Piaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS

Piaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS

Javi Millán

10 votos
Inconfundiblemente, italianover galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABSFotos: Félix Romero

El segmento al que pertenece este modelo se encuentra claramente en el limbo de varias cilindradas y aunque cabría pensar en que se trata de un 250 cc inflado, más bien podríamos considerarlo un 400 cc camuflado, ya que estamos hablando de que el Beverly Sport Touring 350ie desarrolla algo más de 33 CV de potencia y gran cantidad de par. Estas cifras junto a la buena dosis de diseño italiano hacen de él un scooter muy llamativo. Es un semi-rueda alta ya que, aunque la delantera sí es de 16”, la trasera no pasa de las 14”, favoreciendo así a la capacidad de carga bajo su asiento en el que dos cascos jet o uno integral son alojados sin problema.

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de probar una unidad con el sistema de frenos opcional ABS y que implica la incorporación también del control de tracción ASR desconectable. Con todo ello desaparece la frenada integral que sí lleva la versión estándar de este modelo. Llantas negras de cinco radios dobles, pantalla delantera, embellecedores, combinación de asiento-plásticos de diferente color a la carrocería, respaldo del conductor, instrumentación multifunción, guantera con toma de corriente, incluso un cubre asiento, son algunos de los elementos característicos que podremos encontrar.

Evidentemente todo ello tiene un precio y en este caso se sitúa ligeramente por debajo de los 6.000€ aunque existe también las versión estándar sin ABS/ASR por poco más de 5.000€…ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS

Modernidad al poder

Hubo un tiempo en el cual las opciones de comprar scooters se limitaban en acotadas cilindradas dentro de las cuales era imposible encontrar un modelo de 350cc o mejor dicho 330cc, cilindrada de nuestro protagonista. Este Beverly que pertenece a una nueva generación de modelos a medio camino entre lo urbano y lo turístico, con prestaciones suficientes incluso para adentrarse en aventuras más allá del extrarradio. Por ello Piaggio ha elegido un paquete de equipamiento muy completo que eleva la sensación de lujo y deportividad. Así pues, su apellido Sport Touring delata una serie de elementos con un valor añadido.

Está claro que lo primero que llama la atención es su diseño. Con líneas muy fluidas, sobre todo en la zona trasera y con un resultado más deportivo respecto a la delantera, presidida por un gran faro en posición elevada que se aleja de lo afilado y deportivo para adentrarse en terrenos de robusta apariencia. Quizás el resultado general es un tanto extraño, como si se tratase de dos vehículos diferentes unidos entre sí. No obstante cada uno tendrá sus gustos personales al respecto y lo que es indudable es la personalidad propia de este modelo italiano. El toque de distinción llega en forma de luces de LED en el frontal… El Beverly rebosa calidad de materiales por los cuatro costados y en cualquier pequeño detalle se puede apreciar el esmero en ofrecer un producto a la altura. Más si cabe cuando se ha instalado uno de los motores estrella de la última generación de Piaggio.

Enérgico como el que más, potente, eficiente y capaz de ofrecer un rendimiento que muchos modelos de mayor cilindrada ya querrían ofrecer. Sus más de 33 CV son la principal carta de presentación y junto a una parte ciclo puesta a punto adecuadamente, el Beverly, como ya comprobaremos más adelante, permite una conducción de lo más gratificante en líneas generales…ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS

