Prueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020

Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020: Sin complicaciones

Víctor Maciel

Probamos la Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020, una bicilíndrica de apariencia clásica, sobre todo si la comparamos con sus competidoras directas, que por un precio contenido -6.850 €- promete ser la solución ideal para cualquier persona que quiera disfrutar de una moto custom sin complicarse la existencia.

Puede que ustedes, humildes lectores, estéis ahora mismo ante el probador más grande que ha existido en la historia del moto periodismo en español…. y también -muy probablemente- puede que no.
Quizás no sea el más grande en cuanto a capacidad de redacción o experiencia y seguramente… tampoco sea el más veloz, pero es más que seguro de que soy uno de los que da más sombra y esa es una cualidad muchas veces infravalorada, sobre todo: en verano.
Hago 1.85cm y peso cerca de 100 kilos. Tampoco es que sea súper alto, pero lo cierto es que ocupo mucho espacio y en más de una ocasión me han comentado que se me ve enorme sobre una moto.
Me ha pasado probando la Harley Davidson Sportster Iron 1200, con la Indian Scout Bobber y sobre Triumph Bonneville Bobber Black.
Con casi 149 centímetros de distancia entre ejes, la única moto custom del catálogo actual de Honda, no va a ser la excepción. El problema -evidentemente- soy yo y no la Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020… porque esta es apenas 2 centímetros más corta que una Harley Davidson Sportster o una Triumph Bonneville.
En lo que sí es muy diferente esta pequeña bicilíndrica a casi toda la gama custom de cilindrada media alta, es en el planteamiento que muchas veces define, aunque sea tácitamente, a las motos custom.
ver galeríaPrueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020Fotos: Arnau Puig - Vídeo: Guille Brunet - Hoquilla completamente negra, exclusiva de la Special Edition 2020En una especie de libro de estilos no escrito, pero de sobras conocido por todos los fabricantes de motos custom, parece estar definido que las motos custom deben sonar como un tractor, pesar, dar calor y tener un tacto motor algo rudo.
Son los clientes los que sobradamente han demostrado que prefieren motos con estas características y también -en cierto modo- son estas características, las que definen qué cliente puede comprarse una moto custom y cual debe buscar una montura más agradecida porque no está dispuesto a ir al trabajo cada día achicharrándose las p… partes íntimas.
Honda ha pasado de todos esos condicionantes y a hecho una moto libre de complicaciones, que sin aspirar a ser la versión japonesa de una moto americana, se ofrece como la opción ideal para los que quieran disfrutar de una moto custom sin padecer las complicaciones típicas -y tópicas- de ese estilo.
Si tuviera que definir a la Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020 en una palabra, la escogida sería: Fácil.
Una moto ligera y manejable, con un motor muy dócil... que es ideal, no solo para los que llegan al mundo custom de la mano de carnet A2, sino también para todos aquellos que quieran tener una moto de este estilo, sin complicarse la vida.
De demostrar fiabilidad, ya se ha encargado Honda en los más de 70 años que lleva fabricando motos. A los que el peso de una marca como la del ala pueda no parecerles suficiente, se le pueden dar argumentos todavía más precisos. El motor de la Rebel es prácticamente el mismo que el que monta la Honda CB500X, que probamos recientemente, y también es idéntico al de la CBR 500 y al de la Rebel de la generación anterior, de la que -por cierto- la moto entera solo se distingue en algunos detalles.
¿En qué se diferencia la Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020 de la anterior?
Lo primero y más elemental, es lo que diferencia todas las Rebel’s del 2020 (y no solo la Edición especial) de la versión anterior. Esto es principalmente: instrumentación, iluminación y escape.
ver galeríaPrueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020Iluminación completamente LED e intemitentes encendidos para aumentar la visibilidadEl cuadro de instrumentos sigue siendo básico. Se trata de un panel LCD monocromático retroiluminado que incluye nivel de gasolina y consumo a tiempo real y que, como novedad, incorpora el indicador de marcha engranada y presenta un diseño más armónico y mejor integrado en la moto.
Los datos del velocímetro se ven contenidos en un semicírculo con la parte inferior plana, cuando antes estaban ceñidos dentro de un rectángulo, que parecía el resultado de haber metido dentro de un tarro redondo, una pantalla cuadrada.
Casi valoro más el rediseño que la incorporación del indicador de marcha, no porque este dato no sea útil, sino porque el motor de la Honda practicamente no lo necesita. No es de esos motores en los que tienes que tener paciencia -cuando no: hacer malabarismos- para poner neutral. No digo que ese feo vicio esté ausente en las motos japonesas (algo que las italianas no pueden decir), pero nunca he ido en una Honda -ni en esta ni en ninguna- que lo padezca.
La iluminación es ahora completamente LED, lo que ha permitido hacer un faro frontal más compacto, montar un piloto trasero menos protuberante en el guardabarros trasero y cambiar los intermitentes antiguos por unos redondos más pequeños, que pegan más con la moto y que -al calentarse menos- pueden permanecer siempre encendidos con baja intensidad, para destacar solamente cuando tienen que hacer su trabajo.
El escape es, de todas los elementos que cambian, probablemente el más importante… y el que se nota menos. Es difícil distinguir a una Revel del 2019 de otra del 2020 mirando solo esta pieza y, sin embargo, es la que ha permitido preparar a la Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020 para la postergada, pero inevitable, Euro 5.
