KTM 1290 Super Duke R 2020

KTM 1290 Super Duke R 2020: La Bestia 3.0

Javi Millán

Corría el año 2013 cuando KTM decidió dar un paso más en su andadura asfáltica con una bestia que venía a comerse el segmento de las “naked” más potentes. La 1290 Super Duke R entraba por la puerta grande y suponía un revulsivo para el mercado. Y no defraudó, dejando rápidamente en el olvido a su predecesora la 990. Ahora nos llega la generación 3.0 de la 1290 con tantos cambios que podríamos considerarla como una motocicleta enteramente nueva. 

¿Más potente y brutal?

Así es, esta 1290 2020 no es como una simple evolución, más bien deberíamos verla como “Revolución”. Los numerosos cambios realizados con el fin hacerla más efectiva en cualquier tipo de utilización, más suave y además más rápida en pista llegan al 90% de las piezas. Eso sí, manteniendo la arquitectura V2 a 75ª de su mecánica de 1301 cc LC8, que cumple Euro4 y está “Ready” para la Euro5. 

Esos 180 CV y un par de 140 Nm lo dicen todo de un motor que tiene tal concentración de energía en toda la gama de revoluciones que no está hecho para noveles. No obstante, es tal la evolución electrónica que incluso los menos expertos podrán sentirse como verdaderos pilotos a sus mandos. La más reciente tecnología electrónica está encomendada a una IMU o unidad de medición inercial ahora de 6 ejes, permitiendo un dinamismo hasta ahora no conocido…

ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020La KTM 1290 Super Duke R 2020 es una de las motos más salvajes y divertidas de todos los tiempos... Fotos: S. Romero / M. Campelli

Pero ahí no acaba la cosa, porque esta nueva generación 2020, estrena también un nuevo chasis, nuevas suspensiones, frenos, además de haber visto depurado su diseño hasta el punto de ser mucho más efectiva aerodinámicamente hablando. El resto del equipamiento sigue estando al nivel esperado y en este no falta su pantalla de 5” con conectividad, el control de crucero además del Quickshifter para subir relaciones del cambio.ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020Desde las primeras 990 Super Duke hasta las nuevas 1290 Super Duke R han pasado unas cuantas generaciones...Ganancia en peso

Uno de los objetivos de los ingenieros en esta nueva 1290 Super Duke R ha sido reducir el peso al máximo con el fin de que el doble catalizador u otros de los requisitos para la inminente normativa Euro5 no lastrasen al conjunto. Así pues, cada uno de los departamentos buscó al mínimo detalle dónde limar gramos de cualquier pieza posible. 

Sirvan como ejemplo detalles como las válvulas de admisión de titanio y de tan solo 39 gr, el cigüeñal 3 mm más ancho para mejorar la estabilidad y con tapas de 800 gr, unos discos de embrague de nueva factura para una mejor actuación, esa bomba de agua rediseñada y unas tolerancias de los cilindros con los pistones y los anillos de los pistones que se han reducido, mientras que la caja de cambios se ha mejorado para que la actuación sea más corta y ligera. Con esto y mucho más se ha conseguido aligerar en un kilogramo de peso respecto al motor de la generación precedente. Además, otro kilogramo se ha ganado con el sistema de escape que, aun llevando ahora doble catalizador, es más liviano. 

Pero esa obsesión de los ingenieros austríacos por rebajar el peso no ha quedado ahí y el chasis es dos kilogramos más ligero y tres veces más rígido en cuanto a la torsión mientras el subchasis está ahora formado en dos piezas, siendo la más expuesta de “composite” la que hace las funciones propias de subchasis. Por otro lado, el basculante monobrazo es un 15% más rígido y las tijas son de aluminio forjado -200gr más ligeras-. ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020La KTM 1290 Super Duke R 2020 impresiona al desnudo y más si cabe si entramado tubular ahora tres veces más rígido

También se ha trabajado en otros aspectos como la admisión con tubos más cortos y donde la caja de aire es más larga y fácil de abrir. Por su parte, el sistema de escape con doble catalizador incorpora unos colectores de 54 y 60 mm el delantero y el trasero respectivamente. Además, los cuerpos de acelerador de 56 mm y nuevos inyectores mejoran la mezcla de aire/combustible.

