Gama Moto Guzzi V7III 2020

Moto Guzzi V7III 2020: Clasicismo en estado puro

Motos.net

El carácter nostálgico de Moto Guzzi es una de sus principales armas de seducción, sus modelos, aunque modernos y tecnológicamente al día, evocan una época en la que las motos eran pura pasión y romanticismo. En este EICMA de Milán, la firma del águila nos presenta dos motocicletas que mantienen intacta esta esencia, dos versiones, pertenecientes a la familia V7 III, que harán las delicias de los amantes por lo retro.ver galeríaGama Moto Guzzi V7III 2020

La Moto Guzzi V7 Racer siempre ha sido el principal exponente de la gama V7 en el ámbito deportivo. Nacida en 2010, actualizada en 2015 con la llegada del V7 II y, en 2017, con el nacimiento de la tercera generación. Ahora, en 2020, la Moto Guzzi V7 III se reinventa una vez más y, obviamente, lo hace de acuerdo con la tradición celebrando su décimo aniversario con una edición limitada tan atractiva y purista como la Moto Guzzi V7 III Racer 10th Anniversary.

Lo que más llama la atención es su frontal, ocupado por una cúpula con visera ahumada, de corte clásico al más puro estilo cafe racer, que realmente le sienta como un guante. Su aspecto está realzado por una decoración en rojo, a juego con el chasis, el basculante y los adornos del colín, lo que le da una armonía estética espectacular.ver galeríaGama Moto Guzzi V7III 2020Gama Moto Guzzi V7III - 2020

En el centro de la cúpula encontramos un nuevo faro que, al igual que el piloto trasero, ahora integran unos modernos diodos LED para iluminar nuestro camino. Esta es una combinación entre lo nuevo y lo clásico que se repite a menudo en las nuevas Guzzi y que, sin duda, les confiere un aspecto atractivo y dinámico. Unos argumentos que se ven todavía más acentuados por componentes como el guardabarros trasero -más delgado y elegante-, los nuevos espejos retrovisores tipo  "bar end" o los numerosos acabados en aluminio anodizado en negro.ver galeríaGama Moto Guzzi V7III 2020Gama Moto Guzzi V7III - 2020

Hay numerosos rasgos estilísticos que recuerdan a las versiones anteriores de la cafe racer de Mandello, todos ellos, en un claro homenaje a lo mucho conseguido durante estos últimos diez años. Nos gustan especialmente acabados como el depósito de combustible cromado como en el modelo original de 2010, la tira de piel que lo divide por la zona central, o, también, otros rasgos distintivos de la V7 Racer y la V7 II Racer, como los dorsales laterales que hay en el colín, con el número 7 enmarcado por un filete rojo y la bandera tricolore.

Moto Guzzi V7 III Stone Sver galeríaGama Moto Guzzi V7III 2020Gama Moto Guzzi V7III - 2020

En la historia de Moto Guzzi, la letra S recuerda a los modelos deportivos de principios de los años setenta, como la clásica 750 S de 1974 creada por el diseñador Lino Tonti o la V7 Sport de 1971, cuyas primeras 200 unidades se caracterizaban por el chasis pintado en rojo. Esta condición de unidad limitada se traslada a la nueva Moto Guzzi V7 III Stone S, la versión más minimalista y vendida de la familia -caracterizada por un estilo esencial y una fuerte tendencia a la personalización-, de la que sólo se fabricarán 750 unidades, en honor a la cilindrada "siete cincuenta" del modelo. 

Los elementos más distintivos de la Moto Guzzi V7 III Stone S serán su precioso depósito de combustible cromado satinado, la correa de piel negra que lo divide y, cómo no, los grupos ópticos de LED. También, como en la variante "Night Pack" del V7 III Stone, se adopta la posición más baja de los faros delanteros y del cuadro de instrumentos, así como un guardabarros trasero más corto y elegante. Todo esto, junto con los nuevos espejos retrovisores "bar end", confieren a la Stone S un perfil aún más esbelto y dinámico.ver galeríaGama Moto Guzzi V7III 2020Gama Moto Guzzi V7III - 2020

Otro toque deportivo lo aportan los numerosos acabados en rojo. Este llamativo color lo encontraremos en los anagramas del águila que hay en los flancos del depósito, los muelles de los amortiguadores y las elegantes costuras del sillín tapizado en Alcantara hidrófugo. El paquete de equipamiento continúa con un tapón de seguridad de aluminio anodizado en negro y, los paneles laterales, fabricados en el mismo material y color, dando cobijo a los logotipos del modelo.

La parte mecánica también está elegantemente vestida, con las tapas del cuerpo de inyección en aluminio anodizado y las aletas de refrigeración de los cilindros fresadas. Al igual que con todas las unidades V7 III Stone, el tablier es de lo más básico, lo forma una única pantalla circular con un cuentarrevoluciones analógico y el resto de la información mostrada en una pantalla LCD. Por último, como en el caso de la V7 III Racer 10th Anniversary, equipará unos neumáticos Dunlop Arrowmax Streetsmart de altas prestaciones de primera monta.