Suzuki SV 650 X: Toque de personalidad

Suzuki SV 650 X: Toque de personalidad

Jordi Hernández Farguell

3 votos

Con la nueva SV 650 X, Suzuki se apunta al carro de las motocicletas de estilo retro. Nace sobre la base de uno de sus modelos más representativos en el segmento A2, conocido por la solidez de su motor y solvente parte ciclo. Ahora, viste su SV con una atractiva estética Cafe Racer que, además de un aspecto más personal, incrementa la deportividad de su conducción.ver galeríaSuzuki SV 650 X: Toque de personalidadFotos: Arnau Puig

Pocos motores le están rentando tanto a Suzuki como su incombustible bicilíndrico en V a 90° de 650 cc. Durante años se ha mostrado como una de las mecánicas más versátiles y populares que ha fabricado, dando vida algunos de los modelos más vendidos de la firma de Hamamatsu como son la viajera V-Strom o la SV, la naked todo-uso por excelencia.

Contar con sus servicios es sinónimo de buenos resultados, puede que su base sea una de las más veteranas de la categoría, pero en prácticamente cada nueva versión se le ha ido actualizando y mejorando hasta llegar al excelente modelo actual que cuenta con soluciones como el recubrimiento cerámico de los cilindros, o los ya conocidos sistemas Low RPM Assist (evita el calado del motor) o el Suzuki Easy Start (le ayuda en el arranque).Mantiene los sistemas Low RPM Assist y Suzuki Easy Start de la SV 650 

En lo que a la versión naked se refiere, parece que los directivos de la marca están dispuestos a seguir exprimiendo al máximo el excelente binomio que forman su bicilíndrico junto con el característico bastidor multitubular. Esta vez el enfoque se ha centrado en un nuevo diseño inspirado en la tan de moda estética retro, en concreto en el estilo Cafe Racer, que le confiere una personalidad más llamativa y un toque más desenfadado desde el punto de vista dinámico.

La verdad es que este proceso no ha exigido ni de costosos estudios de ingeniería, ni de grandes esfuerzos en desarrollo y diseño. Como resulta obvio, las principales novedades se centran en la estética, incluyendo con ello al apartado ergonómico debido a las variaciones sufridas entre la triangulación formada por el manillar, las estriberas y el asiento, al incorporar los característicos semi-manillares de las Cafe Racer.

Pocos pero efectivosver galeríaSuzuki SV 650 X: Toque de personalidadSuzuki SV 650 X - 2018

La parte anterior es la que reúne la mayoría de novedades de este modelo. En lo referente a la estética encontramos una cúpula redondeada que abraza de forma muy ajustada el faro, unas fibras embellecedoras que van desde la pipa de dirección hasta el depósito y los ya mencionados semi-manillares que descienden varios centímetros respecto al manillar de la SV convencional. Mientras, en el aspecto técnico, observamos un nuevo mecanismo de regulación de precarga para la horquilla de 41/125 mm y, en frenos, la sustitución de la veterana bomba de freno por una de tipo deportivo también axial.

¿Cosas que se mantienen en el tren delantero? Pues como se puede ver a simple vista el faro de tipo redondo con bombilla halógena, el cuadro de instrumentos de tipo digital muy bien valorado por los usuarios de las SV por su completa equipación y excelente visibilidad, y, en un plano más técnico, los dos discos de 290 mm con pinzas Tokico de 2 pistones de anclaje axial.El depósito de gasolina aumenta su capacidad hasta los 14,5 litros

Por la parte media de la moto encontramos un depósito de combustible más alto debido a que su capacidad se ha extendido hasta los 14,5 litros. De este modo, su nuevo tamaño junto con la adopción de los semi-manillares nos obliga a mantener una posición de conducción abrazándolo y claramente inclinada hacia la rueda anterior. Una postura que, sin ser excesivamente forzada ni comprometer especialmente el confort de marcha en corta y media distancia, motiva al conductor para que busque el máximo rendimiento de la SV en conducción deportiva.

En la zona trasera el cambio más evidente se sitúa en el asiento, este, conforme a los estándares vintage, cuenta con un tapizado bi-color con acolchado en la zona del conductor. Un acolchado que responde claramente a un sentido estético, ya que en lo que a confort de marcha se refiere no nos pareció que influyera demasiado. De hecho, en distancias medias y largas hubo momentos en los que el mullido interior nos pareció mejorable.

