Honda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Honda CB 1000R+ vs Kawa Z1000 R Edition: Pasión por los 4 cilindros

Jose María Marfil

Hoy enfrentamos a las naked más exuberantes que vas a encontrar en los catálogos de Honda y de Kawasaki. Nos referimos a la CB1000R y a la Z 1000R.

Si te has fijado en ellas, seguramente eres de los que se pasan la semana esperando a que llegue el domingo para salir a curvear. Y si es posible, envuelto entre ese excitante aullido de loba herida que sale de los escapes de un buen “tetra”.

No sois muchos. La gran mayoría prefiere a las trail. Van bien. Y lo sabes. Son rápidas, cómodas, permiten llevar acompañante con decencia e incluso se prestan a hacer caminos de tierra. Pero siempre te han parecido motos a medio camino de todo, sin un remate, sin una especialización clara. Además, tampoco es que te importe mucho ir sin parabrisas, tener que atar el equipaje con pulpos o lo que le suceda al pasajero, si es que alguna vez lo llevas.

ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R EditionFotos: Arnau Puig

Pues bien, para ti, para el auténtico quemado de las tetra, para el que no tiene dudas al elegir entre lo más cómodo o lo más exigente, va este comparativo. Bueno y también para los que vais en trail. Nunca se sabe.

Ni iguales ni diferentes

Si observamos las fichas técnicas, no vemos grandes diferencias. Los valores de rendimiento mecánico son parejos, las geometrías también, ambos chasis son de aluminio y tampoco hay grandes diferencias con la dotación. Pero si levantamos la vista del papel, la cosa cambia.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

La CB, con esa estética un tanto ecléctica, Neo Sports Café (Honda dixit), juega a trasformar el concepto “streetfighter” en algo elegante y sutil, casi suave. Kawa, por el contrario, prefiere exacerbar la agresividad del concepto. De su Z dice, literalmente, que es una moto salvaje, inspiradora de temor, que exige respeto y dispuesta a dejarte una huella imborrable. Y ya os adelanto que no exagera.

Para empezar, la Kawa no lleva electrónica. Bueno, incorpora una doble mariposa auxiliar, controlada por el sistema, con el fin de optimizar la combustión. Y ya está. El resto va “a pelo”. Es decir sin restricciones ni cortapisas. Kawa deja bajo tu directo control esos 11,31 kg·f/m a 7.300 rpm. Y no lo lleva porque Kawa no quiere. Les hubiera costado poco incorporar el sistema que lleva la Z 1000 SX -es el mismo motor-. Un sistema que a pesar de no llevar acelerador electrónico, funciona de forma discreta y muy eficiente. Pero no. Kawa ha querido desafiarnos.

Por dentrover galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Entrando en detalles técnicos, decir que ambos motores son DOHC, de 16V y de carrera corta –casi idéntica-, aunque el de la Kawa cubica 1.043 cc y el de la Honda 998 cc.

No obstante, la Honda es más potente (145,56CV a 10.500 rpm por los 142,16 CV a 10.000 rpm). Sin embargo, no consigue acercarse a los valores de par motor de la Z. No solo por la cifra (10,60 kg·f/m frente a los 11,31 kg·f/m), también por cuando llega: casi mil vueltas antes (8.250 por 7.300 rpm). Veremos qué pasa con las sensaciones.

Echando un vistazo a la transmisión, las dos equipan embragues deslizantes anti rebote. La Honda que probamos llevaba instalado –opción- el sistema de cambio rápido que, por cierto, funciona muy bien. En la web de Kawa no vimos esa opción.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

En la ciclo, ambos fabricantes recurren a las horquillas invertidas, a los mono amortiguadores con progresividad y a las suspensiones multirregulables sin intervención de la electrónica. Los discos de freno delanteros son de idéntico diámetro y están mordidos por pinzas radiales de cuatro pistones. Los ABS son convencionales.

En cualquier caso, la Kawa, en versión R, dispone de unos componentes más refinados. Lo vemos con esas pinzas de freno Brembo M50 mono bloque o con el amortiguador Öhlins con perilla.

