Triumph Tiger 800 XRT: Totalmente equipada para tus viajes

Triumph Tiger 800 XRT: Totalmente equipada para tus viajes

Eduard Fernández Masó

19 votos

Tiger "full equipped"
ver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

Entre la enorme oferta de trail que hay actualmente en el mercado, Triumph se está caracterizando por ofrecer  un gran abanico de posibilidades sobre sus bases de Tiger 800 y Tiger 1200 con una gran variedad de terminaciones. Hoy nos centramos en la versión XR más orientada al asfalto de la Tiger 800, que se apellida T (de touring) que por sus siglas queda clara la orientación turística del modelo.

Las principales diferencias las encontramos en el equipamiento final ya que está totalmente orientado a la ruta. Los accesorios montados de serie son muchos y de gran interés si el uso que se le va a dar va ser el de viajar ya sea solo o a dúo. Extras como los asientos calefactables para piloto y acompañante, los puños térmicos, las tomas de corriente o las luces cuneteras permiten tener desde el primer día, todo lo que podamos necesitar para un largo viaje. Pero además también monta otros muchos detalles como los herrajes aluminio para las maletas, la tapa del depósito de freno mecanizada mediante CNC, soporte de GPS, protector de radiador, TPMS (Sistema de monitorización de presión de los neumáticos) y 3 Tomas de corriente de 12 voltios. Las maletas que se montaron en la moto de pruebas son accesorio y cuestan las 3 unos 1200€. (Puedes configurar la Tiger en este link)

Hasta 8 modelos encontramos en su catálogo entre la Tiger 800 y 6 para la Tiger explorer. Esto hace un total de 14 variantes trail sobre los dos modelos de la marca eso sin contar la Tiger Sport 1050. De las 800 y una vez elegido si queremos llanta de aluminio más indicada para asfalto tenemos la versión más completa que es la XRT. Realmente y esto ya es cuestión de gustos, la XC es más aventurera por las llantas de radios, pero la verdad es que si no harás un uso de la Tiger por fuera del asfalto no hace falta su llanta delantera de 21 pulgadas ni sus suspensiones WP más preparadas para uso Offroad.ver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

El motor tricilíndrico tan característico de la marca inglesa también equipa a la familia Tiger. Es una evolución del motor montado en la deportiva Daytona 675R pero con una lógica reducción de potencia pero con un aumento de cilindrada, el cual es capaz de ofrecer casi 8 kgm de par a 9.250 rpm. La potencia se ha fijado estratégicamente en 95 CV para poderla hacer accesible a los poseedores del carné A2. Pero para nada vamos a necesitar más potencia de la que ofrece este motor, hay de sobras.

Para estas versiones se realizaron muchos cambios en el interior del motor que han servido para reducir el ruido mecánico y reforzar algunos puntos mejorables. La verdad es que el motor de triumph sigue siendo el tricilíndrico con mejor tácto del mercado. Ni el de Yamaha que monta la familia MT-09, ni el de MV Agusta ofrecen un tacto tan bueno como el de Triumph. 

El propulsor de 800 cc empuja con contundencia pero con suavidad desde abajo, rinde una respuesta más que generosa a la vez que una potencia muy aprovechable en medios, pero que aún tiene fuerza disponible a alto régimen y puede llegar hasta las 10.000 rpm. Para conseguir este tacto se mejoraron todos los elementos del cambio, aligerándolos a la vez que se ganó en precisión. Todo ello se ha conseguido gracias a la herencia de muchos componentes internos de la Daytona 675, por lo que el motor es también más deportivo que nunca a la vez que utilizable. ver galeríaTriumph Tiger 800 XRTFotos: Jordi Anguera

Otro de los puntos muy mejorados ha sido el consumo. Se ha conseguido reducir hasta un 17% en uso mixto hasta llegar a los teóricos y siempre declarados 4,3 l/100 km que gracias al depósito de 19 litros, se podría llegar hasta una autonomía de 438 kms, así que no será necesario hacer tantas paradas en los viajes.

