IV Reunión KTM Adventure: Más y mejor

IV Reunión KTM Adventure: La familia no para de crecer

David Remón Paracuellos

La 4º Edición de la Reunión KTM Adventure, fue la edición más exitosa desde su puesta en marcha por parte de KTM España en 2014. Abierta a todos los clientes que tengan una de sus imponentes trail, este año la prensa especializada fuimos invitados compartiendo experiencias con sus clientes e incluso con un piloto invitado como Iván Cervantes.ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017

Llevábamos tiempo esperando esta invitación, dado que el éxito de sus ediciones era cada vez más palpable. Si las ventas de la marca austríaca en España van muy bien con gran protagonismo de sus trail, no es de extrañar que este evento cada día y año tenga más adeptos. Con 160 motos y un total de 200 participantes, KTM en esta cuarta convocatoria puso el punto de encuentro en la bella ciudad de Cuenca, justo en un pasado mes de septiembre donde el frio hizo que aquel fin de semana del 15 al 17, las temperaturas cayeran en picado, por no comentar la presencia de la lluvia. Pero eso, por suerte, fue en nuestro viaje hacia la Serranía de Cuenca por donde transcurriría esta experiencia, porque el sábado 16, aunque frio, el día fue espectacular, con idéntica consecuencia para nuestra vuelta dominguera.

Duplicar las cifras del 2016 no es precisamente una tarea fácil. El buen trabajo al que nos tienen acostumbrados el pequeño y compacto equipo de KTM en nuestro país, consigue unos resultados espectaculares, así que se veía venir. Este evento no competitivo destaca no solo por las bellas rutas por las que pasa, sino por el compañerismo que se respira en un ambiente claramente simpatizante de las motos de altas prestaciones y por qué no decirlo, de amantes de la aventura y muchos de ellos no solo experimentados motoristas, sino también conscientes de la moto que se han comprado por ser apasionados del mundo del off road.

No es de extrañar entonces la buena acogida que tuvo la noticia que, entre esos aproximadamente 500 kilómetros totales del recorrido, hubiera opcionales 70 por pistas como primicia de esta última edición.

Nadie falló, al contrariover galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017

Una vez más en KTM además del incondicional cliente, también tuvo la confianza de sus patrocinadores de sus principales eventos. Red Bull, Motorex y Seat fueron en parte responsables de que a la buena organización se sumase también un ajustado precio. Los 90€ incluyeron desayuno en el punto de salida, la comida y cena del sábado, pack de bienvenida, sin olvidar que, en la mencionada velada, se realizó sorteo de una chaqueta de Iván Cervantes, campeón del mundo de enduro, así como un cheque regalo para el ganador del concurso fotográfico en las redes sociales que se celebró durante aquel fin de semana (#ivreunionktmadventure).

La “adventure” estaba a punto de empezar, así que lo primero fue recoger la moto en las instalaciones de KTM, una flamante 1290 Super Adventure S. Salí por la mañana no muy temprano porque anunciaban mal tiempo. La moto me la entregaron sin maletas, así que tuvimos que tirar de una bolsa SHAD SW35 – Zulupack que, además de destacar por su capacidad de carga, también lo hace por comodidad de uso, por transformase en mochila y por su total impermeabilidad.
Con sus cinchas de serie y amarrada al asiento trasero, salimos en busca de la ruta más entretenida. En vez de tirar por la autopista desde Barcelona hasta Valencia, dejé la aburrida opción para meterme por el interior hacia Alcañiz y de ahí hacia Teruel. Fue un error porque la temperatura bajó muchísimo y además llovió a mares, así que tuve que parar a medio camino y recuperarme con un buen tentempié y un café bien caliente…ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017

