Indian Roadmaster: Lo máximo de la marca

Indian Roadmaster: Lo máximo de la marca norteamericana

Paulino Arroyo

La Indian Roadmaster es el máximo exponente turístico de la marca norteamericana. Y como es habitual en este estilo, Indian pone especial énfasis en la comodidad para dos personas como principal objetivo durante los viajes. En ello influye la suavidad de marcha, por lo tanto el comportamiento del motor así como disponer de suspensiones y frenos equilibrados que cumplen bien su función. 

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaFotos: Félix Romero

El Ride Comand System es el sistema de que dispone la Indian Roadmaster, con la pantalla de mayor tamaño, 7 pulgadas, de la industria motociclista. Dspone de sistema de audio con un potente equipo de radio AM/FM y conexión USB, presión de los neumáticos, autonomía de combustible, cambio de aceite, altitud, consumo medio de gasolina, velocidad media, Bluetooth, navegador, con información de gasolineras, restaurantes, por supuesto la ruta… y mucho más.

La información se completa con las dos esferas situadas una a cada lado de la pantalla, con todo lo que podemos desear, velocidad y tacómetro, luz neutral, marcha engranada… los testigos habituales como diagnosis del motor y presión de aceite, además de información del sistema de control automático de velocidad. Pero la información de que disponemos la detallaré más adelante.

Turismo de estilo americano

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterLa protección aerodinámica elevada es la propia de este tipo de motos de carácter norteamericano acompañado por el sistema de audio de alta gama, con una posición de conducción relajada y la distancia reducida del asiento al suelo que en la Indian Roadmaster es de 673 mm.

Afortunadamente la diversidad de gustos y criterios a la hora de elegir un vehículo de dos ruedas es tan alta, que la necesidad y el uso al que se destina está por encima incluso del interés que nos suscita la imagen que nos devuelven los escaparates. Pero si es de noche... ¡no te pierdas el emblema del Indio sobre el guardabarros!, pues este se ilumina... 

Nadie adquiere una moto, o eso pienso, porque esta se parece más o menos a la que ha visto en TV, en el cine o porque refleja un estatus económico elevado y sí por ofrecer aquello que se espera de ella: una moto para viajar. De hecho… dejaré premeditadamente los aspectos técnicos para el final.

Creada para viajar: datos y cifras

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterProcedente de un país tan impresionante para viajar en moto como Estados Unidos de Norteamérica, la Indian Roadmaster no engaña en lo que ofrece. La suma de la pareja de alforjas laterales es de 65,1 litros y el baúl trasero tiene una capacidad de 64,4 litros. Estos espacios para el equipaje pueden bloquearse a distancia con la llave de contacto o desde el puesto de conducción. Las guanteras laterales, para pequeños objetos, suman otros 9 litros que se unen a los 3,8 litros del espacio superior ubicado ante la pantalla. 

De la pantalla del carenado cabe reseñar que dispone de motor eléctrico para ofrecer mayor protección, elevando su posición ya de por si muy apta para viajar protegido de los elementos, siempre y cuando no seas tan alto como nuestro compañero, Víctor Maciel y su 1,85 metros de altura. La lluvia en su caso seguro que le afectaría en la posición más baja. A mi con mi talla más estándar de 172 centímetros la posición baja me resulta suficiente. Pantalla y carenado protegen tanto que la música llega, desde los 200 vatios de sonido, con claridad y sin distorsión a velocidad de crucero y el volumen aumenta a medida que incrementamos la velocidad, bajando este al circular más despacio. Por encima de los 120 km/h, el límite en nuestro país, la música es perfectamente audible…

A nivel de seguridad y despreocupación durante un viaje dispone de un efectivo ABS nada intrusivo, control de crucero, defensas protectoras de piernas y maletas, visualización de la presión de los neumáticos, el mencionado equipo de música de 200 vatios con Bluetooth, AM/FM y entrada compatible con teléfono inteligente (recibir y realizar llamadas). Y aunque puede parecer accesorio: asientos y empuñaduras calefactables para conductor y pasajero además de reposapiés ajustables en altura, luces Full LED, toma de corriente en el baúl, parrilla trasera, luces antiniebla.