Esto representaría sobre el papel, una mejora de aproximadamente 80 kms más de autonomía por depósito que con la anterior Tiger 800. En la práctica y usando la moto en ciudad, carretera y autopistas la media nos salió algo más alta de lo declarada pero poco más de 5 litros.

Sensaciones muy agradables

No negaré que esta Tiger me gusta y mucho, pero es que a parte de sentir una predilección especial por los motores elásticos y que tienden a “silbar”.  Recuerdo muy bien el sonido que hacían aquellas Honda de antaño que utilizaban las cascadas de piñones en lugar de cadenas de distribución. Actualmente he aumentado mi colección de “bichos raros” con una Honda NC35 RVF 400 y el motor a parte de ser un V4 de la mitad de cilindrada que la Tiger que hoy analizamos, me recuerda un poco por esa manera de subir de vueltas y sonido.ver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

El chasis está muy bien puesto a punto y las suspensiones trabajan de una manera muy neutral. Me sorprendió sobretodo lo bien que reacciona la moto en una conducción con dos ocupantes. Durante la sesión de fotos que acompaña a esta prueba, el fotógrafo Jordi Anguera y un servidor recorrimos un buen puñado de kilómetros por todo tipo de carreteras y caminos a parte de los kilómetros que hice yo en solitario obviamente. La moto se portó muy muy bien con unas reacciones de la dirección muy predecibles y sin afectar a las trazadas aun siendo a ritmo rápido.  Los asientos y puños calefactables son imprescindibles si vas a viajar

La frenada es realmente suficiente con el equipo de frenos que monta. Las pinzas Nissin que muerden discos de  308 mm lo hacen con una capacidad y tacto realmente acertados. Un detalle que personalmente no me termina de convencer es el depósito del líquido de freno y el tubo colocado en forma de “U”. Pero a parte de la estética poco convencional el tacto la bomba es bueno y suficiente.

Los latiguillos de freno metálicos son otra de las razones que permiten tener este buen mordiente. Me gustó mucho también la potencia y dosificación del freno trasero. Soy de los que lo usa bastante si es tan dosificable como lo es el de esta Tiger. La razón a mi modo de ver es que se le tiene que dar al pasajero la mayor comodidad posible y evitar en la medida de lo posible el abusar del freno delantero ya que el pasajero se te viene encima al comprimirse la horquilla a parte de la propia desaceleración. En esta Tiger si usamos ambos frenos a la vez, la compresión de las suspensiones estará bastante igualada por lo que la moto bajará muy compensada.   ver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

La ergonomía del asiento, la posición de las piernas y la protección aerodinámica son otros factores que me han convencido de esta trail. Quizás la cúpula podría ser algo más envolvente en su posición más alta, ya que entre la posición baja y alta no hay demasiado cambio, dentro de una correcta aerodinámica eso sí.  Muy satisfecho también con los extras de los puños y los asientos calefactables que permiten viajar en una nueva dimensión de comodidad casi adictiva. Reconozco que se me ha hecho duro prescindir del asiento calentito después de devolver la Tiger…Me sorprendió sobretodo lo bien que reacciona con dos ocupantes

Las luces cuneteras (antiniebla) también me han convencido ya que incluso son útiles en una retención de tráfico en la cual vas avanzando poco a poco entre coches. Cuanto más visibles seamos mucho más seguros estaremos y en esto aunque parezca una tontería un día puede salvarnos de tener un buen susto con otro vehículo.

Electrónica y mapasver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

Si hay algo en lo que la Tiger es completa es la cantidad de opciones que nos ofrece su electrónica. Con cuatro mapas de inyección el usuario puede seleccionar la opción que mejor se adapte a su conducción o a las circunstancias del terreno.  Estas diferentes opciones del acelerador se pueden seleccionan fácilmente en marcha, desde la piña de interruptores, para permitir un mayor control a la hora de afrontar cualquier condición cambiante. 

