20º Les-A-Les 2018: De Faro a Felgueiras

20º Les-A-Les 2018: Desde Faro a Felgueiras

Paulino Arroyo

5 votos

Descubrir Portugal desde el manillar (turismo en moto, gastronomía, rutas, convivencia...) es, precisamente, lo que ofrece, año a año, desde hace 20 ediciones, el equipo organizativo de Les-A-Les junto a la Federación de Motociclismo de Portugal. Y lo consiguen, con entrega, con pasión, con respeto y con sacrificio. Es una suma de componentes que le imprimen a esta macro actividad moto turística un carácter único en el Mundo. Su éxito no es casual. Es fruto del trabajo bien hecho. Y en esta ocasión ha sido a los mandos de una Honda Africa Twin Adventure Sports.

Portugal en estado puro

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a Felgueiras

Resulta complicado reducir en unas pocas palabras, tantas sensaciones, tantas emociones y tanta complicidad entre los participantes pero también en el pueblo de Portugal. De Sur a Norte, de Faro a Felgueiras, en esta ocasión vuelvo a constatar que la moto es mucho más que un simple vehículo de transporte, es un vehículo de comunicación, un idioma universal que supera barreras idiomáticas y de todo tipo. 

Para Les-A-Les se me asignaba una de las Africa Twin Adventure Sports que participó en el Epic Tour en Marruecos, una actividad que no pude disfrutar por puntuales motivos de salud. Pero esta sería mi oportunidad, por lo que lo viviría con doble motivación. Por un lado descubrir en qué consistía este evento del cual todo el mundo hablaba tanto y tan bien. Y por el otro conocer, tras más de mil kilómetros, la maxi trail del momento, aquella destinada a dar un buen mordisco al pastel de la categoría más disputada en la actualidad. 

Y así ha sido. El resultado ha superado mis expectativas y os aseguro que, tras la participación de David Remón y Eduard Fernández en 2015, y a raíz de sus comentarios, el listón estaba muy alto. Cómo explicar si no, que más de 2.000 motoristas se sumen a una ruta de 1.240 Km sobre carreteras de segundo orden, comarcales e incluso caminos, asfaltados o sin asfaltar. Por ellas se circula con tranquilidad, sin agobios, visitando pueblos aletargados, aldeas, en ocasiones testigos del mayor espectáculo motorista que verán sus ojos y, nosotros, acogidos como nunca en esos escenarios de paz y serenidad propio de las zonas rurales.

Cultura, paisajes, diversidad, acogida…

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a Felgueiras

El Les-A-Les no es un evento más. Y para esta afirmación tan rotunda hay argumentos de sobras. De entrada cada participante vive su propio viaje, pues la misma elección de la moto ya implica que el viaje cambia. El destino y el paso de los kilómetros no es lo mismo en una Macal o Zündapp con motor Sachs o una Vespa clásica que en una motocicleta actual, una Honda Africa Twin Adventure Sports como fue mi caso. 

Otro hecho remarcable es la misma idiosincrasia divertida y festiva en todo momento. Las paradas, muchas a lo largo de los primeros 400 kilómetros, son verdaderos “Oasis” de descanso en los que recuperar fuerzas, lugares en los que te espera una entidad social, un motoclub, un ayuntamiento, el servicio de bomberos… y te ofrecen bocadillos, refrescos, café, zumos, pasteles, cerezas, agua… en algún lugar incluso masajes profesionales. El agasajo es continuo, agradecido, sincero y permite seguir la ruta con una sonrisa por el trato recibido minutos antes.

Etapa prólogo: Faro-Faro

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a FelgueirasUno de los méritos de este macro evento mototurístico es no repetir año a año las rutas posibles o, al menos, que los lugares a visitar sean siempre muy diversos. Pero siendo el origen en Faro, el entorno estaba claro. En la Plaza de San Francisco dentro de las murallas de la ciudad antigua se cumplimentaron las verificaciones técnicas, revisión de toda la moto, neumáticos incluidos, con la posibilidad de montar neumáticos Dunlop a muy buen precio y allí recibíamos el Road Book y los pertinentes adhesivos que nos distinguirían el resto de días. Y el punto de partida se situó junto al Puerto, en los jardines de Manuel Bivar.

