III Retro Moto Barcelona: Salón de la Moto de Época

Paulino Arroyo

3 votos

En el recinto Ferial de La Farga de Hospitalet de Llobregat, se ha celebrado la tercera edición del RetroMoto y este nos ha deparado algunas buenas sorpresas. El boom que la moto clásica está viviendo en toda Europa, es un hecho desde hace años también en España, aunque por la diferencia de nuestro mercado –siempre con sus características propias- lo vivimos de modo distinto.

Tiempos pasados, recuerdos presentes

ver galeríaIII Retro Moto Barcelona: Salón clásicoIII RetroMoto

La revolución de la moto japonesa en España se produjo ya en los años ochenta, con la llegada de las primeras japonesas “peninsulares” (tras absorver a algunas de nuestras marcas, como Sanglas y Montesa), no vía Ceuta, Melilla y Canarias. Desde esos puertos entraron en años anteriores de modo muy limitado a nuestro país y algunos, muy pocos, disfrutaron de ese mercado internacional, principalmente de origen japonés. Nuestro mercado se limitaba a BMW, Ducati -españolas-, Moto Guzzi, pero también Benelli, entre otras de fabricación nacional como las MV Agusta.

El sonido de las primeras Honda MBX Hurricane -de 75 cc en España y de 80 cc en el resto del Continente Europeo- competía con el reconocible de nuestras Montesa Cota, Bultaco Sherpa, OSSA Mick Andrews Replica… y también contra su competencia natural, resumiendo, la Bultaco Streaker y la Montesa Crono 75. Las Yamaha TZ 75 y 125 siguieron a la pequeña Honda, así como la RD 350 entre otras, no muchas. En esos años a las pequeñas deportivas de Suzuki y Kawasaki no tuvimos fácil acceso pero lo vivíamos como algo normal, sin serlo. Los años, y más aún los viajes al extranjero, nos abrieron los ojos y descubrimos que el mercado de la moto era realmente mucho más grande de lo que conocíamos.

Vivimos una pequeña parte: nuestras marcas y algunas BMW, Moto Guzzi, Ducati Mototrans, pocas Triumph y menos Norton. Afortunadamente los salones que vivimos ahora, cuarenta años después de la apertura de nuestras fronteras, nos muestran algunos de esos sueños imposibles. Otros son perfectamente reconocibles y no por ello menos deseados pues… ¿comprarías ahora una 125 de dos tiempos de más de 30 CV? Tal vez ese sea el futuro próximo. Aunque ya estoy soñando despierto, este RetroMoto nos permitió conocer una importante parte del pasado deportivo de nuestro país.

Homenaje a JJ Cobas

ver galeríaIII Retro Moto Barcelona: Salón clásicoIII RetroMoto

Antonio Cobas y Jacinto Moriana fundaron, en 1983, la empresa JJ Cobas y por sus aportaciones técnicas y deportivas revolucionaron el Mundo de la Competición sobre asfalto y fuera de él. Y eso afectó positivamente al diseño de muchas otras marcas, atentas al trabajo de Cobas, sobretodo en la construcción del chasis doble viga. Incluso consiguieron un Campeonato Mundial de Velocidad de 125 cc en el año 1989 en las manos del piloto Alex Crivillé, construyendo incluso motos de trial y de la exigente modalidad de Resistencia (corriendo en el trazado urbano del mítico Circuito de Montjuic por ejemplo). En este RetroMoto la exposición de motos JJCobas, atrajo mucho la atención de los visitantes a pesar de algunas ausencias reseñables, (no estaba presente la JJ Cobas K Braun con motor BMW de cuatro cilindros), por ejemplo. Como referencia histórica las JJ Cobas las llevaron entre otros pilotos de distintas disciplinas de la talla de Luis Miguel Reyes, hoy colaborador de esta casa, Carlos Cardús, Joan Garriga, Sito Pons, Carlos Mas, Toni Gorgot, los hermanos Toni y Jordi Elías, Xavier Cardelús, Xavier Debón… todos estuvieron en algún momento de su vida deportiva en contacto con Antonio Cobas y Jacinto Moriana.

La moto de Alex Crivillé fue una de las más fotografiadas, así como la moto de trial de Toni Gorgot con motor Montesa. Y acudieron al acto Luis Pérez Sala, Gabino Renales, Toni Gorgot, Pere Pi, Eduardo Giró, Juan Manuel Molina Estartus o Carles Montserrat, entre otros muchos asistentes. 

El homenaje fue emotivo y sincero. La sencillez de unas placas en memoria de lo conseguido fue superado por la calidez y el reencuentro de los protagonistas. Familiares de ambos fundadores, así como pilotos, empresarios, managers, mecánicos, periodistas de la época, y muy diversos integrantes de la escudería. María Teresa Soler y Mari Navajas, en representación de las familias de Cobas y Moriana, recogieron las placas conmemorativas. Valió la pena vivirlo en directo.

