Moto Guzzi V85 TT: La trail que faltaba

Moto Guzzi V85 TT: La trail que faltaba

Paulino Arroyo

Buena parte de la historia de la marca Moto Guzzi está presente en la V85 TT. Para sus incondicionales, un ejemplo de perseverancia, respeto a las tradiciones, evolución y pasión a partes iguales. Pero también con la llegada al mercado de la V85 TT y ya desde los salones de Invierno, las miradas de aquellos que jamás pensaron en comprar una Moto Guzzi cayeron sobre ella. Muchos se detenían a su lado un tanto incrédulos, otros con ganas de probarla como en mi caso, y la mayoría expectantes de qué era aquello que nos había preparado la marca italiana de Mandello del Lario. ¿Cómo iría? ¿era una verdadera trail viajera?. Ya podemos salir de dudas… 

Pues al fin la tenemos entre nosotros. Ya he visto algunas por carretera, Y es una excelente noticia y ¡con dos ocupantes a bordo! Verla en manos del usuario final motiva aun más para escribir sobre ella. Nuestro país fue, antes de la llegada de las marcas japonesas, un país guzzista, como también lo fue bemeuwista. Entre las dos marcas europeas (vetados al mercado asiático hasta entrados los 80’) cubrían tal vez el 50% de las ventas de moto grande, dicho esto con permiso de Ducati y Benelli, además de algunas motos inglesas y Harley-Davidson, que, entre todas, junto a las pocas japonesas matriculadas en Canarias, Ceuta y Melilla, cerraban el círculo de las opciones.

La llegada de las motos del país del Sol Naciente, cambió el panorama, pero Moto Guzzi siguió teniendo muchos seguidores, tanto entre cliente de motos custom (California, Nevada o Florida) como de las motos deportivas (desde las Le Mans 850 y 1000, a las Sport 1100 y Daytona); nakeds (como la Mille GT y la Breva 1100 o la Griso) y turismo (como la 1000 SP y la California Stone Touring). Estos son solo algunos ejemplos. Los incondicionales de las motos de Mandello Del Lario en Italia, serán capaces de recordar muchos más. Pero falta la tendencia trail (la última en aparecer fue la Stelvio), la que nos llevaría a la V85 TT. Primero apareció la Quota, una versátil trail, pero tras llegar al mercado a las puertas del siglo XX, la competencia por entonces más potente y evolucionada provocó que la Quota -a la venta durante más de diez años- no tuviera la acogida que merecía. La Moto Guzzi Stelvio es más actual pues llegó al mercado en 2008 y estuvo presente hasta 2016. Pero el off-road de Moto Guzzi tiene otros protagonistas. Los preparadores franceses, tan aficionados a las carreras africanas, utilizaron el bicilindrico de Moto Guzzi como base para competir en los rallyes africanos en los años ochenta. En Mandello no hicieron caso omiso y aparecieron modelos como las TT 350 y 650, a la que siguieron las NTX estas más todo uso. La V65 NTX de 1987 sería el equivalente a la actual V85 TT pero pasada por el tamiz del tiempo. ¡Disfrutémosla!

No se disfruta lo que no se conoce

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaFotos: Félix RomeroMoto Guzzi sigue fiel al motor bicilíndrico en V transversal de 90º refrigerado por aire, de dos válvulas por cilindro y sistema SOHC en la distribución. El de la V85 TT cubica 853 cc entrega 80 CV a 7.750 rpm con un par de 8,1 Kgm a 5.000 rpm, con seis relaciones de cambio. Comentar que el motor es idéntico en cotas, 84 de diámetro x 77 de carrera, al de las V9 Bobber, pero en esta entrega “solo” 55 CV a 6.250 rpm y el par se queda en algo más de 6,0 kgm a 3.000 rpm. Los cambios son sustanciales.

El motor como podemos intuir ha sido totalmente modificado. Su entrega de potencia es suave y lineal, mucho, aunque hay que esperar algunos minutos a que el motor adquiera su correcta temperatura de funcionamiento. A partir de entonces solo se muestra algo ruidosa al realizar los cambios de marcha, perceptible durante los primeros metros. No encuentras jamás puntos muertos falsos y siempre engranas neutral con facilidad. Las vibraciones sencillamente no existen, salvo el balanceo lateral propio al ralentí de los bicilíndrico en V (o los motores bóxer). Y tal vez las relaciones de cambio sean un tanto cortas, lo que no afecta curiosamente al consumo, que es notablemente bajo. 

