, junto a dos parciales que se controlan desde el manillar a través de un pulsador entre los existentes en las piñas de conmutadores. Se deja por fin así y siendo la primera Vespa del mercado, fuera de la descatalogada 250 GTS, la única en optar por el cuentakilómetros en formato mecánico.

Los nuevos mandos aportan nueva botonería, de diseño menos ergonómicos que antes pero más simples de accionar, aunque también de apariencia más sencilla. Aportan como novedad ráfagas y un desconectador del motor como en las motocicletas y en las Vespa de la familia GTS. Detrás del escudo y manteniendo el estilo del ayer, se marca la columna de dirección donde se ha ubicado el pulsador para acceder al interior del asiento, de asistencia eléctrica pero apoyado también por una leva mecánica que se encuentra en el interior de la guantera por si falla la batería. Para acceder a esta y como es habitual en la marca oprimiendo la misma llave de contacto puesta en el clausor, nos deja a nuestro servicio un enorme espacio gracias en parte a que la refrigeración por aire de todas sus versiones, no le roban espacio por culpa del radiador ni botella de expansión.

Recursos de mayores

ver galeríaVespa Primavera 125ie 3V

La batería como en las grandes Vespa GTS ahora la ubican entre los pies, bajando el centro de gravedad pero sobre todo, ampliando la capacidad de carga de la Primavera. Si antes hablaba de 14,3 litros ahora es de 16,6 con lo que se obtiene la posibilidad de albergar un casco integral; es la primera Vespa en conseguirlo sin tirar de top case. Más que la diferencia de litros, que también son importantes en un vehículo de su tamaño, está en la distribución de los mismos, porque ni parece tanto el de ahora ni parecía tan poco el del LX... El cofre es desmontable para acceder cómodamente a sus entrañas mecánicas, apreciando que la admisión se realiza por la parte más alta del asiento buscando el aire más limpio para complementar la combustión. El fondo del cofre ha sido acolchado con un tapizado desmontable que se limpia fácil y que evita rayaduras y ruidos extras de los objetos depositados en su interior.

El asiento también de nuevo diseño mejorando el confort de ambas plazas, contando que además el pasajero tiene un buen agarradero para poderse asir. Como suele ocurrir en la pequeña de la familia los estribos traseros integrados son muy agradables a la vista, pero nada que ve con la comodidad de los plegables de los de la GTS, que además resultan cómodos. Destacar el trabajo de los diseñadores de Vespa para facilitar las cosas a su conductor, como es el estrechamiento de la plataforma para llegar mejor al suelo o lo sencillo que es subir este scooter al caballete central, sin duda de los más fáciles del mercado...

Otra de las cosas que va a prendar al apasionado Vespa son sus accesorios que podréis ver al final de la galería que tenéis en este artículo. Se han estudiado para todas las necesidades, desde los que son plenamente usuarios urbanitas hasta los que emplearán su montura italiana para rodar por los perímetros de las ciudades. Pudiendo ampliar aún más la capacidad con el cofre extra en combinación con el color del scooter, la cúpula pequeña será siempre más recomendable para rodar por carretera mientras que la alta por ciudad. Además si queréis darle un toque más "vintage", existirán los soportes cromados para transportar carpetas y carteras que se anclan tanto delante como detrás, pero entonces no se podrá optar por el cofre posterior....
dolor

En buena forma

ver galeríaVespa Primavera 125ie 3V

La pequeña de la familia no decepciona en nada, es más, si la Vespa te agrada, la Primavera lo hará aún más. La ergonomía sigue siendo su plato fuerte para ser un scooter de sus compactas medidas, porque igual de bien se siente uno que mide 1,80 por espacio para sus rodillas sin que peguen en el escudo, como equilibradas medidas para que las chicas lleguen bien al suelo sin tener que emplear tacones... Pero no porque se llegue bien al suelo las piernas sufren exceso de doblado por tener la plataforma excesivamente alta respecto al asiento, ni tampoco es ésta excesivamente baja como para que tropiece con bordillos o roce en las máximas inclinadas. Simplemente está todo en su equilibrio óptimo para cumplir con el compromiso de usuarios de lo más diverso.