Buenos mandos

Los pilares fundamentales de un buen scooter de media cilindrada suelen ser la versatilidad, la capacidad de carga y por supuesto la comodidad. Tres parámetros que en el Beverly se muestran claramente marcados desde el principio. La versatilidad viene dada por su conjunto mecánico de gran rendimiento, la capacidad de carga se ha maximizado gracias a la utilización de una rueda trasera de 14” con un considerable hueco debajo del asiento y en tercer lugar la comodidad, con una posición de conducción y suspensiones acordes al enfoque de este modelo. Quizás el único pero que puede encontrarse es la peculiar posición en la que quedan los pies, con las puntas hacia abajo, resulta extraño al principio aunque al poco tiempo ya te acostumbras. Por su parte, los brazos quedan en una posición bastante natural y la visión, por lo menos en mi caso, justo por encima de la pantalla delantera. Sorprende el bonito diseño del cuadro de instrumentos, con tres relojes analógicos combinados con una pantalla digital multifunción que se controla mediante un botón situado en la piña derecha. Justo delante nuestro se encuentran el botón de desconexión del control de tracción y la luz de aviso de este mismo. Todo lo que hay alrededor puede resumirse en los imperativos pulsadores de intermitencia, apertura del asiento, luces, arranque y desconexión del motor. Un conjunto aderezado con detalles estéticos muy cuidados como el logotipo Sport Touring o carcasas del color de la carrocería y otras muchas en gris. En todo ello destaca el anclaje de los retrovisores junto a la pantalla lo que provoca una sensación de robustez innegable. ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS
Volviendo al asiento destaca la terminación del mismo, con costuras a la vista con hilo de color claro y la disposición de dos alturas con un pequeño respaldo para el conductor. El mullido es agradable, ni duro ni blando, detalle apreciable desde parado. Debajo de éste, el hueco disponible permite guardar dos casos jet e incluso un integral tumbado y un pequeño jet sin pantalla. Pero hay un detalle de innegable funcionalidad y que no debe pasar desapercibido. Justo debajo del asiento hay un pequeño hueco por el que asoma algo con aspecto impermeable. Se trata de una funda incorporada para el asiento. Fantástico detalle si el Beverly tiene que reposar en la calle en plena lluvia o para protegerlo de la suciedad. Pero los huecos no acaban aquí porque apretando la llave de contacto se abre delante un compartimento “secreto” con dos pequeñas guanteras, una toma de corriente y un tirador de apertura mecánica del asiento.

Beverly Hills

Con este modelo perfectamente se podría pasear por la ciudad de Beverly Hills e incluso llamar la atención entre tanta mansión… Bueno esto quizás roza lo improbable. Lo que sí está claro es el espíritu de alto standing en el que se engloba esta versión. Lo primero de todo por el precio, ya que la barrera psicológica de los 6.000€ está muy cerca y lo segundo porque los modelos japoneses son unos rivales muy duros en las cilindradas donde se mueve este modelo. Así pues, el perfil de público objetivo se ve acotado y quizás los hombres busquen un producto más deportivo si cabe, mientras que las mujeres algo más ligero y manejable. Y aquí entramos en un terreno donde Piaggio ha intentado destacar con el Beverly: el peso. Alrededor de 200 Kg con el depósito lleno son algo elevados para las féminas, aunque algo menos para los varones. Por el contrario, se ha dotado a este modelo de una dirección hiper suave tanto en parado como en marcha lo que permite una conducción muy fina. ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS Pero antes de entrar en detalle sobre el comportamiento y manejabilidad hay que hacer referencia al motor. Un monocilíndrico de 350cc que dispone de distribución multiválvulas, inyección electrónica y refrigeración líquida. Además la lubricación es por cárter seco y el embrague automático multidisco en baño de aceite. Todo ello se complementa con una transmisión CVT que se desarrolló específicamente para esta mecánica. Es resultado han sido unas cifras nada despreciables de 33,3 CV a 8.250 rpm y un par de 3,3 Kgm a 6.250 rpm. A su vez las tecnologías aplicadas han permitido unos intervalos de mantenimiento alargados cada 10.000 Km y un consumo de combustible declarado de 3,3 l/100 Km.

