MV Agusta Brutale 800 (35kw): Exclusiva

MV Agusta Brutale 800 (35kw): Al alcance de unos pocos

Motos.net

La MV Agusta Brutale 800 deja huella allá por donde pasa. Su espectacular diseño y curioso sonido hacen que los más presumidos solo piensen en ahorrar para poderse hacer con una moto tan exclusiva como sensorial. Si a este aspecto pasional le sumamos la posibilidad de pilotarla con el A2, estamos ante una naked que, lejos de ser una moto para aprender, puede pasar años en nuestro garaje alegrándonos la vista pero también el alma rutera.

A principios de este 2019 MV Agusta se lanzó de cabeza con las versiones de 35 kW para sus modelos Brutale 800 y F3 675, así que hasta los compradores más elitistas tienen su parcela cubierta. Todo ello sin renunciar un ápice a lo que la firma italiana representa: deportividad, diseño atractivo y equipamiento a la última. La porción de mercado A2 es de lo más competitivo por lo que hace falta tener las ideas muy claras para introducirse sin perder esencia. Más aún desde que desarrollar una moto para el carné A2 supone que su homologación será permanente, con posibilidad de deslimitarla por debajo de los 100 CV pero es realmente complicado sobrepasar esa potencia (oficialmente). 

La firma de Varese aprovechó reajuste a la normativa Euro 4 para desarrollar algo más que un motor nuevo, actualizando algunos elementos claves del chasis y la electrónica con el objetivo de hacer una moto más fácil. También se sirvieron de este encaje legislativo para evolucionar su estética, que ya de por sí era de las más atractivas del mercado a la par de atrevidas. 

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaFotos: Arnau Puig /Texto: Telva Somoza

Todo en esta naked rezuma carácter y promete unas sensaciones apabullantes a sus mandos, nada te haría pensar que estas ante una moto limitada. Eso es porque no existe ninguna diferencia entre ambas versiones más allá de un mapa motor “capado” mediante la electrónica pero que sigue beneficiándose de su radical conjunto. A la hora de renunciar a esta limitación tan solo podríamos alcanzar los 95 CV de potencia.

Así es, el diseño de esta MV Agusta 800 limitada a 35 kW no varía un ápice respecto al modelo del que deriva. Observamos el nuevo faro con tecnología LED, así como las entradas de aire del depósito, el subchasis de aluminio retocado, la triple cola de escape agrandada y la forma de los asientos con ese hueco en la parte inferior. También cambian las llantas y la integración de los pilotos traseros, además de la combinación de colores y la ausencia del guardabarros en la parte delantera. Tampoco nos podremos refugiar en una cúpula, que por pequeña que fuera en la generación anterior algo hacía y que desaparece en la Brutale actual.

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

Parte del encanto endiablado de esta naked deriva de su tres cilindros. La firma aprovecha su experiencia en competición para dotar a esta moto de soluciones sofisticadas como es la inversión del giro del cigüeñal, calado a 120 grados, o la caja de cambios tipo Cassette. El año pasado pudimos probar la MV Agusta Brutale 800 RR y ya entonces os detallamos a conciencia los cambios más significativos en culata, caja de cambios y escape. De modo que pasaremos de puntillas por los aspectos más importantes.

Como ya comprobamos durante esa presentación, los ajustes en las cámaras de combustión y el rediseño de los engranajes, así como la utilización de nuevos materiales, ayudan a reducir drásticamente las fricciones internas. Para hacerse con un público más amplio debían desarrollar una moto más dócil y vaya si lo han conseguido. Parte de culpa lo tiene el eje de balance que mitiga las vibraciones, algo que acusaba el modelo anterior pero también le dotaba de cierta personalidad. 

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

En cuanto a la caja de cambios, los ingenieros trabajaron por mejorar su accionamiento mediante un sistema hidráulico y se beneficia de un velocísimo Quick Shift y embargue antirrebote . La válvula parcializadora y el convertidor catalítico mejoran la sonoridad y facilitan que los gases fluyan mejor, dos detalles vitales de cara a afrontar la normativa Euro 4.

