BMW F 850 GS Adventure: 2º parte

BMW F 850 GS Adventure: Nuevos caminos (2º parte)

David Remón Paracuellos

Aquí tenéis la segunda entrega de esta prueba-aventura que realizamos por tierras morroquís. Ahora toca la experiencia de como se comporta esta F 850 GS Adventure entre piedras, tierra y arena.

Tierra, piedras y polvo

El pasado año y durante el PuntaPunta Marruecos 2018 organizado por BMW Motorrad España, tuve la oportunidad de rodar con la novedosa F 850 GS. Después de haberlo hecho un año antes sobre una imponente R 1200 GS Adventure y recién salido de una lesión, aquella nueva aventura me pareció más digerible sobre una moto donde todo sería mucho más fácil, por volumen, peso y por aportar horquilla telescópica, donde en tierra, el comportamiento es más más noble, neutro y predecible que el Telelever de la grande.

En la etapa de descanso de mis compañeros de viaje, el cámara Pau y yo nos fuimos a buscar la aventura por las pistas y dunas de Erg Chebbi. Podría haber dejado las maletas en el hotel, pero preferí ver como se comportaba ataviada con el kit de viaje, aunque metidos entre las dunas y arena blanda, también las quité. Tomamos la sabia decisión de optar por un guía de la zona que habitualmente trabaja para la gente de Organizados.net. para llegar siempre a destino con la máxima garantía.
ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte
Dos de las virtudes más relevantes de esta Adventure para largos viajes con incursiones por tierra, está en su capacidad de carga y en la de poder rodar cómodamente de pie sobre ella. Las robustas maletas de aluminio además de ser una buena protección para la moto en caso de desequilibrio, aportan idéntica capacidad que en la de la R 1250 GS Adventure. La otra hace referencia a lo cómoda que se hace rodar con ella de pie, dado que las formas del depósito y las torretas que soportan el manillar más altas, brindan una postura muy natural que consigue que te muevas muy cómodo sobre ella.

El tamaño de la moto vista de frontal es superlativo, acentuado todavía más por la estrecha sección de su neumático delantero, que sigue fiel a la medida de su predecesora (90/90x21”) que contrasta y con el trasero de forma notable (150/70x17”). Con las presiones de serie y el modo Enduro en el modo de conducción, empezamos fuertes… El guía no se que entendió, pero de buenas a primeras y en frio, nos metió en una zona de mucha arena. Lo que tenía que ser una llanura que después se endurecía, acabó siendo un arenal donde al final me hizo sucumbir, hasta el punto que se activó la Llamada de emergencia. Anulado el aviso, levanté la moto con menos problemas gracias a que las maletas colaboran a que no se vuelque del todo. Con ayuda, volví arrancar para seguir surfeando entre las profundas regatas de los 4x4 de los guías turísticos que momentos antes habían pasado. Me encontré cómodo sobre ella y el Quick Shift me ayudaba a estar atento solo del manillar, hasta que de nuevo al ocurrente guía se metió en un badén, donde obviamente me atasqué, hasta el punto de enterrar la rueda trasera en la arena inclusive el mismo eje del basculante.ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte

Salir de allí solo pudo ser mediante eslinga atada al coche del ”sherpa”, que dicho de paso, cuando salimos de ese atolladero y después de sufrir lo mío, por poco el guía se queda enganchado con su 4x4.
Para esta aventura no salí con el depósito lleno, precisamente por la complicación de la jornada y porque el peso en alto poco me ayudaría. Por fin llegaron las pistas, algunas muy empedradas y otras con lenguas de arena. En las primeras y de pie sobre su carrocería, la sensación era absolutamente la de ir sobre una auténtica Adventure GS; como la grande. Pero aquí la respuesta natural de la horquilla telescópica me enamoraba porque sentía lo que debía y no apreciaba lo que no era necesario porque se lo comía todo. A ritmo suave, dulce en los cambios de apoyo y con el motor a medio régimen, rodaba rápido y seguro, sensación que variaba cuando en la misma pista pedregosa subía el ritmo. Entonces la horquilla hacía algún tope en los badenes duros de riachuelos secos, mientras que el tren trasero gracias a sus posibilidades de reglaje no me daba problema alguno. De hecho, la hice trabajar a consciencia, porque acabé poniendo el muelle a media precarga en vez de al mínimo como en las GS con Telelever, con la intención de que dibujara mejor el relieve. En esta moto de menos aplomo delante que la 1250, pude atacar acelerando sin temor a llantazo, pero al no poder calibrar nada delante, buscando sensaciones, al final la descompensación afecta a la dirección con imprecisiones motivadas por exceso de movimientos respecto al tren trasero. Te obliga a bajar el ritmo.ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte

