Comparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Yamaha TMAX vs Kymco AK550: Jaque al rey

Eduard Fernández Masó

8 votos

Si hay un scooter en el mercado capaz de levantar pasiones este es sin duda el Yamaha TMAX. El maxi scooter por excelencia se ha apropiado del listado de ventas de la categoría desde hace años. Muchas han sido las marcas que han intentado arrebatarle el “cetro real” pero sus modelos no han llegado a calar tan hondo como lo ha hecho este fenómeno motociclista. BMW con sus C650Sport y C650GT, Honda con Integra y X-ADV, Suzuki con Burgman 400 y 650, Gilera con el GP800 o Aprilia SRV 850 y ahora Kymco con el AK 550 han presentado modelos para desbancarlo, pero de momento ninguno ha podido hacerle sombra. 

En este comparativo enfrentamos la última versión del TMAX con el Kymco AK550 en un cara a cara para intentar sacar las máximas conclusiones posibles de hasta donde se ha acercado el nuevo Kymco al todopoderoso Yamaha. 

Éste último, el Kymco AK550 ha irrumpido en el mercado con un producto muy estudiado y dispuesto a atacar al líder con sus mismas armas. No es ningún secreto que Kymco ha imitado y casi calcado muchas de las piezas del Yamaha, pero como siempre, una vez en el mercado se tenía que ver hasta donde habían sido capaces de llegar en cuanto a calidad y efectividad y eso es lo que hoy analizamos. Para este enfrentamiento contamos con una unidad de TMAX en su versión DX y con un paquete especial llamado Sport compuesto por cúpula más baja, escape completo akrapovic y portamatrículas más corto.

El recién llegadover galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Kymco por su parte presentó su AK 550 en el circuito de Ascari, toda una declaración de intenciones en cuanto a deportividad, potencia y con una parte ciclo que me sorprendió por su calidad. Meses antes había podido probar en la presentación internacional la última versión del TMAX y la verdad es que al contrario que el taiwanés, el TMAX había cogido el camino de aburguesarse respecto a modelos precedentes. Por tanto nos encontramos con un Kymco muy deportivo y con un TMAX que cambia de rumbo siendo ahora más cómodo y utilizable que nunca. 

El AK 550 ha supuesto un gran esfuerzo técnico por parte de Kymco y en su mecánica es donde se han concentrado sus mayores esfuerzos. El motor y transmisión han sido diseñados para trabajar por separado para mejorar el rendimiento y la eficiencia. De esta forma se podrá utilizar este mismo motor en modelos futuros. El diseño del motor es casi idéntico al del TMAX: bicilíndrico en línea,  doble árbol de levas y una potencia de 45 CV. Prestaciones suficientes para plantar cara a su competencia más directa al que supera en 7 CV.ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Este propulsor cuenta con un primer toque de gas con una respuesta muy rápida y la transmisión enseguida permite alcanzar una buena velocidad. Su ratio peso-potencia, se sitúa en 4,28 kg/CV, es decir, el más bajo de su segmento. También en el bloque de la transmisión, destaca un sistema de refrigeración propio y el embrague multidisco bañado en aceite. La verdad es que las sensaciones del nuevo motor son realmente buenas. El sonido de su escape ya nos da una pista de la suavidad pero a la vez carácter de este propulsor. La aceleración es realmente eficiente y las recuperaciones igualmente son generosas. El motor siempre empuja con mucha determinación y la respuesta al puño de gas es inmediata. No es ningún secreto que Kymco ha imitado y casi calcado muchas de las piezas del Yamaha

Pero ¿Que sería de una moto tan potente si no fuera por una parte ciclo que esté a la altura? El chasis del Kymco es de doble cuna de aluminio casi idéntico al utilizado por la T-MAX del 2008. Para la parte ciclo se ha utilizado una horquilla invertida de generoso diámetro y un solo amortiguador trasero que trabaja de manera horizontal. La frenada ha sido todo un acierto al contar con dos discos de 270 mm mordidos por pinzas Brembo monoblock de anclaje radial que consiguen parar de manera sobrada los 230 kg de peso del Kymco. Las llantas de 15 pulgadas permiten estar pegadas al asfalto y van calzadas con unos neumáticos Metzeler Feelfree que se comportan francamente bien. Su ergonomía es muy correcta con una posición a sus manillares cómoda y agradable. Podremos estirar las piernas y la protección de su cúpula es suficiente para realizar tramos de autopista sin problemas. 

