Vespa Sprint 125 ie 3V

Eduard Fernández Masó

4 votos

Nueva época dorada

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

Una vez más los responsables de Piaggio España convocaban a la prensa especializada en Roma. El motivo no era otro que la puesta de largo de la Vespa Sprint 125 ie 3V, la última en incorporarse a la legendaria saga que en poco tiempo cumplirá nada menos que 70 años.

La nueva Vespra Sprint viene a sustituir el modelo “S”, de hecho si nos fijamos bien en su denominación veremos como el nombre “Sprint” la primera letra conserva la inconfundible seña de identidad en forma de S roja

La Sprint es muy muy parecida a la recientemente presentada Primavera se podrían considerar hermanas, ya que pocas, aunque importantes diferencias, las separan. La Primavera que se presentó en el Salón de Milán y nuestra protagonista de hoy montan el mismo chasis, pero no es el típico que montan todos los scooters de simple cuna tubular, éste como no podía ser de otra forma en una Vespa, es de chapa estampada en acero. (Ver vídeo)

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

La principal seña de identidad de las Vespa desde el primer modelo de 1946 ha sido su chasis estampado en acero. En la actualidad su producción se ha modernizado totalmente, siendo un proceso automatizado en lo que a estampación del acero para el chasis se refiere y manual  el resto de moto. Todos estos detalles son los que hacen que la Vespa sea una moto tan especial y cara de producir

Realmente las similitudes con la Primavera son tantas que seguro que acabamos antes enumerando las diferencias entre las dos…  Evidentemente lo que salta más a la vista es el faro cuadrado, más característico de la pequeña Primavera clásica de toda la vida que del modelo Sprint… Las llantas aumentan una pulgada su medida pasando de 11 pulgadas a 12 en este nuevo modelo. También las agarraderas para el acompañante son de nueva firma y más algunos detalles estéticos como el embellecedor del guardabarros delantero y el nuevo nombre “Sprint”. Hasta aquí las diferencias entre estos dos modelos.

Nuevos tiempos

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

Lejos han quedado esos viejos motores de marchas de dos tiempos humeantes por la mezcla "a ojo". Yo de vez en cuando aún me peleo con una Vespa PX 200 del 82 de mi mujer, una reliquia con la que tenemos unas cuantas aventuras a cuestas… Muchas vueltas al mundo se han hecho en Vespa e incluso se han puesto de moda las carreras de Vespas de todo tipo. No es de extrañar que en 2011 y para celebrar el 65 aniversario de Vespa, se volvieran a incluir en su catálogo estas entrañables PX en 125 y 150 cc

La realidad es que una vieja Vespa como moto histórica y para darte una vuelta de vez en cuando está muy bien, pero para meterte por la jungla de la ciudad ya no hace tanta gracia. Mucho mejor una Sprint o una Primavera de 4 tiempos por el tema de la practicidad o si somos muy románticos, en versión ciclomotor podremos escoger entre dos opciones de motor: de 4 tiempos y de 2 tiempos, todo un detalle. Personalmente la verdad es que no añoro el día a día por ciudad con ese cambio de marchas, ni el consumo, ni tampoco el aroma a aceite que te impregna toda la ropa. 

El motor de esta nueva generación es el presentado a mediados del 2012 de 3 válvulas, del ya hablamos holgadamente en la presentación internacional de la Vespa LX 125. De refrigeración por aire forzado y de un solo árbol de levas, resulta admirable la suavidad a la que trabaja. Es un motorcito con el que no nos faltará de nada, ya que sale con brío desde parado y estira lo suficiente para moverse correctamente por ciudad.

No pudimos probarlo con ocupante e imagino que entonces si será bastante más discreto en cuanto a sus prestaciones. Los 10,7 CV se entregan de una manera muy progresiva y sin prisa. Es una moto muy tranquila y fácil, ideal para iniciarse y para usar cada día del año. 