El paso a la Euro 5 se ha hecho, sin perder rendimiento, si comparamos sus cifras con las de la moto del 2019.
ver galeríaPrueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020190 Kgm en orden de marcha y una parte ciclo muy estable, permiten un buen paso por curvaSi miramos el resto de motos Honda que comparten este motor, como la CB500F, lo que sí podemos observar es un ligerísimo descenso de caballos y un leve incremento en la cifra de par. No podría decir si es este comportamiento, logrado pura y exclusivamente modificando la electrónica, el responsable de que el consumo global de la prueba me diera una décima más de lo que rindió en su día la CB500X.
Con 45,6 CV a 8.500 rpm y un Par máximo de 4,41 Kgm -43,3 Nm- a 6.000 rpm la Rebel tiene 1,3 CV menos de potencia y 0,3 Nm de para que sus hermanas. Sea la electrónica, o sean los kilos extras que trajo el coronavirus, la diferencia de consumo es medible pero irrelevante, ya que con 4 litros casi clavados a los 100 km, sin dejar de apretarla en ningún momento, la Honda puede presumir de ser una de las custom que menos consumen del mercado.
El indicador de consumo a tiempo real, ronda los dos litros y medio cuando mantenemos una velocidad constante y moderadamente baja, rodando en sexta por autopista.
La Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020 también es ligeramente diferente a la CMX500 Rebel 2020, que supongo que en algún momento pasará a llamarse CMX500 Rebel “a secas”, cuando el stock de motos de la edición del 2019 haya desaparecido.
Las diferencias son puramente estéticas, pero no voy a dejar de reseñarlas solo por el hecho de que salten a la vista.
De entrada hay una presencia de negro mate mucho mayor (o Gris Metálico Axis Mate como lo llaman los japoneses). No es poco decir en una moto que ya era completamente negra en ediciones anteriores.
Este negro extra, es posible gracias a cubrir las barras de horquilla -de 41 mm- con unas fundas en la parte superior y unos muelles de goma entre las tijas y las botellas.
Es llamativo ver cómo estas fundas se comprimen, cuando uno apura las frenadas. Sé que los más escépticos pensareis: las barras se comprimen porque vas tú montado encima. Puede que no os falte razón, y no voy a ser yo el que exija suspensiones regulables en una moto de gama media, cuando otras custom de gama más alta ni siquiera se lo plantean.
ver galeríaPrueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020Los 11.2 litros del depósito de combustible, permiten una autonomía cercana a los 300 km en carreteraLa diferencia entre la Honda CMX500 Rebel y otras custom es que, con 190 kg en orden de marcha, la Honda pesa entre 55 y 65 kilos menos que una custom americana o inglesa de cilindrada superior… lo que invita a conducirla como si fuera una bicicleta. Entras rápido a las curvas porque sabes que puedes con ella y eso es algo que no se puede decir de cualquier custom.
La moto es estable, aunque los neumáticos de mucho balón la hacen balancearse un poco, pero no es nada que pueda preocupar o que vayas a percibir si no te dedicas a arrastrar los estribos contra el pavimento en cada curva.
A las barras en negro se suma un cupolino pequeño, que da al frontal un aspecto más serio, como de moto perteneciente a un segmento superior.
El dibujo romboidal del tapizado, solo presente en la Special Edition 2020, refuerza esa idea de moto en la que se han cuidado muchos los detalles.
¿Qué mejoraría de la Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020?
No voy a ser yo el que acuse a Honda de que algunos acabados podrían mejorarse, pero no podrán negarme que en algunos puntos podrían haberse resuelto de otra manera.
Haber puesto un tapón Aero a una moto tan clásica, no lo cuento como un punto negativo, pero me lo apunto en la lista de cosas que no me convencen demasiado.
ver galeríaPrueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020CMX500 Rebel Special Edition 2020, solo disponible en Gris Metálico Axis MateSi el tapón Aero me chirría un poco, la pegatina que hay justo debajo me hace daño a la vista, pero directamente no lo cuento, porque asumo que -de ser la moto mía- yo la habría quitado antes de sacar la moto del concesionario. Con el tapón del radiador me pasa algo parecido… pero aquí la solución no es igual de simple, porque retirar la pegatina solo dejaría al descubierto a un tapón gris claro que no podría haber sido más básico y que cantaría mucho menos si estuviera pintado del mismo negro con el que han decorado el 99% de la moto.
El rey de los detalles cuestionables, es -para mí- el pedal de freno trasero, hecho de una lámina de hierro plegada que tiene tendencia a despintarse con el uso.
Sé que ahora mismo estaré enfureciendo a más de uno: ¿esos son todos los detalles cuestionables? ¿un tapón aero, otro que bien podría pasar desapercibido pintándose de negro, y una palanca de freno que se gasta con el uso?… como se gastan miles de elementos en cientos de motos que no están igual el día que salen del concesionario que cuando han hecho 400 kilómetros!
ver galeríaPrueba Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020Embrague antirrebote asistido que facilita los cambios de marchaLa Honda CMX500 Rebel Special Edition 2020 es una moto muy fácil de conducir, muy amigable con los que quieren llevar una moto custom sin complicarse la existencia… que gasta muy poco aun cuando se la aprieta, pero no es una moto fácil de criticar…. y a mí me pagan por criticar! que para aplaudir ya están los publicidades de la marca.


Los que han leído esta noticia, también han leído...