Triumph Street Triple R 2020

Triumph Street Triple R 2020: Aún más equilibrada

Jordi Hernández Farguell

Dentro de la gama Street Triple de Triumph, la versión R siempre se ha caracterizado por ser la opción más equilibrada del clan, a medio camino entre la asequible versión S y la exclusiva RS. Su diseño, con el característico e inconfundible ADN streetfighter de la familia, equipamiento de primera línea y eficaz comportamiento, se ven claramente optimizados en esta nueva versión 2020, que recibe algunas mejoras para seguir siendo una de las alternativas mejor balanceadas de la categoría media.ver galeríaTriumph Street Triple R 2020Estéticamente hereda todos los cambios y mejoras ya vistas en el Triumph Street Triple RS.

Cuando hablamos de streetfighters de pura raza, pocas sagas representan mejor esta filosofía que las Street Triple de Triumph, los tres modelos que la forman representan una amplio abanico de posibilidades diferenciadas, principalmente, por su equipamiento. De entre ellas, la Street Triple R siempre se ha mostrado como la alternativa más equilibrada, demostrando una de las relaciones equipamiento-precio más interesantes de la categoría media. Aunque se ha hecho esperar –ha sido el último modelo de la familia en salir a la palestra-, este 2020 la firma británica quiere llegar un poco más lejos, mejorando puntos básicos de su naked para adaptarse, principalmente, a la normativa Euro5.

Como toda buena novedad que se precie, la Triumph Street Triple R 2020 muestra una renovada estética como carta de presentación, en su caso, inspirada en el llamativo diseño al más puro estilo streetfighter del modelo top de la familia, la Street Triple RS. Por tanto, estamos ante una carrocería completamente renovada respecto a la versión anterior, de líneas más angulosas y agresivas, con la preciosa cúpula con toma de aire integrada, los nuevos paneles laterales y el pequeño colín de formas minimalistas, como principales señas de identidad. Igualmente, también hereda de la RS el característico doble faro de LED, los retrovisores rediseñados y con mayores posibilidades de ajuste y, cómo no, el compacto silenciador asomando por el costado derecho del también remozado basculante en forma de ala de gaviota. 

Euro5 superadaver galeríaTriumph Street Triple R 2020Se ha realizado mejoras en el air-box y el sistema de escape para superar la normativa Euro5.

Tecnológicamente la nueva Triumph Street Triple R da un importante salto evolutivo, aunque mantiene su excelente base anterior formada por componentes tan destacables como las pinzas de freno Brembo M4.32 (monobloque y de anclaje radial), o, en suspensiones, por la horquilla invertida BPF (Big Piston Fork) de 41 mm y el amortiguador trasero con depósito “piggyback”, suministrados por Showa. De este modo, los principales cambios se centran en su característico motor tricilíndrico de 765 cc (mantiene la potencia de 118 CV a 12.000 rpm y el par motor de 7,8 kgm a 9.400 rpm), al cual, se le han realizado una serie de modificaciones para cumplir con la categoría medioambiental Euro5. Estas se centran en el air-box y el sistema de escape que, a aparte de ayudarle a cumplir con esta exigente normativa, también le confieren un sonido más nítido y distintivo. 

Entre las mejoras internas recibidas por esta nueva generación del tricilíndrico británico, destaca la reducción del 7% en las inercias rotacionales, lo que mejora su rendimiento y respuesta en el rango bajo y medio de revoluciones. En cuanto al conjunto de transmisión, a parte del embrague asistido, la Street Triple R contará con una relación de cambio más corta en primera y segunda como sucede en la versión RS y, también como en esta última, incorporará de serie el sistema de cambio rápido Triumph Shift Assist. Completando las especificaciones tecnológicas, la Street Triple R dispondrá de control de tracción, ABS, acelerador electrónico “ride-by-wire” y tres modos de conducción: Road, Rain y Sport.

Ya a la ventaver galeríaTriumph Street Triple R 2020Con un precio de 9.700 €, la Triumph Street Triple R 2020 es 1.250 € más barata que la versión anterior.

Una de las noticias más interesantes que han aparecido alrededor del lanzamiento de la nueva Triumph Street Triple R es, sin duda, su rompedor precio de 9.700 €, en concreto, 1.250 € menos respecto a la generación anterior. Una importante reducción que se debe, principalmente, al abandono de la instrumentación TFT de los modelos originales, en favor de un panel de instrumentos con una configuración más clásica formada por un reloj analógico y una pantalla LCD. La Triumph Street Triple R está disponible en dos nuevos esquemas de color (Sapphire Black y Matt Silver Ice), una version “Low” con una altura de asiento de tan sólo 780 mm (45 mm más baja que en el modelo estándar), y, para los amantes de la personalización, la firma británica ha diseñado un catálogo con más de 60 accesorios originales para mejorar aspectos como la protección, las prestaciones o el confort de nuestra Triumph Street Triple R.