KTM 890 Duke R 2020

KTM 890 Duke R: La 790 más Radical

Paulino Arroyo

Cuando se busca cubrir una categoría con el mejor producto posible, en ocasiones no hay que escatimar en recursos, y sencillamente ser el mejor, desde el principio. Con la KTM 890 Duke R la marca austriaca parece haber retomado el camino de la 790 Duke, pero tomando una senda que le resulta muy familiar (aportar la sigla R): los 121 CV a 9.250 rpm y par de más de 10 kgm a 7.750 rpm son toda una declaración de guerra en la categoría.

Aumento de cilindrada ¡y de potencia!

ver galeríaKTM 890 Duke R 2020El motor de la Duke (Duke R no lo olvidemos) es ahora de 890 cc, un bicilíndrico que parece no tener fin, pues consigue cumplir las normativas de la nueva reglamentación Euro5 y a la vez crecer hasta donde muchos usuarios de KTM no lo creían posible, pero con lo que soñaban, sin duda. Y para ello también ha desplegado mucho de todo el potencia electrónico de que es capaz KTM, con embrague antirrebote, Quickshifter+ y ahora, montando unas gomas Michelin Powercup II. 

La Duke R es perfectamente reconocible como un producto típicamente KTM, incluso está ahora más cercana a la filosofía de la marca. Los cambios son notables y afectan a los frenos (discos de 320 mm) y pinzas Brembo Stylema Monoblock y suspensiones WP Apex multirregulables (horquilla invertida WP Apex von botellas de 43 mm de diámetro ). Detrás se confía también a WP Apex por supuesto regulable en precarga y rebote.

Dos discos de 320 mm se encargan de detenerla, incluso en curva con el ABS Cornering que incluye un modo Supermoto y control de tracción con sensor para detectar cuando estamos en una curva o MTC.

Ergonomía

ver galeríaKTM 890 Duke R 2020Los cambios en la posición de conducción son también muy clarificadores de hacia donde va este modelo con las estriberas más elevadas (mejor paso por curva), asiento más alto y manillar más bajo. Claramente una puesta por la deportividad de un modelo que ahora ofrece mayores prestaciones con una posición de conducción más dada a extraer todo su potencial. 

Y por si hubiera alguna duda al respecto… ¡el peso se queda en 180 kilos!

Si deseas conocer más detalles de esta nueva Duke con apellido R, y considerable aumento de cilindrada y potencia, puedes dirigir tu mirada a la ficha técnica… ¡a falta de una prueba sobre nuestras carreteras!