Montesa Cota: Llega a los 50 años

Montesa Cota: Su cumpleaños llega a los 50 años

Jose María Marfil

Honda Motor Europe España ha celebrado los 50 años de producción de la Montesa Cota con la edición de una serie limitada. Además, han tenido la sensibilidad de organizar un acto de homenaje a las personas que crearon, desarrollaron y siguen haciendo crecer el mito Cota.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 añosActo de celebración del 50 aniversario de la Montesa Cota

Allí estaban F.X Permanyer, hijo del fundador de la marca; el Sr. Joan Cañellas, ex director general de Motocicletas Montesa S.A; Miquel Cirera, piloto probador de la Cota en los años 70 y 80 y actual manager del equipo de competición; Óscar Giró, colaborador del malogrado Antonio Cobas y actual manager del departamento de competición; Pere Ferrer el técnico “de toda la vida” y como no, Pere Pi, el artífice de la primera Cota con la que además consiguió importantes éxitos deportivos.

Con estos invitados, historia viva de nuestro motociclismo, se desarrolló un entrañable coloquio en el que se habló de la historia de la Cota, de la llegada del trial a nuestro país, de la expansión internacional de nuestra industria motociclista y también de su ocaso.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 añosF.X. Permanyer en el acto de celebración del 50 aniversario de la Montesa Cota

Abrió el coloquio F.X. Permanyer para contarnos las vicisitudes del nacimiento de Montesa, allá por el 1944, en plena posguerra, cuando conseguir piezas (encendidos, neumáticos, cadenas, carburadores) era prácticamente una quimera. Nos relató los entresijos de la primera Montesa, la A-45, inspirada en una Motobecane B1V2, que apareció en 1945 y de cómo en poco más de diez años, ya con el Sr. Bultó integrado plenamente en la empresa, Montesa llega a convertirse en una de las pocas marcas españolas capaz de hacer motos en serie y en serio.

Nos contó lo del cisma de 1958, lo de Bultó y su marcha con parte del equipo técnico para fundar Bultaco, y la reacción de Permanyer poniendo al frente a Leopoldo Milá. Milá ejecutó la implantación del motor monobloc, el que estrenó la Impala en 1962 y que todavía podemos ver rodando por las calles de Barcelona. También nos contó la llegada de Pere Pi a Montesa, un rapidísimo piloto de Moto Cross procedente de Derbi, con el objetivo de desarrollar las motos de montaña.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 añosPere Pi, en el acto de celebración del 50 aniversario de la Montesa Cota

Siguió Pere Pi para explicarnos sus primeros escarceos con las motos de montaña de la marca y como se fue con una Montesa de moto cross a Grenoble, en 1964, para tomar parte en una novedosa prueba organizada por la FIM consistente en afrontar zonas “non stop” en las que se penalizaban por poner el pie en el suelo. Estaba naciendo el trial moderno. Hasta entonces el trial era, poco más o menos, un juego de Gentlemans ingleses que iban en moto por la montaña cuando el mal tiempo les impedía hacerlo por el asfalto. La experiencia con la moto de cross en Grenoble no fue del todo bien, pero en Francia descubrieron las necesidades técnicas de la nueva especialidad y se pusieron a trabajar.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1967 modelo 250 Trial presentada en el Salón de Barcelona. Precursora de la 247. Solo se fabricaron 44 unidades

Pere nos fue contando no pocas anécdotas sobre el desarrollo del primer prototipo de trial. Recolocaron el motor (lo bajaron y adelantaron), adaptaron la termodinámica e incorporaron innovaciones tan sencillas y geniales como: las estriberas plegables, el tubo de respiración en el depósito o el engrase de la cadena en el basculante. Además, tuvieron la brillante idea de incorporar una quinta marcha en el cambio para poder ir ligero y cómodo por los caminos de enlace entre zona y zona.

