Gama Triumph Tiger 900 2020: Marcando territorio

Gama Triumph Tiger 900 2020: Marcando territorio

Motos.net

La familia Tiger se ha ganado por derecho propio, ser uno de los modelos de referencia dentro de la categoría de trails medias. La versatilidad de su diseño, sus capacidades viajeras y el completísimo equipamiento disponible, las han convertido en una de las mejores de su especie. Para no perder este estatus, la firma británica lanza una nueva saga que promete mejorar, en todos los aspectos, a sus predecesoras. Una nueva generación plagada de novedades e irresistibles argumentos.ver galeríaGama Triumph Tiger 900Gama Triumph Tiger 900 - 2020

La llegada de la nueva gama Tiger 900 supone un importantísimo salto evolutivo en sus trail más aventureras, la experiencia extraída tras su participación en el exigente rally Pan África en enero de 2018, con el prototipo de la "Tiger Tramontana", sirvió para que Triumph averiguara hacia donde querían llevar sus nuevas Tiger y trazar, con exactitud, el camino a seguir en el desarrollo de esta renovada y ambiciosa familia. 

Como siempre, con el objetivo de diversificar al máximo la oferta, la nueva familia Tiger 900 se va a dividir en varios modelos, partiendo de una base mucho más competitiva y con más carácter. De ese modo, existirá un modelo estándar llamado simplemente Tiger 900, que será el más sencillo y asequible de todos, aunque como veremos más adelante, no tienen nada de simple. Le seguirán las Tiger 900 GT y GT Pro, que llevaran al extremo el carácter polifacético de este modelo, para aportar los mejores resultados tanto como moto para el día a día, como en rutas de largo recorrido. Por último, aparecerán las nuevas Tiger 900 Rally y Rally Pro, que prestarán una mayor importancia a la faceta off-road y ofrecerán la fórmula más aventurera de la saga.

Cambio de estilover galeríaGama Triumph Tiger 900

Como ya hemos comentado, en esta nueva etapa, la firma británica ha querido partir de cero en el desarrollo de las nuevas Tiger 900. La edición anterior contaba con muchas y muy buenas aptitudes, pero ante la creciente competitividad de este segmento, se precisaba una respuesta contundente; seguir un nuevo camino que situara a la familia Tiger en la posición de liderazgo que les corresponde. Como cara visible de este cambio generacional encontramos un nuevo y espectacular diseño, más esbelto y compacto, con unos acabados más elaborados y funcionales que les aportan un talante más aventurero y robusto. Todo es nuevo; el asiento, los embellecedores, el guardabarros delantero, los protectores o las toberas del radiador, todo ha cambiado para actualizar y diferenciar un producto que, a pesar de todo, no pierde sus principales señas de identidad.

También se mejora la ergonomía para ofrecer un mejor confort a su propietario, para ello, su asiento es más estrecho en la zona delantera y el manillar está 10 mm más cerca, lo que da lugar a una posición de conducción más erguida, más cómoda y con un mayor control en parado o maniobrando a poca velocidad. Igualmente, gracias a su fácil mecanismo de ajuste, el asiento se puede situar en dos posiciones que permiten modificar su distancia respecto al suelo en 20 mm. Si aun así necesitamos una menor altura, existirá una versión Low de la Tiger 900 GT que nos permitirá elegir entre los 760 y 780 mm de elevación.

Prestaciones muy superioresver galeríaGama Triumph Tiger 900Gama Triumph Tiger 900 - 2020

El cambio que da mayor sentido a esta nueva edición es el nuevo propulsor de generación Euro5. Cómo no, se mantiene la configuración tricilíndrica tan habitual en la marca de Hinckley, aunque sus nuevas medidas internas (su diámetro por carrera es de 78 x 61,9 mm), aumentan su cilindrada hasta los 888 cc reales. Este también recibe un nuevo orden de encendido 1-3-2, con lo que se logra un carácter más marcado y un sonido de admisión todavía más ronco y excitante. Además, también se incrementa la suavidad y nos garantiza un excelente tacto del acelerador y un mayor empuje desde muy pocas vueltas que, en pos de un mayor rango de utilización, se mantiene extremadamente lineal en regímenes medios y altos.

