Honda Gold Wing DCT-Airbag:Evolución

Honda Gold Wing DCT-Airbag: La revolución del cambio

David Remón Paracuellos

Hay muchas motos que necesitan su tiempo, el prudencial para poderlas valorar con la máxima calidad y criterio. Todavía más cuando perduran en el tiempo. Después de haber realizado la primera toma de contacto en la presentación de Texas y pasando después por la prueba que pudimos realizar del modelo base, me animé a realizar la prueba de la “automática”.

Teniendo en cuenta que la Gold Wing es una moto diseñada y prácticamente consumida por los mismos americanos, todo parece indicar que, si alguna moto con el cambio DCT ha de tener mucho éxito esa es la gran tourer de Honda. No hay que olvidar que los americanos fueron y son desde siempre, grandes amantes de las cajas de cambios automáticas en sus automóviles. Allí es tan difícil ver coches manuales como scooters, bueno, quizás lo segundo todavía más complicado…

La verdad es que después de probar la Gold Wing tanto en su versión manual como en la DCT, me di cuenta de que es tan diferente su conducción que, pensé que sería buena idea realizar la prueba de ambas, por no comentar el esperado comparativo con su homónima BMW del cual en breve también tendréis noticias, porque ya estamos en ello. Pero fuera de la opinión de un “exwinger”, en el pasado tuve una GL 1500 Aspencade, o incluso desde mi experiencia como probador con más de treinta años a mis espaldas sobre las últimas novedades, tenía claro que quería compartir la experiencia. Habiendo mantenido amigos de esa anterior etapa “tragamillas “motera, tenía que dar la oportunidad de que la probasen con DCT, porque además de que sería una experiencia para ellos, sus opiniones también serían una buena referencia para vosotros.ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónFotos: SavageDivision

Así que de esta manera y consciente de que la moto además de ser completamente nueva aportaba una revolucionaria solución, como es el cambio de doble embrague DCT que da opción a una conducción completamente automática, todavía más fiel a la filosofía americana, quería aportar la opinión de expertos en tema Gold Wing. Yo contaré como va la moto, con sus programas y sus cosillas, pero ellos en el vídeo os hablarán de lo que al final puede importar a más de uno: sus impresiones.

Amigos del “sound”

Que duda cabe que el que se enamora de una mecánica o estilo de moto a veces le cuesta cambiar, o simplemente no cambia… Ir en Gold Wing es una experiencia tan diferente dentro de las motos de alta tecnología de suave funcionamiento, como lo puede ser una Harley Davidson o una Ducati dejando de lado sus diferentes objetivos. Ramón Costa fue la primera persona que conocí en el mundo Gold Wing y fue fácil nuestra afinidad porque de entrada éramos los dos pipiolos de ese colectivo. Por cercanía fue precisamente él quien me metió de pleno entre los que tenían ese tipo de moto y que coincidían en el grupo Goldwing Cataluña. Allí precisamente conocí a nuestro otro invitado, a Julián Constante que, si bien llegó a ser 10 años presidente de esta sociedad, por aquel entonces no lo era. Monedas, Predicador o “Tomáquet” eran algunos de los motes de aquel grupo que se comunicaba por las emisoras que equipaban sus Gold Wing. Se concentraban cada jueves para cenar en un restaurante de la Rambla del “Poble Nou”, en la ciudad de Barcelona, precisamente lugar donde por mi profesión y cercanía al mundo de la moto, llevé a Emilio Scotto, el argentino que, con su Princesa, una Gold Wing GL1100, se animó a recorrer y dar la vuelta al mundo sobre ella en los ‘80: fue el primero.ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónMucha historia en esta instantánea. La GL1500 producida de 1988 al 2000. La GL1800 del año 2001 al 2017 y ahora la nueva GL1800 que empezó en 2018 hasta...

Si el sudamericano fue el primero en Goldwing, Ramón fue el segundo, porque él también lo hizo pero en este caso a lomos de su GL 1500 de 1992, la que veis en las fotos con más 450.000 kilómetros a sus espaldasRamón y un servidor éramos los juniors de aquel gran grupo, pero solo en edad, no en experiencia. Lo mío era por profesión, pero lo suyo por pasión: a finales de los ’80 con su amigo Cuco Sirera y a lomos de Honda Africa Twin y Dominator, ya habían recorrido Marruecos.

