Triumph Scrambler 1200 XC y XE

Triumph Scrambler 1200 XC y XE: Ahora, ¿quién necesita una "trail"?

Javi Millán

No hace falta ser muy experto en la materia para darse cuenta de que estas dos nuevas máquinas británicas tienen algo de especial. Dos versiones sobre la misma base y que se apellidan XC o XE en función del equipamiento y del enfoque más o menos off-road. Bien es cierto que, en cualquiera de los casos, sus aptitudes fuera del asfalto se han tenido en cuenta y tras probarlas por primera vez en esta presentación internacional se cuelan de lleno incluso en el territorio de las motos más “trail”. Las Scrambler 1200 vienen pisando fuerte.

Las “escape elevado”

En Triumph se lo han tomado muy en serio, de hecho, llevan bastantes años habiendo tomado un rumbo hacia lo impecable, hacia los productos donde todo esté terminado y dispuesto de manera exquisita, siendo, en el caso de nuestras protagonistas, un nuevo capítulo de esta historia. Haberlas dotado de lo último tanto en equipamiento tecnológico como funcional, ha sido una de las premisas del proyecto. Ese proyecto que comenzó cuatro años atrás -ya fuimos viendo en forma de prototipos en diferentes salones internacionales pasados- y que ahora se materializa sobre la base de las Bonneville T120 y Thruxton, aquellas versiones con mecánica totalmente renovada y presentadas en 2016.

Así pues, con las nuevas Scrambler 1200 quieren seguir la senda de sus otras “Modern Classics”, incluso elevando a un nivel superior su polivalencia y versatilidad con esa posición peculiar del escape que por recorrido y posición es, en la mayoría de las “Scrambler”, algo que beneficia y perjudica al mismo tiempo. Una herencia de las carreras californianas llenas de diversión y aventura donde Steve McQueen participó sobre monturas de la marca británica. No obstante, para el día a día y hasta la actualidad, las versiones de diferentes marcas que hemos ido probando han pecado de lo mismo: el calor producido por el colector llevándolo tan cerca del interior de las piernas. Un mal menor o mayor que muchas veces echa para atrás a los más deseosos de poseer una montura de estas características. Sí, si vas de pie la cosa cambia algo…

No obstante, y como pude comprobar durante esta presentación internacional celebrada en el Algarve portugués, en el caso de estas nuevas creaciones de Triumph la disposición o el recorrido y la forma de los colectores, minimizan este aspecto hasta tal punto en que casi ni te das cuenta de que llevas dos tubos a gran temperatura pasando cerca del interior de tu muslo derecho. Se nota que se lo han currado.ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XC y XE 2019

Impecables en todos los sentidos

Bajo esa estampa de motocicletas robustas e indestructibles se encuentran un gran número de elementos que, desde la versión de partida o XC, hacen de estas las Scrambler 1200 convertirse en las más sofisticadas de la categoría, gracias también a la adopción de “gadgets” tecnológicos que más tarde iremos desglosando. 

Pero antes de todo eso, debemos hacer un breve repaso de las características más destacables en cualquiera de los casos. Unas versiones que destacan por configuración de llanta delantera de 21” y una trasera de 17” y suspensiones de largo recorrido. En la XC disponen de 200 mm tanto en el tren delantero como en el trasero y la XE ve aumentada esa cifra hasta los 250 mm con el fin de permitir mayores aventuras o un ritmo superior sobre terrenos más abruptos fuera del asfalto. En ambas la horquilla de cartuchos está firmada por Showa con barras de 45 mm en la XC y de 47 mm doradas en la XE, mientras que los amortiguadores traseros se han fabricado y desarrollado junto a Öhlins en exclusiva para estas nuevas monturas. 

Y aquí es donde radica unos de los pilares del comportamiento dinámico de las nuevas Scrambler. Porque si bien en su desarrollo se valoró la opción de incorporar un simple amortiguador con bieleta, perfecto para ofrecer la progresividad ideal en todo tipo de terrenos, se tomó -quizás- el camino menos cómodo y más “clásico”, el de la incorporación de dos amortiguadores de largo recorrido que ofreciesen la progresividad de uno simple con bieleta. Eso trajo consigo algunos quebraderos de cabeza que, junto a la marca sueca, se fueron resolviendo de manera perfecta. Así pues, el resultado es una pareja de amortiguadores con doble muelle separado por una pieza de plástico que hace de tope superior y permite trabajar al conjunto con total fluidez, copiando cada piedra u obstáculo del camino sin el mayor problema, con un confort de marcha increíble. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XC 2019

En el caso de la XE esos 50 mm más de recorrido y la adopción de un basculante algo más largo – de los 547 mm pasa a los 579 mm- permiten más florituras en off-road... Además, esta versión añade otra serie de elementos diferenciadores con respecto a la básica, como la IMU o Unidad de Medición Inercial firmada con Continental que controla el ABS en curva y el control de tracción en función de la inclinación, algunos más funcionales como los puños calefactables o los protectores de manos y otros más estéticos como el logo clásico de Triumph estampado en el depósito de combustible.

