Rutas Moturisme/Ara Lleida: 10 rutas, 10 experiencias

Paulino Arroyo

Desde la Diputación de Lleida, en colaboración con los municipios de todas sus comarcas, se lleva años trabajando en la agencia Moturisme/Ara Lleida para dar a conocer paisajes, cultura, gastronomía, historia, arte… y el éxito entre motoristas del resto del continente europeo es más que evidente, con presencia siempre de conductores alemanes, ingleses, italianos..... Tuvimos la suerte, por segundo año consecutivo aquí tieiesn el artículo de 2018, de disfrutar de dos jornadas de descubrimiento y aprendizaje. Como siempre, partiendo desde Vall d’Arán, gracias a nuestra participación en el Rodi Book de este 2019.

Desde Vall d'Arán a Caldes de Boi

ver galeríaMoturisme/Ara Lleida: 10 rutas en motoMoturisme/Ara Lleida Salimos con Ángel Grau como guía desde Vall d’Arán por el Túnel de Vielha y nos dirigimos hacia Caldes de Boi, concretamente hacia su Balneario, donde nos esperaba una colección de motos españolas (más de 80), fabricadas entre 1940 y 1985. La iniciativa de la apertura de este museo surgió al celebrarse 70 años de la llegada al Valle de Boí desde de Barcelona, en el verano de 1945, de las primeras 4 Montesas de pre serie, con la finalidad de comprobar su funcionamiento, siendo estas los primeros vehículos a motor que llegaban a este recóndito paraje. Los protagonistas de aquella aventura fueron Don Paco Bultó (cofundador de Montesa) y posteriormente fundador de Bultaco, su sobrino Soler Bultó, Turuta y los hermanos Milà. Seguro que llevaron un vehículo de apoyo.

Y con el recuerdo de las antepasadas de las modernas motos que nos llevaron hasta allí, e imaginando que llegar a aquel lugar, hace tantos años, no debió ser nada fácil… nos dirigimos al comedor para disfrutar de la comida y salir después hacia Taull.

El románico de la Vall de Boi: Taull

ver galeríaMoturisme/Ara Lleida: 10 rutas en motoMoturisme/Ara Lleida A Taull tras coger la L-501. En el km 2 de esta carretera, con buen asfalto y muy cuidada, se encuentra un Monumento Histórico-Artístico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000

Siempre tuve inquietud por el arte románico. Me impresionan los pantocrátor (la imagen de la divinidad pintada sobre frescos) y los edificios que los acogen, las iglesias románicas… pero las veces que he subido al Valle de Boi, ha sido para disfrutar de las pistas de esquí de la estación de Boi-Taull y en coche… me olvidaba de la zona cuando llegaba el buen tiempo.

Tras la visita a la iglesia románica de Taull, consagrada a Sant Climent, una de las ocho posibles más una ermita, mi interés se ha acrecentado y volveré con más calma para ver el resto de las iglesias del valle. ¿no es ese el objetivo de estas rutas?: atraer la atención de viajeros, de turistas (en nuestro caso en moto es decir, mototuristas). En mi caso esta ruta lo estaba consiguiendo. Pero aun había más…

Dormir en La Vall Fosca: Un lugar de increíble belleza

ver galeríaMoturisme/Ara Lleida: 10 rutas en motoMoturisme/Ara Lleida Desde el Balneario de Caldes de Boi hasta llegar al Hotel Vall Fosca en la localidad de Molinos/La Torre de Capdella, apenas hay distancia o al menos a mi me lo pareció, pero la lluvia -que quería erigirse como protagonista- consiguió que este recorrido, las muchas curvas, los paisajes, fuera de una placidez que recordaré durante años. Y al llegar a destino, al mencionado hotel, la sorpresa aun fue mayúscula: el entorno era sencillamente impresionante.

Saltos de agua junto al hotel, bordeando la carretera, el rio que transcurría acelerado, esto es alta montaña, el rumor del agua, los olores a líquenes, a musgos, a bosque empapado, hizo de aquel lugar, de nuevo, un lugar al que regresar. Y siento repetirme, pero es cierto.

El lugar lo merece. Tras la cena, nos esperaba el descanso y tras este, una nueva jornada con renovadas sorpresas.

En teleférico: acceso al Parque Nacional Aigüestortes

ver galeríaMoturisme/Ara Lleida: 10 rutas en motoMoturisme/Ara Lleida El nombre completo es Parque Nacional de Catalunya, Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, el único parque nacional de esta comunidad autónoma y es un lugar a preservar. El teleférico que facilita el acceso al parque recorre 450 metros en vertical en 14 minutos y el senderismo es la opción para recorrer senderos, ascender a picos próximos a los 3.000 metros o seguir la ruta de los refugios, todo ello, por supuesto, a pie.

Muchos de los más de 200 lagos presentes en esta zona (algunos controlados por conducciones de agua subterráneas) se encargan de generar energía, ya desde hace más de 100 años (la industrialización de Catalunya lo necesitaba). Un espacio informativo y su correspondiente guía, prácticamente nacido allí, nos sirvió de ayuda para comprender la transcendencia de aquel lugar. 

Tras el ascenso y el descenso en el teleférico (que se instaló para construir las presas y ahora para su uso lúdico) nos dirigimos a Tremp.

De Tremp a Cellers: Epicentre, espacio informativo

ver galeríaMoturisme/Ara Lleida: 10 rutas en motoMoturisme/Ara Lleida Os suena la frase: “El saber no ocupa lugar”, pues en Tremp el “saber” ocupa el lugar del Edificio Epicente, un espacio informativo gracias al cual conocer fauna, historia, prehistoria (fue tierra de dinosaurios), agricultura… 

En esta comarca, la del Pallars-Jussa, que se dice fue algo así como el granero de Catalunya, en la actualidad incluso se mira al cielo en el Observatorio Astronómico del Montsec y se investiga en la Sede Científica (CST Pirineus–ICGC).

Tras la visita a este lugar, didáctico y ameno, preparado para formar y dar a conocer a los más jóvenes el pasado y el presente de la región, nos esperaba la comida de despedida y ese siempre amargo sentimiento de “me dejo algo”, “no quiero que esto se acabe” o “mejor lo dejamos para otro día”.

Comida en Restaurant del Llac en Cellers

ver galeríaMoturisme/Ara Lleida: 10 rutas en motoMoturisme/Ara Lleida ¡Caracoles! Y no es solo una expresión para evitar decir una palabra malsonante. Fueron, literalmente caracoles, los que pudimos degustar, una de las opciones del posible menú de Cellers. Este animalito se cocina muy bien en las comarcas de Lleida y no pude evitar la tentación. La proximidad del Lago de Cellers, la gastronomía, y el saber que la experiencia llegaba a su fin, solo significaba una cosa: “volveré”.

Los recuerdos acumulados de las dos jornadas de moto turismo o como se ha dado en llamar, Moturisme, serán la base para futuras salidas en moto, más largas o de fin de semana, e incluso eligiendo otras posibles de las muchas opciones que propone Moturisme.

Te invito a que las conozcas todas, optes por una de ellas y disfrutes del viaje. Yo ya le he hecho y cada vez estoy más convencido: con la ayuda de guías conocedores del lugar que deseas visitar, la experiencia es mucho más satisfactoria.