Kawasaki Ninja 1000SX 2020

Kawasaki Ninja 1000SX: Renovación en profundidad

Jose María Marfil

Venimos de conocer a la nueva Kawasaki Ninja 1000SX 2020, antes Z1000 SX. Los cambios, a grandes rasgos, se han centrado en la electrónica, en mejorar el equipamiento y en practicarle algún que otro retoque estético. Dicho así podría parecer una simple actualización, pero como vais a poder ver, los cambios han tenido cierto calado.

Kawasaki habla de esta Ninja 1000SX como la cuarta generación de un modelo que llegó al mercado, hace ocho años, con la intención de revitalizar el formato Sport Turismo, ese que tantos éxitos cosechó a finales de los ochenta. Quien no se acuerda de aquellas fascinantes GPZ 900, FZ, CBR o GSX. Modelos que, desgraciadamente, fueron perdiendo adeptos a medida que se iban haciendo más “erre” “erre” por no decir de circuito. Menos mal que las Trail, cediendo atributos “endureros” en favor de los asfálticos, llegaron justo a tiempo para salvar al motero medio. Su evolución, que no ha parado, las ha llevado hasta el formato Maxi Trail haciendo de ellas las motos de alta cilindrada más vendidas para ir por carretera.

Muchos de los que ahora os movéis en Maxi-Trail deberías probar esta Ninja 1000 SX. y comprobaríais que llegar con los pies al suelo no es muy complicado gracias a la altura de su asiento; que su centro de gravedad, más bajo que en la mayoría de las Trail, facilita las cosas a la hora de maniobrar a poca velocidad; que el tacto del motor es exquisito en el día a día; que podréis viajar con relativa comodidad, no tanto como en una Versys 1000, por no salirnos del catálogo de Kawasaki, pero tampoco está nada mal y lo más importante: que no dejará que os aburráis entre curvas.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020Kawasaki renueva su Sport Turismo de altos vuelos con cambios de cierto calado.

A los que crecisteis entre las 600 de los años 80/90 y todavía lleváis el veneno del cuatro en línea en las venas, no hace falta que os ande con proselitismos… Seguramente rondareis la cincuentena así que: buscaréis algo de protección aerodinámica, una posición de conducción que no os destroce las muñecas o las cervicales o la espalda o todo en general, también unas maletas, por si hay que viajar y, sobre todo, un motor elástico y potente para no tener que ir remando con el cambio en busca de par motor, qué ya no tenéis 18 años. Pues bien, todo eso y algo más es lo que nos va a ofrecer esta Sport Turismo. Vamos a conocerla.

Cambios

Para distinguirla fácilmente de las versiones anteriores, solo hace falta fijarse en la cola del escape ya que la nueva Ninja 1000SX ha pasado a tener una sola petaca. Si la miramos con más detenimiento, veremos algunos retoques estéticos en el carenado y en el guardabarros delantero con los que Kawasaki ha querido darle un toque de deportividad.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020La nueva Ninja 1000SX la distinguirás fácilmente de las versiones anteriores por su única petaca de escape.

Aunque el cambio más importante no se ve. Esta dentro y ha consistido en la sustitución de la doble mariposa por un sistema de acelerador electrónico, en el argot “ride by wire”. Un elemento que, junto al giroscopio o sensor inercial IMU –que ya montaba la versión anterior- ha permitido refinar la actuación de los controles electrónicos (tracción, anti caballitos, entrega de par, etc.) e incorporar nuevas ayudas como el control de crucero.

Otra de las acciones ha sido la reducción del tamaño de las toberas que alimentan los cilindros exteriores (1 y 4) ubicadas en el air-box. Una medida que ha ayudado a suavizar la respuesta del motor y que, junto al nuevo sistema de escape y los seguros reajustes de inyección y admisión, han permitido dar cumplimiento a la Euro 5, adelantándose así a la normativa.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020El motor ha recibido un acelerador electrónico y nuevas toberas en el air-box.

Según la ficha técnica, el dato de potencia máxima declarada se mantiene (142,16 CV a 10.000 rpm) y el de par máximo (11,32 kg·f/m) también, aunque ahora llega más tarde, a 8.000 rpm; antes lo hacía a 7.300 rpm.

Le han incorporado un sistema de modos de conducción (carretera, deportivo, lluvia y personalizable) que resultan de combinar los dos programas de potencia con los tres del control de tracción. En el personalizable hay plena libertad de combinación incluyendo la desconexión del control de tracción.

En la transmisión, la mejora ha consistido en añadirle un cambio rápido (KQS o Kawasaki Quick Shifter), que viene de serie, para liberarte de usar el embrague. Decir que el sistema solo funciona a partir de las 2.500 rpm.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020En la ciclo han trabajado con la geometría y los neumáticos montando los nuevos Bridgestone S22.

