Moto Guzzi V9 Bobber y V9 Roamer: Con estilo propio

Moto Guzzi V9 Bobber y V9 Roamer: Con estilo propio

Deme Gómez

5 votos

Easy Cruiser de 850 ccver galeríaPresentación Moto Guzzi V9

Moto Guzzi amplia su gama custom con dos nuevos modelos equipados con un no menos novedoso —para la marca italiana—, motor de 853cc. Dos motocicletas que vienen a ampliar un sector en el cual la marca de Mandelo del Lario está apostando fuerte: por algo será. La tecnología de la parte motriz de esta emblemática marca se mantiene fiel a un motor que desde hace ya bastantes años, concretamente desde 1967, es su signo de identidad. Roamer y Bobber, estos son los nombres escogidos para diferenciar entre si esta nueva gama custom de Moto Guzzi: las V9. 

Las fabricas de motocicletas andan un poco revolucionadas con la llegada de la nueva normativa Euro 4 que ha entrado en vigor este mismo año. El nacimiento de las V9 Roamer y Bobber viene dado en parte por esta normativa, que ha hecho cambiar muchas cosas en la fabricación de nuevas motocicletas. 
Antes Moto Guzzi ya dispuso de motores de 850 cc, que montaba en las Griso o Breva, por ejemplo. Pero aquel motor se basaba en el bloque grande, al contrario que el nuevo V9 que tiene como base el bloque pequeño de las V7.

Este V9 es un motor totalmente nuevo, aunque exteriormente se aprecie el motor en V transversal de toda la vida. Al menos es así como lo expresan los responsables de Moto Guzzi. ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9

El enfoque de estas dos nuevas cruiser de Moto Guzzi, se centra en la ciudad, el extra radio y la media distancia. Diseñadas para atacar directamente el sector custom de cilindrada media, su diseño se centra en recuperar un estilo muy en boga, como el bobber o el custom más clásico. Dos motos para dos públicos diferentes, con la tecnología y las prestaciones que merecen. 

Moto Guzzi tiene una larga experiencia en las motos custom. Siempre muy vinculada al mercado americano y pisando la alargada sombra del gigante de Milwaukee, Moto Guzzi ha sabido mantener diferentes modelos custom en sus líneas de producción. Las V9 Roamer y V9 Bobber, no se parecen a ningún modelo anterior de Moto Guzzi

La aparición de las V9, cargadas de tecnología y soluciones expresas para rebasar sin problema las estrictas barreras de la Euro 4, viene a dar un respiro de aire fresco a Moto Guzzi, en lo que se refiere sus motos más pequeñas. Las V7 puede que pronto sean historia y que el nuevo V9 remplace al pequeño bicilíndrico de 750cc. La V9 Roamer y V9 Bobber son la punta de lanza de una nueva era marcada por la Euro 4.

Una nueva aventura

Las primeras fotos que vi de la V9 me llamaron la atención y en mi cara se dibujó una singular sonrisa. “Claro que sí”, pensé. Me alegra mucho cuando aparecen nuevos modelos y sobre todo si vienen de la mano de marcas como Moto Guzzi, que disponen de unos medios bastante más limitados que los de otras marcas con unas cantidades de motos en producción muy superiores.

La V9 Roamer y V9 Bobber, no se parecen a ningún modelo anterior de Moto Guzzi. Son totalmente nuevas. Destaca en primer lugar el nuevo depósito de combustible de 15 litros de capacidad, con un distintivo formal basado en dos planos diferentes y separados por una arista central horizontal. El plano inferior es bastante inclinado. Hay que destacar el trabajo realizado en el acabado de la pintura, con el emblema de la marca que sobresale. Al principio no entendía la forma de este depósito, pero cuando la ves en directo te das cuenta de que es un acierto estilístico. ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9 En realidad sí que tiene alguna reminiscencia formal de algunos modelos emblemáticos de Moto Guzzi. Digamos que este sería uno de los principales elementos estéticos comunes a los dos modelos.

De la misma manera que el motor es nuevo, el chasis y prácticamente toda la moto, también lo son. Moto Guzzi ha puesto especial énfasis en crear un producto de calidad, cuidando los detalles y sus componentes. El aluminio y el acero predominan, relegando el plástico a lo indispensable.

Los guardabarros de ambas ruedas, son metálicos en las dos motos. Los colectores de escape también son de acero y están revestidos por un segundo tubo, creando una cámara de aire que ayuda a reducir la temperatura asegurando que el cambio de color sea mínimo. El diseño de estos es el mismo para las dos V9, con la única diferencia del acabado, cromo en la Roamer y negro mate en la Bobber.

Las tapas laterales que se encuentran bajo el asiento, son las mismas en ambos modelos. Aquí el chasis crea una forma trapezoidal, donde el tubo superior recorre casi toda la moto paralelamente al suelo. 