En tan solo 65 kilómetros de recorrido visitamos las playas de Faro, con el innegable encanto de los humedales de la Ría Formosa, del Parque Natural del mismo nombre, para dirigirnos a un punto de gran interés histórico, el Palacio de Estói y sus espectaculares jardines. Tras subir al Cerro San Miguel –de 411 metros- desde el que se observa una imponente vista de la comarca nos dirigimos a la sede del Moto Clube Faro, toda una institución en el Algarve, pues en ocasiones más de 40.000 personas han participado en su concentración anual. Por cierto en este año 2018 se celebra durante los días del 19 al 22 de Julio. El Les-A-Les, de verdad, aun no había hecho más que empezar.

1º Etapa: Faro-Portalegre

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a FelgueirasTras la salida en Faro ¡quién me iba a decir a mi que la recepción en Portalegre sería de esa magnitud!. La primera jornada vivida y empezaba a comprender en qué consiste un Les-A-Les: algo tan sencillo, pero en ocasiones tan difícil, como es disfrutar de un divertido y cuidado road book, de la gente que te pregunta, que te ayuda en los pueblos y te atiende en las paradas -u oasis- y de la conducción de la moto, sin prisas, sin más agobio que el que cada uno desea adquirir.

Dejar detrás el Algarve, apreciado por mi tras infinidad de visitas a la Concentración del Moto Clube Faro, fue descubrir el Alentejo, una región impregnada de silencio, la de mayor producción de corcho del mundo, con alcornoques, vid y olivos como paisajes preponderantes, además de trigo y con la cría del cerdo ibérico como fuentes de vida. Y en la que visitamos localidades como Mértola, Beringel, Évora Monte, Arcos y Monforte y atravesamos infinidad de pequeñas localidades durante una etapa de 430 km. Carreteras como la N2 (Estrada Patrimonio), las curvas de la N124, rebautizada como Estrada Helena Costa. Más de 2000 motos y más de 2100 motoristas y como novedad el paso, alternativo y opcional a Pulo de Lobo, con el Rio Guadiana como testigo del Les-A-Les. Los toros nos miran impávidos, protagonistas de una tradición muy portuguesa, la tauromaquia (por cierto las “corridas” en portugués ¡son las carreras de motos!, no las de los toros); vestigios romanos; el Parque Natural de Serra de Sao Mamede… tras todos esos kilómetros algunos ya esperaban las expertas manos de los profesionales del Instituto de Medicina Tradicional. Y prepararse para la siguiente jornada.

A estas alturas, tras llegar a Portalegre, ya puedo decir que esto del Les-A-Les, está muy bien organizado. De otro modo sería imposible mover a tantos inscritos. Recuerdo que el primero tenía su salida a las 6 h de la mañana. No era nuestro caso, ¡afortunadamente!

2º Etapa: Portalegre-Lamego

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a FelgueirasCon 392 kilómetros por delante dejaba Portalegre para adentrarnos aún más en Portugal. Alentejo, significa, algo así como, “más allá del Tajo”, así que dejábamos detrás esa gran provincia y el road book nos dirigió hacia el Norte. Ya lo avisaba el libro de ruta: “casi no hay rectas”, en una etapa que, bien podría llevarnos 12 horas recorrer, tanto por el trazado elegido como por los ocho Oasis a visitar, ocho lugares en los que recibimos el cariño y el aprecio y respeto de los habitantes de esas pequeñas poblaciones. Amieira do Tejo - Nisa, Envendos - Maçao, Álvato, Pampilhosa da Serra, Velezim, Mangualde, PB Arbutus Unedo, Castro Daire y Lamego, ciudad esta final de etapa, que fueron testigos de la mayor caravana motociclista del Continente Europeo. 