Vespeando por Roma

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

El día de nuestra llegada estaba lloviendo y eso en Roma puede ser peligroso en las zonas adoquinadas. Suerte que durante la noche despejó y al día siguiente gozamos de un sol muy agradable. 

Nuestra presencia en la capital italiana se vio enrarecida por coincidir con la visita del presidente americano Barack Obama. Como se puede imaginar la ciudad era un auténtico hormiguero, policía, ejército e incluso Marines por todos los rincones, con el caos que representa.

Pero en todo momento la Sprint 125 nos permitía salir airosos de cualquier atasco o retención. Me sorprendió mucho la capacidad de las suspensiones por absorber las irregularidades.  Igualmente de eficaces se mostraron las nuevas llantas de 12 pulgadas. Este representa un cambio realmente notable en el modelo Vespa. 

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

Las llantas de 10 pulgadas de las antiguas Vespas siempre fueron un poco inestables. Más que inestables, incómodas para sortear los múltiples baches de las ciudades actuales. También he realizado muchos kilómetros con una Piaggio Skipper 150 que prácticamente es lo mismo que una Vespa clásica pero con motor central e igualmente con llantas 10 pulgadas y se sufren.

También tuve hace años un par de Gilera Runner 180 y estas ya llevaban llantas de 12 pulgadas y la diferencia entre 10 y 12 se nota muchísimo. Sin haber probado la llanta de la Primavera de 11 pulgadas, si puedo decir que la de 12 pulgadas es bastante más estable y absorbe mejor las irregularidades. Excepto algún sustillo al plegar de manera repentina encima de unos adoquines, el resto de situaciones fueron totalmente agradables por Roma. 

La frenada también me pareció correcta, incluso el freno trasero que usa un tambor de los de toda la vida me pareció que frenaba con suficiente mordiente como para bloquear la rueda trasera. La maneta baja demasiado notándose muy blanda, pero frenar frena.

Mucho glamour

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

Pasearse con una Vespa de colores cantones por Roma hace sentir a cualquiera un poco chic. Una Vespa es una Vespa y la calidad de sus acabados hacen honor a su fama de moto de culto. Desde 1946 esta particular “motillo” ha tenido muchas versiones y acabados. Sin ir más lejos la última excentricidad de la marca fue presentar el modelo 946, una auténtica serie limitada hecha pieza a pieza en una línea especialmente habilitada en la fábrica de Pontedera. Esta Sprint, sin ser tan exclusiva está muy bien terminada.

El nuevo cuadro de instrumentos es herencia de la última generación y combina la información analógica con digital de una manera elegante. Los retrovisores, las agarraderas y algunos detalles más son metálicos y acabados en cromado y sirven para hacerse una idea de la calidad general. Otro punto a favor de la Sprint, y que es realmente determinante y que no todos los scooters pueden ofrecer es el espacio bajo el asiento para un casco integral.  

Además también contaremos con una guantera detrás del frontal, perfecta para guardar un chubasquero o lo que se necesite. El piloto trasero por leds, intermitentes de cuidado diseño y un gran número de detalles más marcarán la diferencia. 

ver galeríaVespa Sprint 125 ie 3VVespa Sprint 125 ie 3v

Solamente le encontramos un “pero”… tendremos que esperar algunos meses para que esté disponible en versión ABS. Los responsables de la marca prometieron que en poco tiempo estaría disponible, igualmente para saber el precio en esta versión también habrá que esperar… De momento nos tendremos que conformar con la versión probada a un precio de 3.800€ y los colores serán los cinco que puedes ver en la galería de fotos: Azul, rojo, amarillo, blanco y negro.

Si estabas buscando un scooter de calidad, con personalidad, de suave funcionamiento, una parte ciclo suficiente para su motor y con capacidad para un casco integral, la nueva Vespa Sprint 125 ie 3V puede venirte como anillo al dedo. La disponibilidad será inmediata por lo que ya puedes pasar a verla por tu concesionario del grupo Piaggio y dejarte seducir por lo último del mundo Vespa.          

         

4 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...