Tecnológicamente muy avanzadas

Encontrarnos en esta categoría motos equipadas con el equipo de frenos M50 de Brembo con pinzas de anclaje radial y cuatro pistones que trabajan sobre un doble disco delantero es, cuando menos, impactante. Más si cabe tratándose de un conjunto idéntico al incorporado en las Speed Triple RS. Eso sí, con una ligera diferencia: las pastillas de freno disponen de otro compuesto con el fin de ofrecer un mordiente algo más progresivo… Detrás, y para completar el conjunto, una pinza Brembo de dos pistones y un disco de 255mm. Por cierto, en la XE la maneta de freno también está firmada por la marca italiana.

Pero aquí no acaba la lista elementos que hacen de las Scrambler las más espectaculares de la categoría. También incorporan cinco modos de conducción -seis en el caso de la XE-, acelerador electrónico, faros de LED, toma de corriente USB bajo el asiento, mandos retroiluminados, arranque sin llave, control de velocidad, embrague asistido, llantas de radios sin cámara y neumáticos Metzeler Tourance – en opción los más radicales Pirelli Scorpion Rally- así como un cuadro o panel de instrumentos de nueva generación y en el cual nos encontramos con multitud de funcionalidades y visualizaciones. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XE 2019

Si bien se pueden elegir entre diferentes fondos de relojes en blanco o en negro y entre más o menos información mostrada, lo más destacable es la conexión vía bluetooth que permite tanto controlar el teléfono como la música y, lo más importante, el control tanto de una cámara GoPro como del navegador Google a través de la aplicación “My Triumph”. Todo ello estará disponible unos meses después de que la comercialización de estos modelos comience, posiblemente en verano de 2019. 

En nuestro caso tan solo pudimos manipular la conexión con una GoPro Hero7 en parado y una vez el sistema esté completamente operativo será una herramienta muy interesante sin duda para los “influencers”, “youtubers” y demás aficionados que quieran grabar las rutas o viajes a lomos de las Scrambler 1200. Nosotros pudimos hacerlo durante los dos días de presentación ya que la marca GoPro estuvo allí presente dejándonos a todos los periodistas unas “indestructibles” Hero7 para grabar nuestros recorridos, eso sí, sin la conectividad activada con la moto. 

No, no me he olvidado del motor…

Con tanto equipamiento es fácil olvidarse de uno de los pilares más importantes: el motor. Bueno, el motor junto a un chasis que, en estos modelos, ha sufrido modificaciones importantes sobre la base de partida de las Bonneville T120 y ante los nuevos requerimientos para adaptarlas a su uso en todo tipo de terrenos. Así pues, podemos considerar que dicho chasis es completamente nuevo y la mecánica ha recibido numerosas modificaciones como tapas más ligeras, una nueva unión del embrague, así como un nuevo árbol de levas y un alternador con menos masa, todo ello con el fin de rebajar el peso del conjunto. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XC 2019

En el caso de este motor de 1.200 cc se ha partido del ya desarrollado para las Bonneville T120 y Thruxton, siendo 10 CV más potente que la primera y 7 menos que la segunda. Por tanto, a medio camino entre ambas y con el objetivo de ofrecer algo más de par en la zona media del rango de revoluciones. Así pues, el bicilíndrico HP o “High Power” entrega 90 CV a 7.400 rpm y el par es de 11,22 kgm a 3.950 rpm, cifras más que suficientes ofrecer un gran empuje en cualquiera de las seis relaciones de cambio disponibles. También son destacables los Intervalos de mantenimiento que deben realizarse cada 16.000 Km.

Grandes, no descomunales

En vivo no se ven tan grandes, o sí. Pero no descomunales y esa es la misma sensación a sus mandos. El asiento muy plano permite llegar con relativa soltura al suelo con ambos pies y controlar la situación sin demasiados problemas. Cuando de verdad te das cuenta de la verdadera envergadura, sobre todo de la XE, es al verte subido en las fotos. “Pues sí, me veo muy menudo a sus mandos…”. 

Curioso detalle son los soportes del manillar, reversibles por cual se puede variar la posición de este, además de añadir acoples para elevarlo o no. Lo mismo ocurre en la XE con las estriberas que en su caso son plegables y ajustables, además de tener más detalles en negro como el embellecedor del faro delantero o el manillar, algo que puede gustar más o menos o darle un toque deportivo. Por lo demás, la calidad de terminación en cada uno de los detalles que componen tanto la XC como la XE hacen de ellas muy llamativas. La adopción del doble amortiguador trasero ha permitido guardar o esconder muchos otros elementos y dejar a la vista los realmente importantes. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XE 2019

Pero lo realmente importante es saber cómo se comportan en marcha y aquí la marca inglesa nos brindó un par de jornadas donde poder exprimir todo el potencial de las dos versiones tanto en asfalto como fuera de él. La pena fue la lluvia caída los días anteriores y que dejó el terreno arenoso con demasiada agua acumulada por lo que el recorrido off-road previsto inicialmente debió ser modificado. 

