Ruta 47 (Etapa 22º): De Valencia a Murcia

Motos.net

Para rodar por la Comunidad Valenciana hay que alejarse de la costa y descubrir el interior. Naranjos, olivos y muy buenas curvas, para ir tumbando, de una a la otra, por Valencia y Alicante. Pasado Alicante capital y hacia Murcia, una carretera de manual de motero, ancha, bien asfaltada y bastante solitaria... ¡a disfrutar, sí señor!

Conoce el resto de etapas ya publicadas en Ruta 47. Toda la información sobre la etapa en www.laruta47.com 

Salgo de Valencia y tomo hacia Murcia

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaAbro un ojo. La luz entra por la rendija que se me quedó ayer al correr la cortina de la ventana. Me lo voy a tomar con tranquilidad. Ya hice ayer las fotos correspondientes en el Sercotel Acteon y hoy no tengo deberes que hacer a primera hora. 

Hoy también recorreré menos kilómetros que la media y excepto un buen tramo de curvas, el resto parece bastante recto. 

El primer boceto de la Ruta 47 recorría la mayor parte de costa posible, pero tras estudiar un poco el trazado, decidí adentrarme en el interior, abandonando esta parte de playa que me parece muy aburrida debido a la gran explotación turística que ha sufrido. No me apetece circular al lado de innumerables edificios de apartamentos y a la altura de Gandía acortaré un poco por el interior.

Llevo a Dita a desayunar a la gasolinera que hay al lado del hotel y juntos salimos de Valencia admirando, nuevamente, los bonitos edificios de La Ciudad de las Artes y las Ciencias con los “Sueños Recurrentes” de “Aullido Atómico” como banda sonora.

La Albufera… bajo el nivel del mar

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaEstoy ya fuera de la urbe valenciana y circulo hacia el Sur por la Albufera. Veo grandes extensiones de lo que imagino son plantaciones de arroz. Un dato en mi GPS me llama la atención: marca 9 metros por debajo del nivel del mar. No sé si será cierto el dato de altitud pero que voy por debajo de 0 metros, es seguro.

Llego a Cullera y veo su enorme letrero pintado en la ladera de una montaña. Me viene a la cabeza mis vacaciones familiares en Gandía, la semana Santa pasada, es decir, hace unos meses. Hace años no me hubiera visto de vacaciones por aquí, pero los niños lo condicionan todo y aunque ciertamente no puedo quejarme, siento en mi cara una pícara sonrisa, al saborear la libertad y el placer de rodar en moto por estas tierras por las que pasé hace tan pocos días en un plan tan diferente.

Como siempre, llevo la pantalla del casco abierta. Huele a mar y la brisa me acaricia la piel de la cara. Bendita crema solar.

Cullera, Gandía… y hacia el interior

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaLlego a Gandía y abandono la costa girando ligeramente hacia el Oeste. El futuro cercano tiene muy buena pinta, tengo frente a mí una montaña que intuyo que voy a atravesar.

Empiezo a rodar por carreteras bien asfaltadas, estrechas y con curvas. Aprovecho para redondear un poco el neumático. Sigo con sobre presión pero hace muy bueno, el asfalto esta impecable.

Entre olivos y estrechas carreteras, entro en la provincia de Alicante. El cielo está totalmente despejado. El asfalto ha empeorado un poco y las vistas son espectaculares en este constante ascenso que me lleva a sobrepar los 1000 metros de altitud.

Veo un cartel que anuncia un restaurante. Es hora de comer y me apetece parar por aquí, así que me desvío unos metros de la ruta y paro en la arrocería y marisquería Nouserrella. Por un momento pienso en comer en la terraza, pero hace demasiado calor, así que me siento en una mesa junto a una ventana con vistas a Dita y me como un menú del día. Me acerco a la barra al terminar de comer para pagar, que me echen el sello en el pasaporte y me saco el café, esta vez sí, a la terraza.

Mientras me tomo el café se me acercan dos señores que han comido en el mismo restaurante. Aunque hoy han venido en coche, son moteros y pasamos un rato agradable hablando de motos y aventuras. Por desgracia la memoria me falla y no recuerdo sus nombres. Si leeis esta aventura, poneos en contacto conmigo para anotarlos.

Desde menos de cero a más de 1000 metros

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaLlego al alto del Puerto de Tudons en cuya parte más alta, a 1024 metros de altitud, se encuentra la entrada a la base militar de Aitana, situada a más de 1500 metros de altura y punto más alto de la provincia de Alicante, hoy en día abandonada. Me hubiera gustado visitarla y aunque existe una pista bien asfaltada hasta la base militar, una verja cerrada con cámaras, impide el acceso a su interior. 

Sin duda, las vistas desde allí de toda las costa alicantina deben ser impresionantes. Quizá en otra ocasión pueda disfrutarlas. El descenso es impresionante, con vistas de formaciones rocosas de mediana altura. 

Más de tres cuartos de Ruta 47

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaEl cuenta kilómetros de Dita marca 7.777 km, una cifra curiosa. Me doy cuenta de que acabo de sobrepasar las tres cuartas partes de La Ruta 47. Quiero que esto no acabe nunca.

Llego nuevamente a la costa mediterránea y omito la capital alicantina, que no me llama mucho la atención, bordeándola por una autovía. Tengo ganas de llegar a Murcia porque estas carreteras no me motivan demasiado. Fijo el control de crucero a 90 km/h.

Foto obligada… más pronto o más tarde

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaPaso junto a un cartel del Toro, un clásico en la geografía española. Ya he visto algunos en otras etapas, pero este está muy accesible así que tras meditarlo unos segundos decido dar la vuelta y parar a hacer unas fotos. 

Tengo que circular unos metros atravesando un riachuelillo pero Dita se comporta como una campeona y consigo llegar hasta el mismo cartel. Hago unas cuantas fotos para los patrocinadores y aprovecho para sacarme una foto… simulando que ¡toco los huevos al toro”. 

Entro en la provincia de Murcia 

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaYa estoy en la capital murciana. Veo un tren de lavado y decido parar a lavar a Dita. Tiene unos mosquitos estrellados y hay que sacarla guapa en las fotos.

Llego al Sercotel JC1 de Murcia. Aunque es tan encantador como todos los de la cadena, este está en las afueras de la ciudad así que tendré que moverme en moto esta noche. He llegado a una hora prudencial y con el calor que hace me apetece salir a dar una vuelta por el casco histórico de la ciudad.

La habitación que me han asignado esta en el noveno piso y las vistas desde aquí de toda la ciudad son preciosas, con la luna creciente.

Pregunto a la simpática recepcionista del hotel qué es lo que puedo ver a estas horas en la ciudad y me manda hacia la zona de la catedral.

La Catedral de Murcia y ambiente nocturno

ver galeríaRuta 47 (Etapa 22º): De Valencia a MurciaRuta 47 (Etapa 22º): Valencia-MurciaMe sorprende lo que veo. Hoy es un miércoles cualquiera de una semana de trabajo y realmente hay mucho ambiente en la calle. Las terrazas están abarrotadas de gente cenando o tomando algo.

Me dirijo a ver la catedral que también me sorprende gratamente y me hago unos selfies jugando con la apertura y velocidad de la cámara de fotos. Tengo tiempo de hacer algunas fotos curiosas.

Me siento a cenar en una terraza. Prácticamente toda la gente de alrededor son estudiantes que han salido a cenar algo en esta calurosa noche. La relajación es total.

Vuelvo al Sercotel JC1, clasifico todo, como siempre y a dormir.