Los datos finales del modelo probado se ven afectados por la limitación de 35 kW pero el bloque es capaz de rendir sus 110 CV a 11.500 rpm. En su pasada actualización perdió algo de potencia (17 CV) pero ganó par máximo y redujo el momento de su entrega, pasando a 8,5 Kgm (83 Nm) sobre las 7.600 rpm frente a los 7,9 Kgm (78 Nm) a 7.700 rpm del modelo anterior.

Los motivos de su precio

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

MV Agusta no se esconde, es un fabricante premium y como tal el precio de 13.890 euros llega con el pack. Un paquete cargado de equipamiento y electrónica que merecen ser sacados a relucir cuando se habla de su coste. Pese a estar ante un modelo para el carné A2 a esta Brutale 800 no le falta de nada. Modos de conducción (Normal, Sport, Rain y Custom), control de tracción de ocho niveles, ABS regulable y el anteriormente mencionado Quick Shift. Eldor es el encargado de subministrarle la ECU EM2.0 que gestiona el acelerador electrónico “ride by wire” de Mikuni.

Si algo es criticable, teniendo en cuenta el precio del que tanto hablamos, es su pantalla LCD monocroma. Desentona tanto que acaba por convertirse en algo destacable. ¿Cómo puede ser que un portento tecnológico como la Brutale recurra todavía a esa antigüedad? Vamos a hurgar en la herida pero motivos no faltan. Empezando por su difícil lectura al apiñar todos los datos en la parte izquierda y dejar la información de las vueltas en una gráfica tan básica que parece el marcador de una cinta de correr. Para más inri no sabes cómo andas de gasolina hasta que se ilumina el chivato de la reserva y hay que fijarse muy bien para verlo.

Lo mismo sucede con los comandos situados en los puños y desde donde puedes gestionar las ayudas electrónicas como el control de tracción, ABS o modos de conducción. No fuimos capaces de hacerlo en marcha y no será porque no lo intentáramos. Es misión imposible concentrarse tanto así que, tocará parar cada vez que quieras cambiar el comportamiento de tu Brutale 800. ¡Ah! y no te ofusques si al empezar con ella le des al claxon al intentar accionar los intermitentes, su colocación está invertida como en las Honda de hoy en día, pero a todo se acostumbra uno.

Curvas, su hábitat natural

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

Tuvimos que recoger la MV Agusta Brutale 800 en Motos Bordoy, distribuidor de la marca en Barcelona, así que no nos salvamos de un buen atasco. Los primeros kilómetros no fueron los mejores para empezar con buen pie pero sabíamos que las relaciones duraderas no son cosa de primeras impresiones ¿O sí? En cualquier caso a primera vista nos enamoró y seguirá haciéndolo. 

Volviendo a la jungla urbana pronto echas en falta un radio de giro casi inexistente, ideal para tramos revirados con velocidad o circuitos pero enemigo de la circulación entre coches. La visibilidad de los retrovisores tampoco ayuda. Pese a tener el “Quick Shift” es recomendable hacer uso del embargue ya que los cambios a bajas velocidades son bruscos, algo que desaparece en cuanto la marcha es más alegre. Se agradece y mucho el sistema antirrebote y en cuanto te acostumbras al recorrido de la leva agradeces los retoques de este conjunto.

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

Hacerse con la sensibilidad del puño del acelerador es otra cosa. Las reacciones apenas parecen las de una moto A2. Su carácter fiero sigue ahí y es de agradecer pero han conseguido que la zona baja del cuentavueltas no sea una pelea constante con el motor. Efectivamente es una Brutale 800 más dócil pero lejos de ser una naked para principiantes, primer aviso y tan sólo llevábamos unas calles. Durante este tramo ni tan siquiera pensamos en salirnos del modo de conducción Normal e incluso pusimos a prueba el Rain, que limita la reacción del acelerador y que podría convertirse en el ‘mapa ideal’ para las urbes.

Para una chica de mi estatura (1,60 m) la Brutale 800 es alta pero no imposible con 83 centímetros de distancia hasta el sillín. Tan solo hay que prestar atención a frenadas imprevistas o semáforos para inclinar sus 175 kg. Eso sí, pronto me olvide de maniobrar sobre ella, tanto por altura como por radio de giro. Si se mide más de 1,70 m este deja de ser un aspecto a tener en cuenta.