No recordaba la carretera de Teruel a Cuenca puesto que muy pocas veces he pasado por allí y la verdad es que es muy entretenida, con tramos rápidos y hasta algunos aburridos por las largas rectas…. Aquí hay que ir con cuidado, porque las gasolineras están muy espaciadas y además entre ellas algunas cerradas, unas porque ya no funcionan y otras porque cierran en días festivos… A mi vuelta el domingo, me encontré muy apurado y casi me quedo colgado. Llegué a una gasolinera, donde otro como yo, pero en coche, estaba en la misma situación, así que tuvimos que esperar a que nos abriesen a las diez de la mañana… Hay que tener en cuenta que esta 1290 Super Adventure S supera holgadamente los 350 kilómetros de autonomía a ritmo suave, pero uno nunca se puede imaginar encontrarse tantas gasolineras cerradas en una nacional…ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure: Dremon La llegada al punto de encuentro fue como cabía esperar. El vestíbulo del hotel a rebosar donde se había convocado a los inscritos, recogiendo lo que entregaba la organización. Aquí me encontré con la primera sorpresa, porque esperaba recoger o un navegador con la Ruta ya introducida o un clásico rutómetro. De hecho, me llevé un roadbook para introducirlo, pero me di cuenta que en esta prueba solo se plantea con un moderno GPS. Me di cuenta que no tenerlo me condicionaría, pero sabiendo que éramos tantos me planteé la ruta rodando con otros inscritos como ya he realizado alguna vez.

La organización nos arropó a los periodistas como siempre, de forma impecable. Es más, la noche del viernes nos fuimos con toda la organización a cenar, viendo cómo se coordinaban todos los entresijos de la organización para controlar 200 participantes. Aquí Jordi Vilalta es el máximo responsable del evento que, junto al cohesionado equipo de KTM España, hicieron que la coordinación fuese precisa.

Buena y fresca ruta

La ruta empezó temprano, en el parking de la Calle Larga de Cuenca, donde la organización ya nos agrupó las motos en función de los que querían realizar solo la ruta por carretera o los que la querían salpicarla con esos novedosos 70 kilómetros de pistas. Yo me animé a incluirme en la ruta por esas pistas, aunque me dio en la nariz que, si el nivel de mis improvisados acompañantes era más alto que el mío, podía ser una liada quedarse en medio del campo.

Después de un briefing sobre el procedimiento del evento, dejando claro que no era ninguna competición para calmar los ánimos de aquellos más acelerados, nos sirvieron unos esperados cafés con un tentempié. Salí con la idea de tomarme la ruta disfrutando de una zona que desconozco por completo, así que me dirigí al primer CP1, en Torcas de Palancares, detrás Marcos y Jorge, dos periodistas amantes de las motos de off road. Tuve que hacer una pequeña parada para ajustar mi equipo y para cuando me di cuenta, ya los había perdido porque no se percataron de mi presurosa parada. Empecé a tirar para recuperarlos, pero me fue imposible y a la primera de cambio me encontré con otro grupo. Así que me quedé a su ritmo, más tranquilo porque circulaban con pasaje. Me di cuenta que no había ninguna indicación y que únicamente se señalaba las opciones de los que iban a rodar por pistas, precisamente yo era uno de ellos. Pero detrás de estos nuevos compañeros estaba cómodo y cambié de opinión dirigiéndome a la ruta puramente de carretera. De hecho, pensé que sería la mejor opción, porque sin navegador y con neumáticos de carretera, ni tan solo mixtos, sería complicada la tierra… Pero todo cambió cuando empecé a ver que a poco de salir estos se perdían, incluso equipando de las cuatro motos, dos con navegador. Me agobié y con la sensación de que me estaba perdiendo lo mejor en las pistas, no me lo pensé y di media vuelta buscando la ruta de tierra: por lo menos esta sí que estaba marcada. Me metí sin bajar presiones, pero rebajando las suspensiones a lo más blando para que las ruedas con presiones altas dibujasen el terreno lo mejor posible. Me encontré controles en dos puntos, tranquilizándome en mi rumbo.ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017 Me lo estaba pasando de maravilla, por la ruta y sus paisajes, por la moto que, aunque con peso y poca adherencia, sus controles no me comprometían en nada. Para cuando me di cuenta, la ruta de tierra estaba acabando, puesto que era la primera parte de esos 70 kilómetros: tan solo habíamos hecho 25. Llegamos allí al CP1 en Torcas de Palancares y Tierra Muerta, habiendo pasado por campamento Los Palancares en el itinerario de esta ruta off-road. La gente que realizó la ruta por carretera dejó atrás Buenache de la Sierra, antes de llegar hasta el CP1 donde nos reagruparíamos todos.  Esta zona me desveló una parte de España que nunca había pisado y menos por sus bosques. Simplemente precioso.

