Indian Chieftain Dark Horse 2020 una cruiser americana

Prueba: Indian Chieftain Dark Horse

Paulino Arroyo

La Indian Chieftain Dark Horse es una motocicleta de estilo bagger que, para aquellos que no estén familiarizados con las denominaciones dadas a los productos norteamericanos, lo definiré en pocas palabras, aunque a lo largo de los años este concepto cambie y se adapte a los tiempos. Recomiendo que visualicéis la prueba de Victor Maciel del modelo Indian Chieftain Limited 2019. Hay cambios sustanciales en el par por ejemplo. Y también la de la Indian Roadmaster de 2019 con la que comparte buena parte del equipamiento de serie, navegador, etc, etc.

Motor en V ¿refrigerado por aire? y aceite

De entrada mencionar que dispone de alforjas rígidas de buena capacidad, un equipo de audio potente con Bluetooth que, con 100 Watios, es audible a cualquier velocidad incluso con casco integral. Por el intenso frío matinal, tuve la necesidad de llevarlo en las primeras horas de la mañana y doy fe de ello. Aunque entiendo esta moto con casco jet y rodando a baja velocidad por lo que lo sustituí por un casco jet en cuanto la temperatura subió hasta niveles aceptables. Y fue cuando descubrí que en un día frío y con casco abierto consume menos: ¡sencillamente porque circulas más despacio! A velocidades normales se conformó con 6,3 litros a los 100 km. Cambiar de un modo de conducción a otro me permitió descubrir también que la Indian Chieftain es mucho más que una tranquila moto de turismo de estilo americano. Su motor es el culpable de ello.

El motor de la Indian Chieftain Dark Horse es el conocido V-Twin Thunder Stroke de 116 pulgadas cúbicas o 1890 cc refrigerado por aire y con radiador de aceite. El equilibrado de este imponente motor bicilíndrico en V es ejemplar pues no transmite molestas vibraciones y sí permite, por el contario, disfrutar de las características propias de un motor en V: entrega de muy buen par y potencia a bajas vueltas. Concretamente el par es de 17,14 Kgm a solo 2.800 rpm con una potencia máxima de… bueno… Indian no nos ha pasado este dato, pero te aseguro que no le falta ni capacidad de recuperación ni de aceleración en los adelantamientos. Y más aun si lo haces con el modo de conducción en posición Sport.

Una bagger, una Indian, una moto American Style

ver galeríaIndian Chieftain Dark Horse 2020 una cruiser americanaLa Indian Chieftain Dark Horse es una bagger de altísimo nivel de confortYa adelantaba que la evolución del concepto bagger ha ido sumando equipamiento… luces full LED tanto en las de posición e intermitencias como en el faro delantero con Day Light, Smart Key o bloqueo y cierre centralizado de las maletas desde la llave que debes llevar en el bolsillo de la chaqueta o desde el panel sobre el depósito, e incluso parabrisas de accionamiento eléctrico para ajustarlo a nuestra altura que, como veréis, se muestra insuficiente. No así el carenado de faro que protege de modo adecuado incluso de la incidencia del aire en las manos.

Y puestos a exigirle a un más a la Indian Chieftain Dark Horse, y acorde con toda la electrónica que gestiona el motor, ya son ineludibles los modos de conducción, de los cuales ya he mencionado alguno. Son tres: Tour, Standard y Sport y el práctico y de fácil accionamiento control de crucero. Pero disponemos de otro elemento aun más necesario: la desactivación del cilindro trasero. Este dispositivo, que se activa de modo imperceptible, consigue evitar el exceso de calor que invadía al conductor en versiones de hace solo algunos años. Llegó en 2019. Lo explicaré más adelante, pues es un cambio realmente trascendente.

Tecnología que nos hace la vida más fácil

ver galeríaIndian Chieftain Dark Horse 2020 una cruiser americanaFotos: Arnau Puig. Indian Chieftain Dark Horse.Y para aportar un punto extra de tecnología no podemos olvidar el Ride Command, el sistema de conectividad que incluye toma USB, un navegador GPS y la lectura de la presión de los neumáticos que aparece en la gran pantalla táctil de 7 pulgadas, junto a infinidad de otros datos, todos ello de fácil accesibilidad y lectura rápida. Podemos elegir configurarla con aquello que nos interese especialmente: el consumo, el mapa del navegador, los datos de la emisora sintonizada, y otros muchos datos como los cuenta kilómetros parciales, la marcha engranada, velocidad media, voltaje de la batería, rango de combustible o autonomía, nivel del depósito, consumo medio, reloj horario, horas de operación del motor, diagnosis de problemas… entre otros muchos datos.

Pero además la Indian Chieftain dispone de la información habitual de velocímetro y tacómetro, a cada lado de la gran pantalla táctil, y los datos comunes y habituales como luces, intermitencias, neutral, presión de aceite del motor, control de crucero activado, evaluación del estado del motor, de la carga del alternador alimentando la batería, la presión del aceite…

Y regreso a la explicación de la desactivación del cilindro trasero. Ya en la generación del pasado año se añadió un dispositivo que, mejora mucho el confort de marcha. Se trata de la desactivación del cilindro trasero en momentos puntuales. Este dispositivo se activa automáticamente de modo imperceptible, en las retenciones de tráfico por ejemplo, cuando el motor alcanza un nivel alto de temperatura, consiguiendo evitar el exceso de calor que invadía al conductor y que resultaba realmente molesto. Aunque es algo habitual rodando en moto en climas calurosos como el nuestro, con la Indian Chieftain Dark Horse notarás la diferencia.