La Vespa con el encanto de estar fabricada en chapa, os recomiendo que no os perdáis el vídeo de su procedimiento de fabricación que os hemos incluido, no sólo le brinda personalidad. La Primavera aprovechando sus cambios estéticos, mejora características como la rigidez de su carrocería autoportante, chasis y carrocería son solidarios, sin apoyarse tanto en las suspensiones para conseguir ese propósito. Al contrario. Como ahora muestra mejor cualidades ante la torsión, gracias entre otras características por al nuevo anclaje doble de su eje basculante del grupo propulsor, las suspensiones se han podido trabajar a un nivel de calibrados más blandos que en definitiva le brindan más confort. Se suma el hecho de la sensación que se precia a su manillar, con un guiado muy preciso en la trazada, pero sin flaneos que la alteren cuando estamos tanto sobre buen asfalto como malo. Evidentemente en un scooter de estrecha distancia entre ejes, geometrías más bien cerradas, liviano y con ruedas de 11" por carretera o en vías rápidas es sensible en su dirección, pero con las nuevas suspensiones se mitigan los movimientos involuntarios cuando ruedas sobre mal pavimento, lo que le faltaba a la pequeña ante las GTS.

Nuestro recorrido fue por las vías más turísticas de Barcelona y como os podéis imaginar con el colorido de la caravana de Vespa, difícilmente no se arrancaban sonrisas entre los transeúntes. Los cinco colores en los que se comercializará la Primavera estaban entre la caravana; el rojo, azul, negro, blanco y un elegante marrón que rememora aquella primera Vespa del '68. Todos ellos combinan los colores con diferentes tapizados de sus asientos, dotándoles de una personalidad extra más juvenil y desenfadada cuando se pretende, o más seria y sport. Rodando entre el atascado tráfico, esta moto se mueve como pez en el agua. Sigo echándole en falta un freno de estacionamiento, algún sencillo y rápido sistema para cuando estamos estacionados en calles en pendiente. Tampoco le hubiera hecho ascos si aportase el caballete lateral, porque en muchas ocasiones suele ser práctico si la zona de estacionamiento aporta pendiente extra; pero siempre con freno de estacionamiento, sino no interesa.

Una de las virtudes de la Primavera es el tacto del motor y de los mandos, todo realmente suave. El 125 de inyección electrónica y tres válvulas se mueve con dulzura en el arranque y con mucha suavidad, sin apenas vibraciones. No lo pudimos estirar demasiado pero nos convenció más incluso que en su antecesor, que ya era fino de narices. La verdad es que si bien es verdad que las prestaciones no han aumentado, por lo menos no se han hablado de ellas, esperamos una velocidad punta de 110 km/h como su predecesora.

Detalles que enamoran

ver galeríaVespa Primavera 125ie 3V

No sé si llegará al nivel de consumos que anuncia la marca, creo que no, porque siendo en condiciones tan favorables quedan demasiado optimistas. Pero de lo que sí estoy seguro es que en este scooter además de suavidad y placer de conducción, será de esos que poco irá a la gasolinera moderando el uso del acelerador, lo mismo que las visitas al taller que se estiran hasta los 10.000 kilómetros, otro sorprendente punto para un cárter tan pequeño.

El tacto de los frenos sigue siendo el punto fuerte de este modelo, sobre todo el delantero, con un mordiente muy convincente aun habiendo cambiado la pinza de doble pistón opuesto por la nueva doble en paralelo. El tambor trasero sorprende también de potencia, gracias en parte a su aumento de diámetro, pero sobre todo en la eficacia y tacto que otras marcas no alcanzan empleando este recurso. No se cómo irá el futuro ABS mono canal que nos anunció Piaggio en la presentación en el que están trabajando para esta Vespa, pero lo que espero y deseo es que no adulteren precisamente su tacto que tanto enamora a los que venimos del mundo de la moto y que nos convence siempre que nos subimos a una Vespa de última generación.

Lo del tacto puede ser un argumento más o menos convincente, pero lo de poder guardar un integral bajo su asiento es definitivo. Es lo que más se demanda y la Primavera lo cuida como ninguno, hasta el punto que el detalle de que el asiento no te siegue la mano si lo vence el peso también es de agradecer. Aunque no lleva un hidráulico, colabora en la comodidad de uso del scooter.

La vuelta fue corta y la sesión fotográfica comprimida, pero en un caos de hora punta por el centro de la ciudad de Barcelona, era la mejor manera de comprobar las buenas cualidades de este scooter. Las mejoras son obvias por esos 250€ más que costará ante su predecesor y en Motos.net ya la estamos esperando como agua de mayo para comprobar a fondo sus cualidades. Por lo menos vosotros ya la podéis disfrutar porque ya se puede adquirir en los concesionarios oficiales de la marca.

1 votos