Keeway Vieste 125, nuevo scooter estrella de la firma asiática en la categoría

Keeway Vieste 125: Mejorando lo presente

Jordi Hernández Farguell

La firma perteneciente al poderoso Grupo Qianjiang nos presenta el nuevo Keeway Vieste 125, un modelo que llega para reforzar su escueta oferta de scooters urbanos de 125 cc por la parte alta. Su estilo está en la línea de su actual Cityblade 125, aunque se sitúa un paso por delante en cuanto equipamiento, acabados y diseño.ver galeríaKeeway Vieste 125, nuevo scooter estrella de la firma asiática en la categoríaFotos: Félix Romero

Como podemos apreciar al consultar los datos ofrecidos por ANESDOR (la Asociacio´n Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas) hasta el mes de agosto de 2020, los scooters de 125 cc copan los primeros puestos en el ranking de ventas de nuestro mercado, situándose como el motor que tira del carro en estos tiempos bastante convulsos tras el confinamiento. Entre ellos, modelos como el Honda PCX 125 o el Yamaha N-Max 125 son una elección muy recurrida, su peculiar diseño denominado GT compacto triunfa entre los usuarios por su funcionalidad y magnífico desempeño en ciudad, algo que no ha pasado desapercibido para el resto de marcas que se esfuerzan en crear su propia alternativa para rivalizar con estos dos auténticos best sellers.

Este es el caso de Keeway que, hasta la fecha, tenía en el económico Cityblade 125 su principal baza en este segmento. Un scooter sencillo, modesto en cuanto a equipamiento, pero con las cualidades necesarias para ser considerado un muy buen urbanita. Además, como viene siendo habitual entre los modelos de la firma asiática, cuenta con un económico precio de solo 1.999 €, a todas luces, su principal atractivo de cara a las ventas. Cubierto el segmento económico, Keeway ha decidido subir un poco el listón con su nuevo Vieste 125 y, ya de paso, reforzar una gama que se encuentra un tanto floja en cuanto a modelos del octavo de litro.  A primera vista es un scooter de similares características al Cityblade, aunque se sitúa un paso por encima en aspectos como la calidad de diseño y acabados, equipamiento y, como cabría esperar, eleva su precio hasta los 2.399€. 

Salto cualitativover galeríaKeeway Vieste 125, nuevo scooter estrella de la firma asiática en la categoríaEstéticamente, el nuevo Keeway Vieste 125 supone un avance enorme para la firma asiática.

A pesar de todo la ganancia en lo referente a diseño y terminaciones es espectacular, tiene una linea muy agresiva pero sin estridencias que le confieren un aspecto muy deportivo y, al mismo tiempo, muy al gusto europeo. Nos gustó especialmente su atractivo frontal que, en ciertos aspectos, parece estar inspirado en el de la preciosa Ducati V4 Panigale. Y es que en lineas generales, el nuevo Keeway Vieste 125 parece marcar un cambio generacional con respecto al resto de modelos de la gama, a nivel calidad de fibras, tornillería, esamblaje o tapizado del asiento, su llegada supone un salto cualitativo importantísimo frente a la oferta actual de la firma asiática, de ahí que muchos lo consideren el nuevo buque insignia de Keeway.

En cuanto a tamaño es un scooter sumamente compacto, tiene espacio suficiente para dos ocupantes, aunque sin demasiadas comodidades para los conductores con una estatura superior a la media. Lo que se intenta remediar con una plataforma que nos deja estirar cómodamente las piernas y con unas estriberas abatibles para el pasajero, que gozan de una buena colocación. Este ahorro de espacio se nota incluso bajo su asiento, donde la estrechez de las fibras que rodean el asiento han limitado considerablemente el espacio del cofre que hay tras ellas y en el que, a duras penas, cabe un casco jet de talla pequeña.

Pero a pesar de ello, el Keeway Vieste 125 es un scooter bastante bien dotado en cuanto a equipamiento, destaca el sistema de llave inteligente con su correspondiente botonera e interruptor para el bloqueo y contacto que, además de aportar un alto grado de seguridad ante un robo, resulta comodísimo en el día a día. Esto último también se puede aplicar a la hora de aparcar, donde el Vieste nos permite elegir entre dos caballetes; el lateral con desconectador y, el central, muy estable pero un tanto difícil de colocar, ya que la operación resulta algo más costosa que en rivales de similar tamaño y peso.

Equipamiento a la modaver galeríaKeeway Vieste 125, nuevo scooter estrella de la firma asiática en la categoríaEl cuadro de instrumentos del Keeway Vieste 125 es de imagen moderna, aunque algo justo de información.