Llegamos a la zona de las dunas puras, allí donde solo camellos, 4x4, quads y los autóctonos se mueven como pez en el agua. Obviamente el peso es un hándicap importante si quieres pisar arena sobre dos ruedas, de ahí que existan tantas empresas europeas por la zona alquilándote motos de enduro, para caer poco y para sufrir menos si te has de levantar. En estos países es mejor no tener que ir a buscar los servicios médicos por muchos motivos, así que minimizar los riesgos es lo mejor que puedes hacer si quieres tener una buena experiencia en el país. Así que saqué las maletas con la experiencia obtenida con el guía y su 4x4.
No os voy a negar mi inexperiencia en este terreno, pero me sorprendió lo divertido que puede ser surfear por ese medio con una moto de su peso, aunque también he de decir que el hecho de liberar al tren de tracción del peso de la valija consiguió que no se hundiera con tanta facilidad cuando bajaba el rimo para virar. Fue una experiencia excitante pero también es verdad que la electrónica colabora en compensar tus errores para que no te hundas tanto. Solo hubo un punto que no me satisfizo y era el comportamiento del mando del gas en el modo enduro. Existe descuadre de sincronización entre la orden que se le da y la respuesta que dicta al motor, afectando cuando ruedas lento sobre las 2.000 rpm esquivando obstáculos. La solución pasa por revolucionar el motor más de la cuenta si no quieres que se cale.ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte

Por fin ya, cansados y de vuelta, cargamos las maletas y top case para volver al hotel, no sin antes realizar un alto en el camino visitando a una familia bereber. Su hospitalidad y artesanía, así como gastronomía te impresiona no poco viendo que allí hasta donde alcanza tu vista alrededor de su humilde morada, no hay más que arena. 

Más que moto

Visitar países y culturas diferentes es una experiencia que a poco que uno se pueda permitir, lo ha de hacer. La moto en Marruecos te acerca al país auténtico, descubriendo si así lo deseas, lo que las agencias de viajes llevándote a las zonas turísticas no te darán. En el caso de Organizados.net se ajustan a lo que busca el cliente con sus diferentes formatos, por ello sus responsables tienen alto nivel de pilotaje, para satisfacer tanto a aficionados como a los más "pros".ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte

Nosotros teníamos que volver antes, así que salimos de Merzouga camino de Marraquech acabando de observar detalles de la moto.

De vuelta anduvimos bastantes kilómetros donde, el control de velocidad, lo conecté mucho. En estos viajes con tantos kilómetros de ruta es de gran ayuda y más con la suavidad y precisión con la que se muestra en este modelo. Además de ser muy fácil e intuitivo en su conexión y desconexión, cuando se activa, basta un leve y suave toque sobre la leva de embrague para ver que se desconecta sumamente fácil y sin tirón alguno. Consigue así que lo emplees no solo por autopistas, autovías o las eternas rectas de este viaje, si no en tramos de carreteras de curvas de radio amplio.

Otro de los puntos interesantes está en el motor. Si bien es cierto que es rumoroso, en comportamiento por carretera y pistas rápidas es una gozada porque muestra un temperamento que parece ser de más potencia, sobre todo en el modo Dynamic. Si además tenemos el Quick Shift, el disfrute a partir de 4.000 rpm es total, tanto subiendo como bajando de marchas. No tendremos la misma suave respuesta a bajo régimen respecto a su hermana mayor, pero a partir de ese régimen no le ha de envidiar nada.ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte

Finalizar comentando que me he llevado un grato sabor de boca con su equipo de frenos que no ha desfallecido nunca en todas las situaciones en los que hemos puesto a prueba, que no han sido pocas en los más de 1.500 kilómetros realizados. Desde arena y asfixiante calor de 45ºC, pasando por frio de noche o carreteras de curvas a ritmo alegre, su respuesta siempre fue muy buena, mostrando muy poca variación en la leva delantera. No hay que olvidar que en orden de marcha su peso es de 244 kg sin todos los extras que llevábamos en nuestra unidad, así que todavía con más motivo.

Solo cabe destacar la gran experiencia que ha sido el viaje a Marruecos con esta moto y con el equipo de Organizados.net. En primer lugar, porque esta Adventure tenía lo que eché en falta aquella versión con la que viajé al año anterior con el PuntApunta Marruecos 2018. Sobre la Adventure sentí más moto y de mejor preparación para la aventura.
Y en segundo lugar por lo bien que nos cuidó el equipo de esta agencia de viajes en moto, porque cuando hubo problemas, los solucionaron siempre con la respuesta más rápida. En Marruecos hay que saber improvisar y si eres de esos que te gusta tenerlo controlado, Marruecos es imprevisible…ver galeríaBMW F 850 GS Adventure: 2º parte

Nota: Las fichas técnicas, gráficos, valoraciones y la sección de Nos ha gustado/ No nos ha gustado, lo encontrarás en la primera parte de esta prueba en este enlace: https://motos.coches.net/noticias/bmw-f-850-gs-adventure-prueba-2019