Según la marca la diferencia entre un modo u otro se encuentra en la relación entre la apertura del acelerador y la posición de la mariposa. El motor ofrece la máxima potencia en todos los mapas de inyección, pero el usuario debe abrir el acelerador de forma distinta para obtener la misma respuesta. La realidad que pude experimentar fue que la potencia no varía entre modos pero sí que cambia la respuesta dependiendo como se le solicite desde el puño del gas.

Explicaré un poco los modos así queda más claro todo. El perfil Rain reduce la respuesta del acelerador para adaptarse a situaciones deslizantes y de carretera mojada. El perfil Road es el perfil estándar, es el más lineal y suave, perfecto para el uso diario. El perfil Sport ofrece una respuesta más rápida y briosa, con menos recorrido del puño, ideal para esos momentos en que queramos realizar una conducción más deportiva. El perfil Off-Road proporciona la respuesta algo más retrasada para afrontar las pistas de tierra y los caminos sin asfaltar permitiendo derrapar pero sin que la potencia sea un problema que nos sobrepase.ver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

También es importante saber como podremos cambiar de un modo a otro. Por ejemplo queremos pasar del modo Road al modo Off-Road. Se tendrá que pulsar el botón de modo, soltar el acelerador y accionar la maneta del embrague.  De esta manera se configura automáticamente el ABS, el control de tracción y el mapa de inyección con la moto en marcha para lograr la máxima adaptación al terreno. Esta manera me pareció muy correcta ya que cuando te has hecho al proceso se ejecuta casi sin pensar.

Pero las opciones no terminan ahí, ya que hay tres combinaciones disponibles que ahora detallo.  Al seleccionar el modo Road se activa automáticamente el modo concreto del ABS, del control de tracción y del mapa de inyección. Como su nombre indica el modo Off Road adapta el ABS, el control de tracción y el mapa de inyección, reduciendo la intervención del ABS y el control de tracción para permitir un cierto grado de deslizamiento.

A la cartaver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

Pero también tenemos la posibilidad de hacerlo a nuestro gusto. El modo personalizado se llama Rider y es el más completo además de programable. En este modo es totalmente configurable y podremos seleccionar la configuración del ABS y del control de tracción, además de elegir entre los cuatro perfiles diferentes del mapa de inyección que más nos agraden.El asiento, la posición de las piernas y brazos son muy buenos

Solamente hay un “pero” que tampoco lo es del todo ya que es por un tema de seguridad, si el  seleccionas un modo que implica desactivar el ABS o el control de tracción, es necesario detener la moto y pulsar el botón de modo para que se desactiven estas funciones. Es un pequeño apunto a tener en cuenta y necesario para evitar accidentes o olvidos.

La verdad es que durante la prueba pude estar trasteando bastante los menús, poner y quitar modos y es realmente predictivo todo el cuadro de instrumentos. Hay un último punto muy interesante para los que les gusta viajar en largos trayectos. El puño de gas “ride by wire” también ha permitido montar un control de velocidad. Si no recuerdo mal esta Tiger 800 ha sido la primera moto del segmento trail de cilindrada media que ofrece un “gadged” tan interesante como el del control de velocidad.ver galeríaTriumph Tiger 800 XRT

Esta función que se empezaron a incluir de serie en los modelos XRx y XCx obviamente también lo hace en nuestra unidad de pruebas como modelo más equipado de toda la gama. Como es normal “nuestra XRT de pruebas” incorporan el ordenador más avanzado con funciones adicionales como el tiempo de viaje, velocidad media, consumo medio, autonomía y consumo instantáneo, sin duda una serie de herramientas cada vez más importantes.

Al principio de este artículo he empezado explicando la gran variedad de modelos que la marca inglesa ofrece, pero si a eso le sumamos la gran competencia que hay en este segmento la oferta se multiplica.  Personalmente discrepo con los que opinan que los motores bicilíndricos son los más equilibrados, yo siempre he preferido un V4 o los cuatro en línea y ahora últimamente los tricilíndricos se me están ganando.  Como siempre, recomiendo que si te has quedado con las ganas de más no hay nada mejor que sentirlo en primera persona y a buen seguro muy cerca de tu casa hay una Tiger esperando.  

 

19 votos