Julián Constante fu la primera persona con la que conecté rápidamente y que conocí allí en aquel club de chiflados por este modelo. De espíritu aventurero y mentalidad abierta, sus experiencias aventureras en la vida son tan variadas que también lo podrías estar escuchando horas y horas que no te aburrirías de la cantidad de odiseas por las que ha pasado este hombre. A sus 77 años su espíritu es envidiable, de aquellos que te gustaría tener cuando llegases a su edad, si es que llegas con su perfecta salud. De hecho y dejando de lado su calidad humana, ha llegado a tener 6 Gold Wing entre GL1500 así como GL1800 y en su haber, acumula más de un millón doscientos mil kilómetros. Su vehículo, con el que se mueve siempre, sigue siendo la Gold Wing aun teniendo otras opciones. No comentaré sus experiencias como seguir el Paris-Dakar en coche, haber recorrido en 1983 con un Seat Panda 2x2 Marruecos o haber estado varias veces en países de alto conflicto: 8 en Mauritania, 14 en Libia o 30 en Túnez y siempre en moto o en coche…
Para mi es otra importante voz a la hora de valorar la nueva Gold Wing con cambio DCT, un sistema que altera el estilo de conducción Gold Wing y que será interesante observar sus reacciones.

Nos vamos…ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónSu motor sigue siendo lo que más agrada. Ahora sus 6 cilindros de 1.800cc son más divertidos a alto régimen gracias a los 125 CV que aporta

En España si quieres llevarte una Gold Wing con Airbag, tienes que optar por la versión con cambio DCT, o lo que es lo mismo, si quieres una GoldWing con una guantera más, donde va ubicado el Airbag, no has de optar por este sistema de cambio.

Lo que queremos decir con ello es que en España no se puede optar por todas las variantes que sí hay en los USA, lo mismo para el modelo base “bagger que ya probamos”, que aquí solo llega con la variante de caja de cambios manual.

Nuestra Gold Wing es el no va más de la gama. Es la versión Gold Wing Tour DCT&Airbag que además aporta la variante bicolor, lo que supone 200€ más respecto a los 37.500€ que cuesta. No cabe decir que su prohibitivo precio hace más grande al mito, dado que pocos usuarios podrán darse el lujo de acceder a ella, por lo menos nueva o al modelo tope de gama: la versión base cifra en 10.000€ menos su tarifa respecto a esta. Una lástima, porque es de esas motos que crean afición y que podrían ser un hito para aquellos motoristas ruteros empedernidos que sueñen con una moto para muchos años, por no decir para siempre…

ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónMucho más compacta y liviana, busca dinamizar un producto que desde siempre se asoció a los grandes viajes en buena compañíaQue la Honda Gold Wing sigue siendo la referencia y el placer por la ruta, que no quepa la menor duda. Cuidada en acabados con el sello característico de la marca, la nueva moto si ya ha cambiado el estilo por minimizar peso y aumentar potencia, consiguiendo que las carreteras de curvas no se le vuelvan farragosas, con el DCT además hay un plus de comodidad y de diversión, porque esta moto es más deportiva que la manual. No hablamos de que se corra más, pero sí de que la inserción de marchas se hace con una precisión y velocidad que lejos queda de la opción manual y más moviendo los programas de conducción. Si precisamente elegir uno u otro varía el comportamiento del ABS, control de tracción, potencia motor y tacto del gas, en la DCT tanto el subir de marcha como el bajar es otra historia.

Así que recordemos que la moto aporta cuatro programas de conducción: Tour, Sport, Eco y Rain, siendo el primero el que sale por defecto cada vez que arrancas la moto desde el contacto. No vamos a entrar en detalles de funcionamiento en aquello que comparten con la manual, como es la llave de contacto por mando a distancia, acceso a maletas o funcionamiento de la cúpula ajustable eléctricamente porque ya lo expliqué anteriormente en las otras pruebas, excepto comentar que protege más aerodinámicamente que la base por su parabrisas de más envergadura o que en el top case puedes meter dos integrales sufriendo y jugando a “Tetris”, porque dependerá del modelo y talla para que entren. Prefiero hablar de las diferencias reales y las mayúsculas. Empecemos diciendo que esta, además de la marcha atrás, viene con marcha adelante con el mismo motor de arranque, para que maniobrando sea tan suave hacia delante como hacia atrás. Maniobrar sin embrague es complicado en una moto tan grande y pesada y, si se hace acabada de arrancar con el motor frio, revolucionado no transmite confianza y se vuelve delicado. Así que la solución pasa por el generador ISG que tiene varias misiones además de aportar electricidad a la moto. Hace también de motor de arranque, le dota del comentado sistema de maniobras y solo para Europa también es el responsable del start/stop para el ahorro de combustible por ciudad. Para acabar, decir que en el puesto de mandos nos encontramos a la altura de la rodilla izquierda un freno de mano como en los scooters de alta cilindrada, dado que no se puede bloquear la transmisión cuando la moto está sin arrancar.

