Nueva gama de scooter Royal Alloy 2020

Royal Alloy: Auténtica estética Mod

Jordi Hernández Farguell

La firma de origen británico Royal Alloy vuelve a nuestro país de la mano del importador valenciano Onetrón Motos, que incorpora a su catálogo 2020 esta nueva marca de scooters apasionada por el estilo clásico y muy ligada a la estética Mod de los años 50 y 60.ver galeríaNueva gama de scooter Royal Alloy 2020Estéticamente recuerda, descaradamente, a las Lambretta de los años 60.

De descarada inspiración vintage, la firma Royal Alloy, con sede en Inglaterra, pretende ser una de las alternativas más puristas y auténticas en cuanto a la imagen de scooter neo-retro, en particular, con todo aquello que tiene que ver con la tipología Mod que surgió en Londres a finales de los 50 y que alcanzó su máximo esplendor en la década de los 60. Eso sí, en su caso, con una espectacular y trabajada imagen sustentada en un apartado técnico moderno y actual, que nada tiene que ver con aquellos veteranos y ultra-modificados scooters italianos que fueron la cara más visible de este movimiento.

Pues bien, recuperando aquel estilo libre e inconformista, Royal Alloy, a través de su importador exclusivo en nuestro país, Onetrón Motos, tiene dos interesantes propuestas que hacernos: los nuevos scooter neo-retro Royal Alloy GP 125 S y Royal Alloy TG 300 S. Ambos comparten exactamente la misma base, decantándose por una estética con rasgos característicos de scooters clásicos como Vespa o Lambretta y que, al igual que ellos, huye de la masificación del plástico empleando materiales como la chapa estampada de acero inoxidable para los cófanos laterales y el escudo frontal o la fundición de aluminio para el faro. Mientras que el uso del plástico se relega a componentes como la “corbata” del escudo, el guardabarros delantero o la tradicional y amplia guantera con cerradura.ver galeríaNueva gama de scooter Royal Alloy 2020Los cófanos laterales y el escudo están fabricados en chapa estampada de acero inoxidable.

Asimismo, sus puristas imágenes vintage se complementan con unos modernos sistemas de iluminación Full LED que está presente en el faro así como en los intermitentes y piloto trasero. Igualmente, también les aporta una nota de actualidad, un cuadro de instrumentos con pantalla LCD en el caso del 125 y, con pantalla TFT a color en el del 300 cc. Todos ellos, integrándose a la perfección es sus carrocerías retro pero sin renunciar ni al nivel de prestaciones, ni de información, que solo unos componentes actuales son capaces de ofrecer.

El clasicismo de los nuevos Royal Alloy también se ve reflejado en su particular esquema de suspensión delantera, caracterizado por el original sistema de doble brazo por bieletas oscilantes, sustentados por dos amortiguadores hidráulicos con muelles de doble efecto y ajustables en precarga. Este veterano sistema, como ya sabréis, actúa como un mecanismo anti-hundimiento para proporcionar una frenada estable y segura. Detrás, en suspensiones, se opta por el clásico amortiguador anclado lateralmente y regulable en precarga de muelle.ver galeríaNueva gama de scooter Royal Alloy 2020En el Royal Alloy TG 300 S, el cuadro de instrumentos es una pantalla TFT a color.

La fidelidad por lo clásico se rompe cuando hablamos de los frenos . En los dos casos encontramos unos conjuntos formados por un par de discos de freno lobulados con un diámetro, delantero y trasero, de 220 mm. Como medida extra de seguridad, en el caso del  Royal Alloy GP 125 S se emplea un sistema de frenada combinada, mientras que en el Royal Alloy TG 300 S, se opta por uno de ABS de doble vía fabricado por todo un especialista en la materia como es la firma alemana BOSCH. Estos discos, se encuentran enmarcados, en ambos casos, en unas llantas de aleación de 12 pulgadas que montan unos neumáticos de 110/70 delante y 120/70 detrás.

En cuanto a motores, nos encontramos ante las típicas alternativas para los carnés A1 y A2 para captar el mayor número de clientela que sea posible. En líneas generales, se trata de unos propulsores de ciclo 4T con refrigeración líquida, inyección el electrónica y cambio automático por variador, cuya base técnica ha sido desarrollada por conocidas marcas europeas, aunque su fabricación se realice en China. En el caso del  Royal Alloy GP 125, se propulsa a través de un monocilíndrico 4T LC DOHC 4V con 124,2 cc de cilindrada, que ofrece 14,3 CV a 9.750 rpm y 1,07 kgm de par a 7.000 revoluciones. Por su parte, el  Royal Alloy TG 300 S, lo hace a través de un también monocilíndrico 4T LC SOHC 4V de 278 cc, que es capaz de entregar una potencia de 21,8 CV a 7.250 rpm y un par motor de 2,3 kgm a 5.000 vueltas.ver galeríaNueva gama de scooter Royal Alloy 2020La base mecánica ha sido desarrollada por conocidas marcas europeas... ¿No os suena a un motor Leader de Piaggio?

En cuanto a su llegada, el GP 125 S está ya disponible en la red de puntos de venta de España y Portugal de Royal Alloy, en colores combinados con diferentes tonos de asiento, tapizado en símil cuero, a un precio de 3.595 € (IVA incluido). Mientras que el Royal Alloy TG 300 S está previsto a partir de octubre en colores bitono y un precio estimado de lanzamiento de 4.995 €.