KTM 990 SMR

Eduard Fernández Masó

3 votos

ver galeríaKTM 990 SMR

Parece que fue ayer cuando KTM presentó un nuevo concepto de moto llamado Supermoto allá por el 2006. Por aquel entonces las trail con ruedas de asfalto eran prácticamente inexistentes y menos con una parte ciclo como la que estrenó la 950SM. Esa moto creó bastante revuelo entre la prensa e incluso fue escogida moto del año del año 2006, un nuevo concepto había nacido.

Tras algunos años de maduración del modelo nos encontramos con el modelo hoy analizado, la 990 SMR, que solamente conserva la esencia de esa original SM del 2006. La denominación R en KTM representaba una versión radical y prácticamente solo para manos expertas, ahora se ha quedado como denominación única y se ha alejado un poco de los extremos. Las llantas ya no son forjadas como en el modelo anterior, pero en su lugar encontramos un seguro sistema ABS que la SMR incluye de serie. Los colores de guerra con el chasis naranja y la moto en blanco se mantienen al igual que el carácter guerrero de su motor.

La unidad probada de SMR venía cargadita de extras viajeros para hacerla más rutera en largas rutas y viajes. Desde las maletas laterales además de la trasera, la cúpula elevada y también el asiento ergonómico, son algunos de los accesorios que nos lo van a poner muy fácil para coger la SMR con ganas y no soltarla en muchos kilómetros.

PVP:
KTM 990 SMR 11.990 €

¿Amor a primera vista?

ver galeríaKTM 990 SMR

La 990 SMR puede parecer que no es una moto apta para un uso tranquilo, su rígido chasis tubular, su motor nervioso y una estética de lo más agresiva pueden echar para atrás a los más conservadores, pero realmente no es una moto radical, pero tampoco es una moto "facilona", simplemente hay que saber cómo llevarla.

Personalmente conozco bien aquel primer modelo de 950SM, puesto que después de que me prestaran una unidad para realizar un viaje de 3.000 km hasta Croacia, volví enamorado del modelo y me compré una. Con mi propia 950 SM recorrí casi 30.000Km durante dos años y medio que la tuve y la usé para casi todo: para ir cada día al trabajo, salidas de fin de semana y un par de rodadas y la verdad es que ese concepto sigue enamorándome. ver galeríaKTM 990 SMR

La 990 SMR es una moto mucho más refinada que aquel primer modelo de 950 y carburadores. El propulsor LC8 de 999 c.c. ha evolucionado del veterano LC8 950 que se estrenó con la maxi trail Adventure y que tantas alabanzas ha recibido desde entonces.

Dice "la leyenda" que los ingenieros de KTM recibieron el encargo de diseñar el LC8 con unas pautas muy claras, tenía que ser el motor bicilíndrico más ligero y compacto del mercado, capaz de desarrollar holgadamente más de 100 CV y caracterizarse por un funcionamiento suave pero deportivo a la vez. En un solo año tenían a punto el conocido LC8, y este se ha mantenido solamente con ligeras mejoras como uno de los más fiables y efectivos bicilíndricos del mercado.


Super moto, no super motard

ver galeríaKTM 990 SMR

El nombre de la SMR a menudo puede llevar a confusiones, el termino Super moto es el utilizado por la mayoría de los países para referirse a la categoría de Supermotard. Si hay que decir que KTM al lanzar el modelo al mercado, hicieron referencia a esta categoría la cual es pionera la marca, pero está claro que ni aquella 950SM ni la actual 990SMR no han sido motos destinadas a practicar esta especialidad. Su peso y tamaño las sitúan más cerca de las trail o las naked que de las motos de campo con ruedas de asfalto. Si hay que reconocer y ahí radica la gracia del modelo, que la parte ciclo de la SMR es espectacular, igual que sucede con las auténticas Supermotards.