Dulce placer del automatismover galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónAporta alta tecnología como es el control de tracción o la suspensión delantera alternativa que le confiere un dinamismo que nada ha de ver con las anteriores Goldwing

Qué duda cabe que la opción por defecto del programa Tour con la activación del cambio en programa automático, muestra las pretensiones del estilo de la nueva filosofía que aporta la Gold Wing: ante todo comodidad. Así es como arrancamos, observando que la moto aporta un comportamiento bastante natural, sin estirar las marchas y cambiando a unas 2.000 revoluciones. En este sentido la moto agrada, pero no se apoya en exceso en la filosofía Gold Wing yendo holgada de marcha, sino que tiende a mantener la moto retenida sobre una marcha de su compleja caja de cambios de 7 velocidades. No la deja correr en curva y como tiene mucha retención, también varía en función del programa escogido, antes de ir largo ajusta la marcha como si fuera un motor convencional, sin dejarla caer por debajo de las 2.000 revoluciones. Con su imponente fuerza a tan solo mil revoluciones, para conseguir ese estilo de conducción en el DCT, tuve que irme al programa Eco, donde entonces los cambios los realiza sobre las 1.500, máximo 2.000 revoluciones. En las curvas entra con una marcha más, justo como me gusta y buscaba, dejándola correr, pero sin excesos, precisamente gracias a ese extra en retención respecto a su predecesora. La pega es que con este programa no has de tener prisa… porque si abres demasiado el gas para que acelere, cuando su premisa está en el bajo consumo, entonces en vez de una marcha tiende a bajar dos si buscas aceleración, por lo que la suavidad y el consumo se van al traste.

Del Rain no hace falta hablar demasiado, aunque he de comentar que lo probé a consciencia porque me llovió durante los días de la prueba. No hay mejor banco de pruebas que un buen piso de aparcamiento tratado con poliuretano, donde la simple humedad crea una pista de patinaje. En este sentido el control de tracción es un 10 al lado de aquella Honda CTX 1300 que probé. Nada que ver en precisión, en respuesta y donde se aprecia un ajuste y rapidez del sistema digno de una moto deportiva. Realmente se siente la respuesta del sistema en función del programa escogido.ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónEn acción, nuestro invitado Julián Constante, con más de un millón doscientos mil kilómetros a lomos de diversas GoldWing

El enorme balón trasero de 200mm ni dejándote los avisadores que hay bajo las culatas llega a su límite: argumento estético en su vista trasera que impresiona, lo mismo que la justa capacidad de las maletas laterales para dejarle espacio. Por cierto. El apunte está en que las maletas tienen al escape excesivamente a ras de su base y no tienen aislante interior, así que mejor que metáis los helados en el top case…

El modo Sport lo hubiese bautizado como Expert… Aquí la cosa se complica si quieres curvear y llegar lo más rápido posible a cada viraje. Es adrenalínico oír el sonido del seis cilindros aullar subiendo de vueltas, que obviamente con la nueva culata de cuatro válvulas por cilindro lo hace con más ahínco. Pero el problema viene en su masa y en el límite en su inclinación por la bajísima posición de sus cilindros, responsables directos de su bajo centro de gravedad y de su estabilidad a prueba de bombas. Sin duda es la Gold Wing referente en este apartado de toda su historia, permitiéndote sensaciones brutales en modo Sport, eso sí, con los lógicos márgenes de seguridad de este mastodonte inclinándose. El modo Sport y siguiendo en automático, empuja de una manera que parecen más los caballos que tiene, con una caja de velocidades que hasta las 3.500/4.000 rpm no hace amago de cambio y con unas reducciones también excitantes porque los golpes de gas son continuos para el ajuste de sus engranjes.

