Z H2 la Naked más potente jamás producida por Kawasaki

Kawasaki Z H2: Jugar con el aire

Jose María Marfil

Hoy os traemos la prueba a fondo de la Kawasaki Z H2. Sus 200 CV la convierten, junto con la Ducati Streetfighter V4, en una de las novedades más impactantes de este 2020, solo que la italiana cuesta cerca de 4.000 € más. Kawasaki no suele tener rival en la ratio €/CV.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiFotos: María Pujol. Kawasaki Z H2 2020

La pregunta es inevitable: ¿Qué sentido tiene una moto de calle con 200 CV y sin carenado? O incluso con él. Claramente, ninguno. Aunque no mucho más que el que pueda tener una Harley Road Glide para un quemado, viéndola incapaz de girar, frenar o acelerar de forma decente, notándola pesada como un muerto y encima por el doble de precio que esta Z. Aunque a un Harlista la opinión del quemado se la trae al pairo. El de los flecos, con sentir que la cadencia del ralentí intenta seguir el compás de sus latidos, suele tener bastante. Y me parece muy bien. Hablamos de motos y de moteros, amigos. Locura en estado puro. Bendita locura, por cierto.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiLa primera Naked con compresor, un mecanismo que juega con el aire para ofrecernos 200 CV

De todos modos esta Z H2 solo es apta para los locos más cuerdos o, al menos, con la suficientemente cordura como para haber conseguido una vasta experiencia con motos rápidas. Para ellos va esta prueba.

La Z H2 en el mercado

Esta Z H2 (19.099€ -precio sin oferta- y 200,1 CV) va a tener enfrente a la Streetfighter de Ducati (21.990€ y 208,1 CV), a la BMW S1000R (15.750€ y 164,6 CV), a la KTM Super Duke R (19.900€ y 179,6 CV) a la Aprilia Tuono V4 (18.999€ y 175,5 CV) y a la Yamaha MT10 (15.899€ y 160,5 CV). La Honda CB1000R (15.050€), con “solo” 145 CV declarados, nos obligaría a dejarla fuera del grupito por mansa… No sé si reír.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiLa Kawasaki Z H2 en su hábitat natural: la montaña.

Y si nos fijamos en la potencia, no podemos olvidarnos del peso. Y aquí, la Z, con esos 239 kg declarados en orden de marcha, pierde “pistonada”. Acudiendo al factor peso/potencia, tanto la Aprilia Tuono V4 (1,17kg/CV) como la KTM Super Duke (1,16kg/CV) son capaces de superar, por poco, a la Z H2 (1,19kg/CV). Aunque el gato al agua se lo lleva la Ducati Streetfighter que, con solo 201 kg en orden de marcha y 208 CV, consigue superar la mítica barrera del kilo por CV (0,97 kg/CV).1

No obstante, hay un apartado en el que esta Z H2 no tiene rival: el par motor. Sus 14 Kgm a 8.500 rpm, un dato prácticamente calcado al de la KTM ¡con 300 cc más!, le confieren una fuerza de giro, una pegada, alucinante tratándose de un motor de mil, con cuatro cilindros y carrera corta.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiKawasaki Z H2 2020, una de las motos más impactantes del momento.

Detrás de ese milagro está la sobrealimentación cuyo efecto sería parecido al de un incremento virtual de la cilindrada.

El compresor

No es la primera vez que los japoneses recurren a estos sistemas. A principios de los años ochenta, primero Honda (CX500) y después el resto, montaron turbos a sus motores de cilindrada media. La idea les duró poco. Problemas de peso, temperatura, espacio y gestión de la entrega de par, les hicieron desistir.

Pero han ido pasando los años. La política medioambiental se ha ido endureciendo. Ha llegado la electrónica con nuevas posibilidades de gestión y Kawasaki, ante la disyuntiva de compaginar el rendimiento con el medio ambiente, ha apostado por la sobrealimentación como una posible solución de futuro.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiSi eres paciente y cauto, con ella también podrás pasear con suavidad gracias a su exquisito tacto a bajo régimen

Esta vez se han inclinado por el compresor; otro sistema que, como el turbo, envía aire a presión a la cámara de combustión. De eso se encarga una turbina. Turbina que gira por estar conectada al cigüeñal mediante un sistema de engranajes. En la Kawa el desarrollo es de 9,2. Así, cuando el motor gire a 10.000 rpm la turbina lo hará a 92.000 rpm.