Cambios importantes en el líderver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Y del TMAX ¿que más podemos decir? Tras venderse más de 230.000 unidades desde su lanzamiento en el año 2001 y tras haberse consolidado como el maxi-scooter más deseado y bien considerado de la historia, llegaba la renovación del modelo. En este 2017 llega la sexta generación con un gran número de novedades y con tres niveles de equipamiento. Se estrenan muchas novedades técnicas como un nuevo chasis de aluminio que ahorra 9 kg respecto al modelo anterior, un basculante más largo y una nueva suspensión trasera. Todos estos puntos son los más importantes y que permiten al TMAX 2017 ser mucho más ágil, fácil de pilotar y sobretodo más cómodo. 

Una de las principales novedades del motor del TMAX en su última versión es el sistema de admisión variable YCC-T, un paso realmente importante tecnológicamente hablando. Este sistema que se estrenó por primera vez en el 2007 en la YZF-R1 permite refinar aun más las sensaciones. El motor bicilíndrico en línea de 530 c.c. con este sistema de admisión variable YCC-T, entrega una potente curva de par que logra una rápida aceleración. La correa dentada de transmisión ha reducido sustancialmente su anchura siendo ahora más ligera y fabricada en fibra de carbono. También montar el YCC-T ha permitido que la Yamaha monte un sistema de control de tracción. ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

La verdad es que la aceleración del TMAX es contundente y progresiva. La ausencia total de tirones por parte de la transmisión hace que la aceleración sea realmente contundente. Durante el comparativo pudimos hacer diversas pruebas de aceleración y en todas ellas el TMAX aceleraba más rápido que el AK550.  A pesar de los 7 CV menos del TMAX, el peso también juega a favor del japonés que son 17 kg menos también. El resultado por tanto juega a favor del Yamaha que por poco se pone en cabeza en lo que a prestaciones reales se refiere. 

Nos vamos de rutaver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Pero la prueba de la verdad no es otra que lanzarse a la carretera con los dos scooters e ir saltando del uno al otro para ver realmente las diferencias. La ruta que hicimos arrancó en Barcelona pero quedamos con todo el equipo en las comarcas gerundenses, por tanto teníamos por delante un buen rato de autopista. Yo empecé con el TMAX y rápidamente me di cuenta que la cúpula corta de la versión Sport no es la mejor solución para vías rápidas. A ritmos legales no es ninguna tortura pero el aire termina haciendo mella. 

El escape deportivo no es para nada estridente y se podrá circular sin que moleste el sonido. El asiento es muy correcto y el soporte lumbar recoge bien. El motor va significativamente alto de vueltas sobre los 120 o 130 km/h , pero queda mucho margen para estirarlo mucho más allá. La respuesta al salir de los peajes es una aceleración contundente ganando velocidad de manera contundente. Después de encontrarnos y hacer reunión me cambié la montura con David, con el que comentamos algunos puntos como el consumo. Yo le conté que el Yamaha estaba rondando los 6 litros a los 100km a ritmo rapido y David me contó que a ritmo ligero había visto incluso 8 o más litros de media. Al final del día hicimos consumos y pudimos quedarnos tranquilos ya que ni mucho menos fueron los observados en los ordenadores mientras fuimos muy ligeros. El Kymco consumió 6,08 litros mientras que el Yamaha fueron 5,31 litros a los 100km. A partir de ese momento me moví con el AK550. Al primer momento de subirme se nota bastante distinto, se nota más grande. ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Al arrancar se nota poderoso y algo más ruidoso que el Yamaha. El motor ronca con carácter y tiene una buena respuesta al acelerador. Después de algunos pueblos llegamos por fin a un a un tramo de curvas. El Kymco muestra una rapidez al entrar en curvas destacable además de un aplomo realmente sobresaliente. Se pueden atacar los ángulos con mucha rapidez sin notar ni el más mínimo titubeo. La transmisión te saca rápidamente de la inclinación al tener la rueda traccionando con solamente insinuarlo al puño del gas. La sensación en el Kymco es que siempre puedes tumbar un poco más, transmite mucha seguridad. Salto al TMAX.En las pruebas de aceleración el TMAX acelera más rápido que el AK550

