Honda Gold Wing: Opción bagger del mito

Honda Gold Wing: La opción bagger de la gran tourer

David Remón Paracuellos

La nueva Gold Wing rompió esquemas cuando se presentó en Texas a principios de año y ahora, aprovechando la invitación de Honda España para ir a ver el GP de Aragón en el circuito de Motorland, nos pudimos subir a la versión más económica de la famosa cruiser. Es el modelo bagger, el que no lleva maleta trasera, que para esta nueva generación la denominan Gold Wing a secas.ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mitoFotos: Arnau Puig

Los que nos seguís, aquellos que como el que suscribe tienen la “manía” de querer saber, leer y ver cosas de motos, se acordarán del frio que pasé sobre la nueva Gold Wing en su presentación internacional el Austin (Texas) a principios de año (ver vídeo). Los que vamos en moto sabemos que el frio y el calor extremo son grandes enemigos del motorista, por no entrar en el viento, niebla o lluvia. Ya puedo decir que he probado la nueva GL 1800 Goldwing 2018 a bajo cero y rozando también los cuarenta grados…
Honda nos llamó un año más haciendo el ofrecimiento de ir con ellos a ver las carreras de MotoGP que, si ya es algo que agrada meterse en los “camerinos” del equipo de MotoGP de Repsol-Honda, lo fue más cuando mencionaron poder realizar el recorrido desde Barcelona hasta Alcañíz sobre una serie de unidades Gold Wing. Sería acompañado de los dirigentes de la marca junto a mis compañeros de experiencias en esto del periodismo y como éramos muchos, concesionarios de la red de Honda en España tuvieron que ceder algunas unidades de pruebas.ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito Ante la oferta de modelos, pedí la versión “bagger”, que como comentaba, hoy en día es la que definen en Honda como Gold Wing. Es casi imposible no llamarla así por su estilo americano. En este modelo donde ya las maletas laterales son muy bajas, ha bastado instalarle una corta cúpula y matar los cromados, para que la moto adquiera un aspecto no solo muy diferente sino también muy personal. Solo había un pero para probar esta moto casi 50 kilos más ligera que la Gold Wing anterior y 20 menos que la también anterior bagger de la marca, la Goldwing F6B. Nuestra unidad de viaje venía con el extra del top case trasero que hoy sí se puede comprar como extra a diferencia de la anterior Goldwing F6B, dejándola en un aspecto Goldwing Tour, la Gold Wing de toda la vida. Esta versión “bagger” en España no se puede adquirir con el DCT de 7 velocidades, de manera que llegará manual de 6 velocidades. En los USA sí que se puede optar y con ese cambio también aporta más equipamiento derivado de la versión Tour. 

Gold Wing, no Goldwing

Pues sí. Una vez más los responsables de la marca nos marean con la denominación del modelo, así que no os volváis locos en los buscadores de internet porque ahora se reescribe nuevamente por separado, como en el pasado de aquella Gold Wing GL 1500 alimentada por doble carburador. En este caso, la nueva, manteniendo el apellido de su predecesora como GL 1800, la han querido distinguir separando su noble nombre…ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Me encanta esta Gold Wing, os lo he de confesar, más cuando podemos disfrutar de ella por un precio ajustado. Hay la friolera diferencia de 10.000 euros respecto al tope de gama con DCT y Airbag, pudiendo saborear la esencia Gold Wing con todos sus avances técnicos por un precio, donde algunas trail de alta gama con todos sus extras, se posicionan en tan solo 3.000 euros menos que esta japonesa. Por cierto, digo japonesa porque ya no se fabrica en los USA como antes por parte de Honda América. Aquella fábrica en Marysville (Ohio) que dio vida a esta familia desde 1974, finalizó su producción en 2009, donde ahora se producen automóviles y ATV, siendo Kumamoto hoy su sede de producción