La primera Kawa comprimida llegó en 2015. Fue la H2R de 326 CV, una serie limitada, a modo de escaparate, que inundó la prensa de titulares. La versión de calle, la Ninja H2 con “solo” 231 CV, incluso dio pie a crear una nueva categoría: la HyperSport. Dos años más tarde Kawasaki llevó el compresor a una categoría más accesible, la “Sport Turismo”, con la Ninja H2 SX. Una trotamundos épica, con carenado integral y maletas, capaz de rozar los 300 km/h de velocidad punta y mantener cruceros de 250 km/h sin despeinarse. Ahora le ha tocado el turno a la categoría Naked.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiUna moto masiva con 14 kg·f/m de par máximo y 239 kg de peso en orden de marcha.

Decir que la solución del compresor nos sorprendió gratamente al comparar la H2 SX-SE con la Z1000SX. La H2 SX, siendo 21 kg más pesada y casi doblar a su hermana en rendimiento, llegó a consumir –en un mismo recorrido- un 12% menos (5,97l/100 por los 6,66l/100). Brillante.

La lógica nos lleva a pensar que Kawasaki acabará extendiendo el compresor al resto de su gama; cuestión de ir escalando. Os imagináis una esbelta, ligera y verde 500 de 110 CV.

Hacerla Naked

En el momento de escribir estas líneas, en Kawa go -la página comercial de Kawasaki- veo que la Z H2 cuesta 5.600 euros menos que la “Sport Turismo” básica, la H2 SX (23.700€). Una importante diferencia que no solo obedece a la ausencia de carenado.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiCorte transversal en el que podemos apreciar el detalle la turbina y su canalización hacia la caja de admisión.

La Z carece del espectacular basculante mono brazo de la SX. Sus llantas son más sencillas. Las pinzas de freno delanteras pasan de ser las M50 de Brembo a las M4.32. El cuadro de relojes es más sobrio –creo que deriva de la Z900-. Los intermitentes dejan de ser LED e incluso la inscripción “Super Charger”, inscrita en el bloque motor, ha perdido el “brillibrilli”.

Los cambios técnicos para adaptar la base H2 a las necesidades de una Naked han consistido en acortar el desarrollo añadiendo dos dientes a la corona (46) y en revisar la geometría reduciendo la distancia entre ejes (de 1.480 mm a 1455 mm) y afinando el avance (de 103 mm se pasa a 104 mm) y el lanzamiento (de 24,7º se pasa a 24,9º). Aunque lo más destacable es que la Z pesa 23 kg menos que la SX. Más corta entre ejes, desarrollo acortado, menos peso: la combinación parece explosiva.

Equipamientover galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiLa ausencia de carenado ayuda a ser buen chico con el asunto de la velocidad.

La electrónica de gestión, como en todas las H2, es completísima. Incorpora el acelerador electrónico, el control de salida (KLMC), el sensor inercial con giroscopio (IMU), el cambio semi automático (KQS), el control de tracción de 3 niveles (KTRC), diversos modos de entrega de par y potencia, el control de crucero y el ABS inteligente (KIBS). Después iremos con su funcionamiento.

Se conecta a tu teléfono (Bluetooth) mediante la App Rideology y equipa un inquietante sistema de grabación de datos, denominado EDR (Event Data Recorder), que va recopilando información sobre tu conducción (RPM, posición del gas, velocidad, etc.). Una información que, previo requerimiento, podría ser facilitada a la Autoridad. Eso dice el manual de uso. De ahí a que les implanten una SIM conectada a la DGT para estar geo localizados y poder multarnos digitalmente va quedando menos… El control sobre las personas va camino de volverse asfixiante.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiAl fondo, pintado de color rojo, el compresor. Discutible estética del frontal con esa única canalización del ram air.

La calidad de los materiales y el equipamiento no defrauda. Está muy bien terminada.

