Triumph Rocket 3: La joya de la corona

Triumph Rocket 3: La joya de la corona

David Remón Paracuellos

Después de estar presentes en exclusiva en la presentación estática de la imponente Triumph Rocket 3, tocaba el turno de hacerlo en forma dinámica. La convocatoria fue en las Isala Canarias, concretamente en Tenerife, rodando alrededor de las bellas carreteras del Teide con ambas versiones, la Rocket 3 R y la Rocket 3 GT. Dos estilos diferentes para la misma moto. ¿Cual va mejor? Veamos.

No hay peor cosa que te convoquen a una presentación estática. Me parece una auténtica pérdida de tiempo, un reclamo que emplean las marcas cuando no tiene el producto acabado y quieren de todas, todas, que se hable de ellos.

Mis compañeros de Coches.net están acostumbrados a este tipo de encuentros, pero los de las motos no… En el mundo de las dos ruedas se da solo en las presentaciones en los salones internacionales, donde obviamente se ven por primera vez.

En aquella ocasión Triumph España nos invitó a la fábrica en Inglaterra (Hinckley) para ver en vivo y en directo muchas de las novedades que anunciamos en el pasado certamen milanés para 2020, de ahí nuestro interés por aquel viaje que sin duda fue la excepción de la norma. Allí por primera vez la vimos en marcha, dispuesta a despegar hacia las cadenas de montaje… Con la miel en los labios, nos ofrecieron toda la información de la moto y la preparamos un reportaje al cual os redirigimos si queréis saber desde sus características técnicas hasta detalles como el tiempo de mantenimiento, por ejemplo…ver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 R (Tenerife 2019)

Ahora toca el turno a las sensaciones de la que es una de las motos más impresionantes del mercado. Situaros. Estamos en Tenerife, con un tiempo bastante suave pero en la cima del volcán llueve a nuestra llegada a las isla. Todo parece indicar que no va a ser una jornada dura, dado que el tiempo tenderá a mejorar, puesto que a nuestra llegada también la temperatura era fresca.

3,2,1… goooo!!

El Triumph no se han andado con chiquitas. Ha creado una auténtica Muscle Bike donde la versión GT además responde a características cruiser para poder disfrutar a dúo de las sensaciones y potencia de esta superlativa moto.

De entrada y justo antes de la cena a nuestra llegada, hubo la clásica presentación de producto en la cual poco descubrimos que ya no supiéramos de ella, pero sí que aprendimos a utilizar el funcionamiento de todos los comandos y menús de la moto, que no son pocos, a cargo de uno de los responsables de la marca. Obviamente lleva su intríngulis y hay que dedicarse con paciencia a saber extraer todo el potencial que tiene el cuadro de mandos y todos parámetros que se pueden configurar para disfrutar de sus prestaciones. Al final y como ha de ser por el tipo de evento, te quedas con lo más importante para poder sacar el máximo provecho a la máquina sin entrar en riesgos de distracciones por navegar entre sus menús.ver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 R (Tenerife 2019)

Hay que destacar que su diseño y cuidado de los relojes es digno de alabanza y además vienen de las Scrambler de la marca, con innumerable información que ya quisieran muchas motos, pero también es justo decir que los dígitos son de cuerpo pequeño y consiguen entretenerte demasiado en su lectura si sufres presbicia como el que suscribe y además no dominas todavía el orden de la información.

Poner la moto en marcha es sentir el musculoso motor al más puro estilo Chevrolet V8 de los ’60. Ronco, pero sin estridencias, basta dar un golpe de gas en vacío para darse cuenta de que poco o nada ha de ver con su versión anterior. Es alegre e insinuante y admite guerra por su aceleración, pero también es verdad que es muy dulce a bajo régimen y permite desplazarse con mucha suavidad disfrutando de la finura de su mecánica.

Los mandos son suaves, destacando el del embrague que para ser un monstruo de 2.500cc y semejante valor de par motor, va realmente suave, pero sin excesos: no hay que olvidar que no aporta antirebote. Las levas de freno son igual de precisas y agradables de uso y tan solo la del tren trasero de la GT es incómoda de accionar por la posición de los estribos demasiado altas. Es por eso que la tendencia acaba posicionando los pies sobre ellos apoyando la planta de los pies y posicionando los talones muy por debajo de su anclaje, con el consiguiente peligro que tiene esa posición si abordas una curva cerrada.ver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 GT (Tenerife 2019)

En una moto de este calibre es importante llegar bien al suelo y en este sentido se han cuidado ambas versiones. Por una parte la R es un poco más alta pero se llega bien por la forma del asiento con sus 773 mm de altura asiento respecto al suelo, mientras que la GT se queda levemente más alta con sus 750mm, diferencias que en la práctica, no son como para destacar. Además la posición de las estriberas del conductor se pueden alterar, con tres posiciones longitudinalmente en la GT (-25mm/0/+25mm) y dos pero en altura en la Rocket 3 R ( 0/-15mm).

