Suzuki GSX-S1000 ABS

Suzuki GSX-S1000 ABS

Javi Millán

11 votos

Nunca es tarde…ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABSFotos: María Pujol

Pondría la mano en el fuego que el proyecto de esta GSX-S1000 estaba guardado en el cajón de un antiguo directivo de Suzuki desde hace muchos años atrás. También me da la impresión de que llega algo tarde para plantar cara a las todopoderosas “Supernaked´s” de última generación existentes en la actualidad y repletas de electrónica. Sí, es cierto que aporta un diseño inédito, un nuevo chasis e, incluso, una mecánica sobradamente probada y derivada de la GSX-R1000 de 2005. Pero, ¿es todo ello suficiente para hacerse un hueco? A priori difícil lo tiene…

Lejos de querer enfrentarse directamente a las Aprilia Tuono V4 R, BMW S1000R, KTM 1290 Superduke o MV Agusta Brutale 1090 RR, radicales naked con más de 160 CV, su objetivo son las rivales japonesas como la Honda CB1000R, Kawasaki Z1000, incluso la Ducati Monster 1200 italiana o la Triumph Speed Triple R inglesa, todas ellas más próximas en potencia y precio. No obstante, surgen una serie de dudas objetivas para considerarla como una rival a tener en cuenta o con la que quieran romper moldes. Más allá de esto, poco o nada han arriesgado y aunque su potencia se sitúa en unos 145 CV -frente a  los 122 de la Honda, 142 de la Kawa, 145 también en el caso de la Ducati y 135 de la Triumph- buscar esos pequeños detalles diferenciadores no resulta tan fácil.

Tampoco es tan radical, estéticamente hablando, como una Z1000 y se nota que han querido ofrecer un conjunto menos agresivo a la vista, donde las líneas fluidas se mezclan con trazos voluptuosos, sobre todo en la zona del depósito de combustible y las tapas laterales. La versión que hoy probamos incorpora el ABS de última generación y su precio supera los 12.000 €, una cifra ya considerable teniendo en cuenta que será una moto casi exclusivamente para disfrutar en solitario…ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABS

Vuelta a la carga

En Suzuki parecen haber despertado de un pequeño letargo y la reentrada en el mundial de MotoGP en 2015 ha supuesto la vuelta a la esperanza, a la alegría y eso se nota en sus productos de venta al público. Hasta los colores de guerra utilizados en la nueva GSX-S suponen una nueva luz. La reentrada en el mundial de MotoGP en 2015 ha supuesto la vuelta a la esperanzaEl azul eléctrico de nuestra unidad de pruebas es el mismo que ya vimos en las primeras imágenes oficiales aparecidas meses atrás. Un color que, lejos de ser discreto, hace resaltar las líneas al más puro estilo de los cómics “manga”. Gustará más o menos pero llamativa es un rato. Ese colín que apunta al cielo, las voluptuosas formas de las aletas laterales o ese faro delantero con ceja que le da un aspecto de… ¿Enfadada?

Pero quizás lo que resulta más curioso es la elección de una base mecánica de hace 10 años. No es un hándicap, más bien es un punto a su favor en cuanto a fiabilidad y confianza por parte de la marca japonesa, apostando por uno de sus mejores bloques de los últimos años y que incorporaron en su Superbike hasta 2008. Prueba de ello es que cumple evidentemente con las normativas anticontaminación actuales. Un motor que promete 145 CV de potencia y que han mezclado un control de tracción con tres niveles de actuación - de muy buen funcionamiento, como pudimos comprobar-.ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABS

Por lo que respecta al resto de la parte ciclo, nos encontramos con una horquilla delantera invertida multirregulable, un amortiguador trasero con anclaje por bieleta y basculante y frenos delanteros heredados directamente de la GSX-R1000 de 2014. Todo ello unido a un chasis de nueva factura y más ligero incluso que su hermana Superbike… Pero sin duda, son otros muchos pequeños detalles los que hacen de la GSX-S1000 pararnos un rato más. Por ejemplo, el faro delantero con luces LED de posición, al igual que el piloto trasero, ese escape recortado al más puro estilo de deportiva e incluso la quilla a juego con el color de la carrocería. 

Solo y sin compañía…

El éxito comercial de la GSR600 no se vio refrendado con la evolución de aquella, la GSR750, una moto que no aportó mucho más respecto a su predecesora y en Suzuki se quedaron descolgados. Una naked incapaz de rivalizar con sus contrincantes directas de otras marcas como la Z800 de Kawasaki o la FZ8 de Yamaha, a tenor de los resultados de ventas, por lo menos en nuestro país… En aquella faltaba algo más, esa moto que realmente hubiera supuesto un paso adelante tanto en diseño como en prestaciones y equipamiento, una verdadera Supernaked y la GSX-S1000 es ahora la respuesta.

