Ruta 47 14ª Etapa: De Teruel a Madrid

Motos.net

Me levanto con energía. Siempre duermo bien, pero hoy además he dormido abundantemente, al menos un par de horas más que la media en esta ruta. Los 347 km que me separan de Madrid son bastante curveados en general pero la etapa no es larga. Si quieres conocer las etapas hasta llegar aquí, visita Ruta 47 Provincias.

Me despido de la ciudad de Teruel

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid.Quiero parar en Albarracín, que me llevará tiempo, ya que es una localidad grande que quiero visitar y quiero llegar a Madrid a una hora prudencial porque he quedado con Gabi, un buen amigo, para cenar. Por ello recojo a Dita de La Plaza de San Juan, donde ha dormido en un parking de motos, y tras rehacer el equipaje, arranco. Mientras me acerco a Dita, suena por mis auriculares “No pares”, de los Turolenses “Visitantes”.

No tardo mucho en darme cuenta de que la ruta no aparece por ningún lado en el GPS. Anoche se me debió pasar meterla, así que sin salir de Teruel, paro en un banco, saco el portátil y vuelvo a cargar la ruta. Cuando ya lo he guardado todo, me llama Carlos Asirón, director del Sercotel Leyre y la persona que me gestionó el alojamiento con esta cadena hotelera. Su llamada es simplemente para saber qué tal estoy y cómo me va La Ruta 47. ¡Te estoy siguiendo en Instagram y me das una envidia! Tras veinte minutos trasmitiéndole mi alegría y buenas impresiones, arranco definitivamente para comenzar la ruta.

Pasado y presente en una instantánea

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid. Contrastes...Llevo un rato viendo señales que indican “Vestigios de la Guerra Civil”. Ayer me llamó la atención algunas señales de estas según me acercaba a Teruel capital. Después de haber visitado Belchite, no creo que me sorprenda nada de lo que vea pero a pesar de todo, al pasar por la localidad de El Campillo decido desviarme en un cruce a ver si encuentro algo.

A 500 metros del desvío se me acaba el asfalto y decido no continuar. En las cercanías, veo un carromato y ya que estoy, decido parar para hacer la primera sesión de fotos del día, contrastando el viejo carro con Dita, símbolo de modernidad.

Al salir del pueblo, veo a un lugareño sentado en un banco improvisado y le pregunto por los vestigios de la guerra. ¡Ah eso….! me contesta y sigue: Son trincheras y otras cosas parecidas, pero lo han hecho fatal porque aquí está la señal, pero cuando vas a ver el “vestigio”, no lo encuentras porque no está señalizado. Justo, lo que me ha pasado a mí.

La Sierra de Albarracín

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid. Las Murallas de Albarracín.Comienzo a rodar por la Sierra de Albarracín. El paisaje que adorna la carretera es precioso: vías estrechas adornadas con pinos que de vez en cuando dejan ver el paisaje abierto hasta donde alcanza la vista, mientras asciendo al Alto de Dornaque, a 1.350 metros de altitud. A pesar de la altura no hace nada de frío. El cielo está totalmente despejado y es mediodía, cuando más calienta.

El paisaje se vuelve más rocoso, y entre los campos de la sierra adornados con ruinosas edificaciones de piedra, llego a Albarracín, primer destino programado para hoy.

Me gusta todo de esta localidad. Lo primero que veo es una gran muralla sobre una loma, mientras me acerco a la oficina de Turismo a que me echen un sello en mi pasaporte. Al acercarme, observo que todo el casco antiguo de esta bonita ciudad es peatonal. Hay varias cuestas y no tengo tiempo para darme un paseo andando así que pregunto en la oficina si podría pasar o no. Ellos no quieren correr con la responsabilidad de tomar esa decisión y me recomiendan que llame a la policía Municipal. Tras contarles mi proyecto, me dan permiso para entrar, siempre que no aparque la moto, así que el paseo por Albarracín lo efectúo en moto a 15 km/h haciendo varias paradas para hacer fotos.

La solitaria A-1512

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid. En el mojón más significativo de la Ruta 47...Decido abandonar Albarracín pero ya son las dos del mediodía, hora de comer. En lugar de hacerlo en el casco antiguo, decido para ahorrar tiempo, ir a algún bar de las afueras y termino comiendo una ensalada de garbanzos en la terraza del Restaurante Los Alcavones. He acertado porque me sacan la comida enseguida y apenas permanezco allí una hora.

