SYM Maxsym TL: En tierra de "alguien"

Javi Millán

El gigante taiwanés SYM nos presenta este Maxsym TL una nueva alternativa entre los scooter más deportivos para el A2. Pero lejos de rivalizar directamente o entrar en el segmento de los BMW C 650 Sport, Kymco AK 550 o del Yamaha T-MAX, se sitúa en un terreno intermedio entre éstos y los de 300-400 cc por cilindrada y potencia.ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

En la línea del resto

Durante dos temporadas fuimos viendo como el proyecto iba tomando forma y si bien el concepto se denominó TL1 en los diferentes salones internacionales, en este modelo definitivo se ha eliminado el número “uno” que hacia referencia al primer motor de dos cilindros que lo propulsaría. Lo que más llamaba la atención es que sus líneas de diseño ya recordaban por aquel entonces al T-MAX de Yamaha y eso podría ser un hándicap o no...

Porque ya en el pasado marcas como Kymco con su Xciting 500, el grupo Piaggio con sus Aprilia SRV 850/Gilera GP800 o BMW con sus primeros C 600, intentaron ofrecer alternativas que rivalizasen con el modelo japonés. Y con el paso del tiempo se han dado cuenta de que el desafío sigue siendo muy complicado. Buena muestra de ello es el más reciente AK550 que, si bien es el que más se asemeja al todopoderoso T-MAX en cuanto a prestaciones y parte ciclo, sigue empujando con fuerza, aún tiene un largo camino por recorrer.ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

Otra misión…

Así pues, el objetivo de SYM no ha sido fabricar el scooter de mayor cilindrada, ni el más potente, ni siquiera el más equipado. Debían jugar sus cartas con un concepto nada revolucionario para emprender el cometido en una liga intermedia. Aquí el precio será determinante y -aún por confirmar en nuestro país- todo indica que debería estar por debajo de los 8.000€, aunque a los taiwaneses estimaban que en Europa sería algo más alto, como así nos lo comentaron saber en esta presentación internacional.

Al tratarse de un modelo enteramente nuevo, bien se podría haber llamado de otra manera, desvincularse de una familia de modelos Maxsym con el mismo apellido, pero no, lo han mantenido y aprovechado para dejar a un lado la denominación numérica y pasarse al "Twin cilinder in Line" o Dos cilindros en línea por ser el primer motor de tal configuración que fabrican. 

En este caso la cilindrada es de 465 cc y la potencia declarada de 40,8 CV a 6.750 rpm, cifras que lo sitúan un poco por encima del más potente de 400 cc -36 CV del Kymco Xciting S 400- y algo más alejado de los 530/550 cc que rondan los 54 CV -AK 550-. En cuanto al par, ofrece una curva muy plana que tiene su punto más álgido en los 42,5 Nm a 6.250 rpm. Aquí la carrera larga de sus cilindros -65 mm x 70 mm- se hace notar en las gráficas y en la respuesta. ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

Este motor radiografiado, curiosamente se parece al de generaciones precedentes del T-MAX, con los dos cilindros casi en posición horizontal y que funcionan al unísono, con un calado de 360 grados. Eso sí, en este TL han instalado un doble árbol de levas en cabeza, el embrague es húmedo, dispone de un eje de balance anti-vibraciones y la transmisión secundaria es por... Sí, por cadena, como en la mayoría de las motos. Esto es una solución extraña en este tipo de modelos y algo diferenciador. Como también lo es el esquema de suspensión trasera. Un conjunto estéticamente muy llamativo como múltiples anclajes, con el amortiguador muy elevado y tumbado. 

Suficientemente equipado

Según la marca, el TL ha sido diseñado en Europa con el objetivo de atraer a un público en su mayoría masculino de entre 30 y 50 años de edad que busque el dinamismo, la deportividad y un excelente comportamiento a un precio ¿más contenido?