El 850 de bloque pequeño

Como comentaba al principio, el motor de la V9 es nuevo. Partiendo de la base del bloque pequeño como el de la V7, se han montado cilindros y culatas nuevas. Estas son totalmente distintas a las de las V7. En el 850 la cámara de combustión se encuentra en la culata, como suele ser habitual, en cambio, las V7 montan culatas planas tipo Heron, con la cámara de combustión en el mismo pistón. El circuito de aceite del motor V9 se ha mejorado notablemente, prescindiendo de radiador de aceite alguno.ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9 Los cárteres de aluminio son nuevos, un punto neurálgico que acoge un nuevo cárter de aceite y un cigüeñal con un mejor calibrado de las inercias, con el propósito de conseguir un carácter más vivo, asegurando un buen freno motor.
Sin duda un propulsor con carácter y personalidad.Moto Guzzi ha puesto especial énfasis en crear un producto de calidad y con estilo

El sistema de lubricación se ha rediseñado para bajar la temperatura del conjunto y reducir la absorción de potencia y así garantizar las prestaciones con consumo reducido. El sistema de ventilación reduce las pérdidas de potencia debidas al bombeo en el interior del cárter de los cilindros, con nueva bomba de aceite de flujo reducido para absorber la menor potencia posible.

El conducto de aspiración de la bomba de aceite se ha renovado, como la tapa de alternador que ahora incorpora el sistema “blow-by”, salida de gases.
La alimentación se realiza a través de la inyección electrónica monocuerpo Magneti Marelli. Se ha renovado la centralita electrónica de gestión del motor. Un catalizador de tres vías con sonda Lambda, permiten al nuevo V-twin 850 respetar la normativa de emisiones Euro 4.ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9 La potencia que desarrolla este nuevo bicilíndrico de dos válvulas por cilindro es de 55 CV a 6.250 rpm, con un par motor de 6.6 kg/m a 5.500 rpm. Existe una versión limitada a 35 Kw, especifico para el carné A2. Esta limitación se realiza en el mismo concesionario.
El embrague, que como todos sabemos es en seco, también se ha renovado. Ahora monta un monodisco de 170mm de diámetro, aumentando de esta manera la robustez y fiabilidad, disminuyendo el esfuerzo sobre la mantea de embrague.

La caja de cambios de seis velocidades, ahora es más suave y precisa. El árbol cardánico de transmisión secundaria de doble trócola, se ha sobredimensionado. Lo mismo que el basculante de fundición de aluminio, que cambien se ha rediseñado para soportar las prestaciones del nuevo motor y dejar paso al nuevo neumático de 150. 

Ciclo y electrónicaver galeríaPresentación Moto Guzzi V9

El chasis también es nuevo, un doble cuna en tubo de acero, que permite una óptima distribución de pesos. Dado que es una moto nueva, las suspensiones también lo son. Delante una horquilla convencional de 130mm de recorrido. Detrás dos amortiguadores regulables en la precarga del muelle.

El sistema de frenos de la V9 adopta una nueva bomba y pinza Brembo de cuatro pistones contrapuestos, con un disco delantero de 320 mm de diámetro. La rueda trasera la frena un disco de 260mm con pinza flotante de dos pistones. El ABS de dos canales es de serie, cumpliendo con la norma Euro 4 y no es nada intrusivo. El MGCT (Moto Guzzi Control de Tracción), es el sistema de control de tracción de las V9, desconectable y regulable con dos niveles de intervención. 

La Roamer y la Bobber V9 montan de serie un inmovilizador antirrobo y una entrada USB situada bajo la pipa de la dirección.

La instrumentación la forma un único reloj circular analógico, con el resto de la información en un cuadro digital que incluye odómetro, trip parcial y trip diario (se pone a cero automáticamente después de ocho horas desde el último encendido), tiempo de viaje, consumo instantáneo y medio, reloj horario, temperatura ambiente, velocidad media, nivel de control de tracción e indicador de la marcha insertada, con la sugerencia de cambio, cuyo valor de revoluciones máximo y mínimo es regulable. 

Moto Guzzi Media Platform (MG-MP)ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9

Las V9 disponen como opción de la plataforma multimedia MG-MP. Se trata de un innovador sistema multimedia capaz de conectar la moto con el Smartphone y por consiguiente con la red. Esta aplicación, que se puede descargar gratuitamente, convierte al Smartphone (iPhone o Android) en un ordenador de a bordo y multifunción que conecta el vehículo con Internet. 

La conexión wireless permite visualizar simultáneamente sobre la pantalla del Smartphone una serie de informaciones de la moto, controlando así una buena cantidad de parámetros, como el tacómetro, cuenta revoluciones, potencia instantánea, par máximo instantáneo, consumo instantáneo y medio, velocidad media, voltaje de la batería, aceleración y trips. La función Eco Ride permite limitar el consumo y mantener una conducción económica. Nuevo motor, nuevo chasis y avanzada electrónica para las V9 Bobber y Roamer

Los datos se pueden registrar y volcarlos en el ordenador o el Smartphone. Además, el sistema permite encontrar donde hemos aparcado la moto. 
El MG-MP incluye la función “Grip Warning” que nos informa del funcionamiento del control de tracción y el tipo de conducción realizada. Además nos avisa del abuso excesivo del control en función de las condiciones del asfalto.

