Hyosung Aquila GV 125 S: Bien para empezar

Víctor Maciel

La nueva Hyosung Aquila GV 125S es prácticamente la única custom bicilíndrica con motor en V del mercado actual, que se puede conducir con el carné de coche. Su nuevo motor refrigerado por agua con cilindros separados a 60 grados, junto con la pintura bicolor y unos neumáticos de balón, que no desentonarían en una moto de más cilindrada, acentúan una estética claramente inspirada en las custom y bobber americanas.

ver galeríaHyosung Aquila GV 125SFotos: Arnau PuigLas grandes custom americanas son el tipo de moto en las que tengo más experiencia.
Cada prueba de motos, por imparcial que intente hacerse, viene condicionada por la visión particular del probador responsable de realizarla. Sus gustos personales o su experiencia previa con motos similares, son solo alguno de los factores que condicionan involuntariamente el texto que los lectores acaban leyendo. En mi caso particular, mi peso y mi estatura han sido un eterno condicionante para que el encargado de distribuir las pruebas, apartara de mi horizonte cada moto a la que pudiera hacer lucir en fotos como un Vespino con Bud Spencer sentado encima.
Sin necesidad de pedir favores, fui convirtiéndome en especialista de un tipo de motos muy concreto. Solo en Motos.net, he probado toda la gama nineT, casi toda la gama Harley… y unas cuantas motos que apuntan a mercados similares.
No voy a negar que las heritage y grandes custom, son motos con las que me siento muy cómodo y en las que tengo más experiencia… pero también empezaba a tener ganas de probar cosas nuevas. Si lo leen con atención… verán que en el último artículo de la nineT lo dejé caer sutilmente… sin tomar la precaución de obedecer al dicho que dice: "cuidado con lo que deseas… porque puede convertirse en realidad".
La siguiente moto asignada al calendario de pruebas individuales, fue la Hyosung Aquila GV 125S.ver galeríaHyosung Aquila GV 125SNo quiero ocultarlo a los lectores de Motos.net, porque creo que con la verdad por delante se llega más lejos. La Aquila de hoy: es la primer 125 de mi vida, no de pruebas escritas para este o algún otro medio… sino: ¡de mi vida en general!

Estéticamente sorprendente
Cuando conoces algo nuevo, dicen que la primera impresión es "la que cuenta"... Yo fui a buscar la Aquila a una nave en las afueras, repleta de motos de distintas marcas. No había prestado mucha atención (no había prestado casi ninguna atención… que dije que diría la verdad) al dossier de prensa y no tenía muy claro cómo sería exactamente la moto que tenía que probar. Lo primero que me sorprendió es lo bonita que es en persona. ¡Madre mía, si esto hubiera existido cuando yo tenía 18 años!
Si la Aquila hubiera existido hace 25 años, también entonces me hubiera quedado un poco pequeña, porque a los 13 me convertí en el pichón de mamut que soy ahora… pero reconozco que me habría encantado como primer moto custom 125. Un momento: ¡esta ES mi primera custom 125!ver galeríaHyosung Aquila GV 125SMiro cada detalle como si fuera un chaval. Todos están super cuidados. Desde el radiador cuidadosamente disimulado bajo el embellecedor, hasta unos intermitentes que bien podrían dar envidia a motos que multiplican por más de 5 la cilindrada y el precio de la pequeña Aquila… todo en esta moto está entre "bien resuelto" y "muy bien resuelto".
Llevan los americanos más de un siglo vendiendo motos con tapones de gasolina sin llave. Entonces va uno -que es un novato en 125- se sienta en la primera custom de pequeña cilindrada que la vida pone bajo sus piernas y no puede más que alegrarse al descubrir que el tapón incluye llave, que hay un indicador de temperatura y otro de nivel de gasolina. ¡Si es que me he quejado de la ausencia de algo de esto en casi cada artículo de moto custom que escrito en mi vida!
Han cuidado tanto los detalles... que ¡hasta el aro del faro delantero está pintado del color de la moto!
Si me hubiera mirado el dosier un poco más, me habría sorprendido menos, entre otras cosas porque habría sabido que moto pequeña no es necesariamente un sinónimo de "moto barata".
La nueva custom coreana cuesta 3.795 euros, lo que dentro de su segmento no la posiciona precisamente como una moto económica. La última vez que me interesé por saber lo que costaban las custom 125, las motos de ese tipo -japonesas en aquel entonces- valían bastante menos y ahora que he vuelto a mirar... ¡los japoneses ya no hacen más custom 125!ver galeríaHyosung Aquila GV 125SVale que han pasado unos cuantos años.... pero ¿a dónde han ido a parar la Shadow, la Virago y la Intruder? -por nombrar algunas-. Las motos chinas 125, no están ni de cerca en calidad de lo que esas motos ofrecían… y a su vez, las japonesas, no tenían un diseño tan cuidado, tan "americano" y tan intencionadamente rústico como el de esta Aquila 125 y su pequeño bicilíndrico en V.
Si va a ser que creo que no conozco el segmento y en realidad estoy probando la única moto que lo compone… porque custom 125 bicilíndricas en V ya no existen en España.
Seguro que alguien con más experiencia en 125 habría sabido que la Hyosung Aquila GV 125S es una "rara avis"... y puede que incluso transmitiese algo mejor las novedades de este modelo que quien les escribe, aunque la moto le sorprendiera menos, porque para mí: ¡son todo sorpresas!
 