El chasis tubular es realmente un acierto, y es que el estrecho motor permite que la anchura del bastidor sea muy contenida. Claro está que al montarle un motor LC8 y un depósito de suficientes litros, el volumen total aumente... Lo que no ha perdido en absoluto, es que la agilidad y estabilidad final es realmente asombrosa, siendo una de sus mejores argumentos. Las suspensiones, cómo no, firmadas por WP son realmente exquisitas para todo uso, se nota que las han dejado menos duras que en la versión anterior de R, que como ya hemos contado antes, montaba llantas forjadas y suspensiones mucho más deportivas. ver galeríaKTM 990 SMR

La nueva filosofía de la R, que ya no comparte denominación, por solamente encontrarse en catálogo esta versión, es aportar esa estética más radical con colores de guerra, pero con una moto menos especializada y más segura y utilizable. Es por ello que se ha optado por sacar las llantas forjadas y montar el ABS de serie, radicalidad a cambio de seguridad, no está mal el cambio. Como buena KTM el espíritu guerrero se conserva intacto, pero es una moto bastante polifacética y fácilmente se le puede dar un uso incluso viajero.


Polifacética y viajera

ver galeríaKTM 990 SMR

La unidad que probamos hoy es una versión un poco "tuneada" pero en esta ocasión las Power Parts han vestido a la 990SMR de viajera incansable. En cuanto a ergonomía el asiento un poco más blando y con una forma más plana, va a permitirnos estar encima de la KTM durante más horas. La pequeña cúpula sobre elevada funciona realmente bien siempre y cuando viajemos a velocidades legales y es un accesorio muy recomendable ya que la SMR no es una moto que ofrezca una gran protección aerodinámica tal cual viene de fábrica.

Las maletas traseras son de un material blando, un poco más rígido que una mochila normal, pero muy ligeras de transportar. Su capacidad no es demasiada, por ejemplo un casco integral no entrará, pero será suficiente para transportar la ropa de tres o cuatro días en cada maleta durante un viaje. La bolsa que montaba en el sitio del acompañante no es otra que una mochila con unos anclajes universales que servirian para cualquier moto. También estaba preparada con la parrilla especial para colocar un Topcase rígido de los de toda la vida y que KTM también cuenta entre sus accesorios. ver galeríaKTM 990 SMR

Además de todos estos accesorios de viaje encontramos un antirrobo de lo más original ya que va anclado a una de las pinzas delanteras de freno. Consiste en un pasador que se coloca en la misma estructura de aluminio, es un poco engorroso de poner y quitar, más que nada por tener que agacharte cada vez que lo pones y lo quitas. Pero todos estos extras no son ni la punta del iceberg, KTM tiene un catálogo de Power Parts que hace caer de culo, puedes dejarte la mitad del sueldo cada mes en "chuches" para la moto.


Surfear entre curvas

ver galeríaKTM 990 SMR

Pero donde la SMR hace que te olvides por completo de todo es definitivamente en los tramos de curvas. Su rígido chasis y su horquilla te permite tener un tacto de la rueda delantera muy fiel. Puedes entrar en la curva incluso frenando y la moto no va a hacer ningún extraño, para salir dando gas con ganas con todas las garantías de tener la información del neumático trasero en todo momento bajo control.

Su motor permite dosificar muy bien el gas y abrir poco a poco o de golpe sin que la moto pierda la trazada. La frenada es sencillamente perfecta, dosificable, progresiva y nunca asusta, la trasera también es generosa e incluso podremos probar de timonear siempre que el ABS lo permita. El tacto del anti bloqueo está bastante bien conseguido, no es el típico ABS que se dispara a la que forzamos un poco, mas bien tendremos que insistir para sentirlo actuar. El sonido de sus escapes es muy embriagador y la suavidad del cambio y embrague es de lo mejor del mercado. ver galeríaKTM 990 SMR
La SMR es una moto básicamente para disfrutar, sí se podrá utilizar a diario, el único pero es que por ciudad tendremos que soportar todo el rato el sonido del ventilador funcionando porque rápidamente se calienta en exceso. Para viajar es bastante apta y más con elgún extra que le podemos montar en el mismo concesionario.

3 votos