Cuadro de instrumentos y revisiones

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterEl cuadro de instrumentos incluye cuenta kilómetros electrónico, tacómetro y medidor de combustible con rango de kilómetros de autonomía, cuenta kilómetros parcial, consumo de combustible instantáneo y promedio, reloj horario, temperatura ambiente, dígito de marcha engranada, presión de los neumáticos, horas de funcionamiento del motor, velocidad media y voltaje de la batería. 

También disponemos de la imagen de información de la emisora de radio sintonizada, lectura de códigos de posibles problemas del motor, indicación del nivel elegido de asiento calefactado -y de los puños- (en quince posibles posiciones), control de crucero previo y control de crucero activado, testigo de neutral, luces largas y señal de los intermitentes. Y en lo referente a cuestiones mecánicas disponemos de la información de diagnóstico del motor, indicador de combustible bajo, presión de indicador de nivel bajo del aceite del motor…  Incluso para mercados como el inglés, en cuyas carreteras se indican las distancias en millas y no en kilómetros, podemos optar por sustituir un sistema de medida por otro.

Y claro el navegador será también un fiel aliado… ¿Ya he escrito que la pantalla es táctil? Pues lo es. Y aunque su manipulación es sumamente sencilla… recomiendo no perder de vista la carretera. Por cierto: Cada 8.000 km es recomendable realizar en la Indian Roadmaster una revisión que implica cambio de aceite, filtros y estado en general. Poco más salvo gasolina y kilómetros. El consumo en una moto de estas características cuesta que sea bajo, por sus 1811 cc y 422 kilos con el depósito lleno. Las cifras que se acercan o superan los 7 litros parecen en este 2019 ya muy elevadas. Pero he de recordar que motos con 150 kilos menos, (una BMW K 100 LT por ejemplo de 1988 con 960 cc) consumía 7 litros a los 100 km a poco más de 120 km/h por autopista con dos personas. Mucho ha llovido desde entonces y mucho han mejorado los sistemas de inyección… Doy fe que con la Roadmaster conseguí ver 6,5 litros de consumo medio, pero para ello hay que rodar tranquilo, sin abusar de su gran capacidad de aceleración.

Y ahora sí: Opinión y sensaciones

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterViajar es un estado de ánimo. No consiste en desplazarse sin más. Está muy alejado de la idea de unir dos puntos premeditados sobre un mapa. Lo importante es lo que pasa entre el punto de origen y el punto de destino. Yo a eso le llamo vivir. Vivir el segundo a segundo, el minuto a minuto, intensa o relajadamente, eso depende de cada motocicleta, del carácter de cada persona e incluso del bagaje vital que te ha llevado hasta ese momento: el de iniciar un viaje.

En la Indian Roadmaster da la sensación que poner un límite, un destino, es como fallarle al motivo mismo de su propia existencia. Se diría que si por ella fuera, jamás pararía, incansable e impertérrita al paso de los kilómetros. Una nueva revisión, un cambio de aceite y a seguir rodando. Lo cinco años de garantía en las Indian adquiridas este 2019 son solo una nota más de confianza. 

Resulta sorprendente lo estable y segura que puede llegar a ser si no la tratas como “una moto más”. Hay que tener en cuenta su peso y tamaño. En la posición Sport/deportiva de las tres posibles (conducción turística, estándar y deportiva) el motor responde con un impulso que no esperas. Te saca de las curvas con un empuje que no deja de sorprenderme, una y otra vez. Pero para rodar más tranquilo encuentro que el modo turístico y el standard es más que suficiente, y el consumo más moderado también. En caso de lluvia o carretera en mal estado con grava por ejemplo es muy recomendable retirar el modo Sport pues se muestra más dócil, se reduce la capacidad de aceleración y la respuesta tan inmediata del par. 

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterLa comodidad y el confort son dos elementos que, aunque muy subjetivos, tienen en la Indian Roadmaster un elemento en común con las grandes GT del mercado, tanto norteamericano como japonés y europeo. La posición de conducción es el motivo, pues el triángulo que forman el asiento, las estriberas y el manillar, permite adoptar una postura muy natural en la que el cansancio no hará mella hasta pasados muchos centenares de kilómetros. 