Ideal para moverse a 80 / 85 km
La primera sorpresa gorda… fue que la Aquila pudiera conmigo. A 80 / 85 km por hora puedes irte al fin del mundo sin que la moto proteste. Lo curioso es que permite seguir acelerando… superando incluso las 10.000 rpm, que marcan la entrada a la zona roja del cuentarrevoluciones. Hacer esto en las custom "gordas" de hoy en día es toda una rareza. La electrónica limita las revoluciones máximas impidiendo que la aguja del marcador se acerque a la zona roja, que en la mayoría de los indicadores modernos, está pintada allí solo como decoración.
Llegué a pasar los 105 km en el marcador, mientras la aguja avanzaba por la zona roja… pero el motor vibraba con intensidad y no quise seguir apretando porque tuve la sensación de que la moto, con un tío de casi 100 kilos de peso encima, no lo estaba pasando bien, mientras yo estudiaba la curiosa permisividad electrónica de la única moto que he podido llevar a tope sin saltarme la ley.
Si no fuera porque sé que la nueva Aquila cuenta con inyección electrónica, bien podría haber supuesto que la electrónica no estaba presente. No hay modos de conducción, estimaciones de consumo, control de tracción, ni nada por el estilo, pero también es cierto que el pequeño bicilíndrico en V no necesita nada de todo esto para funcionar con eficiencia.
ver galeríaHyosung Aquila GV 125SSi bien la velocidad que alcanza no es "de vértigo", el comportamiento de la parte ciclo durante el experimento en autopista pasó totalmente inadvertido. Sé por experiencia que esto es una buena señal. En cosas así no influye la cilindrada: cuando te bajas de una moto sin haber encontrado ningún comportamiento extraño reseñable… es porque algo se ha hecho bien, aunque no te hayas dado cuenta de exactamente qué es.
Sobre la base de este mismo motor Hyosung planea en un futuro cercano, un 300 cc. No me extrañaría un pelo que el mismo chasis de acero de doble cuna y la misma horquilla con barras de 35mm se usaran para equipar una moto que permitiera una velocidad máxima más alta. Si puede conmigo, sin sobresaltos, a tope en la autopista, poco le costará ir un poco más rápido con una persona "normal".
En curvas
Ir bien "en línea recta" no es un mérito para una custom. Los problemas, para la inmensa mayoría de estas motos, florecen en las carreteras de curvas e independientemente de la cilindrada.
ver galeríaHyosung Aquila GV 125SAnimado por el hecho de que el chasis y las suspensiones me habían transmitido buenas sensaciones en ciudad y en autopista, me dispuse a cruzar el parque natural de Collserola, no porque las carreteras curvas que lo atraviesan sean espectaculares, sino porque lo tengo a tiro de piedra y tampoco quería seguir exprimiendo al pequeño 125 en la autopista, solo para satisfacer mi curiosidad. Era una mañana fría y muy húmeda. Con el asfalto en esas condiciones, tampoco habría subido mucho más rápido con un motor mucho más potente. Me detuve en lo más alto para hacer 4 fotos y lamenté no haber invitado a mis colegas de las Harleys, solo para arrancarles las pegatinas cuando tocara hacer el camino cuesta abajo.
Estaba convencido que con una parte ciclo tan sólida, y ayudado por la fuerza de la gravedad podría plantarle cara a cualquier custom gorda… pero no contaba con un detalle sorprendente, que a la hora de bajar me terminaría jugando en contra.