Llevo un rato circulando por la A-1512, ancha y bien asfaltada, que me lleva al alto de Tramacastilla, a casi 1.400 metros de altitud. De repente pienso que esta ruta se merece una foto con un mojón con el km 47 y pienso: En el próximo mojón que vea y pueda parar sin jugarme la vida, paro.

Las casualidades de la ruta hacen que el siguiente mojón sea el ideal, con una explanada donde aparcar la moto y tomarme mi tiempo para la foto. Hago varias instantáneas. Me llama la atención que en los veinte minutos que permanezco parado, no pasa absolutamente nadie. Ni coches, ni motos, ni ciclistas. Ya lo había pensado antes, pero soy todavía más consciente de que por las solitarias carreteras de La Ruta 47, hay que rodar con mucha precaución. Si me caigo, tardará tiempo en pasar alguien que me pueda ayudar. Ya me pasó en una ocasión en Navarra, cuando me rompí un hombro en el Puerto de Las Coronas y lo que más me llamó la atención fue este detalle. Allí estuve. Sentado en la cuneta durante casi media hora, a las once de la mañana, hasta que me rescató una pareja de jubilados ingleses que viajaban en auto caravana.

De Aragón a Castilla-La Mancha

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid. Cobeta ya en la provincia de Guadalajara.Llego al alto de Noguera. Me sorprende la altitud: 1.700 metros nada menos. Cambio de comunidad entrando en Castilla-La Mancha por la provincia de Guadalajara. El paisaje cambia haciéndose más abierto y las curvas de la carretera se vuelven más rápidas, lo que me permite ir un poco más ligero cuando no paso por localidades rurales como Cobeta, donde disminuyo la velocidad para disfrutar de estas cortas travesías urbanas.

Se me enciende la reserva y como siempre, tengo unos 60 km para repostar antes de quedarme seco. Sigo rodando por vías solitarias y este, está siendo el mayor problema a lo largo de la ruta. Pienso, como siempre que allá donde haya un núcleo urbano, sus habitantes tendrán que repostar y no puede haber lejos una gasolinera, pero reconozco que siempre me angustia esta luz de alarma.

Zonas rurales, solitarias y sin apenas gasolineras

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid.El indicador de reserva marca 25 km y llego a un cruce en el que pone que Alcolea del Pinar esta a 22 km. Debería girar a la izquierda pero decido continuar sin arriesgar. No tengo previsto circular por autovías pero esta población esta situada en la A2 y allí seguro que puedo repostar, así que me desvío un poco de La Ruta 47, llegando a esta localidad cuando el indicador de reserva me marca 2 km.

Pregunto a un lugareño por la gasolinera más cercana y me dice que a un km hay una, así que tiro para allá. Una vez más me he librado de quedarme tirado en una comarcal solitaria, pero ya son las 18:30 y quiero llegar pronto a Madrid, así que decido llegar a hasta la Capital de España circulando por la A2 durante 134 km.

Sigo los consejos que me dio Javier antes de comenzar la ruta y aunque ruedo por autovía, pongo el control de crucero a 90 Km/h para no desgastar las ruedas inútilmente.

Ya en la capital y mañana regreso a Castilla y León

ver galeríaRuta 47 14º etapa: De Teruel a MadridRuta 47 (14º etapa): Teruel-Madrid.Llego al Sercotel Conde Duque, situado en el centro de Madrid. Mi buen amigo Gabi, ya me está esperando en la puerta. Efectúo el check in. Me sorprende la juventud del personal de recepción. Imagino que será personal en prácticas. No es tarde, así que aprovecho para hacer las fotos de promoción del hotel y así mañana poder salir antes.

Tras una ducha rápida, Gabi me guía por el centro de Madrid. Cenamos en una cadena de restaurantes conocida y nos vamos a visitar lugares emblemáticos como el Km 0, el Oso y el Madroño y la Puerta del Sol. Terminamos tomando un gin tonic en una terraza y a eso de la una y media de la mañana, me retiro al Sercotel.

Mañana, empezaré a rodar por las llanuras de Castilla y León.