Hoy la versión base se ha cuidado más en personalidad, sin representar el modelo “low cost” de la gama… Al contrario. Si a la anterior Goldwing F6B le faltaba un poco de distinción, la nuestra es todo lo contrario. Con todos los acabados del aluminio satinados en gris en combinación con la pintura en plata mate bautizado como Majestic Matte, sin olvidar sus partes en negro como las colas de los escapes y colectores, se me antoja no solo mas bonita, sino también más conseguida por ese punto de rebeldía que busca al cliente amante del concepto baggerver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Seguramente ese perfil valora y busca un comportamiento más dinámico y depurado en sensaciones que el cliente de la versión Tour. Pero no hay que engañarse, porque sigue siendo una moto donde su músculo mecánico la condiciona en inclinación y paso por curva. Aunque su chasis y frenos esté a un nivel dinámico superlativo, la naturaleza de sus cotas en altura libre al suelo obliga a reeducarte la conducción apoyándote en el placer de su mecánica repleta de fuerza todo régimen. El motor es más potente que antes con sus 125 CV frente a los anteriores 118 CV, aumentando solo el par motor en 0’3 Kgm a 500 rpm más. Lo que sí ha cambiado y mucho es su tacto motor, ahora más dinámico. Brama más y resuena en tu cabeza el poderoso 6 cilindros cuando se le sube de vueltas, que también es más alegre en la subida de régimen, aunque las revoluciones máximas sean las mismas que antes. El éxito de la marca es el haber conseguido un consumo más reducido aumentando la potencia, sin olvidar que se sigue disfrutando de su excelente par motor. Quizás el ronco bramar resuena más de lo esperado en largas rutas detrás de su cúpula, pero precisamente se ha buscado eso dado los perfiles más jóvenes de los usuarios americanos. Antes el silencio era casi completo…

Las diferencias en equipover galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Hagamos un repaso de las principales diferencias que nos encontraremos en “gadgets” en nuestra Goldwing respecto a los dos modelos superiores en precio.

Empecemos mencionando la cúpula más pequeña, pero que, gracias al mantener su sistema eléctrico de calibrado, elevada al máximo cubre sin problemas al conductor. La diferencia respecto a las otras es que en la posición más baja el aire incide en el casco, muy de agradecer en mi camino hacia Alcañiz a más de 36ºC.

Obviamente la capacidad de carga queda limitada porque el mayor espacio se muestra en el top case que pierde. En mi camino hacia Teruel tuve la suerte de que mi unidad lo aportaba como opción, que ya os adelanto que “solo” sale por 2.499€. A ese precio hay que sumarle los impuestos y la mano de obra de unas 7 horas de montaje: hacer vuestros cálculos… A mi la idea de poder acceder a él, cosa que antes no se podía, me gusta. Esta opción cromática la veo más dinámica y menos clásica, así que se puede optar por ella y dejarla como la versión Tourer si quieres ese espacio extra o simplemente quieres brindar confort al pasaje. Pensad que la maleta vendrá sin altavoces traseros ni las punteras de los apoyabrazos, aunque se pueden instalar: pagando todo es posible… Hay que decir, ya que hablamos de la música en la moto, que existe una opción de altavoces incrustados justo debajo de los agarraderos del pasajero en el caso de no optar por la maleta trasera. Pero miedo me da pensar que el cono de sus imanes quitará espacio al ya de por sí justo espacio de las maletas traseras…ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Seguimos con las diferencias. Como sucedía en la F6B esta no aporta caballete central, pero a diferencia de aquella no la han penalizado quitándole la marcha atrás eléctrica… También la aporta, pero ahora en las que equipan DCT para suavizar también las maniobras hacia delante, con el mismo motor de arranque también se mueve la moto en ese sentido poco a poco… La suspensión trasera que en la Tourer se endurece eléctricamente la precarga de muelle reflejado en el panel de mandos mediante los gráficos de un casco, dos o dos con maletas, aquí brilla por su ausencia. Ninguna de las Goldwing por mucho que te gastes en su gama, calibra el tren delantero ni en precarga ni en hidráulicos, como hace BMW con su también suspensión alternativa Telelever; por eso la instalan, además de las mínimas modificaciones en la geometría de la moto acelerando o frenando. Aquí en la versión base, esa precarga de muelle trasera se ha de realizar a manija y eso no es tarea simple por lo que vimos, aunque aporta utillaje para realizarlo.

Esta moto aporta dos guanteras. Una lateral derecha de pequeña capacidad que, además de ocultar la leva que acciona la tapa de combustible, se bloquea junto con las maletas cuando se circula o por orden del mando a distancia (la moto no aporta llave de contacto) o si está fuera del alcance de este. La otra de más capacidad se encuentra justo delante del conductor, allí donde la versión más cara lleva el Airbag. Además de mantener el honor de ser la única moto del mercado que puede optar por ese elemento de seguridad en una motocicleta, esta guantera central además de más capacidad deja espacio para introducir tu equipo de música en formato Smartphone. Pero cuidado lo que dejas allí porque a diferencia de la primera esta no se bloquea y es posible acceder a ella siempre. Por lo menos se puede abrir en marcha cuando llegas a un peaje para acceder al paso automático por tele-peaje. Lo que tendría que revisar la marca es la imprecisión de su amplio pulsador que depende por donde apoyes el dedo abre con más precisión, sin atascarse…