Una frenada de otra categoría
La frenada combinada del disco de 270 mm delantero mordido por una pinza de 3 pistones y el trasero de 250 mm con una pinza de 2 pistones, es totalmente diferente a lo que estoy acostumbrado.
Ha pasado tiempo desde que el ABS se hizo obligatorio para motos de más de 125 y la frenada combinada se adoptó en todas las demás motos. Sin embargo: aún no lo tengo "incorporado".
ver galeríaHyosung Aquila GV 125STengo la extraña costumbre de tocar apenas el freno trasero en las curvas para equilibrar el peso y ajustar con precisión la velocidad a la que quiero entrar.
Es una costumbre "muy custom", pero no contaba con que, en esta moto, de solo 165 kilos de peso, con un neumático 120 delantero y un 150 detrás, tocar apenas el freno trasero equivale a tirar un ancla y clavarse al suelo.
En la segunda o tercera curva de bajada me propuse no tocar el freno trasero… pero es una costumbre que tengo demasiado arraigada. El pequeño bicilíndrico difícilmente puede retener lo suficiente como para que un oso como yo llegue a las curvas exactamente a la velocidad deseada... y a la que sentía que tenía que corregir: daba un leve toquecito instintivo al freno y PAM: la moto -con una inercia mucho menor de lo que estoy acostumbrado- se detenía como quien ha visto cerveza gratis… demostrando un poder de frenada muy superior al que me podía esperar en una 125.

Ágil en ciudad
Esa capacidad de la frenada combinada de detener la moto en menos tiempo del esperado, que sumada a mis malos hábitos me hizo perder velocidad en una carretera de curvas, en ciudad es una de sus mejores cualidades. ¡Una moto ligera, con el centro de gravedad bajo, que frena igual o mejor que una custom grande y pasa entre los coches como si fuera una bicicleta!
Si no pretendes que la velocidad supere por mucho los 50 / 60 km por hora, en ciudad, la única desventaja contra una moto de más cilindrada, es que en esta hay que utilizar mucho más las cinco marchas, para mantener una velocidad constante en cualquier trayecto que, en lugar de ser plano, combine subidas y bajadas.
Aun apretándola sin piedad, el consumo se mantuvo por debajo los 3.75 litros a los 100. Comparándolo con cualquier moto "gorda", es un consumo de risa.
ver galeríaHyosung Aquila GV 125SEl único problema es que la caja de cambios es un poco dura, y en más de una ocasión me costó encontrar el punto muerto, pero tampoco quería tomármelo muy a la tremenda, porque la unidad de pruebas tenía muy pocos kilómetros (la devolví cuando apenas había pasado los 300) y sé que -incluso en motos grandes- a veces hay que esperar un poco más para que estas cosas se aflojen un poco y empiecen a "encajar" como es debido.
Ahora que la he probado, sé que: si en vez de vivir en las afueras, lo hiciera en pleno centro envidiaría un poco a los propietarios de estas pequeñas custom, cada vez que alguno me adelantara en el tránsito urbano mientras yo intento moverme con agilidad con mi hierro de 300 kilos largos.
Creo que saltándome la categoría me había perdido cosas, pero nunca es tarde para para debutar con una 125. Ojalá puedan perdonar que para mí fueran todo sorpresas. Si he cometido errores de novato: lo lamento. Con suerte, considerarán -como yo- que estuvo bien para empezar.