Mejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácil

Telva Somoza

En esta segunda entrega de cursos de conducción post carné de conducir, os hablaremos del Honda Instituto de Seguridad. Podéis leer la primera parte en este enlace. Estas instalaciones, con más de 10 años de experiencia y más de 25 mil participantes en todos sus cursos. Realizar este tipo de jornadas te permitirá mejorar exponencialmente sobre la moto dado que no tendrás inputs externos a gestionar. Durante nuestra visita, pudimos participar en tres cursos realizados de manera simultánea: Scooter nivel inicial, media cilindrada nivel medio y la formación de tierra para niños. Dentro del enorme abanico de cursos que ofrece el HIS, este último es el más especial con diferencia pero os hablaremos de todas las opciones.

Para los usuarios de motocicletas de mayor cilindrada encontramos el nivel básico, medio (el que nosotros realizamos) o superior. Incluso existe la posibilidad de ir un paso más allá y hacer una jornada en carretera abierta. Los cursos para Scooters son de lo más solicitado y existen nivel Inicial, el que nos ocupa en este vídeo, y Avanzado. Además, para los más mayores existe un curso de Off-Road. Todos ellos con el material y las motos cedidas por el HIS. También realizan formaciones a profesionales de la seguridad como Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana e incluso los más pequeños pueden asistir a sus instalaciones con el colegio, para tener su primer contacto con la seguridad Vial.

El Honda Instituto de Seguridad es un centro único en toda Europa, con una superficie de 20.000 metros cuadrados situados a pocos minutos de Barcelona. Los cursos corren a cargo de los monitores de Honda Escuela de Conducción, creada en 1992 y que imparte cursos para todo tipo de motoristas. Las instalaciones son increíbles, con una pista asfaltada de 8.000 metros cuadrados que tiene una zona exclusiva para la frenada en mojado, algo que pudimos probar durante el curos. No pasa desapercibida el Área Off Road de 6.000 metros cuadrados que nos hizo soñar a todos con volver a ser niños. 

Scooters y media cilindrada

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilLos cursos corren a cargo de los monitores de Honda Escuela de Conducción (1992).Normalmente se realizan dos cursos de manera simultánea pero ese día pudimos observar y participar en tres de ellos. Todos tienen el mismo formato pero con tiempos diferentes, por ejemplo: los más pequeños también tienen una clase teórica, antes de empezar con la moto, pero es mucho más corta y dinámica, para que no se aburran. El curso de Scooter inicial es el más largo, con una hora de clase, y la formación teórica del nivel Medio de moto es de 45 minutos. 

Empezaremos por el más básico el de Scooter inicial. En la sala se repasan las pautas iniciales, con un mucho inciso en el apartado de seguridad. Es más, si ya eres usuario de un scooter o tienes el carné A1, te recomiendo que pases directamente al nivel avanzado, ya que el inicial está pensado para aquellos que nunca se han subido a una moto y hablan de aspectos que ya conocerías. Tras esta parte teórica se pasa a los simuladores, para que te acostumbres a la posición de conducción y las reacciones del scooter sin peligro alguno. A continuación te equipan con material de la escuela y aprendes a realizar los movimientos en parado, como levantar el scooter y fijarlo al caballete. Cuando esta parte está superada, pasan a la práctica completa con ejercicios de frenada, agilidad y equilibrio con los recursos de la pista. 

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilMuchos participantes en el curso Scooter inicial son conductores habituales de coche.Puede parecer una formación muy básica pero es de los cursos más solicitados ¿Por qué? Porque muchos usuarios del carné B, de coche, quieren pasar a utilizar un scooter y nunca se han subido en una. Incluso gente joven, que pese a ser más tirados para adelante, han cogido algún miedo y necesitan un entorno seguro para volver a empezar.