La gestión de los menús y el acceso a la información es sencilla y lógica teniendo en cuenta la cantidad de elementos a gestionar.

El cuadro de relojes, a pesar de la reducción de tamaño, dispone de unas grafías legibles. Tampoco hay reflejos. Además, incorpora muchos y curiosos datos: gráfico del balance de carga entre ejes, grado de inclinación en curvas, apertura del gas o los efectos del compresor (incremento porcentual del llenado de la cámara y temperatura del aire que entra en el motor) entre otros. Toda esa información más la del ordenador (trip’s, consumos, etc.), se reparte en dos opciones de visualización.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiLa Z H2 sorprende por la facilidad con la que cambia de dirección.

Hay que llevarla a revisión cada 12.000 km para sustituir el aceite del motor y su filtro y realizar los chequeos habituales incluyendo el juego axial del rotor de la sobrealimentación. A los 24.000 km, además de todo eso, habrá que sustituir el filtro del aire, el filtro del combustible, el líquido de embrague, el líquido de frenos y el tamiz del aceite del sobre alimentador.

La Z H2 está disponible en tres opciones cromáticas: con ribetes en rojo, en negro y en verde que es la que ves en las fotos.

El poder y la noblezaver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiImpactante diseño basado en las líneas rectas y angulosas. La mejor forma de proyectar una imagen dura y agresiva.

Viéndome obligado a circular por Barcelona en plena ola de calor, me temí lo peor: ir sobre una sauna. Pero no. El calor procedente del motor es asumible. Nada que ver con una Ducati.

Su comportamiento es sorprendentemente civilizado. Embrague, cambio y acelerador responden con inusitada suavidad. El tacto general es delicioso. Aquí, las apariencias engañan.

El radio de giro, sin ser brillante, permite moverte con dignidad por la ciudad. El asiento está a 830 mm. Es un poco alto tratándose de una Naked, aunque al ser estrecho –apenas arquea las piernas- la situación no se complica. Con mi 1,75 de estatura he llegado sin problemas con los pies al suelo.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiSu brillante electrónica permite aprovechar todo su potencial acelerando.

Con la posición de conducción solo hay un pequeño problema: la anchura en la parte central del lado izquierdo. Si intentas cerrar las piernas, los cantos de la tubería del ram-air rozan con el muslo. Llega a ser molesto. El asiento es relativamente cómodo.

El control de crucero demuestra su clara utilidad en la autovía ya que superar la velocidad legal sin darte cuenta es facilísimo, aunque la ausencia de carenado ayuda a ser buen chico. Llaneando a 120 km/h el motor gira sobre las 5.000 rpm y va gastando -según el ordenador- 4,7 l/100. El consumo promedio nos ha resultado de 6,2l /100. Con 19 litros en el depósito la autonomía debería rondar los 300 km.

Desconcertante serenidadver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiMás corta entre ejes, 23 kilos menos y un desarrollo acortado respecto a la SX. Una explosiva combinación.

Llegan las curvas. La dirección es encantadora. Cambia de sentido con una facilidad insólita teniendo en cuenta sus dimensiones. Parece que en Kawa hayan hecho magia. Aunque cuando llega el momento de frenar aparecen las inercias, los kilos. Y es que el peso, tarde o temprano, acaba apareciendo.

Con los frenos deberás emplearte con cierta decisión yendo con “prisa” en tramos de bajada. El ABS, a veces, salta un poquito. No es del tipo “Race”, pero trabaja bien. La gestión electrónica y el embrague deslizante anti-rebote consiguen que apenas notes la zaga en las reducciones compulsivas. Ni un culeo. Ni un rebote. Nada. Casi como en una dos tiempos. Por cierto, los Pirelli Diablo Rosso III se adaptan de maravilla a esta moto.

Y después de frenar, entrar en la curva y apuntar la salida, llega el momento de acelerar. Y aquí es cuando se me han fundido los esquemas.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiCon la Z H2 es mejor tener la cabeza fría, mirar lejos y no emborrachase con el gas

Es difícil explicar la impresión que produce su fuerza de empuje. Da igual el régimen de giro o la marcha que lleves engrandada en el momento de abrir gas. Es como si estuvieras sentado encima del motor de una la locomotora del AVE.