Más detalles de estilo

Todas las Gold Wing con cambio DCT aportan freno de mano, en las manuales no. En el caso de nuestra protagonista tampoco existe información de la presión de los neumáticos, pero sí mantiene el avisador TPMS que indica si existe bajada de presión en alguna de las ruedas. También mantiene el gráfico de la moto vista por detrás, indicando la pata de cabra extendida o las maletas abiertas, así como el top case si lo pones.ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

El puesto de mando ha roto con todo en cuanto a presencia e información respecto a su predecesora, pero también es verdad que el protagonismo de la pantalla central TFT dispersa demasiado la información de los testigos luminosos, teniendo que estar más pendiente de lo esperado si están o no iluminados. Un ejemplo es el testigo de la reserva de combustible o la misma conexión del “control cruise”, donde a la tenue intensidad se le suma la de las ubicaciones en los extremos del enorme cuadro de mandos. Si la pantalla destaca por su calidad de intensidad luminosa incluso incidiendo el sol directamente sobre ella, en los testigos no ocurre lo mismo porque cuesta distinguir si están o no activados. Otro cantar es rodar por la noche con ella.

El cuadro de mandos en estas condiciones se ve a las mil maravillas, al igual que los testigos mencionados, aunque en mi opinión faltaría poder calibrar mejor la intensidad de luz de la pantalla de TFT porque solo muestra dos posiciones entre día y noche:  al mínimo todavía refleja demasiada luz.
Las enormes piñas de conmutadores se iluminan también, pudiendo guiarte sino tienes muy claro que botón tocar… Evidentemente el puente de botonería existente entre relojes y conductor también muestra equivalente espectacularidad, lo mismo que su calidad de luz de la óptica delantera. Si te gusta conducir de noche, esta moto es un placer. No tendrá “day light”, pero con sus 5 LED por banda, 10 en total, las perfiladas ópticas muestran una luminosidad que te invita a recorrer kilómetros y kilómetros, no solo por autopista…

Globalización

¿Será que el mundo ha cambiado en todos los aspectos? No cabe duda y hasta el producto más americano se ve influido por los gustos europeos… Nuestra Gold Wing pierde la calefacción de los asientos en sus las dos plazas, pero mantiene los puños térmicos, aunque ya os adelanto que aquí son necesarios si tenemos en cuenta que la protección en las manos no es la misma que en las anteriores series de este modelo: supongo que por ello no se los han quitado.ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Me acerco a la moto con el mando en mi bolsillo y la desbloqueo con el interruptor circular que tiene allí donde iría el contacto. En el segundo toque se activa el encendido y acción… Los relojes parecen más los de un automóvil de lujo que los de una moto, detalle que siempre estuvo presente en todas las generaciones de este mítico modelo. La cúpula recupera la posición con la que desconecté la moto la última vez y como hace calor, subo el pequeño deflector que se encuentra justo encima del cuadro de mandos, detalle de agradecer porque consigue que el aire incida en mi cara independientemente de la posición de la cúpula: un gran invento más estético que la solución de perforar la cúpula poniendo un bisel que se abría y cerraba por palanca.

La prueba con y sin top case lo realice en dos jornadas completas con dos unidades diferentes de Gold Wing. Considero que el que adquiera esta moto, buscará las sensaciones de este impresionante paquete tecnológico que presenta su motor, chasis y sistema de suspensión, dejando en segundo término el confort superlativo del pasajero. Pero tampoco penséis que va a ir incómodo, puesto que el acompañante disfrutará de una confort muy alto y más si por bastante menos dinero instalamos el pequeño respaldo para que en las aceleraciones vaya más relajado. Pero veo como gran ventaja que hoy se pueda convertir esta “bagger” en una Tourer y además con un sello de identidad que personalmente avalo respecto a los cromados por doquier más de gusto “yanqui” de las otras versiones.ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

No os voy a negar que de una jornada a otra, el ir con o sin la maleta superior y más con el equipaje de un largo fin de semana de cara a Alcañíz, la moto es muestra más ligera y divertida, con otras referencias respecto a lo que conocía yo como ir en “Goldwing o Gold Wing”. De todas maneras, ya solo por el tema aerodinámico y del peso que arrastra este accesorio, ir a pelo con la “bagger” es simplemente rejuvenecedor porque te encuentra sobre una Gold Wing con una cura de adelgazamiento que convence y sorprende gratamente a los que nos gusta curvear.