En cuanto a dinamismo por carretera de curvas hay que decir que el TMAX peca de suspensiones demasiado confortables lo que le pasa factura en conducción deportiva. En las tumbadas el TMAX toca con el caballete en el asfalto muy rápidamente y eso le penaliza. El AK 550 goza de una excelente estabilidad y en las tumbadas no llegamos a rozar en el asfalto en ninguna ocasión. En las frenadas fuertes el japonés tiende al flaneo y obliga a bajar la intensidad si se está sobrepasando el límite.ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

La potencia de frenado del Kymco es realmente sobresaliente y digna de una moto deportiva, mientras que el japonés frena muy bien también con sus pinzas de anclaje radial que montan la YZF-R6 y también la R1. Pero encontré una manera de ir tan rápido con el TMAX como en el Kymco. Si frenas con delantero y trasero a la vez la moto se hunde también de culo y permite una mayor seguridad para atacar la entrada a la curva. Además con el Yamaha contamos con un eficiente control de tracción que siempre nos puede salvar de un buen susto o incluso una caída.  Los modos de conducción en ambos modelos son bastante sutiles y si se nota una reducción del carácter, pero tampoco son motos tan potentes como para necesitar recurrir a un limitador. 

Comodidad y ergonomía ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

En el apartado ergonómico la mayor protección aerodinámica del Kymco juega a su favor mientras que la cúpula corta y deportiva de la versión Sport del TMAX le pasa factura en vías rápidas. En el Kymco el aire termina impactando en los brazos ya que su cúpula no es demasiado envolvente al ser muy estrecha, pero las turbulencias son mínimas. En las dos podremos estirar las piernas, tema interesante si somos de pierna larga como es mi caso. También me parecieron muy correctas  las distancias y posición de los manillares un poco más “al ataque” el del Kymco pero igualmente en buena posición. 

Otro de los puntos importantes en una moto de este tipo en el que se va sentado como en una silla y todo el peso recae en las posaderas es el mullido del asiento. Al no tener estribos ni deposito de gasolina en el que poder apoyarse el esfuerzo se lo lleva la zona lumbar y el trasero. Por tanto es clave que el asiento sea cómodo y a ser posible que se incluya un respaldo lumbar para poder apoyarse. Si se tiene en cuenta las aceleraciones y deceleraciones de scooters de estas características y el poco contacto físico que se tiene en un scooter el asiento y manillar serán claves para por ejemplo, no salir volando en un bache o en alguna maniobra comprometida. ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

En comodidad general los dos productos que hoy analizamos son bastante correctos. Quizás la suspensión algo más blanda del japonés resulta más agradable en zonas bacheadas y en ciudad. Por tanto mientras que en deportividad gana el Kymco en confort general es el Yamaha el que sale triunfador. Todo esto tiene, por supuesto, una razón técnica. El AK550 cuenta con un solo amortiguador trasero colocado exteriormente en posición transversal. Normalmente este tipo de solución en la amortiguación tiene como resultado un comportamiento muy directo y por tanto, deportivo. En los anteriores modelos de TMAX se montaba un sistema similar aunque estaba alojado en la parte baja donde no podía verse. En el Yamaha de 2017, este punto ha sido profundamente revisado y ahora el amortiguador trabaja con la ayuda de unas bieletas progresivas que sin duda ofrecen un tacto realmente suave y confortable, lo que ayudará a sentir la moto más confortable y eficiente con las irregularidades.  La conducción con acompañante es igualmente placentera. En el caso del TMAX las nuevas bieletas han servido para que se note menos en la conducción el peso extra. El Kymco por su parte también mantiene una estabilidad y precisión correcta, menor que el japonés pero igualmente buena. 