Aunque al superar las 6.000 rpm, sobre todo en marchas cortas, la respuesta se vuelve tan seca, contundente e inmediata que casi me deja noqueado; parece que vayas a salir catapultado hacia una dimensión desconocida. Y lo que todavía asusta más es que todo sucede con una desconcertante percepción de serenidad. Sin el más mínimo escándalo. Eso es cosa de su brillante electrónica. Una ayuda, casi un regalo envenenado, que te obliga a tener la cabeza muy fría, a mirar muy lejos y a procurar no emborrachase con el acelerador. Sin la electrónica, conducir de forma deportiva por carretera solo debe estar al alcance de un marciano. Aunque si eres de otro planeta, Kawasaki te deja desactivarla…ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiCambios. Nueva pantalla de tamaño reducido que sigue siendo muy completa y de fácil lectura.

Y así, a medio camino entre la excitación y la angustia, vas negociando curva tras curva hasta que se acaba el tramo y te quedas tan exhausto como feliz. Me va a costar olvidarlo.

Y es que si la Z H2 consiguió dejar sin palabras a Edu Fernandez en el Las Vegas Motor Speedway con una pista de 20 metros de ancho, imaginaos aquí, abriendo gas con cierta decisión en una estrecha carretera de montaña de apenas dos carriles. Y todo eso en modo Road.

El Sport ni lo probé ¿Para qué? Si el Road incluso llega a regalarte suaves y controlados derrapes al acelerar en inclinación para después, con la moto recta, dejar que la rueda delantera despegue algunos centímetros en plena aceleración. Pura adrenalina. Por cierto, un despegue limpio y derecho, sin apenas cabeceos. Ah! y sin amortiguador de dirección. Cuando una moto así puede prescindir de él, es que los ingenieros han hecho un buen trabajo.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiLa Z H2 destaca por una parte ciclo muy bien conjuntada, no podía ser de otro modo con 200 CV entre las manos.

Las suspensiones, sin duda, han tenido algo que ver. La horquilla, de Showa, trabaja de maravilla y la suspensión trasera también. Poniéndome exquisito, podría decir que a la trasera le ha faltado un poquito más de sensibilidad ante los baches secos. En cualquier caso, tengo claro que sin Öhlins también hay paraíso. Para ir bien por carretera basta con montar elementos de calidad. En circuito y con un buen piloto sería otra cosa.

El corte llega a las 13.000 rpm, unas 2.000 rpm por encima de la zona de potencia máxima. Kawasaki nos regala un generoso sobre régimen que la mayoría no vamos a necesitar. Con cambiar sobre las 9.500, poco más allá del valor de par máximo, creo que tendremos suficiente.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiLa Z H2 también destaca por el exquisito tacto general de su motor.

El manejo de la caja de cambios es de lo mejorcito que recuerdo en un motor de alta cilindrada. El sofisticado sistema de engranaje denominado Dog-Ring (anillos), usado en MotoGP y F1, marca la diferencia. Además, el cambio semiautomático o “Quick Shifter” colabora, si cabe, a amplificar la sensación de aceleración. Ya lo he dicho antes, el tacto general de este motor es de lo mejorcito y más refinado que vas a encontrar.

Conclusiones

Hemos visto que solo hay otra Naked con matrícula más potente y bastante más ligera que esta Z H2: la Streetfighter de Ducati. No la he probado, pero intuyo que la italiana debe ser más efectiva en curvas, más rápida en circuito, más amable pilotando al límite y, sin duda, más glamurosa que esta Z H2, negra como la noche y con pintas de insecto enfadado a punto de picarte.ver galeríaZ H2 la Naked más potente jamás producida por KawasakiKawasaki Z H2. Me va a costar olvidarla.

Aunque dudo que la estilosa italiana sea capaz de ofrecer la sensación de empuje, pegada y poderío que he experimentado con esta Z H2. Y todo envuelto en una desconcertante sensación de templanza gracias a su electrónica. Y eso es, probablemente, lo mejor de esta moto y también lo más peligroso.


Los que han leído esta noticia, también han leído...