Pero... ¿cómo va la Indian Chieftain Dark Horse?

ver galeríaIndian Chieftain Dark Horse 2020 una cruiser americanaEl sistema Ride Command de la Indian Chieftain Dark Horse incluye un navegador de serie.Y a estas alturas -si has leído hasta aquí- seguro que ya te estarás preguntando ¿cómo va…? ¿hasta donde llegan los 31.990 euros que cuesta disponer de la Indian Chieftain en la versión Dark Horse? Ese es su precio en cualquiera de sus tres acabados cromáticos Thunder Black Smoke, Rubí Smoke (el de este prueba) y el Titanium Smoke.

Aunque puede no parecerlo la geometría de dirección, con un ángulo de horquilla de 25 grados y el ligero chasis de aluminio fundido se alían para ofrecer buenas sensaciones también en curvas de radio medio y amplio. En curvas cerradas y consecuentemente a menor velocidad, el estilo bagger y su concepción, llevan a las plataformas a deslizar sobre el asfalto… Una pena, pues el chasis se muestra sobradamente rígido y hasta permisivo. Por supuesto que el peso de 375 kilos (con el depósito de 20,8 litros lleno de combustible) siempre estará ahí, recordándote que viajas sobre una Gran Turismo de estilo Norteamericano. Un modo de viajar distinto a los standards europeos, pero descubres, una vez familiarizado con ella, que no se muestra torpe ni nerviosa en los cambios de dirección aunque hay que realizarlos con decisión. Quienes estén acostumbrados a motos muy pesadas -de más de 300 kilos- sabrán a qué me refiero.

Hay que mover mucha moto pues la distancia entre ejes es de 1.668 mm, y el largo total de poco más de dos metros y medio. 2.506 mm para ser exactos. Pero por el contrario en parado gracias a la baja altura del asiento a solo 650 mm es posible moverla desde el puesto de conducción a poco que midas, como yo, 172 cm de altura. Pero a la hora de aparcar es preferible elegir bien el lugar y evitar colocarla de modo que te veas obligado a empujarla hacia atrás. Mejor con la rueda trasera apoyada en el bordillo.

Parte ciclo y su comportamiento 

ver galeríaIndian Chieftain Dark Horse 2020 una cruiser americanaEn la Indian Chieftain Dark Horse el paso por curva se ve limitado por la altura de las plataformas.La horquilla telescópica dispone de 119 mm de recorrido y este eje delantero está frenado con una pareja de discos flotantes de 300 mm con pinzas de 4 pistones. Detrás la amortiguación se confían a un monoamortiguador con ajuste de presión de aire con 114 mm de recorrido. Para la frenada detrás se confía en un disco flotante de 300 mm con pinza de dos pistones.

Los neumáticos son los Dunlop American Elite en medidas de 130/60-19 delante y el Dunlop Elite Multi Compound de 180/60-16. Ninguna queja hacia ellos. Aunque una prueba de larga duración me permitiría constatar su vida útil. Su comportamiento es bueno junto a unas suspensiones que no pierden su compostura incluso en los cambios de asfalto laterales. Pero tienes que tener confianza en la parte ciclo. Los bruscos cambios de dirección para reposicionar la moto en curva no es el mejor modo de conducir una motocicleta de este tamaño y peso. Y si lo haces, hazlo con decisión, previsión y mucho margen de maniobra…

Por lo demás es sumamente cómoda y estable y aporta una sensación de seguridad que, vista desde fuera, parece imposible tratándose de una motocicleta de 375 Kg. Tal vez disponer de mayor mordiente en la frenada delantera sería lo único mejorable, aunque cuando nos apoyamos en el disco trasero este es realmente efectivo. Y una mayor altura de la pantalla en su posición más elevada resultará imprescindible en personas que superen, el metro y ochenta centímetros. Con mi altura no protegía tanto como sería deseable… O unos puños calefactables o control de tracción… puestos a pedir…

Precio alto... y estilo inconfundible

ver galeríaIndian Chieftain Dark Horse 2020 una cruiser americanaIndian Chieftain Dark Horse. Puede no parecerlo pero a pesar de su peso y tamaño se conduce con facilidad.Por lo demás la Indian Chieftain en su versión Dark Horse es una bagger de catálogo: cómoda, muy baja de asiento, estable, rápida y con un par que la hace ideal para viajar a bajas vueltas. Su precio es de 31.990 € y con algunos extras como el respaldo para el pasajero y una parrilla porta bultos da el salto hasta alcanzar a las Gran Turismo de la marca.

Su símbolo es inconfundible: el Indio americano con su penacho de plumas en los laterales del depósito y sobre el guardabarros delantero.

Uno de los emblemas mejor identificables de la Historia del Motociclismo.


Los que han leído esta noticia, también han leído...