Durante la jornada pudimos coincidir con participantes de todos los perfiles. Mireia, por ejemplo, quería estar más segura en su cambio a una cilindrada de scooter mayor. Ella era usuaria habitual de ciclomotores pero, dado que se sacó el carné de automóvil, no tiene práctica sobre un modelo de 125 cc. Su padre le regaló el curso para que aprendiera los elementos claves de la seguridad en un espacio cerrado y sin coches, con el instructor pendiente de cualquier duda. Marc, en cambio, es propietario de una moto de marchas pero quería subirse en un scooter y conocer las técnicas para poder conducirlo. El caso de Eva nos resultó de lo más revelador. Ella llevaba más de 16 años utilizando el coche como único vehículo pero al mudarse a las afueras de su ciudad vio la necesidad de hacerse con un scooter. Es, por tanto, una usuaria que conoce perfectamente las normas de tráfico pero que no había conducido nunca una moto. El HIS le ofrecía un espacio seguro y cerrado, sin tráfico y con riesgos mínimos.

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilLa mirada acaba por convertirse en el elemento clave para todos los participantes.La variedad de perfiles es algo que se repetía también en el curso medio de motocicleta. Encontramos desde motoristas expertos, que quieren quitarse vicios, hasta moteros más recientes que buscan coger confianza en la moto. Carlos quería aumentar sus conocimientos en seguridad, tanto para su día a día como para viajes de mayor kilometraje. Al ser propietario de una Honda Rebel recibió información sobre estos cursos, directamente de la marca, pero también hay muchos participantes que llegan recomendados por amigos e incluso como un regalo de cumpleaños. Albert escogió el curso del HIS gracias a un participante anterior y quería mejorar en un espacio cerrado, “donde no te perjudican los errores de otros usuarios de la vía y puedes centrarte en ti”. Este curso le ha mostrado la importancia de la mirada y sabe muy bien que deberá trabajar en ella. Él mismo lo reconoció: “Ahora lo importante es hacerlo en tu día a día”.

Este curso también tiene una parte teórica, en la que se destacan las medidas para una conducción defensiva. Aquella que realizamos los moteros adelantándonos a cualquier imprevisto que puede surgir, como cruces, salidas de aceleración, adelantamientos… Después de repasar la correcta posición sobre la moto, pasamos a realizar los ejercicios de frenada y frenada combinada con incorporación de badenes y una prueba muy especial, la del ABS. En este tramo se utiliza una pista deslizante con agua y sirve para ver hasta qué punto el ABS es importante. 

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilLa pista deslizante nos permitirá observar y sentir las ventajas del ABS.Primero frenaremos sin y la moto, rápidamente, escapará de nuestro control. La sensación de indefensión es brutal, pero gracias que tenemos los soportes laterales estaremos a salvo. Luego hacemos el mismo gesto pero con el ABS activado y… todo cambia. Una cosa queda clara: la tecnología es el aliado definitivo de la seguridad, pero también nuestra técnica.

Por eso mismo, tras las pruebas de frenada se pasa a la parte de agilidad, con platos, ceros, ochos e isletas. A esas alturas, todos conocemos nuestros fallos y los trucos para poder mejorar en los giros. La mirada acaba siendo el detalle clave para todos, un error común y muy complicado de solventar por costumbre. Practicar en un entorno seguro, con las motos del HIS y las protecciones, ayuda a poder ir más allá y no temer por la integridad de la máquina. Para terminar la jornada, se repasan los parámetros de una trazada perfecta. Algo que permite ir más rápido y practicar una curva de carretera a mayor velocidad, el final perfecto para poder coger tu moto y recordar todo lo que has aprendido.

Curso off-road para los peques

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilEl curso para niños se divide en Nivel I (hasta 10 años) y Nivel II (hasta 16 años).Compartir afición con tu hijo o hija es un regalo que muchos padres ansían. El HIS te permite dar los primeros pasos de tu pequeño en moto, de manera conjunta. Llamadme cursi pero fue, con diferencia, el curso que más me llamó la atención, sin restar importancia al resto. Nosotros pudimos ser testigos de una clase de nivel I, que suele acoger a niños de entre 6 y 10 años que llevarán motocicletas infantiles de 50 cc. El único requisito es que sepa montar en bicicleta y que un adulto le acompañe. El nivel Especial niños II se amplía hasta los 16 años y ya pueden utilizar una Honda CRF125F. Eso sí, no es un curso de perfeccionamiento para la competición. 