Un equipamiento a la altura

Hablando de suspensiones, no podían estar firmadas por otra marca que no fuese WP y el modelo APEX 48 para la horquilla delantera se complementa con el monoarmortiguador también Apex, piggyback de gas/aceite, 200 gr más ligero y completamente ajustable para el tren posterior. La precarga de éste puede regularse sin necesidad de herramientas gracias al mando que sobresale por el lado derecho. Cabe destacar que ahora dicho amortiguador trasero ahora sí lleva bieleta lo que mejora su progresividad y la tracción…

Mención especial también para los frenos que estrenan las pinzas delanteras monobloque de cuatro pistones Brembo Stylema con doble disco de 320 mm y uno trasero 240 mm. Las llantas 300 gr más ligeras respecto a la generación precedente y los pegajosos neumáticos Bridgestone S22 completan este imponente pack en cuanto a lo más destacable del apartado técnico. ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020En carretera todo pasa muy rápido con la nueva KTM 1290 Super Duke R y hay que estar muy atentos para no sobrepasar los límites de velocidad continuamente...

No obstante, el equipamiento funcional también está a la altura y para aquellos que quieran utilizar la 1290 Super Duke R para el día a día se encontrarán con detalles de confort como una piñas de botones rediseñadas con Cruise Control en la izquierda -accionable entre 3ª y 6ª desde 40 a 200 km/h-, y una pantalla de 5” TFT en color con conectividad, navegación, etc. En los mandos de la derecha han colocado un curioso botón que permite dos posibles configuraciones customizables como atajos para nuestras opciones preferidas como por ejemplo la calefacción de los puños -opcionales al igual que el asiento calefactable-, o desconectar el ABS. 

En carretera y… ¡circuito!

En esta presentación internacional tuvimos oportunidad de probar la nueva Super Duke R en dos escenarios diferentes. En carretera por la mañana y en el espectacular circuito de Portimao por la tarde. 

En la primera parte de la jornada pude apreciar gran parte de las mejoras en diferentes tipos de carretera y autopista y donde la Super Duke R 2020 se nota más fina, menos vibradora, y más efectiva.ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020La nueva electrónica supone un gran paso adelante en cuanto al dinamismo de la KTM 1290 Super Duke R 2020

Ya de entrada la posición de conducción se aprecia algo más cargada hacia el tren delantero… Sí, el escenario a sus mandos ha cambiado, con un nivel de calidad de terminación que se eleva unos cuantos puntos respecto a la generación precedente. El depósito de 16 litros en acero resulta algo menos prominente y los botones o cada unos de los elementos que están en nuestra vista, se han cuidado algo más. Sobre todo, la pantalla de información de 5” con conectividad y desde la cual se pueden variar todos los parámetros de la electrónica, con el fin de adaptarla a nuestro gusto en cada momento. Además, existe en la piña derecha -como ya he comentado-, un botón pulsador con dos opciones C1 y C2 llamadas “de atajo” y que sirven para seleccionar dos de nuestras opciones más usuales de manera rápida.

Una vez con el motor en marcha, esta 3.0 sigue siendo imponente, con un ronquido típico que te sube las pulsaciones ya desde parado. Eso sí, ahora se nota mayor suavidad desde que insertas la primera y vas soltando el embrague jugando con el tacto del puño del acelerador. Se notan menos traqueteos mecánicos a bajas revoluciones y es de agradecer. Si bien en carretera probé entre los diferentes modos -el Rain que reduce la potencia a 130 CV, el Street y el Sport-, me quedo con el Street por tacto del puño del acelerador y con el control de tracción medio además de un control del caballitos… Sigue sorprendiendo porque es de esas motos en que la velocidad que sientes a sus mandos es mucho menor a la real, a la que circulas, con un aplomo y un dinamismo que pocas motocicletas ofrecen y cuando te quieres dar cuenta vas muy, muy por encima de los límites legales.ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020Todas las unidades que probamos llevaban el Track Pack con modos de conducción Track y Performance, además del Quickshifter + y el amortiguador de dirección

Una pasada

Ya con el precalentamiento hecho en carretera, nos dirigimos de vuelta a nuestra base de operaciones: el circuito de Portimao donde no había rodado en mi vida y que visto desde fuera ya impresiona. Más si cabe cuando pilotos de la talla de Jeremy McWillians o Chris Fillmore te hacen una exhibición nocturna quemando rueda al más puro estilo “drag race”.