En la parte ciclo, Kawasaki ha sustituido los Bridgestone S20 por los novísimos Hypersport S22 con la intención de mejorar la manejabilidad y la adherencia, tanto en seco como en mojado. Además, han revisado la horquilla delantera, trabajando en el elemento amortiguador, para incrementar su capacidad de reacción en la fase de compresión. También han retocado el avance –un dato que suele dar pistas sobre la rapidez de la dirección entrando en las curvas-. De los anteriores 102 mm se ha pasado a unos más agresivos 98 mm. Un cambio que, seguro, tendrá incidencia en la manejabilidad. Por cierto, la eliminación de la segunda cola de escape ha evitado tener que cargar con dos kilogramos de peso.

Guiño al turismo

Kawasaki, para adaptarla a un mayor número de usuarios, ofrece tres posiciones de conducción. Una con el asiento más alto y ancho que se queda a 835 mm del suelo, otra, para tallas contenidas que lo sitúa 812 mm y la intermedia que lo hace a 820 mm.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020Kawasaki ha trabajado en la ergonomía y la protección aerodinámica para mejorar sus cualidades viajeras.

También han trabajado en el parabrisas y le han añadido más posibilidades de regulación aumentando su verticalidad. Y para acabar con el confort, decir que los respiraderos del carenado han sido rediseñados con la intención de reducir los flujos de aire caliente que le llegan al piloto.

Pensando en un uso turístico, no hubiera estado de más tratar de instalarle un caballete central. Un elemento que siempre ayuda con el asunto del engrase y la limpieza de la cadena. Estoy pensando en grandes tiradas.

Equipamiento

Entre las mejoras introducidas en el equipamiento, destaca el cuadro de relojes que pasa a ser una pantalla TFT a color de 4,3 pulgadas. Ofrece dos formatos de visualización -turístico y deportivo- y el ajuste automático del contraste. El diseño y las grafías, salvando las distancias, recuerda al de la H2. Del ordenador de a bordo solo podemos decir que es completísimo y que su manejo es fácil y lógico.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020Entre las mejoras en el equipamiento destaca la nueva pantalla TFT, la adopción del "Full Led" y la conectividad.

En el apartado de la iluminación han revisado el diseño del piloto trasero y han reconvertido a LED los pilotos que todavía quedaban con bombillas.

Kawasaki le ha instalado un chip bluetooth para conectarla a tu teléfono. El enlace se efectúa a través de la “Rideologhy The APP”. Y desde ahí podrás gestionar la información y el audio (datos de marcha, telemetría, GPS, llamadas al teléfono, incluso ajustes de la moto a través del teléfono).

Kawasaki te ofrece una larga lista de accesorios (puño calefactables, conexión USB, cúpulas ahumadas, bolsa sobre depósito, petaca Akrapovic, etc.). Si te interesa, aquí tienes el enlace con el catálogo de la marca.

Su precio es de 15.150 euros y ya está disponible en los concesionarios. Como oferta de lanzamiento te la regalan con el kit Tourer (maletas y demás) o con el Performance (Akrapovic y demás) instalado. Las opciones cromáticas son tres: verde, negro y blanco.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020Kawasaki Ninja 1000SX está disponible en tres colores.

En definitiva, si bien no podemos hablar de un modelo completamente nuevo, aquí podría valer aquello de que muchos pocos hacen un mucho.

En Marcha

Arrancamos desde el mismísimo centro de la preciosa capital Cordobesa y las primeras sensaciones fueron gratas. A poca velocidad, el tacto del gas ha ganado en exquisitez y precisión. Accionar el embrague es una delicia y el cambio, también. El radio de giro -62º de punta a punta- es más que correcto para maniobrar en parado mientras que llegar con los dos pies al suelo no me resultó complicado. Mido 1,75. Solo he echado en falta unos retrovisores más generosos.

Entramos en la autovía y no tardé en ponerme a chequear la posición de conducción. Las muñecas apenas van cargadas y las rodillas, a pesar de la flexión, quedan en una postura razonable. Para viajar, solo le he encontrado un inconveniente: la protección aerodinámica. La pantalla sigue siendo insuficiente para evitar que el aire contacte por encima del cuello a no ser que te agaches… Del cuello para abajo, la protección es aceptable; nada que ver con una Naked, pero le ha faltado ese pequeño plus, el de dar cobertura al casco, para estar más cerca de la categoría turística.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020La posición de conducción es más que aceptable para hacer turismo. Una protección aerodinámica un poco más ambiciosa no hubiera estado de más.

Llaneando, la estabilidad a alta velocidad con maletas es intachable. Y la implantación del control de crucero, más allá de la comodidad, te ayudará a no acabar metiéndote en líos con los radares. Bien.