Esta generación también recibe un nuevo sistema de refrigeración con dos radiadores que no sólo optimiza el peso, reduce el volumen de refrigerante o logra una refrigeración más eficaz y un mejor flujo de aire que reduce la sensación de calor que percibe el piloto, sino que también, ha permitido redistribuir de forma óptima varios componentes de la moto. Por ejemplo, se emplea una nueva caja de admisión que mejora el acceso al filtro de aire y se monta un embrague asistido. Pero sin duda, el cambio más importante es que el motor se ha podido reposicionar colocándolo 40 mm más adelante y 20 mm más bajo. Con ello, se baja el centro de gravedad de la moto para mejorar el manejo y el equilibrio a baja velocidad, sin que el resto de modificaciones aplicadas al cárter y al sistema de refrigeración afecten a la distancia libre al suelo. 

Al mismo tiempo, Triumph nos asegura un importante incremento de las prestaciones, en concreto, anuncia un par motor de 87 Nm a 7.250 rpm (lo que significa un aumento del 10% respecto a sus antecesoras), que se obtiene desde muy bajas vueltas y se mantiene presente durante todo el rango de revoluciones. En cuanto a potencia, la cifra asciende hasta los 95 CV a 8.750 rpm, un dato que no varía demasiado respecto a la generación 800, pero que se mantiene para poder ofrecer una versión A2 (existirá un kit de limitación). A pesar de ellos se aumenta el rango de revoluciones y, en la zona media, su empuje crece un 9%. Gracias a todo ello, las nuevas Tiger 900 son muy superiores en prestaciones y nos aseguran una notable mejoría tanto en aceleraciones de 0 a 100 km/h como en sexta velocidad. De hecho, Triumph está tan segura de sus posibilidades que afirma, con toda rotundidad, que esta nueva generación será capaz de superar, holgadamente, a su competencia más directa.

Chasis de nuevas dimensionesver galeríaGama Triumph Tiger 900Gama Triumph Tiger 900 - 2020

Para poder llevar a cabo el reposicionamiento del motor, los técnicos británicos decidieron crear un bastidor completamente nuevo. Aunque su aspecto es similar (mantiene la estructura enrejada en acero), en conjunto, es 5 kilos más ligero y goza de una construcción modular; con el sub-chasis de aluminio y las estriberas del pasajero atornilladas. Gracias a esto último, cada modelo tiene una posición específica de las estriberas dependiendo de si su enfoque es asfáltico u off-road, lo que permite acomodar al conductor y ajustar la ergonomía de cada Tiger según sus necesidades.

La calidad de los componentes que acompañan al nuevo chasis es altísima. Por ejemplo, en suspensiones, observaremos nombres como Marzocchi o Showa que aportarán, en el primer caso, unas robustas horquillas con barras de 45 mm de diámetro y recorridos que oscilarán, dependiendo del modelo, entre los 180 y 240 mm. Mientras, del segundo, las nuevas Tiger 900 recibirán una serie de poderosos amortiguadores, altamente regulables, con carreras que irán de los 170 a los 230 mm. Del mismo modo, en el modelo GT Pro, dispondremos de una suspensión trasera ajustable electrónicamente que permite variar la precarga en cuatro niveles y la compresión en nueve, todo ello, cómo no, fácilmente controlable desde el nuevo panel de instrumentos TFT.

La frenada no se queda atrás, ya que todos los modelos de la nueva gama Tiger 900 equiparán, delante, unas pinzas de freno tan reconocidas como las Brembo Stylema. Estas pinzas monobloque de 4 pistones y anclaje radial accionaran unos discos de 320 mm delante, mientras que en el eje posterior, la fórmula empleada es la de un disco de 255 mm y una pinza Brembo de simple pistón. Además, por si fuera poco, los modelos GT, GT Pro, Rally y Rally Pro llegarán, de serie, con un sofisticado sistema de ABS en curva que supondrá un notable avance en la frenada de esta nueva generación.