Ambos chasis, como ya hemos dicho, son de aluminio. Honda opta por anclar el motor de forma suspendida y Kawa por envolverlo entre las vigas.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

El avance, una medida a tener en cuenta por su influencia en los cambios de dirección (más corto, mayor tendencia a facilitar los cambios) es prácticamente calcado: 100 mm por 101 mm en la Kawa. Con la distancia entre ejes no hay tanto consenso. La Kawa es algo más corta (1.455 mm por 1.435 mm). Tampoco coinciden con el flanco del neumático trasero, un poco más alto en la Honda (19055/-17 por los 190/50-17).

En cuanto al peso, uno de los elementos más importantes de la parte ciclo, Honda se lleva, claramente, el gato al agua con esos 212 kg por los 221 kg de la Kawa.

Dotación

En las naked, el equipamiento suele ser escaso y funcional y aquí no ha sido una excepción.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

La iluminación de la Honda es totalmente LED. Kawa solo recurre a la tecnología LED en la óptica delantera y en el piloto trasero.

La instrumentación, en las dos, es por pantalla LCD. Aquí, la gran diferencia está en sus dimensiones y diseño. El tacómetro de la Honda emula un reloj esférico mientras que Kawa opta por los “barriletes” luminosos desplazables que, sorprendentemente, se ven bastante bien. Las grafías de la Honda son de mayores dimensiones y se leen mejor, lástima que le falte algo más de luminosidad a la pantalla. En la Kawa el problema está en la colocación de los mandos del ordenador que te obligan a soltar las manos del manillar en busca de los botones.

En las dos, la calidad de los plásticos y los materiales están a buen nivel. No obstante, Honda ha ido un poco más allá con los detalles. Lo digo por la cantidad de molduras, de cuidado diseño, con las que ha rematado los rincones. Su aspecto es algo más detallista y menos plastificado. Decir, en descargo de la Kawa, que la CB equipaba el “paquete diseño” con no pocos paneles de aluminio. Luego hablaremos de los precios.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

La electrónica de la Honda dispone de tres programas. Cada uno de ellos disfruta de diferentes niveles de intervención en la entrega de par, en el freno motor electrónico y en el control de tracción. Este último se puede desconectar. Además incorpora un programa totalmente personalizable.

En marcha

Estas motos están pensadas para hacernos pasar momentos inolvidables en una buena carretera de montaña. Y ahí no hay diferencias. Las dos son excelentes. Donde sí las hay, y de consideración, es en el camino elegido para conseguirlo.

Con solo sentarte en parado ya las notas diferentes. La Kawa te coloca más adelantado e integrado. La Honda retrasado y alto. En la Kawa te sientes dentro. En la Honda encimaver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition.

En marcha, la Honda es más fácil de mover negociando eses y curvas. La dirección es más ágil y directa. Pero una vez dentro de la curva, en plena inclinación, me gusta más la Están pensadas para hacernos pasar momentos inolvidables en una buena carretera de montañasensación de aplomo y conexión con la carretera que transmite la Kawa. No digo que la dirección de la Kawa sea lenta y la de la Honda nerviosa. Hablo solo de sensaciones, de matices.

Las horquillas –idénticas, por cierto- están a muy buen nivel. Son firmes y trabajadoras. Se mueven cuando deben y aguantan bien las embestidas en las frenadas. Otro tanto podemos decir de las suspensiones traseras al acelerar. No obstante, el mono amortiguador Öhlins de la Kawa, con un freno hidráulico más refinado, ayuda a mantener un poco mejor la posición en curvas con baches. En cualquier caso, yendo por carretera, el amortiguador de la Honda es más que correcto. En circuito, donde las exigencias acaban llevando los materiales al límite, la cosa podría ser distinta. Por cierto, los recorridos declarados, en ambos ejes, son calcados.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Los motores son sensacionales. Los dos rebosan par motor desde prácticamente 2.000 rpm. Te sacan de los ángulos de 50 km/h en tercera como cohetes y, sin tocar el cambio, pueden llevarte por encima de los 160 km/h. Entre curvas solo debes preocuparte de abrir, cerrar o repelar el gas. Aquí no hace falta perder el tiempo con el cambio como en las 600. Solo trazar y disfrutar.