A 120 km/h el motor iba rodando a unas descansadas 4.600 rpm. A ese ritmo, apenas no noté vibraciones. Empezaron a llegar sobre las 6.000/7000 rpm, fundamentalmente por la zona del depósito, pero no me parecieron de suficiente envergadura como considerarlas molestas.

Llaneando a 120, el consumo instantáneo, según el ordenador, iba rondando los 6,4 l/100. El consumo promedio durante la jornada fue 6,13 l/100. El último dato de consumo que obtuvimos en motos.net con la Z1000 SX de 2018 fue de 6,66 l/100. A falta de una prueba a fondo que confirme los datos del ordenador, estaríamos hablando de una reducción de casi el 8%. No está nada mal.

Por fin curvasver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020La Kawasaki Ninja 1000SX es una moto larga, algo pesada pero muy divertida.

La SX siempre ha sido una moto larga y algo pesada, pero divertida. Solo que ahora, con los cambios introducidos en la geometría y el nuevo Bridgestone S 22, todavía lo es más. La dirección me ha gustado por su rapidez y por su precisión. Y es que, a pesar de ser una 1000, me ha sorprendido lo poco que tienes que pelearte con ella en los cambios de dirección. Y tuvimos la oportunidad de experimentarlo con ahínco en el precioso tramo de carretera que iba de Posadas a Villanueva de Córdoba.

El trabajo del amortiguador trasero es correcto. Aunque si aprietas el ritmo, el hidráulico tiende a desfallecer, aumenta la presencia del muelle y aparecen las oscilaciones y los rebotes. Menos mal que el control de tracción, que trabaja con elegancia y precisión, acaba echándole una mano al neumático trasero. Decir que la mayoría de las veces te acabas enterando de que “san electrón” está actuando al ver las siglas KRT, de color naranja, encendiéndose en el tablero. Kawasaki ha hecho un gran trabajo con la electrónica.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020El control de tracción trabaja con discreción y precisión. Kawasaki ha hecho un gran trabajo con la electrónica.

Por cierto, a todos nos sorprendió el entendimiento entre esta Ninja y los Bridgestone S22 por la capacidad de transmitir información de lo iba sucediendo entre el asfalto y la moto, que es justo lo necesitas para sentirte a gusto.

Los frenos me han parecido estar bien dimensionados para las características de la moto. Todo se puede mejorar, pero el tacto es preciso, la potencia no falta y la puesta a punto del ABS me ha parecido de primera. Además, el efecto del Kick Shifter y el trabajo del embrague deslizante anti rebote, consiguen mantener imperturbable al tren trasero en las apuradas. Una gozada.

Abriendo gas, la entrega de par es ahora más progresiva y lineal, más cómoda y seguramente más efectiva. Aunque tengo la sensación de que la respuesta ha perdido un poco de virilidad a medio régimen. En cualquier caso, habría que confirmarlo contrastando las correspondientes curvas de par.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020Las relaciones de cambio de esta Kawasaki Ninja 1000SX son bastante cerradas, perfectas para ir por la montaña.

Lo que no necesito confirmar ha sido la desaparición de aquellos molestos tironcillos o trompicones al repelar el gas, justo en ese primer instante de la apertura en el que tratas de hilar fino con el acelerador. Y es que la precisión de la nueva electrónica es de cirujano.

El funcionamiento del Kick Shifter es correcto en los dos sentidos. No tener que preocuparte del embrague en conducción deportiva siempre es una ayuda, por no hablar de la agradable sensación de continuidad que le imprime a la aceleración, algo que siempre suele agradecer el pasajero.ver galeríaKawasaki Ninja 1000SX 2020Acelerando, la entrega de par, a pesar de haber perdido cierto picante, es ahora más progresiva, más cómoda y seguramente más efectiva

Las relaciones de cambio son bastante cerradas, perfectas para ir por la montaña. Y esa “tercera”, casi eterna, capaz de responder con decencia desde los 50 hasta los 170 por hora, me tiene enamorado. No hay nada como un buen mil de cuatro cilindros, en este caso 1043cc, para disfrutar de cosas como esas. Definitivamente, es una moto para pasárselo en grande.

En resumen

La nueva programación electrónica y los retoques en la ciclo le han dado la vuelta como a un calcetín. Kawasaki nos ofrece una acertada mezcla entre deportividad y capacidad de viaje. Estamos, pues, ante una buena moto de carretera para hacer carretera. Qué no es poco.

Cuesta 750 euros más que la versión anterior. A cambio te ofrecen: los relojes TFT, el “full LED”, el Kick Shifter y el control de crucero. Parece razonable.


Los que han leído esta noticia, también han leído...