Quiero mencionar aquí la tristeza que consigue atenazarnos cuando, durante horas, circulas junto a lo que fueron bosques frondosos, paraisos con sombra, vegetación de soto bosque, "vida" en una palabra. Los incendios que asolaron esta región de Portugal, y digo esta pero hay otras muchas, demasiadas, fueron una devastación que ha dejado una huella indeleble sobre el terreno. Los pueblos ardieron y más de 2.500 viviendas fueron devoradas por las llamas. Hoy estos nucleos de población vuelven a lucir blancos, exultantes, acogedores, más que nunca, pues a su llegada te olvidas por unos instantes del infierno en el que se convirtieron. La magnitud del desastre se constata cuando pierdes la noción del tiempo viendo el emergente verde en el arcén, pero sigue el gris de las laderas de las montañas kilómetro tras kilómetro durante demasiados...

A la ruta se le une el encanto de los sitios escogidos para ser visitados: castillos, iglesias, ruinas romanas, puentes medievales... en ocasiones tras tramos de adoquines, algunos incluso sin asfaltar. Y al final de cada tramo, de cada etapa vives una recepción digna de un evento que lleva 20 años mostrando a todo el mundo lo que es Portugal, pues no en vano los inscritos son ya de muchos países, no solo portugueses, pues han participado más de 180 motociclistas de diversas regiones de España, así como oriundos de Rusia, Croacia, Hungría, Francia, Italia, Irlanda, Alemania, Inglaterra, Holanda, Suiza, Chile, Brasil, Estados Unidos y Canadá, en la que ha sido la edición más internacional hasta la fecha. Pero todo llega a su fin…

3º y última Etapa: Lamego-Felgueiras

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a FelgueirasLas sorpresas de esta última etapa no hicieron más que afianzar la opinión que se forjaba a lo largo de los kilómetros y del trato personal que recibíamos día a día. Las Cerezas de Resende, el vino de las zonas bañadas por el Rio Duero, la serranía de Barroso, pasando por Serra do Marao (testigo de ello la N15), Alvao, con una temperatura ideal para rodar moto, con asfalto impecable en algunos tramos “de circuito” en la excelente red viaria que implica la IP4 y la A4 con su gran túnel inaugurado hace dos años… Todo resultaba idóneo para el disfrute en moto. Y los Oasis dispuestos en Resende, Alto de Velao, Cavez, Pedraça, Faia, Salto, Montalegre, Vieira do Minho hasta la llegada a Felgueiras conseguían dar tregua no solo a mi y a Fernando Neto, periodista portugués con el que compartí los más de mil kilómetros de esta experiencia, también a las pequeñas motos de solo 50 cc que consiguieron finalizar. Algunas Vespas habituales en los Les-A-Les precedentes, siempre con sacrificados conductores muy jóvenes, demostraban la dureza de sus motores en los pronunciados ascensos y su agilidad en los descensos. El olor a mezcla gasolina/aceite tras la combustión resultaba inconfundible. 

Estábamos avisados. Esta etapa dejaría una huella imborrable en nuestras retinas, por los lugares visitados, por el trazado elegido, los paisajes, las “sorpresas” algo tétricas en algunos Oasis como aquel en el que nos recibió el Moto Clube Os Conquistadores de Guimaraes. Momento divertido y desconcertante a partes iguales. 

La llegada a Felgueiras, conocida como Ciudad del Calzado, tuvo también su incertidumbre. Puesto que el road-book se despliega a medida que circulas y los días son tan largos, muy aptos para disfrutar de una larga jornada en moto, he de reconocer que el final de las dos últimas etapas me “cogió” por sorpresa: ¿ya?. Era mi pregunta. Yo quería más. Pero la tercera etapa había llegado a su fin: junto a la Catedral en la que se venera a la Virgen de Los Remedios y para todos los remedios del espíritu aconsejo un viaje en moto como el que se lleva a cabo en el Les-A-Les. De hecho disfrutaba tanto y con el cuerpo ya en modo “acción” que el final del día era ya el principio del día siguiente. Con la mala noticia de que la tercera era la última etapa. Los 18 puntos de control de paso, con el último en manos del Moto Clube Porto, el único que ha participado en las veinte ediciones del Les-A-Les. Para mi ha sido la primera vez pero esta es ya una experiencia que nunca olvidaré.