El motor de la Kawa, en la zona de trabajo habitual, está un poco más lleno de par. Su respuesta es más viril. Eso sí, las reacciones son lineales y predecibles. No hay tirones ni sacudidas. No hará nada que tu no le hayas ordenado. Pero has de ser consciente, en todo Aquí no hace falta perder el tiempo con el cambio como en las 600. Solo trazar y disfrutarmomento, de que vas sin red, sin electrónica. Un exceso de confianza, un error en zonas húmedas o con asfalto en mal estado, acaba, por regla general, en una pérdida de tracción. De hecho experimenté unas cuantas. Y aunque la Z siempre reaccionó con cierta nobleza, no dejé de ir con el puño derecho a flor de piel. Si a eso le sumas ese bronco e intimidante sonido de la admisión, que me ha vuelto loco, y esas vibraciones a medio régimen, os aseguro que esta Kawa es una de las motos más excitantes que vais a encontrar en el mercado. Solo recomendable para moteros de sangre fría y corazón caliente.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Con la Honda desaparece toda incertidumbre. Abres antes y más. Ir rápido es más fácil. Vas más tranquilo. Incluso me atrevería a decir que es más eficaz. Los bites te van sacando las castañas del fuego y lo hacen muy bien. Apenas lo notas, pero la última palabra deja de ser la tuya. Ese es el precio de la seguridad. Un precio que, personalmente, estoy dispuesto a pagar.

A partir de 7.000 rpm, las dos se comportan como es de esperar: como dos buenas tetra aulladoras. En cualquier caso el motor de la Honda reacciona con más finura y suavidad, tiene menos inercias, menos ruidos mecánicos y vibra sensiblemente menos. Es más refinado. Además, su acelerador electrónico –la Kawa no lleva- ofrece una respuesta del gas sensiblemente más precisa y suave, sin ese pequeño traqueteo que algunas veces notas al abrir gas en la Kawa desde cerrado.

ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Los frenos de la Honda, tanto en potencia como en tacto, están a la altura de las circunstancias. No tendrás queja. Aunque la Kawa, con esas pinzas italianas de circuito, ofrece un mordiente final superlativo.

En apuradas de frenadas con bajadas de marcha compulsivas, la Honda con el freno motor electrónico, tiene un as en la manga. El embrague deslizante anti rebote de la Kawa hace muy bien su trabajo y es de gran ayuda, pero la Honda, con ese suplemento electrónico, lleva la maniobra un paso más allá. Casi parece que estés bajando marchas en una 2T.

Hay frenos. Hay motores. Hay suspensiones. Hay una relativa ligereza –las actuales trail de gran cilindrada pesan cerca de 40 kg más- así que, si te gustan las curvas y las motos de cuatro cilindros, no hay nada como una buena mil de posición erguida.ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Obviamente no hablaremos de protección aerodinámica. Estas motos no invitan a circular por encima de los 120 km/h en autopista durante largos trayectos, a no ser que tengas las cervicales de un chaval de 20 años, que no es mi caso. Aunque no llevar protección puede evitar que la Administración acabe metiendo su larga mano en tu cartera. Todo tiene su lado positivo.

El consumo promedio es parejo: 6,1 l/100 en la Honda por 6,2 l/100 en la Kawa. En cuanto a la autonomía teórica, la Honda rondaría los 265 km y la Kawa los 274 km. 

ver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

La CB en su versión base cuesta 14.600€. La que nos han dejado, con el paquete estético de 873€ (adhesivos, dos paneles de aluminio, embellecedor en la cúpula y elementos para el colín) y el técnico de 1.062€ (puños, cambio rápido y conector de 12V) se queda por 16.535€. La Z 1000, en versión base, cuesta 13.799€. La que veis en las fotos, la versión R, con frenos y suspensión trasera mejorada, cuesta 15.300€. Es cuestión de valorar qué nos interesa más, si el equipamiento práctico y estético o el deportivo.

Tienes más opciones. Ahí están la Yamaha MT10 (15.799€) y la BMW S1000R (15.650€), dos motos cargadas de electrónica que derivan de las SBK, o la sugerente y equilibrada GSX 1000 (12.699€) o incluso la cuatro cilindros de Aprilia, aunque su motor en V, le dé otro tacto, otro estilo. A ver si es posible tenerlas juntas en otra ocasión.

Conclusionesver galeríaHonda CB 1000R+ versus Z 1000 R Edition

Decidirse por una u otra no es fácil. Si solo tuviera en cuenta lo que me han hecho sentir, sin duda, me quedaba con la Kawa. Por lo demás, creo que la Honda está un pequeño paso por delante, es una moto más completa y refinada. Creo que me quedaría con la Honda o quizá no. No lo sé. 


Los que han leído esta noticia, también han leído...