En motocicletas de este tamaño y peso hay momentos, digamos críticos, durante la conducción. Se trata de los giros muy lentos y los instantes previos a detenernos, justo el momento en el que apoyamos los pies en el suelo. En la Roadmaster conviene hacer las cosas con decisión, sin titubear y en los últimos metros accionar solo el freno trasero. De ese modo se evita el balanceo del peso de atrás hacia adelante. Este disco trasero es suficiente si antes ya hemos reducido la velocidad apoyándonos con la pareja de discos delanteros e incluso con la capacidad de retención del freno motor. 

Motor Thunder Stroke 111

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterLas 111 pulgadas cúbicas del motor Thunder Stroke, equivalen a 1.811 cc obtenidos con dos cilindros en V de 101 mm x 113 mm, dos válvulas por cilindro, que entrega el par de 15,4 Kgm a 3.000 rpm. Este motor –instalado en un chasis de aluminio- es el responsable de uno de los aspectos más reseñables de las grandes motos de turismo de Indian: el confort de marcha. Pero… ¿cómo influye el motor de una motocicleta en el nivel de comodidad?

Este es un propulsor que recupera muy bien desde baja velocidad y en marchas largas, y es además capaz de aportar un nivel de recuperación muy alto, pero también unas prestaciones muy elevadas. La alta aceleración, imprescindible para la sensación de potencia, se consigue gracias a la cilindrada y a la configuración bicilíndrica del motor, que implica que a un número de vueltas reducido, a la mínima insinuación del puño del gas, empuja con una decisión incluso impropia de los más de 400 kg de peso de la motocicleta. Pero además, si elegimos la posición Sport (deportivo) entre las tres posibles (Road y Standard) la aceleración es aun más impresionante. La cifra de potencia es la misma, pero ya sabemos que el cómo es más importante que el cuánto…

La entrega de potencia lineal es la característica principal del motor Thunder Stroke. Además de la leve rumorosidad, sin vibraciones, que emite al ralentí ese mismo carácter queda patente también en marcha. El sonido que llega desde los tubos de escape y desde el motor es muy reducido pero con personalidad. En marcha lo más significativo es la ausencia de vibraciones. Bueno… no es del todo cierto: también noto que no se produce el incremento de temperatura del puesto de conducción debido al calor que emitía el motor. En el modelo Roadmaster actual, el de 2019, ese efecto nocivo ha desaparecido casi por completo. Notamos calor ¡como con cualquier otra motocicleta en pleno atasco! Pero nada comparable con modelos anteriores de la Indian Roadmaster, que era, repito, era, desagradable en pleno verano detenido en un atasco. Recuerdo la circunvalación de la ciudad de Sevilla en un día especialmente caluroso y puedo valorar, de primera mano, la impresionante mejora producida. En pleno invierno, una época del año en la que me gusta viajar la protección aerodinámica es ejemplar, y ahora también en plano verano podremos disfrutar sin los problemas del calentamiento excesivo del puesto de conducción. La posibilidad de abrir unas entradas de aire en los bajos del carenado seguro que ayuda...

Parte ciclo: suspensiones y frenos

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterLa suspensión delantera se confía a una horquilla telescópica de 119 mm de recorrido y sendas botellas de 46 mm de diámetro con muelles de doble dureza para que trabaje de modo progresivo. Resulta sorprendente cómo resuelve la papeleta durante la frenada, pues absorbe de modo muy efectivo el efecto del inevitable hundimiento, por el desplazamiento del peso hacia la parte delantera, que se produce en esos casos. Es evidente que por su dimensión y por el tarado de esta, sin ser regulable, se muestra muy efectiva, tanto -como decía- durante la frenada, como al afrontar baches incluso presentes en plena trayectoria. Pero ya he recomendado frenar los últimos metros con el disco trasero...

Detrás un único amortiguador con ajuste de presión de aire y un recorrido de 114 mm absorbe las irregularidades del asfalto con notable solvencia. Independientemente de que viajen una o dos personas las sensaciones del aplomo a sus mandos son siempre positivas, tanto en el trazado de las curvas con buen o mal asfalto como en los tramos rectos. 