Dispone de tres modos de conducción: Strada, Pioggia y Off Road, es decir Carretera (o Road), Lluvia y Off Road. Y el comportamiento cambia considerablemente modificando el tacto del puño del gas y con mayor sensibilidad del control de tracción y el ABS en el caso de la posición “Lluvia”. En Off Road actúa desconectando el ABS en la rueda trasera y el control de tracción, aunque además puede desconectarse también en la delantera gracias a otro menú más específico para personalizar su comportamiento. Si te excedes con el gas, te avisa de la pérdida de tracción con indicadores luminosos… incluso cuando superas el régimen de giro óptimo y te acercas al corte de encendido.

Ciclística y su comportamiento

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TTY puestos ha comentar cómo se comporta su motor: ya he mencionado que la entrega de potencia es lineal y suave, y mencionaré que la parte ciclo aporta un comportamiento muy acorde con el esperado en una trail, o el que esperábamos en una trail hace algunos años. Es fácil de conducir, mucho. Realizas los giros en poco espacio, con la seguridad de apoyar ambos pies en el suelo (la distancia del asiento al suelo es de 830 mm) y supero por poco el metro y setenta centímetros de altura. 

El chasis es un entramado tubular en acero que mantiene el motor colgado, y este muy bien protegido con un gran salva carter de aluminio. Y ¿he mencionado que la transmisión es por cardan? Pasa tan desapercibida que, ¡lo había olvidado! Tal vez disponer de embrague antirrebote (por cierto monodisco) minimiza sus efectos. 

La combinación de llanta delantera de 19” y trasera de 17” con ancho de 110/80 delante y 150/70 detrás es una buena combinación en moto de trail pensada para carretera (en un 80% por ponerle una cifra). Es ideal para divertirse en curvas de radio pequeño y medio sin perder las buenas sensaciones en curvas largas y en autopista. Borré premeditadamente, antes de hacer las fotos, la velocidad punta que aparecía registrada en el ordenador de abordo. No deseo miradas incriminatorias… pero las sensaciones a esas velocidades son buenas, incluso con neumáticos “mixtos”, los Michelin Anakee. Tal vez con los neumáticos de las versiones monocolor los Metzeler Tourance Next, la impresión sea aun de mayor aplomo, pero con los Michelin la V85 TT va “sobre railes”.

Los neumáticos son Tubeless pero, al ir montados sobre llanta de radios en disposición tradicional, anclados en el centro del aro, los Anakee se han montado con cámara. No se puede tener todo.

¿He hablado de la frenada? El mordiente de las pinzas delanteras de anclaje radial y de cuatro pistones firmadas por Brembo (al igual que la pareja de discos de 320 mm) son una prueba de que la elección de componentes es mucho más que marketing. Me ha gustado mucho la sensación de seguridad en la frenada, sobre todo apurando con el delantero. Pero… combinando la frenada con el disco trasero (de 260 mm y pinza de dos pistones), este denota que le falta algo de mordiente, por lo que el delantero hace casi todo el trabajo… ¡como debe ser! Aunque para timonear se muestra excelente. Repito… me gustó más el tacto de las pinzas delanteras.

Ergonomía y electrónica = comodidad y seguridad

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TTLas levas de freno y embrague son regulables y de accionamiento suave. Las estriberas se encuentran en su lugar, ni adelantadas ni atrasadas. Son dentadas y cubiertas de goma por si quieres realizar escapadas por montaña más en serio. Solo el soporte de estas, aunque con un acabado impecable, llega a molestar si queremos rodar con las puntas de las botas apoyadas en lugar de con la parte media del pie. No me ha gustado el tacto del interruptor de intermitencias, el único “pero” reseñable junto a lo comentado de las estriberas. Por lo demás el asiento tras cerca de 1000 km recorridos con ella ha pasado totalmente desapercibido. Es, por lo tanto, cómodo.

La pantalla podría ofrecer mayor protección, debería para enfrentarse a otras motos de su competencia, pero con un accesorio extra el problema queda resuelto. Ya está disponible una de mayor altura por 197,23 €. 