Equipamiento a la alturaver galeríaGama Triumph Tiger 900Gama Triumph Tiger 900 - 2020

Si hay un aspecto que define la calidad y clase de una moto ese es su equipamiento, como buenas gama alta, las Tiger 900 llegan repletas de gadgets (especialmente en las versiones Rally Pro y GT pro) destinados a hacernos la vida más fácil, cómoda y, por qué no, segura. Destaca su apartado electrónico que, dependiendo del modelo, se verá más o menos incrementado. A pesar de ello la base es excelente, con el sofisticado sistema de frenada en curva ya visto pero, sobre todo, con la nueva IMU de seis ejes que da lugar a un sinfín de opciones. Las más importantes de todas se refieren a los hasta seis modos de conducción disponibles que ajustan la respuesta del acelerador, la configuración del ABS o el control de tracción. Dependiendo de la versión elegida dispondremos de más o menos modos, algunos de ellos tan específicos como los off-road o los personalizables que encontramos en las versiones Pro.

Con el resto de equipamiento sucede más o menos lo mismo, la cantidad y calidad de equipamiento irá en aumento partiendo del modelo base y, culminando, en las versiones Pro. De hecho, la Tiger 900 es la más ajustada en este sentido (también lo será en precio), con un cuadro de instrumentos TFT de 5” (de 7” en el resto), iluminación full-LED con luces de conducción diurna (DRL) y poca cosa más que los dos modos de conducción disponibles. Con el resto comienza lo bueno (GT, GT Pro, Rally y Rally Pro), ya que disponen de espacio de almacenamiento bajo el asiento para el teléfono móvil (con toma de corriente USB), controles retro-iluminados con joystick de 5 direcciones, control de velocidad electrónico y puños calefactables de serie. Mientras que, exclusivamente para las versiones Pro, se añade el sistema de conectividad My Triumph, el Triumph Shift Assist (de subida y de bajada), los asientos calefactables (con controles independientes para conductor y pasajero) y el sistema de monitorización de la presión de los neumáticos (TPMS).

A tu gusto ver galeríaGama Triumph Tiger 900

La equipación de serie es impresionante, pero además, para aquellos que quieran adaptar su nueva Tiger a su estilo, Triumph le ofrece un catálogo de más de 65 accesorios originales, específicamente diseñados y testados para ellas. Al mismo tiempo, se han creado dos nuevos kits llamados “Trekker” (aumenta las capacidades ruteras) y “Expedition” (con un claro enfoque off-road), que son el perfecto punto de partida para crear una Tiger 900 totalmente adaptada al gusto de su propietario. Asimismo, también podremos elegir entre diferentes estilos de diseño en lo que corresponde a colores, las opciones disponibles son: para las Tiger 900 Rally y Rally Pro los colores Sapphire Black, Matt Khaki y Pure White con el chasis en color blanco inspirado en la “Tiger Tramontana”; para las Tiger 900 GT y GT Pro las decoraciones Korosi Red, Sapphire Black y Pure White, todas con nuevos emblemas en el depósito y, por último, para la Tiger 900 únicamente el color Pure White.

Está previsto que las primeras unidades de la gama comiencen a llegar a España a partir del próximo mes de marzo, aunque por el momento Triumph solamente ha anunciado el precio oficial del modelo estándar, que llegará a un precio de 11.350 € (PVPR IVA Incluido). Así que habrá que estar atentos a las noticias que el fabricante vaya lanzando sobre el resto, aunque a tenor de lo visto en anteriores modelos, podemos ir preparando la cartera, pues como ha afirmado la firma británica en más de una ocasión, la nueva gama Tiger 900 viene para competir en el segmento premium de la categoría.