Salimos hacía el segundo punto de control, esta vez el CP2 estaba en el Nacimiento del Rio Cuervo, al lado justo de la localidad de Vega del Codorno, lugar escogido por la organización para comer. La salida del CP1 la realicé solo avistando siempre participantes para asegurar la ruta. Pero no lo pude evitar… Pasamos por la intersección donde avisaba que empezaba de nuevo la ruta off-road y ahora tocaba la larga. Me la pasé siguiendo a los nuevos compañeros de viaje, pero aquella imagen del camino introduciéndose entre un bosque de centenarios abetos y las buenas sensaciones que tuve juntos momentos antes sobre las pistas, consiguieron que diera la vuelta. Y la decisión nuevamente no pudo ser más acertada. Esta vez había muchos más kilómetros, con pistas amables que no me pusieron en complicaciones extras, excepto piedras sueltas y alguna que otra regata. Mi ritmo era pausado para salva guardar mi integridad física y la de la moto. Me lo pasé también muy bien, con innumerables localizaciones para realizar fotos de poster, pero seguí el ritmo porque no iba precisamente delante. Aquí es donde se ve la pasión del cliente de KTM por la tierra, porque el nivel medio de conducción con sus grandes trail sin duda era de alto. Así que no era de extrañar el culto de muchos de sus propietarios por la Adventure 900, donde equipadas con neumáticos de off-road se lo pasaron más que bien. Fue una grandísima iniciativa brindar las dos posibilidades de ruta, así todos disfrutaron. ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017

La ruta por esa pista nos llevó a pasar por La Cierva y Beamud, mientras que los ruteros de asfalto pasaron por Valdemoro Sierra y Cañete donde pudieron repostar. Siguieron por Zafrilla y Huélamo, hasta que en Las Majadas coincidieron ambas rutas para llegar por la misma carretera al parking del Nacimiento del Río Cuervo. Espectacular es como se puede definir el lugar, donde como colofón se encontraba plantado camión-hospitality oficial de KTM. Allí comimos en un buffet de calidad para recuperar las fuerzas.

Ya recuperados

En esta reunión de amigos apasionados por el naranja, me encontré precisamente a uno mío, Luis Miguel Reyes (@Luismi_Reyes) que formaba parte de la organización. Además de haber vivido muchísimas experiencias juntos en el mundo de las dos ruedas y donde de él aprendí mucho en los ’90, este expiloto del mundial de motociclismo donde también hizo sus pinitos en el mundo de las cuatro ruedas, desde su empresa de eventos Overtake siempre anda liado. Probador de nuestro portal hermano Coches.net, coincidimos y rodamos juntos en este evento. Hacerlo con Luismi es un placer por muchas cosas, un piloto de la vieja escuela donde la sensibilidad es una de sus grandes cualidades, por no mencionar lo fino que es sobre cualquier moto que lleve entre sus piernas. Rodamos juntos los últimos kilómetros antes de llegar al lugar de la comida y en el último tramo, tan retorcido como bello, un aliado se nos estaba reuniendo por detrás. A ritmo alegre y divertido, Luismi y el que suscribe apretamos, pero el susodicho estaba pegado como una lapa a nosotros… Mira por donde era Iván Cervantes, que me sorprendió como rodaba por carretera, un piloto que tanto vuela por las dunas como por carretera y eso es algo que no es muy corriente en pilotos que en la carretera ven muchos miedos.ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017

