Jorge Prado Campeón del Mundo de MX2: Talento de campeón

Con 17 años Jorge Prado es el primer piloto español en coronarse Campeón del Mundo de MX2, el último peldaño para acceder a la categoría reina del Motocross, la MXGP. Sus números y logros durante esta temporada son de vértigo, algo solo al alcance de restringido grupo de pilotos cuya magia y talento innato, dejarán su nombre grabado a fuego en la historia del Motocross.ver galeríaJorge Prado Campeón del Mundo de MX2Jorge Prado Campeón del Mundo de MX2 - 2018

Gracias a Jorge Prado, esta ha sido una de las temporadas más emocionantes que se recuerdan para el Motocross español, manteniendo a todo el mundo en vilo hasta que, por fin, ha conseguido alzarse hasta lo más alto en la categoría MX2. El joven piloto gallego captó la atención de muchos neófitos a la especialidad; quizás sea por su juventud, simpatía o por ese halo de admiración que rodea a unos pocos elegidos, ha conseguido que todo siguiéramos sus pasos cada fin de semana de carreras. De hecho nosotros, en Motos.net, publicamos una entrevista aun no siguiendo este bello mundo de la competición porque impresionaba con sus recsultados: ver entrevista.

Puede que en Argentina, en la primera prueba, las cosas no le fueran todo lo bien que esperaba, pero a partir de la segunda, comenzó a desplegar el talento que lleva dentro y las victorias no tardaron en llegar. Una manga tras otra, el número 61 a lomos de su KTM comenzó a imponer su talento hasta que, 14 carreras más tarde –MXGP de la República Checa-, por fin la "la placa roja" fue a parar a sus manos y no la soltaría hasta lograr el codiciado título.ver galeríaJorge Prado Campeón del Mundo de MX2Jorge Prado Campeón del Mundo de MX2 - 2018

El mérito no es poco, no solo por ser el campeón, sino también, por serlo frente a quien lo ha sido, su principal rival y compañero, Pauls Jonass que, al contrario que él, arrancó muy bien la temporada aunque no pudo aguantar la presión a la que Jorge le estaba sometiendo.

Los números lo dicen todo: 15 victorias, 13 segundas posiciones, 5 terceros y algún que otro resultado más flojo, pero la perseverancia, motivación y ferocidad de Jorge, ocultas tras esa cara angelical de un joven de 17 años, ha logrado doblegar a un piloto de la categoría y genialidad del letón, que tras anunciar que no estaría en el GP de Imola para operarse de su lesión de rodilla sufrida en Turquía, el campeonato quedaba matemáticamente resuelto. 

Epicidad de un campeónver galeríaJorge Prado Campeón del Mundo de MX2Jorge Prado Campeón del Mundo de MX2 - 2018

La vida de Jorge Prado no queda exenta de cierto grado de epicidad, tanto él como su familia sacrificaron todo lo que tenían para luchar por este sueño, aunque también ha sido gracias al apoyo incondicional de una firma como KTM que, ante su desbordante talento, no dudo en darle la oportunidad de trasladarse a Bélgica para formarse como deportista. Este fue un gran paso para el lucense, un futuro incierto en el que su padre, su madre y su hermana no dudaron en acompañarle y que, como el tiempo ha confirmado, al final ha valido la pena.

Hoy, con 17 años, es Campeón del Mundo y lo es porque ha trabajado muy duro para ello. Si echamos la vista atrás, vemos que ha dejado huella allá donde ha estado y suma títulos internacionales que ya hicieron presagiar en su día el gran futuro que tenía.ver galeríaJorge Prado Campeón del Mundo de MX2Jorge Prado Campeón del Mundo de MX2 - 2018

En el 2010 se proclamó campeón de España de MX65 y, en 2011, se llevó los títulos de campeón del Mundo Junior MX65 y campeón de Europa EMX65. En el 2015, con una victoria en Talavera de la Reina y seis pódiums, se hizo con el campeonato de Europa de EMX125. Un año después finalizó séptimo en EMX250 subiendo a los cajones de honor en cinco ocasiones. Esa misma temporada dio el salto al Mundial de MX2 en Assen y en la segunda manga de Holanda fue tercero. Mientras, en 2017, completó toda la temporada en MX2 y empezó a ganar; subió al primer escalón del pódium en 3 ocasiones y al segundo en 2.

Lo siguiente es todo lo que hemos podido vivir esta temporada, un año emocionante lleno de tensión y con algunas dificultades a las que nuestro campeón no ha dudado en enfrentarse como solo él sabe; a golpe de talento, esfuerzo y, siempre, con una sonrisa en su cara. ¡Bravo campeón!