Curveando y más

Una de las excelencias de un motor de tanta fuerza en la zona más baja del cuentarrevoluciones es el poder rodar con marchas largas sin tener que reducir marchas en las curvas. Pero la optimización del consumo para reducir las emisiones consigue crear un motor de mucha inercia y en consecuencia de poca retención. Quizás de ahí su excelente equipo de frenos, porque pide a gritos siempre apoyarse de ellos. Entre sus más de 300 kilos en orden de marcha y la escueta retención mecánica, entre curva y curva rara vez no trabajarás sobre las levas de freno, dado que si ruedas en marchas largas el paso de curva es obligadamente alegre… Si lo quiere aminorar, te obligará a rodar en marchas cortas, algo extraño cuando hablamos de ese gigantesco motor donde si algo le sobra es fuerza abajo. Pero también es verdad que rodar con el motor a un régimen muy bajo, sobre las 1.500 rpm, si es verdad que impresiona su respuesta, también acuden suaves vibraciones que se atenúan a la que superas las 2.200 rpm y que sin llegar a ser molestas, sí sorprenden un poco. Pero claro está, los motores de estos valores que he probado siempre han ido movidos por 6 cilindros y esta tiene la mitad.ver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 GT (Tenerife 2019)

En esta moto si buscas ver movimiento fulminante del cuentarrevoluciones a través de su saeta virtual tiene, has de contar con dos cosas. Primero que acelera mucho y después hay que parar sus 300 kilos de inercia. Como es una moto que dinámicamente sorprende porque se mueve muy bien entre curva y curva, pueden llegar las sorpresas por exceso de confianza: no es una deportiva, aunque tenga su potencia y respecto a su antecesora la dobla en confianza en todo. Y el segundo punto. Si buscas la máxima aceleración en marchas largas, la desproporción del aumento de régimen respecto a la velocidad es exagerado. Eso me sorprendió porque entre el rango de las 2.500 rpm a las 3.000 en sexta marcha, ya te mueves en lo marcado por nuestras leyes españolas en vías rápidas y por encima de las 3.500 revoluciones ya vas ilegal.

Dejar que destaque de forma expresa la caja de cambios. No solo su leva es de justo recorrido y suave accionamiento, sino que es sumamente precisa, hasta el punto de que su exquisita exactitud permite cambiar de marchas sin accionar el embrague, tanto subiendo como bajando. Si se realiza el cambio en su momento justo, cuando no hay carga sobre los engranajes, lo hace sin rechistar, consiguiendo un nuevo parámetro de disfrute en esta categoría de moto. Sin duda un placer para las sentidos.

Diferencias, las justasver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 R (Tenerife 2019)

Entre la GT y la R hay sensaciones idénticas pero sus diferentes estilos hacen que los disfrutes de otra manera. Con la R de posición más cargada sobre el tren delantero se vuelve más intuitiva su conducción, más cercana a las motos más estándar, mientras que la GT con la espalda más erguida y una posición más rutera te exige acostumbrarse, sobre todo, por la parte que hace referencia a los estribos. Con la turística es fácil rozar con los talones de tus botas antes que los estribos, si no posicionas los pies correctamente sobre ellas. Ajustar a tu gusto la distancia en uno de sus tres anclajes será importante, pero aun más lo será la posición sobre ellas y más en función del pie que calces… Su anclaje excesivamente elevado para la distancia a la que están del asiento consigue que muchos acabemos apoyando el parte anterior de la planta en vez del centro, con la consiguiente consecuencia… La verdad, es que en esta filosofía de moto cruiser, le hubiese venido bien haber instalado unas plataformas para aumentar el confort y evitar así esa incomodidad, aunque se limitase su ángulo de inclinación.

La Rocket3 hay que estudiarla porque la programación y sus posibilidades dan para mucho. En nuestra toma de contacto, además de poder ver que la información puede alterarse en orden y a tu gusto, nos dejó ver que los modos de conducción son simples de cambiar. Pero si buscas profundizar entre sus completos menús, entonces la Triumph te exigirá parar completamente la moto.ver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 R (Tenerife 2019) El temperamento de esta moto es muy alto y su majestuosa presencia se puede revelar contra ti si le pierdes el respeto a pesar de la electrónica que aporta, que no es poca… Su transmisión rígida hay que destacar que es muy dulce, pero tampoco perdona si buscas sus prestaciones, aunque sea a medio régimen y con el asfalto con poca adherencia. Tuve algún que otro aviso en forma de pérdida de tracción brusca, con un comportamiento menos intrusivo de lo que esperaba para una máquina de un perfil de cliente más bien relajado.

Ese plus de deportividad no se hasta que punto será rentable en ella, pero lo que tengo claro es que la equilibrada puesta a punto de las suspensiones ha conseguido que esta bestia sea una moto tan cómoda para las escaramuzas en curvas como para rodar acompañado en ruta.

A falta de rodar por carreteras en peor estado que las perfectas que rodean al Teide, destacar su estabilidad a pruebas de bombas. Junto a su imponente frenada, cualquiera de las dos Rocket 3 consiguen marcar un nuevo referente en el sector de las “Muscle bikes”. Pese a su elevada tara, el comportamiento sport es sorprendente y es que no podía ser de otra manera para poder rentabilizar la inversión de sus prestaciones mecánicas, aunque la naturaleza del producto la limite en las curvas. Sorprende lo liviana que se muestra entre virajes para el peso que tiene, la anchura de las gomas que arrastra y las geometrías tan touring que aporta…ver galeríaTriumph Rocket 3: La joya de la coronaTriumph Rocket 3 GT (Tenerife 2019)

La nueva Rocket 3 sigue destacando, como no podía ser de otra manera, por su musculada silueta. Nunca pasó inadvertida en España, como nos demostró en nuestra casa ganando dos ediciones los Premios Motos.net  como mejor Custom del Año tanto en 2011 como en 2016, hoy rebautizados como los Motor Awards de nuestra compañía Adevinta.

Se comercializará a finales de año, en rojo o plata para la Rocket 3 R (Precios: versión R (23.000€)/ versión GT (23.800€) y en negra o gris para la versión GT.


Los que han leído esta noticia, también han leído...