Nueva fórmulaver galeríaSuzuki SV 650 X: Toque de personalidadSuzuki SV 650 X - 2018

Aunque no son muchas las diferencias de nuestra invitada con la versión estándar hay que reconocer que varían bastante su personalidad y comportamiento. La nueva posición, reclinada hacia adelante, nos hace sentir mucho más integrados en la moto y al mismo tiempo, ofrece un "feeling" más directo con la rueda delantera.

Esa postura al ataque nos garantiza una conducción muy diferente, un punto de vista completamente distinto al de las naked convencionales. La entrada en curva es muy estable, con un reparto de masas desplazado un poco más hacia el eje delantero que nos garantiza un mejor tacto sobre el neumático Dunlop Roadsmart III, del cual, recibimos mucha más información. De esta forma, se siente un mayor control del agarre en las frenadas fuertes y, a la hora de ir a buscar el vértice de la curva, la SV 650 X lo hace de forma muy estable.ver galeríaSuzuki SV 650 X: Toque de personalidadSuzuki SV 650 X - 2018

El efecto palanca sobre el manillar no es tan acusado, por ejemplo, en los cambios de peso deberemos ejercer un poco más de fuerza sobre él si queremos hacerlos con la misma rapidez que en la SV estándar. Por lo general, se precisa una mayor ayuda del resto del cuerpo, aunque las geometrías de dirección y batalla de la SV 650 X están tan bien calculadas que el esfuerzo extra es mínimo.

El comportamiento de las suspensiones no varía en exceso, aunque la posibilidad de regular la precarga de la horquilla nos abre un nuevo abanico de posibilidades que, si bien es cierto que no son muy amplias, sí que podremos acomodar el comportamiento a nuestro gusto en algunas situaciones. En general, en ambos trenes se sigue decantando por un comportamiento enfocado hacia el confort, nos permiten muchas alegrías pero cuando la llevamos al límite el amortiguador posterior todavía peca de excesiva suavidad.

Diversión aseguradaver galeríaSuzuki SV 650 X: Toque de personalidadSuzuki SV 650 X - 2018

Lógicamente Suzuki no ha buscado en ningún momento que su nueva SV 650 X sea una montura radical y exigente, de hecho, ninguna SV 650 lo ha pretendido en toda su historia. Nuestra invitada sigue el estilo familiar aportando una fórmula que, sin llegar a ser radical, sea capaz de proporcionarnos horas y horas de diversión.

Mecánicamente sigue siendo uno de los motores más elásticos de la categoría media, su notable entrega de par lo hace facilísimo de conducir, con una respuesta consistente en el rango inicial y medio de revoluciones para que los desplazamientos diarios por ciudad sean pan comido. Pero además, a la hora de subir el ritmo el pequeño V-Twin de Suzuki y sus 76 CV a 8.500 rpm no se amedrentan y, por encima de 7.000 vueltas, todavía tiene mucho que ofrecernos por carretera.El motor no varía, mantiene su potencia de 76 CV a 8.500 rpm

Como contra posición a ello y frente a la adopción del semi-manillar se ha montado una nueva bomba axial, esta extrae algo más de rendimiento a las pinzas Tokico que muerden el par de discos de freno de 290 mm montados en el tren delantero (el posterior es de 240 mm y la pinza es Nissin de un pistón), sin duda uno de los aspectos más mejorables de la última edición de la Suzuki SV 650.

Como decimos, en nuestra invitada dispondremos de algo más de potencia y de un mejor tacto de frenada, algo que se aprecia de forma muy especial en conducción deportiva ya que era donde más flaqueaba el conjunto anterior. Con el ABS obtendremos resultados idénticos, su intrusividad es mayor en el eje posterior, aunque hay que resaltar que en ningún caso llega a incomodar o a interferir en nuestra conducción.

Alto precio...ver galeríaSuzuki SV 650 X: Toque de personalidadSuzuki SV 650 X - 2018

La nueva Suzuki SV 650 X es una moto de calidad, no hay duda. Pese a su desnudez está bien rematada sin cableados demasiado expuestos o piezas vitales a la vista que la desvaloricen. Una vez más, sus creadores han sabido balancear la ecuación para que la costosa fabricación de su motor en V no exija incrementar el precio final de la moto. Tomando como referencia al modelo estándar, la "transformación" a esta preciosa versión Cafe Racer tiene un sobre coste de 600 €. Si lo comparamos con lo que puede llegar a costarnos modificar un modelo por piezas, ya sea con piezas oficiales como de la industria auxiliar, observaremos que el precio de 7.299 € de nuestra invitada, no resulta tan elevado como puede parecer en un primer momento. 

3 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...