Algo sorprendente

Y no precisamente por el lado bueno son las vibraciones al ralentí. El motor cobra vida y de qué manera. Algo inimaginable tratándose de una base tan moderna. Afortunadamente en pocas décimas de segundo las sacudidas quedan anuladas y como por arte de magia el Beverly parece un scooter totalmente diferente tras inciar la marcha. Quiero entender que este detalle de las vibraciones es intencionado, con el fin de mostrar al conductor de que la mecánica está lista y, por supuesto, también para rememorar a sus preceseroras las Vespa. ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS Una vez salvado este aspecto, moverla entre el tráfico es muy sencillo y, como ya he comentado anteriormente, la dirección juega un papel importante facilitando la labor. Evidentemente con ello se pierde un poco de sensibilidad o tacto de lo que ocurre en el asfalto. Por su parte el motor, como cabría esperar, ofrece un empuje muy eléctrico, con potencia suficiente desde parado para ganar en aceleración entre un semáforo y otro. Aquí el embrague multidisco se muestra definitivo en el acoplamiento de la transmisión y los traqueteos y ruidos son detalles del pasado porque el Beverly 350ie es un scooter moderno, dinámico y eficiente. Sigue sin convencerme la postura de los pies con las puntas hacia abajo, algo a lo que no me adapto en un primer momento, es como si estuviera conduciendo de puntillas… Algo que estéticamente puede quedar bonito pero resulta algo incómodo, por lo menos desde mi punto de vista. ¿Eso es lo que sienten las mujeres al conducir con tacones? Pues no me gusta.

Lo que sí me gusta es el momento de salir de la ciudad y adentrarse en terrenos del extrarradio. Ahí el Beverly saca a relucir todo su poderío y una protección contra el viento más que destacable. La pequeña pantalla cumple su función de manera excelente y tan solo deja pasar poca cantidad de aire a nuestra cabeza, algo aún más apreciable en el momento de estirar su mecánica. Como si de un mecanismo eléctrico se tratase la velocidad sube sin aparente esfuerzo, ni vibraciones, ni ruido y las suspensiones que en principio parecían suaves, sujetan el conjunto perfectamente sin ser radicalmente deportivas o enfocadas a una efectividad máxima en curvas… ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS Volviendo al comportamiento, el buen aplomo general es la sensación más arraigada, aunque a altas velocidades, por encima de los límites legales de autopista, existe un umbral donde pueden aparecer algunos movimientos no del todo agradables. Quizás mis 70 Kg no sean suficientes para generar el suficiente carga o puede que la ligereza de la dirección favorecedora de la manejabilidad en ciudad o extrarradio no sea del todo aliada en este terreno más rápido. No obstante los cruceros pueden ser muy altos y siempre queda algo de motor para estirar más y más sin problemas. Todo ello con unos consumos que durante la prueba nunca sobrepasaron los 4 litros a los 100 Km.

No obstante, algo de lo que me esperaba más eran los frenos. Supongo que esta unidad de pruebas habría sufrido un trato bastante exigente por parte de cuantos medios la hubieran probado antes y en lo que respecta al tacto de los mismos estaba lejos de lo pronosticado. Más si cabe cuando la incorporación de ABS implica un disco delantero de 300mm. Tacto esponjoso se juntaba con un recorrido de ambas manetas largo. Y no es que la capacidad de detención fuese mala, era la sensación de no tener del todo controlada la situación… A pesar de ello, para que entre el ABS en acción el sistema hay que provocarlo hasta límites por encima de una conducción normal y difícil sobre todo en asfalto soleado como el presente durante la prueba. En el caso del control de tracción si se puede apreciar su funcionamiento simplemente saliendo del garaje de tu casa, donde la superficie no ofrece un gran agarre y el sistema actúa de manera contundente. Un poco menos contundente se muestra en conducción normal. Tan solo sobre la pintura de algunos pasos de peatones o suciedad del asfalto podrás notar su intrusión. Lo que es evidente es que en lluvia será cuando se muestre como paliativo ante un posible descontrol motriz…ver galeríaPiaggio Beverly Sport Touring 350ie ABS

Completamente, completo

Es incuestionable el gran equipamiento de este modelo, su cuidado diseño, la calidad determinación y la utilización de una mecánica moderna, eficaz donde las haya, capaz de ofrecer un rendimiento muy alto. Te podrá gustar más o menos estéticamente pero una vez te subas a sus mandos te convencerá de que conducir scooters de media cilindrada es una tarea sencilla. El Beverly Sport Touring 350ie ABS es rápido, versátil, con multitud de detalles al más puro estilo italiano que aunque puedan pasar desapercibidos forman un todo, un conjunto agradable y con personalidad algo más “Touring” que “Sport”... 

10 votos