Totalmente volcados en el proyecto, incluso llegaron a participar en el desarrollo de unos neumáticos específicos. Los Firestone disponibles no iban demasiado bien, por cierto eran los que llevaba la Cota Mk1 247 presente en el acto. Los Dunlop iban mucho mejor, pero eran carísimos, así que Pere Pi se fue a ver a los de Pirelli en Manresa y consiguió convencerles para que les hicieran un neumático específico de trial. El primer esbozo de la banda de rodadura lo hicieron en Montesa con tacos de ¡madera! Pere Pi se reía recordando cómo había que ingeniárselas en aquella época para explicar las cosas sin los CAD 3D.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1968 Primera Montesa Cota 247

La elección del nombre Cota también fue cosa curiosa. Participó toda la fábrica. Tras llegar, por descarte, a 3 posibles opciones de las 47 iniciales, Pere Pi nos contó que fue de poco que la 247 no acabara llamándose Daina.

Con todo, el elemento distintivo de aquella 247, su más destacable innovación estética y funcional, fue el conjunto de depósito y asiento de una sola pieza, nunca visto hasta la fecha, nos dijo Pere. La idea original provino de él y fue cogiendo forma en el departamento de diseño. En 1969 la ADI-FAD concede a la Cota 247 el premio Delta de Plata al mejor diseño industrial. Era el segundo galardón otorgado a una moto de Leopoldo Milá. El primero fue en 1962, el preciado Delta de Oro al mejor diseño industrial de la Impala. Pere Pi nos recordó, en varias ocasiones, la obsesión de Montesa por hacer motos eficientes, pero sobre todo bonitas.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1968 Pere Pi Cota 247 Trial de Primavera

En 1968 la RFME instaura el campeonato de España de trial que gana Pere Pi con la Cota 247. Al año siguiente es Don Smith quien consigue para Montesa el campeonato de Europa de trial, lo más parecido a un mundial.

En aquel momento, Bultaco, Montesa y Ossa se dan cuenta del potencial de sus ligeras monturas de 2T frente a las voluminosas y pesadas BSA, Ariel y AJS y demás de 4T. Fichan a los pilotos ingleses estrella (Bultaco a Sammy Miller, Montesa a Don Smith y Ossa a Mick Andrews) para afinar las motos y no tardan en arrasar en las tiendas. Fundamentalmente en el extranjero. De las 300 Cotas 247 producidas en 1968 solo 20 se quedan en España, nos comentaba Pere Pi.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1968 Don Smith Cota 247 SSDT fumando! Eran otros tiempos

En 1969 la producción de la 247 se triplica. Ante los buenos auspicios, Montesa decide ampliar la oferta con la Cota 123, con versión a 74 (mismo chasis y cárteres pero adaptada al A1 de la época), que la convierten en el sueño de los chavales. Además presentan una preciosa mini moto infantil de trial, creo que fue la primera en el mundo, la Cota 25, y una proporcionada Cota 49 homologable como ciclomotor. A mediados de los setenta Montesa estaba produciendo alrededor de 26.000 motos al año. El éxito fue palpable. Las motos de montaña llegaron justo a tiempo para salvar a la industria. Las ventas de las motos de carretera se habían hundido con la llegada del Seat 600.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1975 última Cota 247 modelo Ulf Karlson

En 1974, con Ulf Karslon, remodelan la 247. Al año siguiente la FIM concede al trial la categoría de campeonato del mundo y la Sherpa de Bultaco, eterna rival de la Cota, empieza ganando. Montesa reacciona en 1976 y, partiendo de cero, presentan la preciosa Cota 348, pero nada pudieron hacer frente a la hegemonía de Bultaco en la competición. Montesa tuvo que esperar hasta que en 1980, el mítico sueco Ulf Karlson, consigue el primer título mundial de trial con la 349.

Tomó la palabra Salvador Cañellas para explicarnos que a finales de los setenta la industria de la motocicleta en España estaba ya en crisis. Nos dijo que las principales causas fueron la crisis del petróleo y la pérdida de competitividad de nuestros productos frente a la oferta japonesa. Factores que redujeron drásticamente las exportaciones. Nos decía que hasta mediados de los años 70 el 50% de la producción iba para fuera, sobre todo para los EEUU. El Sr. Cañellas nos confesaba que Montesa aguantó un poco más que sus rivales tras reducir su exposición al mercado americano y salir en busca de más mercados.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1980 Montesa gana su primer título mundial de tiral con Ulf Karlson y su Cota 349

Entrados los ochenta, la profundidad de la crisis y los conflictos laborales dejaron a nuestra industria al borde del colapso. Cañellas nos contó que el Gobierno le nombró comisionado del sector para negociar una salida conjunta con los japoneses. Pero solo Sanglas (Yamaha) y Montesa (Honda) consiguieron llegar a un acuerdo de rescate. A mediados de los 80, Bultaco y Ossa entran en liquidación.