La frenada se confía a una pareja de discos flotantes de 300 mm con pinzas de cuatro pistones. Detrás el disco flotante es también de 300 mm con pinza de dos pistones. La combinación de estos, unido a la abundancia de goma, tanto trasera como delantera ofrece una frenada previsible y potente. No es necesario llevarla al límite de la activación del ABS para detener la Roadmaster, aunque los más de 400 kg de moto, lógicamente, obliga a una sobre atención, siempre aconsejable en motocicletas de este estilo, grandes motos de turismo con inercias debido a su elevado peso. Si en parado perdemos cierto grado de verticalidad, el peso hará acto de presencia de inmediato. Pero en marcha… este parece desaparecer como por arte de magia. Pero cuidado pues es solo una sensación. Los kilos están ahí, al frenarla, al afrontar las curvas, al intentar cambios bruscos de dirección… Y estos regresarán de inmediato y si no tenemos cuidado: los más de 400 kg ¡querrán conducir por ti!

La elección de llantas y neumáticos –en este caso unos Dunlop- es también culpable del buen funcionamiento dinámico de la Roadmaster. Delante monta llanta de 16” con goma de 130/90 mientras que detrás la llanta también es de 16 pulgadas pero con un 130/60. Mencionar que para alargar la durabilidad del neumático trasero, sujeto al desgaste por la tracción y por soportar el mayor peso, máxime si viajamos acompañados, se ha optado por un Dunlop Elite 3 Multi-Compound, con zonas de diferente compuesto en la banda de rodadura. 

Dimensiones y sus consecuencias

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterYa mencionaba los 422 kilos de peso en orden de marcha (con el depósito de combustible lleno) de la Indian Roadmaster, pero a pesar de lo que puede parecer no es la cifra más relevante ni la más significativa de la Indian Roadmaster. Lo es más el largo total de 2.656 mm, (a la hora de aparcar casi conviene buscar la plaza de un coche no la de una moto), y entre ejes que es de 1.668 mm. Esta última implica que el radio de giro es largo pero ¡no te asustes anticipadamente! pues gira en mucho menor espacio del que puedes imaginar. El asiento a solo 673 mm de altura, uno de los más bajos de todo el catálogo de este 2019, facilita mucho las cosas al moverla a baja velocidad. Además hay un equilibrio que procede del reparto de peso, situado muy abajo, favorecido también con las llantas de 16 pulgadas que aportan agilidad en los giros necesaria en una moto Gran Turismo de estilo americano.

El depósito de combustible es de 20,8 litros lo que permite una autonomía por encima de los 250 kilometros. El consumo que menciono lo he registrado en conducción mixta sin buscar conseguir una cifra baja, pero sin buscar siempre que la Roadmaster entregue todo de lo que es capaz, moviéndome por ciudad, carreteras de curvas, autopistas, rondas…los 6,7 litros a los 100 km no me parecen muchos ¡si tenemos en cuenta que se trata de una moto de 1.811 cc y más de 400 kilos de peso!

¿Es imprescindible que una moto de estas características disponga de marcha atrás? La Roadmaster no la incluye ni como opción y tal vez sea esta una opinión muy personal, pero sería un motivo más para ser el propietario de una moto así. Y tal vez deje fuera por su ausencia, a buen número de motoristas que no se atreven a mover tanto peso. Y ¿qué medices del tapón de combustible?. Cuando tienes que llenar el depósito, el tapón se desenrosca y ¡no sabes donde dejarlo!. Una bisagra sería una buena solución.

Precio y versiones

ver galeríaIndian Roadmaster: Lo máximo de la marcaIndian RoadmasterLa Indian Roadmaster que hemos probado tiene un precio de 34.900 € y es la versión en Blanco Perlado y Plata Star. Este mismo precio es el de la Bronce Pulido y Negro Thunder y la Gris Steel Ahumado con Negro Thunder Ahumado. Las variantes de color Borgoña Metalizado –con el asiento en marrón- y la de color Negro Thunder tienen un precio de 33.800 €.

Como es habitual siempre existe la posibilidad de incrementar su valor al acceder a las opciones de personalización. Es recomendable que cada uno realice su propia configuración, pues es posible disponer de una Roadmaster única con infinidad de accesorios: escapes, asientos, bolsas de piel, defensas, plataformas… 


Los que han leído esta noticia, también han leído...