Después de comer con Iván, nos comentó de seguir la ruta juntos porque como yo, rodó solo hasta que nos encontramos: Luismi liado como organizador, todo lo contrario… Por la carretera comarcal CM-2106 y dejando cualquier opción a pistas, nos dirigimos hacia el CP3 que nos llevaría a El Recuenco, concretamente al Bar el Boleo, con ya 358 kilómetros recorridos desde la salida. Pasamos por Masegosa, Santa María del Val, Fuertescusa, Cañizares, Puente de Valdillos y Beteta, precisamente esta última localidad ofrecía gasolinera antes de llegar a ese CP3. Aquí hubo más demanda que servicio, así que nos lo tomamos con calma y realizamos una buena cola, dado que los que anduvimos por rutas de tierra no pudimos repostar en Cañete como algunos sí hicieron. Desde Beteta, la carretera en forma de bucle, nos llevó hacia Peñalén, Villanueva de Alcorcón y desembocó en el CP3 de El Recuenco, una ruta de carreteras en buen estado, pero sucia, de amplias curvas salpicadas por algunas más lentas, donde los conocimientos de piloto de off-road y supermotard de Iván Cervantes, nos dejó impresionados a Luismi y a un servidor marcándonos la ruta: es mejor persona que piloto, así que… ¡imaginad!

Al final de todo

Ya de vuelta, nuestra ruta se iba acabando y aunque el sol mostraba su intención de acabar la jornada, la temperatura no era todavía muy fría. Pasamos por Alcantud, por Priego hasta Cañamares, donde los que iban más apurados pudieron poner gasolina. Seguimos por Fresneda de la Sierra, pasamos también por Arcos de la Sierra hasta Portilla, donde a los pocos quilómetros nos encontramos con un espectacular mirador bautizado como Ventano del Diablo. Con 427 kilómetros de experiencias a nuestras espaldas, en forma de “on y off-road”, ya solo tocaba ir de vuelta hacia el punto de salida en el parking de la Calle Larga de Cuenca. A la que el sol bajó, se empezó a notar como la temperatura bajaba en picado, así que no nos entretuvimos demasiado, entre otras cosas porque queríamos estar frescos para la cena de despedida de esta IV Reunión KTM Adventure. La ciudad Encantada, Valdecabras fueron las últimas poblaciones por las que pasamos antes de llegar al punto de encuentro de todos.ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure: Dremon

Allí en el parking la organización preparó una bienvenida, con refrescos, bebida energética y cerveza artesana antes de ir al punto de cena, un encuentro que se cerró a las afueras de Cuenca y donde la organización preparó transporte para que aquellos que tuvieran ganas de fiesta y de beber con tranquilidad, no tuvieran problemas a la vuelta. De hecho, además de la orquesta en directo y los sorteos a la mejor foto del concurso fotográfico de la jornada, así como la entrega de la chaqueta de Cervantes, los autocares salieron en diferentes horarios para los que quisieran trasnochar…

La experiencia fue genial, por el ambiente, por ser una familia de apasionados simpatizantes de la competición y del mundo del off road, aunque como demuestran año tras año, en el “on-road”, KTM cada vez tiene más que decir. Creo que para cualquier cliente de una trail KTM no se ha de perder esta concentración, porque cada vez va a más, como suele ocurrir en los saraos que las marcas montan. En KTM cuidan el detalle y el trato con la marca es la más cercana que la que puedas tener con otras fábricas, porque todos los de KTM España, están allí con los brazos arremangados.ver galeríaIV Reunión KTM Adventure: Más y mejorIV Encuentro KTM Adventure 2017

La parte más dura fue la vuelta. Se me ocurrió despedirme temprano de la prometedora velada con la idea de salir temprano hacia casa. La misma ruta, hacia Teruel y Alcañiz, pasándolo canutas por las gélidas temperaturas. Llegué a estar a -3ºC y por bien que vayas protegido en moto, al final cala, por no repetirme en que casi me quedo sin gasolina. Pero eso es algo que sirve de experiencia y que se olvida rápido cuando vienes de estar con amigos, de disfrutar de la moto y paisajes de primera. Este año habrá otra después del verano, el quinto aniversario de esta clásica, que empezó con 29 motos inscritas en 2014 y que este año ha reunido a 131 motos más a esa cifra. Seguro que superaremos las 150 este 2018… ¡Nos vemos por allí!