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TT

La pantalla TFT tiene un tamaño contenido para lo que resulta ya habitual, por lo que en el espacio disponible nos informa de todo de modo ordenado: modos de conducción, marcha engranada, temperatura ambiente, indicador de nivel de gasolina, consumo medio, consumo instantáneo… Y en la periferia a esta pantalla: avisador de régimen máximo, del caballete extendido, y del control de crucero (otro aspecto que me ha gustado especialmente) además de los imprescindibles, neutral, intermitencias, luces, presión de aceite, ABS… Si hay algo que agradezco en motos pensadas para viajar, este es el Cruise Control o control de crucero. El de la V85 TT es facilísimo de accionar con un único interruptor, y sube y baja la velocidad con inusitada rapidez, aunque de dos en dos kilómetros. Se desconecta de inmediato, y sin memoria, al frenar o embragar por lo que deberemos regresar a la velocidad elegida con anterioridad, Si subimos la velocidad con el puño del gas, y deseamos regresar a la velocidad elegida, es suficiente con dejar de acelerar. Muy fácil e intuitivo.

La comodidad del pasajero es seguro un factor que muchos tenemos en cuenta, y en la V85 TT está asegurada, máxime con el baúl pero también por la posición de las asas para su sujeción, las gomas de las estriberas y su posición.
Los Michelin Anakee Adventure permiten a esta Moto Guzzi inclinadas hasta alcanzar el asfalto con las estriberas, algo en lo que tiene mucho que decir la horquilla delantera Kayaba de 43 mm de diámetro de barras y 170 mm de recorrido que por cierto, se calibra solo sobre la barra derecha. La suspensión trasera depende de un amortiguador también de la firma KYB de anclaje lateral con recorrido de 170 mm y es regulable en precarga de muelle, situado sobre el brazo del cardan: su progresividad depende de su notable ángulo de inclinación y no de las inexistentes bieletas. 

A todo lo dicho… no te lo pierdas

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TTNo he mencionado aun el manillar, tan ancho que da mucha sensación de seguridad, maniobrabilidad y que al situarse alto, apenas molesta al circular entre coches en los atascos. Los protectores de manos no son un extra y le dan una premeditada imagen off-road.

No dispone de caballete central de serie, pero por 185,01 €, este lo podemos montar como extra. 

El faro es Day Light (o DRL) con la forma del águila, el símbolo de la marca, y una pareja de pilotos traseros –también LED- en la parte trasera forman parte de su marcada personalidad, junto a la combinación de colores (en rojo y blanco o en amarillo y blanco) conocida como Gráfica Epecial.

Una toma USB situada muy a mano permite cargar el teléfono móvil… pero además gracias al Moto Guzzi MIA es posible conectar la moto a nuestro teléfono (o a la inversa), lo que permite disponer de navegador con señales de dirección (visibles en la pantalla digital TFT de 4,3 pulgadas, sin reflejos y en alta definición), reproducir música, recibir llamadas… 

Los 23 litros de capacidad del depósito son toda una garantía de llegar muy lejos sin repostar. De hecho he recorrido más de 400 km sin repostar y a buen ritmo quedando más de tres litros en el deposito, por lo que el consumo desciende con facilidad de los cinco litros. Para los amantes de los largos viajes, o del día a día, o de las escapadas de fin de semana. Una trail como las de antes, dinámica y facilísima de conducir, pero con la tecnología que exigen los nuevos usuarios pero sin un precio excesivo.

Y final, competencia y precio

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TTLa competencia directa de la Moto Guzzi V85 TT tal vez se encuentre en la Triumph Tiger 800 (en las versiones con llanta de 19”), la KTM 790 Adventure y en la nueva BMW F850 GS, ambas más potentes, sin cardan –con lo que implica para la Moto Guzzi su nulo mantenimiento-, sin tanta autonomía ni el clasicismo que respira la moto italiana.

Su precio es de 11.190 € en la versión bicolor (sin las tres maletas), tanto la versión en amarillo como en rojo. Por 10.990 € podemos optar por la roja, azul o gris (estas con gomas más asfálticas y asiento con distinto tapizado). Ambas –como decía- aumentarán su precio si optamos por maletas (la pareja con los soportes unos 1.363 €), y el baúl con un precio de 708 € además del caballete central (por 185 €).

ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TT

Pero aun hay más extras disponibles como el protector del cardan, asiento de distinta altura o un nuevo silencioso de escape. Todo ello como veis aumentará en mucho más de 1.000 € la cifra final. Y resulta imprescindible la pantalla de mayor altura que proteja más y convertirla en una verdadera trail viajera (por 200 € más).

Pero a pesar de que hay que equiparla con algunos accesorios extra: la Moto Guzzi V85 TT, me sigue pareciendo: ¡La trail que faltaba! Una moto versátil que regresa, algo olvidado por la industria, al concepto original del trail.ver galeríaMoto Guzzi V85 TT: La trail que faltabaMoto Guzzi V85 TT


Los que han leído esta noticia, también han leído...