Honda CRF1000L Africa Twin Adventure Sport

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a FelgueirasA través de Honda Portugal, con Carlos Cerqueira en contacto directo con José Peiró de Honda España, he tenido la ocasión de probar la Honda Africa Twin calzada con neumáticos Dunlop y con los colores que conmemoran los 30 años del nacimiento de la Africa Twin. Ha sido toda una experiencia pues la diversidad de situaciones es óptima para descubrir su comportamiento en todo tipo de asfaltos, incluso en cortos tramos de off-road, y ahí, ¡necesitaría neumáticos de tacos!. Los 95 CV de potencia son más que suficientes. Rodar rápido con ella en tramos de curvas personalizando el control de tracción, la sensibilidad del ABS… permite sacarle todo su potencial.

Cuando las curvas son abiertas y buscas los límites de los neumáticos y de las suspensiones Showa también descubres una moto rápida y equilibrada. Y he de decir que donde más me ha sorprendido ha sido en tramos muy virados, al poder balancearla de lado a lado con suma facilidad. Seguro que los 243 kilos en orden de marcha tienen mucho que decir en esa sensación de agilidad. Y el consumo ha permanecido siempre en cifras moderadas nunca por encima de los 5,5 litros a los 100 Km, con una autonomía sobresaliente gracias también a los 24,2 litros de capacidad. Por cierto… el puesto de conducción no recibe el calor del motor, la cúpula desvía muy efectivamente el aire sobre el casco, la posición de conducción aporta un nivel de comodidad equivalente al de una moto de turismo, e incluso superior si el asfalto está degradado o estamos sobre un largo tramo de adoquines, algo habitual en las zonas rurales de Portugal. Si he de mencionar un pero… tal vez la manipulación –en marcha- del ordenador de abordo. Elegir modos de conducción, buscar los trips o ponerlos a cero implican separar la visión de la carretera… con el riesgo que ello conlleva. Es preferible modificar esos parámetros en parado. Y también mencionar que los neumáticos no son Tubeless pues otras maxi trail ya incorporan llantas que permiten el uso de esos neumáticos. Y otro aspecto aunque eso depende de la altura de cada uno: los 900 mm de la de su asiento no son pocos. Pero por el contrario se comprende por la presencia de la horquilla Showa de 252 mm de recorrido y los 240 mm de recorrido de la rueda trasera.

Por lo demás solo hubo que lubricar la cadena de transmisión, pues recordemos que esta unidad participó en el Epic Tour en Marruecos, y para el Les-A-Les se les retiraron los neumáticos de tacos y ¡un poco de polvo africano! 

Hasta el año próximo

ver galería20º Les-A-Les 2018: De Faro a FelgueirasLes-A-Les 2018 / Desde Faro a FelgueirasSiempre defiendo que un viaje en moto solo consigue su objetivo si te aporta algo nuevo. Si a lo largo de los kilómetros se modifica tu opinión sobre algún aspecto de tu vida, si conoces nuevas personas y haces nuevos amigos. Solo entonces estás “viajando” de verdad. Si además te permite descubrir nuevos lugares y comprendes mejor lo que estás viviendo, valorando cada segundo sobre la moto… entonces estás muy cerca de la “felicidad”. Esos momentos son verdaderamente gratos y le dan forma a tu espíritu. Y todo ello hablando un idioma universal: la moto. Idioma que la sociedad portuguesa comprende y comparte. La prueba es el apoyo incondicional a este evento macro turístico que es Les-A-Les, con la Federación Motociclista de Portugal como aglutinante, y los responsables como Paulo Ribeiro y todo un equipo muy bien conjuntado. Felicidades a todas las personas y a todos los clubs que lo hacen posible. Hasta el año próximo.

5 votos