En septiembre de 1983 se oficializa el acuerdo con Honda y vuelve la tranquilidad a Esplugues. Pero no pueden dormirse. Los italianos (SWM, Fantic, Beta, etc.) vienen pegando fuerte con sus motos de trial y Montesa decide salir al paso en 1984 con la novedosa Cota 242, ahora con menos peso y cilindrada que su antecesora.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1983 Cota 242

En 1986 se crea la sociedad Montesa Honda y un año más tarde llega la primera Cota con freno de disco delantero y suspensión progresiva: la 304. Una base técnica que se prolongó hasta la pulida y exitosa 310 de 1991.

Gas Gas y los siempre presentes italianos, imprimiendo un fuerte ritmo a la evolución de las motos de trial, hacen que Montesa reaccione en 1992 con la Cota 311, la primera Montesa de trial con chasis de aluminio doble viga y motor con refrigeración líquida. Dos años más tarde aparece la Cota 314R, la primera Cota en montar un motor de 2T diseñado por Honda en HRC.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años1992 Cota 311

Al poco, Antonio Cobas y su colaborador Óscar Giró empiezan a trabajar en un nuevo chasis que acabará dando forma al prototipo con el que Marc Colomé, en 1996, consigue el segundo mundial de trial para Montesa. La moto llegó a la serie bajo el nombre de Cota 315R.

Con la 315R, Dougie Lampkin da a Montesa los siguientes cuatro mundiales consecutivos, sin olvidar los títulos del campeonato del mundo de trial femenino de Laia Sanz, el trabajo de Amos Bilbao y el título de Takahisa Fujinami en 2004 con edición de la última Cota 315R.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años2001 Doug Lamping Cota 315

En 2005 y 2006, Gas Gas, de la mano de Adam Raga, se alza con los títulos mundiales. Montesa, en ese período, está en pleno desarrollo de la nueva Cota de cuatro tiempos tras arrinconar definitivamente la tecnología del 2T. No fue fácil. Pere Ferrer nos contaba que, si la evolución de la 315R fue complicada, la apuesta de Honda por la tecnología 4T supuso un verdadero reto. Encajar el incremento de peso y las reacciones del nuevo motor fue todo un desafío.ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 años2004 Primer diseño Cota con motor de 4T y 250 cc

Pero lo superaron. Y de qué manera. Desde 2007 no ha vuelto a haber otra moto campeona del mundo de trial que no se llame Cota, que no lleve un motor de 4T y que no esté pilotada por Toni Bou. Tras cincuenta años ininterrumpidos en producción -el único modelo de la automoción española que lo ha conseguido-, 43 versiones, 160.000 unidades fabricadas y 65 títulos mundiales (21 de marcas y 44 de pilotos) qué más se puede decir.

La Cota 50 Aniversario

Partiendo de la Cota 300 RR, cuyo proceso de fabricación podréis ver en el siguiente video, Montesa ha elaborado la serie especial 50 Aniversario que cuenta con un diseño y materiales especiales.

/p>

Cada unidad llevará grabado, con láser, el número de serie limitada y se entregará con un certificado acreditativo de pertenencia a una serie limitada, con un caballete de mantenimiento especial y con el libro “Montesa The Art Gallery” firmado por Toni Bou.

ver galeríaMontesa Cota: Llega a los 50 añosPere Pi y Toni Bou. Historia viva de nuestro trial

Técnicamente, la Cota 50 Aniversario incorpora un nuevo cubre cárter de idéntica forma y material que el usado en la competición. También cuenta con pinzas de freno de mejores prestaciones, manetas especiales regulables (sin herramientas) y un caballete lateral, de aluminio forjado, 200 gr más ligero. Los detalles estéticos y el exquisito diseño exterior no lo comento. Mejor ver las fotos. Es preciosa. Un modelo que, probablemente, acabe en la vitrina de más de aficionado.


Los que han leído esta noticia, también han leído...