En tierra, bueno, mejor dicho, barrillo…

Comencé la jornada a los mandos de una XC en color verde la cual me sorprendió desde el comienzo. Primero porque subirse a ella es muy sencillo y el asiento plano permite tocar con ambos pies en el suelo incluso para mis 177 cm de altura – con botas de motocross-. El ancho manillar ya ofrece la sensación de poderío desde que te pones en marcha. La llave en el bolsillo por supuesto. Jugueteando con los menús disponibles en la pantalla de información te das cuenta de que todo es una evolución de lo ofrecido hasta la fecha. Multitud de configuraciones diferentes que permiten adaptar la información a tu gusto en todo momento. 

Pero más allá de todo eso lo más importante es cómo se siente la nueva Scrambler en ese tipo de terrenos. Y, como cabría esperar, no defrauda en absoluto. Es más, me llevé una grata sorpresa al comprobar que todo a sus mandos es súper sencillo. La fluidez con la que funciona el acelerador, con la que puedes ir subiendo o bajando marchas, el tacto de los frenos, o con la facilidad que derrapa con total control sobre superficies deslizantes, hacen de ella una moto de las que dan gusto conducir, ya sea a baja velocidad o a ritmo más vivo. Eso sí, aquí la XC -dado su menor recorrido de suspensiones- puede llegar a hacer algún que otro tope. Este detalle con la XE no se muestra y su enfoque más radical se nota a medida que el terreno se va complicando. Sí, por supuesto que estamos ante máquinas que con depósito lleno rondan los 220 kg de peso, pero el trabajo de puesta a punto permite incluso mejores prestaciones que muchas de las trail que se venden en el mercado. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XE 2019

Sobre el asfalto, más de lo mismo

Si bien la XE se mostró más eficaz en off-road, en asfalto la cosa se equilibra, siendo el menor centro de gravedad de la XC un punto a favor, junto a las suspensiones de menor recorrido. Evidentemente en la XE la transferencia de masas o inercias se notan más y hay que jugar un poco con los reglajes tanto de la horquilla como de los amortiguadores traseros, para hacer de su comportamiento casi idéntico al de su hermana la XC. No obstante, la más cara y equipada dispone de la mencionada unidad de medición inercial permite extraer aún más el potencial de los 90 CV con total seguridad. 

He de decir que el motor ofrece un rendimiento impecable, con una progresividad exquisita, sin titubeos hasta la zona de corte de encendido. Enlazar curvas en tercera es una delicia en carretera, con el suficiente par desde abajo para no desfallecer y siempre con el modo de potencia más deportivo. No obstante, si se quiere hacer una conducción más relajada con cambiar en torno a las 4.000 rpm -zona del par máximo- su funcionamiento hará disfrutar igualmente. También porque la rumorosidad de los escapes no es estridente ni siquiera a altas revoluciones. Este detalle que podrá cambiar con unos opcionales Arrow que se ofrecen de entre casi 80 elementos y también en los kits con diferentes enfoques disponibles. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XE 2019

Un paso adelante

Estamos llegando a un punto donde las marcas ofrecen modelos que abarcan numerosos nichos, cada vez son más versátiles pero la duda es la misma de siempre en este tipo de modelos: ¿realmente el cliente que compre una Scrambler 1200 pensará en aventurarse en terrenos tan complicados como su base permite acceder? O por el contrario serán utilizadas para el día a día o salidas esporádicas… Cualquiera puede pensar en no arañar o dañar su preciada montura de cerca de 15.000€ haciendo tramos off-road más propios de motos de enduro ¿no? En este caso los clientes -o potenciales clientes- pueden estar tranquilos ya que después del duro trato que dimos a las unidades preparadas en esta presentación y tras lavarlas, no percibí daños reseñables en las partes más expuestas y eso denota de nuevo la buena calidad de los materiales utilizados y el trabajo realizado en evitar dicho aspecto. ver galeríaTriumph Scrambler 1200 XC y XETriumph Scrambler 1200 XC 2019

Con estas nuevas Scrambler 1200 en Triumph se han superado una vez más, poniendo el listón muy alto en cuanto a equipamiento, diseño y tecnología. Eso sí, cada una de las versiones, con su propio toque personal y que hará decantarse por una u otra algo difícil. Al fin y al cabo, son solo 1.000€ de diferencia… La XC estará disponible en dos colores: negro y verde mientras que su hermana lo estará en otros dos: blanco y azul.