Pronto dejamos atrás la ciudad en busca de las sensaciones que promete su ciclo. Su distancia entre ejes es de 1.400 milímetros así que pronto nos imaginamos una carretera de curvas cerradas, una detrás de otra. Es entonces cuando todo cobra sentido, también su motor. En el modo Normal hay que esperar pasadas las 10.000 rpm para encontrar su verdadera fuerza y se mantiene atento y agresivo durante un buen margen. Ese sonido un tanto extraño en bajas cobra vida y va directo a interruptor del cerebro que pide más, tranquilos porque lo hay. 

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

Esta Brutale 800 está lejos de ser una moto para paseos y pronto nos dimos cuenta, segundo aviso. Su tamaño compacto y poco peso en báscula la hacen tremendamente reactiva al paso por curva, teniendo que regular con mucho cariño nuestros movimientos de muñeca. Poco a poco la conoces y acabas por confiar en su temperamento, aceleración tras aceleración entiendes que sus vibraciones tienen un sentido. Sentirla.

Parte de esa confianza la da su frenada. Pese a que en un principio su mordedura sorprende es fácil adaptarse y se agradece en tramos o circuito. El doble disco delantero Brembo de 2 pistones y 220 m de diámetro se combina a la perfección con una frenada trasera más relajada y la posibilidad de adaptar la presencia del ABS. Los Pirelli Radial Tubeless 120/70 para llanta de 17 pulgadas cumplieron con notable en esta prueba por carretera abierta.

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

Como ya hemos comentado, esta Brutale 800 limitada es idéntica al modelo original así que también monta la horquilla delantera Marzocchi y Sachs para el tren trasero. Está claro que estamos ante una naked deportiva y como tal la dureza es algo buscado pero puede que se pasen de rígidas, algo que se puede regular con facilidad. Vuelve a resurgir su bravura y explosividad así que al tercer aviso nos damos por aprendidos, no cualquiera puede ser dueño de esta A2.

El “Quick Shift” es de los mejores que hemos probado, sobre todo en pleno tramo y en los momentos claves de bajar marcha. Muchos de estos cambios son rápidos y suaves al subir pero se bloquean al bajar, en este caso es casi imperceptible tanto para arriba como para abajo ya que el propio sistema acelera el motor para un engranaje perfecto.

El confort… para las scooters

ver galeríaMV Agusta Brutale 800 (35kw): ExclusivaMV Agusta Brutale 800 35 kW

Su diseño ya avisa, la Brutale no es una moto para hacer kilómetros sino para exprimir unos pocos. La posición de conducción es, básicamente, ‘racing’ así que la amplia distancia del manillar hará que nos inclinemos hacia delante y la joroba del depósito se nos clave en las partes nobles. Siendo mujer me resultó de lo más incómodo, me puedo imaginar cómo será para los hombres… Este mismo depósito de formas extravagantes y atractivas tiene un saliente en la parte inferior que coincide, de lleno, con la posición de las piernas al subirlas a la estribera. Es incómodo cuando te mueves para afrontar curvas pero claro, la belleza no se la quita nadie. 

La ausencia total de cúpula hace de esta moto una ‘rompecuellos’ a altas velocidades pero ¿qué naked es cómoda por autovía? En este caso la limitación a 35 kW adquiere más sentido que nunca ya que la resistencia del aire será la encargada de que no sobrepasemos los límites de velocidad. La dureza del asiento es soportable durante una salida de pocas horas pero no más, siempre y cuando no queramos lamentarlo al día siguiente.

Que una marca tan exclusiva y sofisticada como MV Agusta haya decidido abrir sus puertas al gran público es algo destacable, que lo haga siguiendo su esencia es de agradecer. Pese a dejarse querer por los usuarios de carné A2 no quiere decir que cualquiera pueda acceder a una Butale 800, sigue siendo una pieza casi de museo. Su precio así lo denota pero también su pilotaje, no apto para noveles que busquen aprender a los mandos de esta naked. Ya se puede adquirir en desde 13.890€


Los que han leído esta noticia, también han leído...