Ruta 47 Etapa 27º: De Tarifa a Málaga

Motos.net

El día empieza fenomenal, y es que nada puede empezar mal para un norteño en Tarifa. He quedado con Javier de Mundo Posibilidades para ir a la Isla de las Palomas... una gozada. Comienzo a rodar por el Parque de los Alcornocales: curvas, curvas y más curvas. Luego la carretera desde Cortes de la Frontera hasta Estepona, es impresionante: curvas, altura, paisaje y de fondo el mar. Llego a Ronda, concretamente a Venta El Madroño con parada obligada para todo motero, buena charla y sigo hasta Málaga.

Todos los detalles de las etapas ya publicadas ¡que esto llega a su fin! en Ruta 47.

Como los pájaros de Hitchcock

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.Hoy madrugo más de lo normal. He quedado con Javier www.mundoposibilidades.com a las 8:15 para entrar al Faro de Tarifa situado en la isla de Las Palomas, así que me levanto a las 7:45, me visto normal y sin poner las maletas en la moto voy a la cafetería en la que hemos quedado, situada en el puerto. Nos vemos, nos saludamos y nos contamos un poco la vida. Es curioso, la historia de este electricista que se dedica ahora a organizar actividades para turistas en Tarifa. Me cuenta que vivió 6 años en Palencia. 

En cuanto al faro, me dice que no nos dejan entrar con la moto porque por estas fechas las gaviotas están criando y son una especie protegida aquí en Tarifa, así que solo vamos a poder entrar nosotros. Nos acompaña un coche de la guardia civil, que desaparece tras abrirnos la verja y comenzamos la visita.

Es un entorno mágico, tranquilo, y lleno de gaviotas que al acercarnos al mar gritan y vuelan muy cerca de nuestras cabezas en tono agresivo para proteger a sus crías. Algunas pasan a menos de medio metro de nuestras cabezas. Me siento un personaje de “Los Pájaros” de Hitchcock.

Me explica que antiguamente fue un cuartel militar, hoy en ruinas y totalmente abandonado, excepto un edificio que alberga un CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros), lo cual explica las medidas de seguridad de la isla natural, a la que para acceder, se construyó un camino.

Junto al Mar

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.Al acercarnos al mar, vemos a dos personas sentadas con dos telescopios cuyo trabajo consiste en contar unas aves que no recuerdo su nombre para estudiar su migración. Van a estar allí hasta Julio y uno de ellos es también Navarro, como Javier, aunque ya no vive en la comunidad Foral. Tras hacer una serie de fotos en el Faro, y por el resto de la isla, volvemos a pasar por la zona de anidación de las gaviotas, con el consiguiente griterío y vuelos rasantes y salimos de la isla.

Me despido de Javier y vuelvo al hostal a recoger. El dueño me dice que tiene las mejores vistas de Tarifa desde su terraza y cómo no, subo a hacer unas fotos.

Por fin salgo de Tarifa, tarde como siempre. Suenan “Los Farelli”, de Cádiz, mientras comienzo a rodar por el Parque de los Alcornocales. La etapa de hoy es como las del Norte: curvas, curvas y más curvas, aunque con un paisaje ligeramente diferente. 

Tranquilos... estoy bien

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.Llevo tan solo una hora de ruta y  empiezo a pagar la falta de sueño. Aparco a Dita en un cruce, en medio de la nada, apartada, para que no corra peligro pero a la vez visible y me tumbo en una cuneta a echar una cabezadita. Creo que consigo perder la presencia de ánimo un instante pero no descanso ya que los que pasan, sobre todo ciclistas quieren asegurarse de que estoy bien y cada vez que noto una presencia extraña, le hago una señal de ok, con cara de dormido.

Llevo un rato rodando por el Parque de los Alcornocales. La carretera es curveada. Quiero darle un poco de zapatilla, teniendo la certeza de que hoy, la parte central de nos neumáticos no sufrirá mucho pero me encuentro un par de vacas en medio de la carretera que me lo impiden.

Abandono Cádiz y entro en la provincia de Málaga

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.

Entro en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema. El paisaje es similar al de los alcornocales y sigue habiendo curvas. Ya tenía ganas de tumbar un rato. Veo un mirador y me paro a hacer fotos. En una de esas en las que coloco la cámara haciendo equilibrios para hacerme una foto salgo corriendo para colocarme antes de que se agote el tiempo del temporizador y piso mal. Me he hecho daño en el tobillo. Menos mal que las botas me han sujetado bien el pie. Tengo que andar con cuidado. A ver si me voy a desgraciar a punto de llegar a la meta.