Sin ser el más espléndido en cuanto al equipamiento, el Maxsym TL dispone de lo necesario y poco más: ópticas LED en su frontal, arranque por llave "normal", puerto de carga USB, un hueco bajo el asiento para un casco integral y uno jet, pantalla de protección con regulación en dos alturas, incluso unos huecos (taladrables) para acoplar una cámara tipo GoPro, además de un colorido cuadro de información con tres diferentes visualizaciones en su reloj central.ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

Por otro lado, también ofrece un freno de estacionamiento, pero accionable al desplegar la pata lateral y que bien podrían haberlo posicionado con una leva en el manillar. Un manillar que, si bien está en una buena posición respecto al del cuerpo y los brazos, posee unas piñas de botones donde el aspecto visual dista de ser el mejor. Algo parecido ocurre con los plásticos de la carrocería. Su terminación es buena pero los ajustes entre unos y otros son mejorables. Este detalle suponemos que serán solventado en las versiones definitivas que lleguen a principios de 2020 a nuestro país. 

Lo que seguramente no cambie sea la pintura brillante del basculante, el amortiguador trasero, horquilla y las pinzas de freno delanteras, otros de los detalles que no terminan de contrastar con el resto de un conjunto correctamente rematado. ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

Equilibrio y manejabilidad

Si bien nos hubiera gustado realizar una toma de contacto más extensa, los poco más de 80 km realizados en tierras portuguesas fueron suficientes para responder a algunas de las preguntas que nos hacíamos sobre este nuevo Maxsym TL. ¿Irá bien? ¿Tendrá un buen comportamiento dinámico? ¿Qué rendimiento ofrecerá su motor?

Para subirnos en él debimos esperar bastante tiempo dado el limitado número de unidades y justo cuando tocaba nuestro turno, la lluvia empezó a hacer acto de presencia. Por suerte tan solo tuvimos que recorrer unas decenas de kilómetros para dejar atrás a las molestas nubes que descargaban el agua. 

El TL es un scooter fácil de manejar desde el principio, incluso a baja velocidad. Su motor tiene un sonido agradable con un silbido peculiar de la transmisión que se mezcla con el del escape. El tacto del acelerador es un poco brusco al comienzo y una vez acostumbrado este aspecto pasa a un segundo plano también porque es muy suave en cuanto a vibraciones y entrega de potencia. Los frenos cumplen bien hasta que el ABS hace acto de presencia y cuanto más necesitemos del poder de frenada, más brusco se vuelve el sistema, sobre todo en el tren trasero donde los rebotes se mezclan con las sacudidas de la maneta. Así que, el trasero solo para ayudar a los dos discos delanteros de 275 mm y sus pinzas de cuatro pistones con anclaje radial…ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

Muy buena protección

Una vez a velocidad de crucero, los 223 kg no se notan tan determinantes y destaca el buen agarre de tanto en seco como en mojado de los Maxxis Supermaxx S3. Como bien pudimos comprobar en marcha, los ingenieros de SYM han logrado un conjunto muy equilibrado tanto en el reparto de pesos -50/50- como en el centro de gravedad muy bajo. Ello ofrece un comportamiento dinámico en la línea de los mejores scooter deportivos y de dos cilindros. Incluso el ángulo de inclinación lateral es muy alto, unos 43 grados, suficientes para que nada roce con el asfalto.

Aquí también juega un buen papel el tarado de las suspensiones que, sin ser las más confortables en asfalto rizado o bacheado, permiten un gran aplomo cuando la carretera es lisa y las curvas son más rápidas. Esto lo pudimos apreciar perfectamente en autopista, donde su estabilidad es muy destacable.

Como también lo es la aerodinámica. A pesar de contar con una pantalla de protección muy elevada -regulable en dos posiciones- ésta no genera prácticamente turbulencias a la altura del casco y eso es de agradecer en trayectos más rápidos y largos. Por su parte la ergonomía está bien lograda y aun contando con el espacio justo para plantar los pies en las dos superficies disponibles, el asiento muy plano ayuda en la posición erguida del cuerpo. ver galeríaSYM Maxsym TL 2020SYM MAXSYM TL 2020

¿Cumplirá con el objetivo?

Quizás con un hueco para dos cascos integrales, un arranque sin llave o una pantalla de información algo más “moderna” el conjunto ganaría de entrada algún punto más. Pero está claro que han apurado al máximo, habiéndose centrado más en la parte ciclo y en el rendimiento mecánico en detrimento de los “gadgets” funcionales. El camino elegido está bien, pero la pregunta es si será suficiente o no para sus potenciales clientes de unos 40 años…