Su motor empuja como un demonio y hay que cambiar a una relación superior sin necesidad de estirar hasta el corte de encendido… “Probar a trazar con una marcha más en las curvas, incluso dos…”, nos dijeron. Con el cosquilleo típico en este tipo de situaciones, allí estaba, subido en una de las unidades equipadas con multitud de accesorios Powerparts como el Quickshifter + que permite subir y bajar relaciones sin necesidad de accionar el embrague, el Pack Track con los modos adicionales de conducción Track y Performance o incluso el amortiguador de dirección…ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020La guinda del pastel fue probar la KTM 1290 Super Duke R 2020 con neumáticos slicks y escape de competición...

Y así probé. La 1290 R sale catapultada sea la marcha que sea. Tremendo par motor que se hace notar siempre en una auténtica montaña rusa transformada en circuito como es Portimao y donde la Super Duke intenta despegar en cada subida y bajada. A medida que fueron pasando las vueltas pude sacar más partido a su potencia, bajando incluso el control de tracción al niveles más bajos. Gracias a la electrónica el tren delantero se mantiene lo más pegado al suelo posible, incluso el control de tracción actúa de manera suave, notando tan solo un pequeño ahogo mecánico si se lleva en el nivel 6. Lo mejor es llevarlo un poco menos restrictivo, al 3 o al 4 con ruedas de serie, el ABS conectado en modo Supermoto y el acelerador en modo Street para dulcificar su respuesta…

Llegar al final de la recta de meta rozando los 280 km/h con el cuerpo pegado a su depósito y el casco bien centrado en el eje simétrico de la moto es una pasada… La aceleración, la estabilidad en frenada, el paso por curva… Todo pasa muy rápido. Se nota que la Super Duke R ha ganado en todos los apartados y la mecánica es uno de los más destacables junto a la evolución electrónica y la estabilidad que aporta ese chasis más rígido y unas suspensiones evolucionadas. El límite está mucho más allá de lo que puedas imaginar y sirva como dato que algunos de nuestros compañeros de otros países decían que habían rodado a poco menos de dos segundos de los tiempos hechos semanas atrás con una RR de última generación. Ahí es nada…ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020

¿Más prestaciones?

Como guinda del pastel tuve la oportunidad de probar también una de las unidades con neumáticos lisos y varios accesorios Powerparts como el escape de competición recortado, las estriberas regulables o la pletina de dirección de aluminio mecanizado. 

Al igual que el resto de las unidades con neumáticos de serie, éstas otras también equipaban el Track Pack con los modos de conducción Track y Performance, el amortiguador de dirección y el Quickshifter + opcional que ayuda en el cambio de relaciones sin tocar el embrague tanto para subir como para bajarlas. 

Y qué decir de la experiencia. Pues que, si con la de serie las sensaciones son increíbles hasta que se empieza a sacudir, con neumáticos “slicks” la 1290 Super Duke R va sobre raíles, con un tren delantero que se funde con el asfalto y una trasera con más agarre, como si te lanzaran desde una catapulta… Al final, las seis tandas que hicimos de 20 minutos se me hicieron cortas y quería más. Me hubiera gustado seguir al día siguiente, al otro y al otro porque la 1290 Super Duke R es sin duda una de esas motos adictivas. ver galeríaKTM 1290 Super Duke R 2020

Me llevo la grata sensación de que en KTM se lo han tomado muy en serio y no han querido dejar respirar a la competencia, cumpliendo con creces en esta revolución sobre una base que ya estaba a un nivel de prestaciones muy alto…

Los precios y colores de la gama

Cuando llegue a los concesionarios esta nueva generación estará disponible en dos tonalidades: naranja o negro y a un precio de 19.900 € para el mercado español.