Dejo el mirador y sigo hacia adelante. Sigo muy cansado y al llegar a Cortes de la Frontera, veo un restaurante. Decido parar a picar algo que al final se convierte en un menú. Tras la comida, me sellan el pasaporte y ya me lío a hablar con los camareros y otra pareja que han venido a visitar a los del restaurante. Esta pareja tiene una hija de unos dos años (María) que no hace más que toquetear el casco. Sus padres me cuentan que le vuelven loca las motos así que la montamos en la moto. Ella a toda costa quiere que le pongamos el casco. Se lo ponemos por supuesto. Me viene a la cabeza la canción “Malagueña salerosa”. Describe perfectamente a esta niña tan salada.

Los padres de María me dicen que acorte un poco, que la carretera hasta Estepona se me va a hacer muy larga. Yo les respondo que en moto se trata de hacer curvas así que siguiendo por el trazado previsto, me dirijo hacia la costa. Un acierto. La carretera es muy sinuosa, muy bien asfaltada, a gran altura y con un paisaje espectacular, donde a veces se ve al fondo, el mar.

Estepona y de ahí a Ronda

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.Llego a Estepona, circulo unos 10 km por una autovía y enseguida me dirijo hacia Ronda por una carretera típica de motos Racing. Muuuuchas curvas, buen asfalto y ancha. Me advierten que tenga cuidado porque hay algún radar. Lógico por otra parte en una carretera tan frecuentada por “R”.

Casi en lo alto llego a la Venta el Madroño. Lo tenía ya programado porque sé que es un bar de moteros y me interesa sobre todo dejarles folletos de Navarider, así que hago la parada, me tomo un refresco y permanezco allí como tres cuartos de hora. No hay más que una pareja que hacen de camareros pero me cuentan que es un bar donde hay movimiento continuo todos los fines de semana y varios días entre semana. Les enseño un video de Navarider, les regalo un imán de la Ruta 47 y me voy de allí. No consigo pagar el refresco.

Ya son casi las 8 y todavía me quedan ciento y pico kilómetros por delante y una visita a Ronda. Creo que voy a llegar tarde, como siempre. Menos mal que hace bueno, y se nota que los días empiezan a ser largos. Igual hasta llego de día.

Veo una gasolinera y decido dar de beber a la XR. Es posible que llegue a Málaga con lo que me queda, pero tengo esta gasolinera a huevo y así me quito otra preocupación de encima.

Ronda, puentes y barrancos

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.Llego a Ronda pero es muy tarde. Es una lástima porque me hubiera gustado permanecer aquí al menos un par de horas y solo tengo tiempo de hacer una pausa de cinco minutos para al menos admirar las vistas a un par de barrancos, desde el otro lado del puente. Para no estorbar, aparco a Dita en la acera y me acerco a la barandilla. Al bajar de la moto, noto algo raro en el pie derecho. Piso mal. Miro mi bota y veo que no tengo parte del tacón. Por suerte, esta a un par de metros de Dita. Ya lo arreglaré en el hotel.

Me voy de Ronda. El sol poco a poco va cayendo y me prometo no hacer más paradas hasta llegar a Málaga. Se me ha pasado un poco el cansancio, lo que me permite disfrutar de la infinidad de curvas que en constante descenso me llevan hasta la autovía que me dirige hasta la capital malagueña. 

Se me ha hecho de noche al llegar al Sercotel Málaga. Mientras hago el check in, un equipo de baloncesto de primera división, no recuerdo cual, está en la otra cola de recepción. 

Llevo a Dita al parking del hotel. Cuando estoy soltando las maletas, aparece un tipo que se queda mirando la moto. Está en viaje de negocios y me cuanta que tiene una central de reservas en Internet, no recuerdo cual. “Me encanta este modelo y estoy muy caliente para pillarme una”, me cuenta. Va como un tiro, es una pasada, le respondo yo. Esta en concreto es una oportunidad. Tiene 10.000 km hechos con mimo y todos los extras. 

No presta mucha atención a mi comentario. Se ve que prefiere una nueva. Nos despedimos con un apretón de manos después de hablarle de La Ruta 47 y lo que estoy disfrutando de esta experiencia.

No queda mucho... 

ver galeríaRuta 47 Etapa 27º: De Tarifa a MálagaRuta 47 (Etapa 27º): De Tarifa a Málaga.De camino a la habitación pido un martillo para arreglar la bota y enseguida me lo proporciona una persona de mantenimiento. Tras una ducha, hago un apaño en la bota. No sé si me va a aguantar. Espero que sí porque de lo contrario perderé tiempo en buscar un zapatero.

Salgo a cenar algo por las cercanías del hotel. No hay gran cosa. Hoy es lunes y no hay mucho movimiento. Termino en una terraza comiéndome un plato combinado con una cerveza y un café.

Vuelvo al Sercotel Málaga. Organizo rápidamente el material de hoy, preparo la ruta de mañana, que parece que no tiene muchas curvas y es inferior a la media y me acuesto sin despertador, a ver si hoy puedo descansar a gusto. 

Bueno, a gusto, ya sé que sí.