Un buen detalle incluso comparado con oponentes mucho más caros es que su iluminación es de LED en todos sus dispositivos, lo que supone una ganancia importante tanto en el aspecto funcional como en el estético. Para facilitarnos un poco más las cosas se ha colocado una pequeña guantera tras el escudo, eso sí, es de tipo abierta. En ella podremos depositar objetos pequeños como nuestro móvil que podremos recargar fácilmente en la toma de USB que hay justo a su lado. Esta no es muy segura al no ser cerrada, pero hay que reconocer que resulta muy práctica y accesible al dejarnos, por ejemplo, consultar el móvil cuando paramos en los semáforos. 

En lo referente al cuadro de instrumentos encontramos una solución mixta entre una pantalla LCD central, flanqueada por dos semi-esferas analógicas destinadas al velocímetro y al cuentavueltas. La verdad es que estas son bastante innecesarias, por tamaño, el panel de cristal líquido es lo suficientemente grande y vistoso como para ser el dispositivo único, además, el dato de velocidad está duplicado, lo que podría haberse aprovechado para dotarlo con un poco más de información, ya que en este aspecto goza de un nivel bastante estándar con datos como la temperatura ambiente, el reloj horario, los niveles de batería y gasolina o cuentakilómetros total y un parcial.

Urbano ante todover galeríaKeeway Vieste 125, nuevo scooter estrella de la firma asiática en la categoríaPor diseño y tamaño, el Keeway Vieste 125 resulta ideal para el ámbito urbano.

El hecho de ser un scooter tan compacto y ligero puede que limite el confort de marcha a conductores altos pero, por otro lado, le permite ser especialmente ratonero en ciudad. Su tamaño, unido unas llantas y neumáticos de 110/70 x 13” y 130/70 x 13”, un chasis tubular bien reforzado en su parte central -se sacrifica la plataforma plana-, lo proveen con lo necesario para desenvolverse entre el tráfico con las máximas garantías de efectividad. Demuestra una gran manejabilidad y un radio de giro lo bastante cerrado para que maniobremos fácilmente en espacios cerrados. La altura intermedia de sus llantas le confieren la estabilidad necesaria para sentirnos cómodos en curva y, al mismo tiempo, la capacidad de reacción suficiente para nos sufrir entre atascos.

El punto más criticable en este aspecto son las suspensiones, la horquilla trabaja algo mejor que los amortiguadores posteriores que, a pesar de contar con regulación de muelle, demuestran un comportamiento muy brusco y seco a la hora de afrontar cualquier tipo de bache o irregularidad, lo que le resta bastante confort de marcha, sobre todo, cuando circulemos sobre asfalto que no este en muy buenas condiciones. El apartado de frenada está bastante mejor resuelto, lo forman un par de discos de 240 y 215 mm de diámetro que, a su vez, están controlados por unas pinzas equipadas con CBS. Este nos facilita bastante las cosas, sobre todo sino tenemos mucha experiencia, pero hay que reconocer que afecta un poco al tacto de las manetas; más preciso en el caso de la izquierda y con menor recorrido en la derecha. Por suerte, la potencia no será problema, las pruebas realizadas en este sentido al Keeway Vieste 125 siempre fueron satisfactorias.

En la línea de la categoríaver galeríaKeeway Vieste 125, nuevo scooter estrella de la firma asiática en la categoríaEl precio del Keeway Vieste 125 es de 2.399€, muy inferior al de sus rivales más directos.

En el apartado mecánico el protagonista es un monocilíndrico de ciclo 4 tiempos con culata SOHC de 4 válvulas, este está refrigerado por aire, alimentado por inyección, dispone de arranque eléctrico y, como nota diferencial, cuenta con un pedal de arranque por si algún día falla la batería. En cuanto a prestaciones, no es un motor excesivamente potente, ofrece una lógica potencia de 10,4 CV a 7.000 rpm, mientras que la cifra de par se sitúa en los 1,1 kgm a 6.000 rpm. Con todo, es un propulsor con unas aceleraciones nada abrumadoras que en el rango medio nos ofrece una buena respuesta que nos permite recuperar sin problemas. No tiene una estirada final apabullante pero sí lo suficientemente consistente para alcanzar una velocidad punta que ronda los 100 km/h en circunstancias normales.

Todo ello lo realiza de una forma bastante suave, sin vibraciones especialmente molestas a ningún régimen, igualmente, a nivel sonoro tampoco hay nada que objetar, cumple con los estándares del la categoría con una rumorosidad bastante contenida. A nivel consumos se mantiene en la media de la categoría, en conducción normal el gasto ronda los 3 litros a los 100 km, lo que unido a su depósito de 9,5 litros, situado en la zona central de la plataforma, nos garantiza una autonomía que se sitúa sobre los 300 kilómetros. En cuanto a las normativas medioambientales, la categoría de este motor es Euro4, por lo que cumple con la legislación actual a falta de que entre en vigor definitivamente la tan temida y restrictiva Euro5.