Plan Ionex de Kymco: Un futuro muy real

Plan Ionex de Kymco: Un futuro muy real

Jordi Hernández Farguell

Aunque para muchos la movilidad completamente eléctrica es un proyecto que se llevará a cabo a medio o largo plazo, para Kymco, es ya una realidad. Su nuevo Plan Ionex promete revolucionar la movilidad urbana suprimiendo dos de los inconvenientes más importantes de los vehículos eléctricos: la autonomía reducida y la recarga sin esperas.ver galeríaPlan Ionex de Kymco: Un futuro muy real

Aprovechando la 45º edición del Salón de la Motocicleta de Tokio, Kymco, de la mano de su presidente, Allen Ko, ha decido dar la campanada presentando su revolucionario plan de movilidad eléctrica urbana Ionex. Este, se basa en una propuesta global que incluye el lanzamiento de diez nuevos vehículos eléctricos y, lo que es más importante, la creación de una extensa red de puntos de recarga repartidos por 20 países, donde tendremos la posibilidad de recargar, intercambiar o alquilar las baterías de nuestro Kymco eléctrico.

Este plan estratégico se presenta como una clara apuesta del fabricante taiwanés por la movilidad eco-sostenible y, sobre todo, por una solución real a la movilidad eléctrica dentro de los núcleos urbanos para particulares, empresas, industrias e incluso las administraciones públicas. Según fuentes de Kymco, este ambicioso proyecto se irá estableciendo durante los próximos años y, gracias a él, se prevé vender unos 500.000 vehículos eléctricos en los tres primeros.ver galeríaPlan Ionex de Kymco: Un futuro muy real

El plan Ionex trae consigo una amplia gama de scooters como el Many EV que podemos ver en las fotos, modelos con un diseño futurista y atractivo, con acabados de gran calidad y un sistema de baterías muy interesante. Para comenzar, éstas gozarán de un diseño altamente ergonómico y un reducido peso de sólo 5 kilos para que sean realmente transportables, además, por su tamaño y diseño, tampoco condicionarán el aspecto del scooter como suele suceder en la mayoría de vehículos de este tipo.

Lo bueno es que, aparte de estas baterías extraíbles -dos situadas bajo la plataforma en el caso del Many EV-, el vehículo contará con una batería interna que siempre se mantiene con carga, lo que nos permitirá seguir circulando mientras las principales se recuperan. Para ello, Kymco nos plantea varias alternativas basadas en la solución  extraíble, aunque, cómo no, los scooters también se podrán recargar directamente en la red enchufándolos a una toma de corriente.ver galeríaPlan Ionex de Kymco: Un futuro muy real

Pero lo realmente cómodo e innovador del plan Ionex son las diversas soluciones que han pesado para afrontar los problemas asociados a la recarga. A parte de poder llevarnos la batería a casa, también hay prevista la creación de puntos de recarga autorizados que se encontraran dentro de comercios o cualquier tipo de establecimientos públicos donde dejar nuestra batería.

Entre ellos, por supuesto, están los concesionarios Kymco que dispondrán de cargadores rápidos para que, en el escaso margen de una hora, sus clientes tengan las baterías a plena carga. Junto a ello, Kymco también tiene pesado en la implantación, con ayuda de las instituciones, de los llamados puntos de recarga Ionex Energy Station, algo así como unas máquinas expendedoras en las que intercambiar nuestra batería agotada por una cargada.ver galeríaPlan Ionex de Kymco: Un futuro muy real

Por último, para solventar la necesidad puntual de un extra de energía, el plan Ionex incluye la posibilidad de alquilar baterías extra, de esta manera, podremos acomodarlas en el hueco que habrá bajo el asiento -en el scooter de las fotos caben un total de tres- y extender la autonomía, según Kymco, hasta los 200 km.

El Plan Ionex es realmente prometedor, de poder llevarse a cabo, será una muy buena alternativa a los vehículos con motores de explosión y, si finalmente se estandariza a otras muchas marcas, puede ser, finalmente, el puente definitivo hacia una movilidad urbana plenamente eléctrica.