El Smartphone se transforma así en un sofisticado instrumento de control del ángulo de inclinación en curva. 

V9 Roamer: una custom clásica 

La V9 Roamer basa su diseño en el estilo más clásico del custom, la esencia pura. Moto Guzzi siempre ha sabido interpretar con audacia el concepto custom, creando motocicletas con estilo.

Desde el Centro de Estilo del Grupo Piaggio, se ha desarrollado el diseño y desarrollo de la Roemer V9, también respaldado por el PADC (Piaggio Advanced Design Center), de Pasadena. ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9 La Roamer combina a la perfección diferentes elementos básicos, que la convierten en la custom perfecta del catálogo de Mandelo del Lario, como el estilizado depósito de combustible, manillar cromado alto, asiento amplio y estilizado, ruedas de 100/90 R19” y 150/80 R16”, llantas de fundición multibrazos acabadas en negro mate con el borde pulido, guardabarros trasero envolvente, escapes cromados y evidentemente la pieza más emblemática, el nuevo motor V9. La posición de la Roamer es cómoda y confortable, todo queda en su lugar. Así mismo la conducción también se hace placentera y fácil. A pesar de que la probamos solamente por carretera más bien urbana, la sensación fue muy buena. El asiento de la V9 Roamer está situado a 775 mm del suelo. La geometría de su chasis, combinado con unas correctas suspensiones y unas medidas de ruedas que correctas y lógicas, la convierten en una custom asequible y coherente. Pero lo más destacado aparte en este apartado, es sin duda su contenido peso de 199 kg. La competencia se mueve alrededor de valores que rondan los 250 kg. 
La V9 Roamer es realmente una moto ligera de media cilindrada, perfecta para aquellos bikers que no se atrevían con este tipo de motos debido a su elevado peso y la poca maniobrabilidad de la mayoría de customs del sector.

La Moto Guzzi V9 Roamer está disponible en tres versiones distintas de color: Amarillo Solar con gráficas negras sobre el guardabarros y depósito, el Blanco Clásico con una elegante gráfica roja sobre el guardabarros y depósito de combustible, o el Rojo Rubín con gráfica blanca sobre el guardabarros y depósito de combustible. 

V9 Bobber: la rebelde de la casaver galeríaPresentación Moto Guzzi V9

Si su hermana gemela se basaba en el estilo y el clasicismo, la Bobber es todo lo contrario. 

Las bobber nacieron en Estados Unidos después de la Segunda Guerra mundial, de la mano de apasionados pilotos que se caracterizaban por la eliminación de las piezas prescindibles en las carreras sobre tierra batida.

Para conducir en estas condiciones los pilotos de carreras utilizaban neumáticos sobredimensionados, para garantizar una mayor adherencia sobre la tierra batida. 
Por este motivo, la V9 Bobber prescinde de cromados o pintura brillante alguna, para resaltar el negro mate. Los laterales de la moto y el depósito de combustible son negros, a excepción de algunos detalles en amarillo y rojo mate. Se ha pintado también en negro mate el sistema de escape, los espejos retrovisores y los guardabarros metálicos, en los que el trasero ha visto reducidas sus dimensiones para poder albergar el grupo óptico, compacto y minimalista.

Ya veis que cambiando solamente algunas piezas, la V9 Bobber se diferencia bastante de la V9 Roamer. Como el mencionado tamaño de los neumáticos y en consecuencia las llantas: 130/90 R16” y 150/80 R16”.ver galeríaPresentación Moto Guzzi V9 La V9 Bobber se diferencia de la V9 Roamer también por su posición de conducción, más recogida y deportiva, por decirlo de alguna manera, básicamente por el negro manillar más plano tipo “drag bar”.

El asiento también es diferente, en este caso es más plano y fino, lo cual repercute en una comodidad menor respecto a la Roamer.
La conducción de la Bobber se concibe de otra manera, le cuesta un poco más entrar en curva, mejor dicho rotonda, ya que las curvas apenas las vimos en la presentación. Sin duda que ello es debido al enorme neumático delantero de 130”. Como todos sabemos, en el mundo custom prevalece la estética sobre la funcionalidad. 

La V9 Bobber también está disponible en dos colores, con acabados completamente en pintura mate: Negro Macizo con gráfica amarilla ajedrezada en el guardabarros y depósito de combustible y Gris Sport con gráfica roja ajedrezada tanto en el guardabarros como en el depósito.

Los precios de las Moto Guzzi V9 encajan perfectamente en el mercado de este tipo de motos. La V9 Roamer cuesta 10.399 € y la V9 Bobber 10.799 €. Moto Guzzi señala un período de mantenimiento cada 10.000 km. Y como es de suponer, el catálogo de accesorios de ambos modelos es amplio y extenso.

Dos nuevos modelos custom de Moto Guzzi que vienen a ampliar la oferta de media cilindrada, de un apetecible sector, con cada vez más competencia. 

5 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...