Campeonato de clásicas

ver galeríaIII Retro Moto Barcelona: Salón clásicoJavier Gil, el responsable de los campeonatos de velocidad y resistencia de motos clásicas junto con la Federación Catalana de Motociclismo.

En La Farga de Hospitalet presenciamos la presentación del calendario Moto Classic Circuit 2018 y concretamente del Campeonato de Cataluña de Velocidad Clásicas y la Copa Catalana de Resistencia de Clásicas, todo ello a cargo de la Federación Catalana de Motociclismo. En Motos.net corrimos en 2015 con David Remón ese último y ganamos la categoría de 24h sobre una GSX-R 750 de 1985, la primera, lo que dio pie a un reportaje y prueba a fondo de la moto que vale la pena que os leáis si sois amantes de verdad de las motos de ayer... Si además os apetece ver el vídeo resumen de la temporada 2017, aquí lo tenéis. 

Circuitos como Castellolí –próximo a Igualada-, Calafat en Tarragona, Los Arcos en Navarra, Alcarrás en Lleida, Barcelona en Montmeló, serán testigos del paso de las motos clásicas, en los distintos campeonatos en juego, desde el Campeonato de Catalunya de Clásicas o el de Resistencia con pruebas de 3 o de 4 horas.

Este es un modo de competir que traerá muchos recuerdos, tanto si en alguna ocasión lo hiciste en La Montaña Mágica de Montjuic o si soñaste con enfrentarte a una salida tipo Le Mans, corriendo hacia las motos en una calurosa tarde del verano barcelonés. O entre las esquinas de nuestros circuitos urbanos… Para recibir más información conviene visitar la página oficial de la federación, www.fcm.cat

Recambios, accesorios y Clubs

ver galeríaIII Retro Moto Barcelona: Salón clásicoIII RetroMoto

En cada encuentro los aficionados esperan que la presencia de stands cumpla con sus necesidades y en este RetroMoto ha habido un poco de todo, desde los relojes cuenta vueltas, velocímetros, de carga de batería y temperatura de la empresa Mondejar a una importante empresa aseguradora de clásicas, en este casos Classic Cover. También reseñar la presencia de la aseguradora Masa & Masa. Tampoco faltó el stand de Motos Luis con infinidad de referencias de recambio para motos clásicas españolas, ni tampoco el de Iván Cirre con sus motos de off road y algunas de carretera. Y tuvo un excelente atractivo el stand de las Bultaco Bandido, Matador y Montadero, referencia clara de un pasado que aun pervive en mucho países como en EE.UU. en los que muchos modelos son recordados con cariño. 

Clubs como el Ossa Cels o el Moto Club Impala montan siempre su stand, además del tradicional club de deportivas japonesas de dos tiempos, o el del Club Sanglas, o el de Amics de la Bultaco Tralla y AMCAM o Amics Motos Clásicas i Antigues de Martorell. En el espacio reservado a la Federación Catalana de Motociclismo, Javier Gil nos informaba de sus campeonatos de motos clásicas, y es otro lugar habitual ya, referencia en este encuentro anual que incluso convocó a la prensa en el espacio de exposiciones anexo a La Farga par dar a conocer detalles de estos Campeonatos de Resistencia de clásicas sobre asfalto.

Para restaurar depósitos de metal, nada mejor que J. Clapé y para adquirir material para restaurar además del ya mencionado Motos Luis, el de Mauricio Gaudenzi es otra clara referencia, entre todos componen una oferta imprescindible en el mundo de las clásicas. Las Vespas también son objeto de culto entre los aficionados y en Avespat pueden encontrar el recambio y accesorio que necesiten.

Feria, salón… encuentro de aficiones

ver galeríaIII Retro Moto Barcelona: Salón clásicoIII RetroMoto

Un salón de aficionados a los vehículos clásicos, y exclusivamente para motos el RetroMoto es el único en España, es siempre un lugar de encuentro. Pero la abundancia de actividades tal vez lo que incita es a dispersar al aficionado en lugar de a fidelizarlo en una feria, a la de su ciudad o la que se encuentra a cientos de kilómetros. 

No por disponer de un mayor número de citas anuales el sector va a crecer, pero sin ellas, está claro que se produciría el efecto contrario, aunque la proximidad en fechas entre unas y otras sí que afectan al resultado final, tanto de público como de número de stands. Este RetroMoto creo que es un buen ejemplo: buenos stands si, los mejores, pero su sola presencia no incrementa la necesidad de adquisición de recambios y accesorios por parte de los aficionados. Y esta es solo una más de las posibles opiniones…

3 votos