Gadgets Premium ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

En lo que a equipamiento se refiere cada una juega bien sus armas y tenemos dos ejemplos de hacer las cosas bien hechas. Las instrumentaciones son muy completas en ambos casos como cabe esperar en motos de estos precios. No es de extrañar pues, encontrar tres pantallas digitales en el Kymco, de las cuales la central es personalizable e interactiva gracias al sistema Noodoe. Este sistema llamado “Smart Scooter Revolution” es la primera en lanzarse en el ámbito de la movilidad personal de las dos ruedas.La suspensión más blanda del japonés resulta más agradable en zonas bacheadas y en ciudad

Noodoe a través de su aplicación para Smartphone ofrece un servicio en la nube a tiempo real y permite gestionar los contenidos de manera personalizable. Cuando el conductor se acerca a su vehículo su teléfono se conecta al scooter, al encender el vehículo, la pantalla se ilumina y te recibe con tu foto favorita e informa de la previsión del tiempo para las próximas horas. En las otras dos pantallas encontramos pantallas retro iluminadas con dígitos “seven segments” que nos informan de todo lo habitual más de la presión de las ruedas y temperatura de los puños calefactables que Kymco incluye de série. ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

En el Yamaha se han conservado dos esferas analógicas para velocidad y revoluciones mientras que la pantalla LCD  con todo tipo de información e incluso nos da la bienvenida y nos despide, todo ello con una calidad y presencia superior al Kymco. También hay que destacar que los dos modelos cuentan con llaves electrónicas, que permiten arrancarlas solamente llevándolas en el bolsillo lo que permite una comodidad y seguridad destacable.

Dos guanteras para cada una siendo de mayor seguridad los del TMAX que se bloquen automáticamente al aparcarlo. En el espacio bajo asiento, empate, ya que en las dos podremos poner un casco integral y algo más. También coinciden en las iluminaciones, totalmente por LED, estando muy actualizadas en este sentido. El Kymco trae de serie los puños calefactables mientras que en el TMAX es necesario recurrir a la versión superior DX para que vengan instalados de fábrica. 

Detalles y calidad/preciover galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Como ya he comentado anteriormente si me tengo que quedar con los acabados de uno de los dos me quedo con el Yamaha, pero los del Kymco tampoco están del todo mal. En Japón hace muchos años que están produciendo este producto y tienen muy claro que el cliente es muy exigente. Aquí podría decir eso de: ¿que prefieres, cantidad o calidad? El AK550 tiene de todo: un equipamiento completo un motor nuevo y con potencial, un comportamiento muy bueno y un precio de 9.949€. Como puntos a tener en cuenta habría diversos. Es un producto nuevo y no ha sido probado mecánicamente, pero Kymco hacen productos realmente fiables, el valor de reventa pasado un tiempo...

El Yamaha está más que probado, la mecánica está hecha a prueba de bombas. Por no hablar del estratosférico valor de reventa que tiene un TMAX. Claro está que pagas algo más ya que el modelo SX hoy probado cuesta 13.199€  más el kit Sport que son 1.299€, eso lo deja a un precio de 14.500€.  una diferencia bastante sustancial. También tienes el modelo básico en 12.299€ y el DX en 14.199€. En cuanto a las financiaciones las dos marcas las ofrecen con intereses prácticamente al 0% de interés, tema muy importante en motos de precio elevado.ver galeríaComparativo Yamaha TMAX vs Kymco AK550

Realmente la decisión de si quedarse la una o la otra ya la debes tener en la cabeza desde hace tiempo. Personalmente te puedo decir que los dos productos que probamos son de lo mejor que hay en el segmento pero su competencia también está a un buen nivel no te creas. Lee, infórmate y sobretodo ves a probarlos y al final cómprate el que te diga el corazón ya que sino seguro que te arrepentirás.

8 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...