Motos Bordoy finaliza la representación de MV Agusta

Motos Bordoy y MV Agusta: Sus caminos se separan

Jordi Hernández Farguell

Tras 30 años, Motos Bordoy deja de ser oficialmente el importador de MV Agusta para España. Una de las uniones comerciales más longevas de nuestros mercado a la que, el importador catalán, pone fin para dedicar todos sus esfuerzos en proyectos personales tan ambiciosos como la firma MACBOR.ver galeríaMotos Bordoy finaliza la representación de MV AgustaMotos Bordoy mantendrá la concesión oficial de MV Agusta en la ciudad de Barcelona.

Desde este mismo mes de junio, Motos Bordoy ya no representa los intereses de la firma italiana MV AGUSTA en el mercado español. El principal motivo de esta ruptura ha sido la exigencia de una mayor dedicación por parte de la nueva gestión de MV Agusta, actualmente, en propiedad de la familia rusa Sardarov. Esto creo ciertas incompatibilidades con otros proyectos de Motos Bordoy, entre los que destaca el desarrollo y expansión de su propia marca MACBOR, y, por supuesto, la importación de firmas como SYM, Indian o NIU. Pero la relación no está rota entre ambas empresas, ya que Motos Bordoy continuará ejerciendo un papel fundamental, como concesionario oficial de la firma de Varese, en una de las capitales europeas de la moto como es Barcelona.

Una relación llena de éxitosver galeríaMotos Bordoy finaliza la representación de MV AgustaTodos los esfuerzos de Motos Bordoy se centraran en su propia marca, MACBOR.

La relación entre ambas compañías comenzó hace casi 30 años en la época en la que el grupo italiano estaba gestionado por sus fundadores, los hermanos Castiglioni, cuando Motos Bordoy pasó a ser el concesionario de Cagiva en Barcelona. De ahí, negoció su importación para todo el noreste y levante español y, ya en 1.993, dio el salto a toda España, esta vez, con la importación de todas las marcas del Grupo Castiglioni en el país: desde Cagiva o Morini en los inicios, a Ducati, Husqvarna y finalmente, MV Agusta.

La relación entre ambos grupos empresariales siempre ha sido muy buena, destacan el éxito comercial conseguido con las Cagiva Freccia y Mito 125 y el apoyo a los pilotos españoles de la marca en el Dakar en los ’80; la organización de la Copa Ducati y la Copa Cagiva y la introducción de Ducati a mediados de los ’90 en un momento muy difícil para las marcas italianas; la resurrección comercial de Husqvarna a principios del nuevo milenio o los Campeonatos de España conseguidos con pilotos como Marc Coma, Marc Puigdemont o Miki Arpa entre muchos otros.

Pero sin duda, una de las maniobras comerciales más importantes tuvo lugar en 2013 cuando  Motos Bordoy llegó a un acuerdo, con Giovanni Castiglioni y el ingeniero Massimo Bordi, para dar un paso al lado como Importador exclusivo e iniciar una labor de representación comercial y responsabilizarse de la gestión del grupo italiano en toda Centroamérica, Sudamérica, Portugal y la propia España. Fruto de este trabajo, se consiguió la apertura con importadores de todos los países latinoamericanos y convertir a los concesionarios españoles en semi-importadores locales con trato directo con fábrica.

La historia continúaver galeríaMotos Bordoy finaliza la representación de MV AgustaEl acuerdo de importación entre ambas compañías ha finalizado este mismo mes de junio.

Es por todo ello, que esta situación despierta cierto grado de nostalgia entre los componentes de la familia Bordoy, especialmente para el patriarca y fundador Don Jaime Bordoy, que creó la empresa en 1971 y es todo un referente para sus hijos, Albert y Jordi, hoy en día, los encargados de continuar con su legado.

Jordi Bordoy recuerda: “Revivo mis inicios profesionales viajando con mi padre a Varese y luego durante unos años a Borgo Panigale. De aquella época me quedo con todo lo que aprendí y con el carisma y la genialidad de los hermanos Castiglioni que no dejaban de sorprendernos con sus creaciones y su iniciativa empresarial. En la actualidad, el Grupo MV Agusta vuelve a respirar y el motor empresarial apunta a grandes logros, lo cual me parece magnífico. Para nosotros, seguir con la exigencia e intensidad que el momento requiere, nos restaría energías para otros proyectos que ahora son preferentes para Motos Bordoy.”

Alberto Bordoy, agradecido, nos comenta: “Como empresa debemos nuestros inicios como Importador a la confianza que los hermanos Castiglioni depositaron en nosotros en los años ’80 y ’90 y por ello estamos muy agradecidos a lo que hoy es el actual Grupo MV Agusta. Les deseamos todo lo mejor en esta etapa que ahora inician de la mano de la familia Sardarov. MV Agusta, Cagiva y el resto de marcas que en un momento u otro han formado parte del Grupo. Siempre han hecho motos espectaculares, motos que emocionan y estamos convencidos que, con una buena gestión, el futuro les depara grandes éxitos del que, de una manera u otra, esperamos seguir formando parte.”