Tiempos modernos

El manual de todo winger, es cambiar lo menos posible de marcha. Ese es el gran placer de la filosofía de estos motores de gran cilindrada y cilindros, aunque el DCT cambia la percepción de ese estilo para adentrarse en otra manera de entender esta filosofía donde ahora entra el formato diversión.

La nueva Gold Wing DCT tiene varias personalidades, la de siempre, aquella tranquila de la moto de paseo y placentera como es, así como la nueva, la dinámica, aquella que te permite tener tus momentos sport… disfrutando de su menor tara y más potencia, todo ello manteniendo las emisiones ajustadas gracias a unos consumos ajustados: sobre los 6 litros de media. Pero con cuidado, porque las curvas con la limitación en su ángulo de inclinación te obligan a que las traces a su gusto y no siempre coincide con la trazada más efectiva e ideal: hay que sacrificar, en eso mantiene el estilo de siempre, pero menos acusado.ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónA Ramón le sedujo mucho el DCT en la Goldwing. Encontró confort y diversión en el sistema, al gestionarlo o uno mismo o por la misma moto

En vías rápidas y aunque tiene una relación más de cambio que la manual, está bastante a la par. No hay tanto salto entre marchas y por eso también es más divertida si jugueteas con su cambio en formato manual, independientemente del programa que lleves. De hecho, en cualquiera de ellos puedes imponer tu voluntad que el sistema lo permite, tanto para subir como para bajar marcha, pero tu interferencia entre todos sus algoritmos de trabajo caduca en función de lo que te acerques al criterio del programa escogido.

El sistema es muy suave y rápido, pero no siempre silencioso, sobre todo si eres tú el que le dices cuando ha de cambiar de marcha. La sincronización la hace la moto, pero si la decisión del momento de cambio no es la ideal, es más ruidoso…

En autopista a 120 km/h ruedas a 2.500 rpm y a mil revoluciones más llegas a 20 kilómetros más. Los consumos aumentan en unos 0’5 litros de rodar en autopista por encima de las 3.000 rpm con la cúpula en la posición más alta o baja.

Pasajero sin quejaver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónMás rígida y menos blanda de suspensiones, sigue siendo muy cómoda, aunque algo más protección y superior capacidad de carga le vendrían como anillo al dedo

Poca duda puedes tener que el pasajero está muy bien cuidado, pero en protección aerodinámica, como le sucede al conductor, le toca más el aire. Las suspensiones son más rígidas y eso junto con el acolchado más duro no transmite la sensación de confort de sus predecesoras: creo que han sido muy conscientes al quitarle peso y dirigido al nuevo perfil de cliente.

Por ciudad sin duda te ves con mucho más aliento que con otra Goldwing anterior de seis cilindros. Es una moto mucho más dominable, que te deja mover bien y hasta ratonear en vías anchas como lo harías sobre una Pan-European. Además, el hecho de que el aire caliente no lo expulse hacia los laterales del carenado, sino que sale por delante como en muchas de las Honda de radiadores laterales, consigue que no se pase tanto calor y más con su Star&stop, que por cierto es muy fácil de desconectar con el mismo motor de arranque cuando se está rodando con ella, sin tener que acceder a los completos menús.ver galeríaHonda Gold Wing DCT-Airbag:EvoluciónEl logotipo, vale por mil palabras...

Tengo claro que la nueva Gold Wing Tour DCT&Airbag representa a la nueva generación de wingers, esos que no quieren renunciar a una moto dinámica, aunque vaya con el mejor equipamiento, confort y capacidad de carga. Aquí me he centrado en hablar del cambio, porque de la moto ya he hablado en su presentación y en la prueba dinámica de la versión base, Gold Wing a secas de llama. Además, con dos invitados de lujo como Julián y Ramón no se tienen cada día: casi 2 millones de kilómetros realizados en Gold Wing. Dos historias vivientes en formato “winger” y una de ellas con su crónica escrita en un libro. Se trata del que escribió Ramón: Vuelta al Mundo Barcelona/Barcelona, de MR Ediciones del cual tengo uno firmado y dedicado por él. Os he puesto al final de la galería, unas cuantas fotos de su periplo por el mundo dcon su GL1500 que salen en él. Alucinaréis... Y si queréis uno, todavía los hay a la venta.


Los que han leído esta noticia, también han leído...