Esta formación es más que aprender a ir en moto de tierra, es una lección de perseverancia, de ganas y de voluntad. Ver como los más pequeños se caen y levantan, una y otra vez, te recuerda que una vez fuiste así, incansable. Además, es un momento de unión increíble con el padre, el más emocionado de los dos de bien seguro.

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilAntes de pasar a la tierra se practica sobre asfalto y con el control de los padres. Pero antes de pasar a las caídas, el HIS equipa a los niños con material específico de enduro y les da las primeras pautas para subirse a la minimoto, con revisión de ruedas y frenos incluido. Luego hablan de la posición y empiezan a jugar con el tacto del gas. Para que los papás tengan el control, existe un mecanismo de apagado inmediato al tirar de una cuerda. Poco a poco empiezan a moverse y aparecen las primeras caídas, muy lentas pero algo frustrantes para los peques, que siempre esperan hacerlo perfecto a la primera. Están una hora, aproximadamente, en el asfalto, aprendiendo a cómo llevar una moto y es que la gran mayoría nunca se han subido a una.

Cuando los monitores lo consideran oportuno, empieza la diversión en la tierra. Una superficie muy diferente pero realmente atractiva para ellos, que ven como todo es más delicado y los derrapes aparecen a la mínima. Después de un periodo de adaptación, llega el momento más esperado por los adultos: ellos entran a jugar. Se visten como sus hijos e hijas y se montan en las motos para compartir momentos de risas y aprendizaje, recorriendo juntos la pista uno detrás de otro. 

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilSe trata de un curso de iniciación, no es una escuela de jóvenes pilotos.Muchos de los padres prefieren apuntar a sus hijos para evitar lo que ellos mismos hicieron siendo más jóvenes: coger una moto sin conocimientos previos. Con este curso se aseguran que el primer contacto de sus pequeños sea en un entorno seguro y con monitores especializados. Por ese motivo, muchos de los participantes se habían encontrado esta actividad como regalo de Reyes o de cumpleaños. Como dijo algún papá: “Es el momento de que empiecen, cuando son así de pequeños son mucho más permeables y aprenden rápido”. 

Os aseguro que durante todo el día los que más disfrutaron fueron ellos, los adultos. Así que papás aficionados a las motos, ya tenéis una excusa para que a vuestros hijos les guste. Eso sí, no olvidéis que se trata de una formación, no están ahí para convertirse en el futuro Joan Barreda o Laia Sanz, para eso hay otras escuelas de competición. Este es un primer paso y lo importante, es que sea un momento a recordar. 

ver galeríaMejora tu conducción (2º parte): Honda te lo pone fácilLa jornada termina limpiando las motos a fondo y con la sonrisa de los niños como mejor regalo.La paciencia es vital ya que son muchas horas, muchas caídas (inofensivas) y mucho cansancio. Los peques son volátiles y los monitores saben muy bien cómo llevarles, por ese motivo no puede acabar la clase sin una buena limpieza de la moto. Un instante divertido y relajado para dar por finalizada una jornada dura y llena de polvo. 

La carita de cansancio de los pequeños lo decía todo. Tocaba finalizar un día de aprendizaje en el que, cada uno de los participantes, extraía sus propias conclusiones. Mientras los adultos de los cursos Scooter y Media cilindrada se iban a casa con alguna que otra cosa a mejorar, los niños tenían claro que querían volver a subirse a una moto. Los padres orgullosos ya están pensando en salir de la cuarentena y volver a compartir momentos de felicidad y diversión sobre dos ruedas

Precios de los cursos HIS

Curso de niños: Fin de semana 115 euros

Curso scooter y media cilindrada: Fin de semana 99 euros / Entre semana  93 euros

Cursos cilindrada media con circulación exterior: 140 y 134 euros

Curso cilindrada superior con circulación exterior: 145 € y 139 euros

Off Road adultos: 121 y 110 euros


Los que han leído esta noticia, también han leído...