Como una moto

Realicé muchos kilómetros sobre ella y la atmosfera que te envuelve el sonido de su motor y la menor tara, junto a su frenada y suspensiones se desmarcan mucho de la anterior saga. Y es lo que buscaban sus ingenieros, dinamizar su producto, porque hasta el amante de una Pan-European se puede encontrar a gusto sobre ella, antes no. Sigue siendo una moto con la que se llega bien al suelo por su configuración mecánica y por consiguiente con un centro de gravedad muy bajo para conseguir que junto con su parte ciclo sorprenda en estabilidad. Si además te gusta curvear, esta Gold Wing se deja llevar de muy buenas maneras, aunque con decisión y antelación en la trazada si pretendes disfrutar de forma sport de sus características, algo que solo la experiencia te lo permitirá. ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Si lo que te va es pasear, sin buscar sus límites de inclinación de los estribos, todavía me lo pones más fácil, porque es una delicia, música para tus oídos si te gustan los grandes cubicajes y cilindros por doquier, dejando de lado su equipo de audio…. En mi caso y buscándole las cosquillas, me di cuenta de que los apéndices existentes en la base de las culatas, justo debajo donde se anuncia Honda, aquellos que sirven para que se apoye la moto en caso de caerse de lado para que no llegue a volcar, rozan en los apoyos más longevos sobre curvas de buen asfalto y a paso muy ligero. Sin duda no es su filosofía, porque en ese punto los estribos ya han cedido contra el asfalto, pero te da a entender a que nivel de comportamiento se encuentra gracias a su alta ingeniería, porque no altera lo más mínimo la trazada. No hay que olvidar que hablamos de una moto de 344 Kg en seco y 366 kg en orden de marcha, que no es moco de pavover galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

Una de las partes que más me ha impresionado es su frenada. Con sus pinzas de seis pistones de anclaje radial, esta moto se para en muy pocos metros. El tacto de sus levas es impresionante y las carreteras del Priorat fueron testigo del comportamiento en curvas cerradas y enlazadas, en parte porque la suspensión delantera aun no presentando anti-hundimiento, altera poco las geometrías aun estando comprimida al máximo. Me encantó la gestión de sus 4 programas de motor, donde el hidráulico del tren posterior sí que afecta en función de lo que se escoja. Personalmente el programa Eco y el Rain es el que presentan más confort teniendo en cuenta que la precarga de muelle la dejé de serie calibrada solo para conductor. El programa Tour, el que sale por defecto al conectar la moto, el que más equilibrado. El Sport para mi gusto está fuera del estilo y filosofía del modelo e incluso diría que de la marca. Me sorprendió porque es demasiado brusco y impulsivo, puesto que hay que tener en cuenta que el tacto del puño del gas electrónico (TBW) así como el control de tracción, se vuelven mucho más agresivos: en el caso del ABS su comportamiento es siempre el mismo. Precisamente el ABS es muy difícil que se dispare, pero si lo hace, se manifiesta de manera rápida y precisa, digna de una buena deportiva. Miré consumos y apenas varía entre programas, moviéndose sobre los 5,5 litros de media haciendo un poco de todo, lo que le lleva a realizar con pocos problemas los 360 kilómetros sin reserva.

Seducción

He de reconocer que de curva a curva estirar su caja de cambios manual más cerrada que las anteriores versiones de cinco, es más excitante y hasta más económico, porque con más potencia gasta menos, todo en parte por una tara inferior. Pero también vi que a ritmos constantes y aunque sea a velocidad moderada y legal de la vía, la rumorosidad de los escapes ha ganado protagonismo cuando en este tipo de trayectos quizás lo que prefieres es disfrutar del equipo HIFI.ver galeríaHonda Gold Wing: Opción bagger del mito

En resumen, la nueva Gold Wing en su versión base me ha convencido por muchas cosas. Además del alma que aporta su musculoso motor, esta versión manual es más fiel a la filosofía Goldwing que la DCT, al disfrutar de un cambio suave y preciso que mantiene su condición de ser lento como antes: no le gustan las maniobras rápidas sobre su leva… Arrastrar las marchas largas a bajas revoluciones es un placer que saca a relucir las virtudes de su par motor. Pero también puedes frenar muy fuerte, con un aplomo sin duda impresionante, pero teniendo las cosas muy claras al afrontar los virajes y marcando con precisión la trazada a seguir. El peso la condicionan por su enorme inercia, pero también en idioma Gold Wing, es más rápida e intuitiva.