Y de esa respuesta tuvimos la primera toma de contacto en la presentación de la versión carenada o F, concretamente en la Isla de Man donde nos dejaron claro cuáles son las pretensiones de esta máquina. ¿Que nos olvidemos del pasajero? ¿No han diseñado maletas opcionales rígidas? ¿Una moto para ir solo? ¿Hablan en serio? Bueno, es lo que hay… difícil de asimilar, más si cabe en el caso de la versión carenada. No obstante, y lejos de ese “pequeño” detalle, las Supernaked actuales suelen ser poco condescendientes con el pasajero, así que tampoco se lo echaremos en cara. Por lo pronto no lleva ni agarraderas y la cinta obligatoria es meramente testimonial…ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABS

Musculosa

Está bien, dejemos a un lado que llega un poco tarde, que su motor es de hace una década, también que está diseñada para ir con pasajero de forma eventual… en definitiva que no es una revolución, porque -he de ser sincero-, observada al detalle es una muy buena moto. Es agradable comprobar el buen remate general de todos sus elementos, la perfecta ergonomía desde la posición de conducción; la tornillería elegida, los materiales plásticos o las fluidas líneas. Menos rectilíneas comparadas con la GSR750, hacen fluir de mejor manera su musculoso aspecto, sobre todo el conjunto delantero, donde el gran radiador se fusiona con las formas de las aletas salientes desde el gran depósito de combustible. 

El triángulo formado por el asiento, las estriberas y el manillar está muy bien resuelto. Un manillar, por cierto, firmado por Renthal y lo suficientemente plano como para acentuar el aspecto Streetfighter de la S1000. Justo por delante, una generosa pantalla de información digital –aquí supera en claridad a la que equipa la Z1000 de Kawa- y de fácil lectura, aunque los brillos del plástico protector dificultan en ocasiones puntuales la visualización de dicha información. 

La maneta de freno delantera es regulable mientras que la de embrague por cable tan sólo dispone del correspondiente tornillo tensador. En la piña izquierda un gran botón permite seleccionar entre los tres modos del control de tracción o incluso desconectarlo. Comprimo la horquilla delantera un par de veces. Parece que va “blandita”, pienso, y también que se nota compacta…ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABS

Claro ADN racing

No es una moto de reacciones instantáneas, más bien, las transiciones se hacen de manera tranquila. La dirección gira poco, quedando -a mi gusto- algo escaso el radio de giro para callejear. De todo ello te das cuenta desde el comienzo. Como también del “impreciso”, por no llamarlo “brusco”, tacto del gas. Demasiado sensible en el primer instante, posteriormente su dosificación es más agradable, pero no ayuda a sentir la mecánica sin algo de tosquedad. Una mecánica no del todo agradable en cuanto a vibraciones entre 6.000-7.000 rpm –más apreciables en reducciones- y a la que falta algo de par por debajo de ese intervalo. Aquí se nota claramente su “radical” precedencia y el ADN racing de la GSX-R1000 se intenta disimular con la gestión electrónica. El resultado es que se muestra algo perezosa al inicio, contundente a medio régimen y explosiva hasta el corte de inyección. 

En cuanto al tren delantero falta un poco de información más si cabe con el cerrado ángulo de lanzamiento que posee -25 grados- y aunque ofrece un comportamiento de primera, debes aplicarte bien en trazar las curvas de manera fluida. Resultan curiosos los largos avisadores de las estriberas que, poco o nunca, rozarán en una conducción normal tirando a deportiva. El buen compromiso de las suspensiones en cuanto a deportividad y confort queda patente en cuanto avivas el ritmo, donde se muestran efectivas en todo tipo de asfaltos. Evidentemente la ayuda del control de tracción es definitiva...Evidentemente la ayuda del control de tracción es definitiva. He de decir en este sentido que su funcionamiento es casi perfecto y ello se nota cuando pones el Modo 3 – máximo nivel de control- abres gas a fondo a la salida de una curva y tan sólo notas cómo parpadea el correspondiente avisador del cuadro… Ni un solo aspaviento mecánico, simplemente notas menos empuje y mayor seguridad. A medida que bajas el nivel, por ejemplo al 2, ya empiezas a notar algo más de aceleración… En el 1 podrás disfrutar mucho más, dejando su desconexión si entras en circuito. Otro punto a destacar son los frenos. Como suele ser habitual en este tipo de modelos, están firmados por Brembo. Buen tacto y mordiente, además de una resistencia a la fatiga muy alta en cualquier situación normal. Por su parte, el sistema ABS sólo actúa cuando es realmente necesario -como debe ser- y su intrusión en conducción deportiva es testimonial...ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABS

También me gusta mucho es el tacto del conjunto caja de cambios-embrague, como si de un reloj suizo se tratase, las seis relaciones se insertan de manera fluida y eficaz. Incluso el punto muerto se logra con suma facilidad. Tanto en ciudad como en carretera la fluidez es la nota dominante. La GSX-S1000 es una moto con la cual puedes ir tranquilo o más rápido y eso está claro. No obstante el consumo medio obtenido de unos 6,5 litros a los 100 km demuestra que, sin ser una máquina muy tragona, necesita de combustible para hacer valer sus 145 cv…ver galeríaSuzuki GSX-S1000 ABS

Mejor de lo esperado

Está bien, he de confesar que aun habiendo sido algo crítico con la estrategia de Suzuki respecto a su gama naked en lo últimos años, la GSX-S1000 es una buena moto en líneas generales. Confortable, potente, segura, bien acabada y con un control de tracción que funciona a la perfección. Y sí, está a la altura de sus rivales directas con un precio intermedio, más potencia y un equipamiento algo superior. 

11 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...