Nueva Honda CB500X: A donde sea, contigo

Honda CB500X: Hasta el infinito

Víctor Maciel

Probamos la nueva Honda CB500X 2019. Una trail asfáltica apta para el carné A2 que solo cuesta 6.700 euros y se ha mostrado como una máquina polivalente y fácil de llevar manteniendo un consumo contenido, cuando la pusimos a prueba, tanto en carretera como fuera de ella. Una moto apta para rodar en ciudad, o abandonarla para ir en busca de la aventura… “hasta el infinito, o más allá”.

Mi espíritu aventurero, no está en su mejor momento… pero, aunque algo cueste, lo que nunca hay que dejar de hacer es de intentarlo… o al menos eso dicen esas odiosas frases de autoayuda.
Rodar en moto nunca me da pereza, sin embargo: me está costando el formato vídeo. Me es difícil pararme frente a una cámara con tranquilidad y me disgusta (supongo que como le pasa a la mayoría) escuchar mi voz grabada. Pero en la vida hay que intentar mejorar, no solo “como meta de autosuperación”, sino también: para evitar que te despidan.
Con el objetivo de mejorar, miré los videos anteriores, antes de dirigirme a la jornada de filmación de la Honda CB500X y descubrí algunas cosas, que -quiera o no- influirán en este artículo.
He usado demasiadas veces la frase “es una moto bien hecha” como para tener credibilidad al decirlo. Pero por repetida una frase, no deja de ser cierta. A finales de la segunda década del siglo XXI, las motos deberían volar -o eso pensábamos en los 80- y no vuelan, pero cualquier fabricante europeo o japonés es capaz de producir motos sólidas, fiables y fáciles de llevar. Estas características son la definición de diccionario de algo “bien hecho”, pero es una pena no haber reservado esta frase para una moto, o para una marca que ha hecho de su saber hacer la característica distintiva con la que sus productos son conocidos alrededor del mundo.
ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoFotos: Arnau PuigCuando uno piensa en Hondas “bien hechas”, la lista de modelos que responden a esta premisa se acerca al infinito. La marca del ala dorada tiene modelos míticos en ramas tan diversas como el motocross, las súper sport o las gran turismo, pero por mucho que los forofos suspiremos con motos como la CR500, la RC30 o la Goldwing, las motos que han dado a Honda la fama de fabricar motos fiables y duraderas, han sido, en una gran parte, miembros de la familia CB.
La familia CB es una gama inmensa, que tiene más de 50 años de historia y que, a lo largo de los años, ha ido creciendo y variando lo suficiente como para llegar a estar compuesta por motos que van desde los 50 centímetros cúbicos a los 1300.
Como toda gran familia, tiene alguna oveja negra, como aquellas CB 400 que venían de Brasil, pero también tiene modelos ilustres, como aquella CB750 Four que popularizó a nivel mundial la configuración de cilindros en línea con doble árbol de levas en la cabeza.
En comparación con las demás, las CB 500 con X al final son algo relativamente nuevo. La X hace referencia a su uso fuera de carretera y su trayectoria se remonta apenas al 2013. Aquella primer CB500X era una moto conceptual y mecánicamente muy similar a esta. En un primer golpe de vista, un neófito no las distinguiría y, sin embargo, gran parte de las piezas que definen la estética de ambas motos son diferentes.
¿Qué ha cambiado?
La iluminación es completamente led, lo que ha permitido montar unos intermitentes mucho más estilizados. Estos detalles, junto con el “pico de pato” más corto son los primeros que saltan a la vista… pero todo el frontal es diferente. Los laterales en gris la hacen más limpia, más elegante.
ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoLa instrumentación, siguiendo la tendencia actual, cuenta ahora con una pantalla LCD de buena lectura… aunque sea “poco fotogénica”. Al equipo de producción le costó encontrar una posición en la que filmarla y fotografiarla sin reflejos: apostaría a que navegando por internet no veréis muchas fotos buenas del panel, más allá de las oficiales que se hacen en las condiciones perfectas de luz, y las de motos.net que requirieron una gran dosis de paciencia. Así que si buscáis más fotos de estas tendréis que hacer un acto de fe, para creerme que -aunque se retrata con dificultad- se ve bien en cualquier circunstancia climática cuando se utiliza.
El guardabarros delantero también ha cambiado. Es una cuestión de fuerza mayor, ya que la rueda delantera ha pasado de 17 a 19 pulgadas. Se trata, desde luego, del cambio más destacable de la parte ciclo… aunque la utilidad del mismo sea, hasta cierto punto, subjetiva.
¿Hace una llanta de 19 pulgadas mejor la conducción off-road? Desde luego que sí… ¿Es importante eso en una moto como esta? “Depende”, como dicen los gallegos. La inmensa mayoría de las trail asfálticas no han pisado ni pisarán jamás la tierra. No hablo ya de la CB500X, sino de toda la inmensa lista de 1.200 que no han tocado nunca lo marrón, ni lo van a tocar, porque tampoco es sensato meterse por allí con una moto que ronda los 3 millones de pesetas (si lo dices en pesetas asusta) y tiene caballos como para partirse el alma en el primer golpe de gas.
Sensaciones
Otra cosa que he repetido, es guardarme el texto para las cifras y reservar el video para hablar de sensaciones, que siempre pueden ser subjetivas. "Las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno" decía Clint Eastwood, con más razón que elegancia en “El novato”. A veces intento abstraerme de la mía para ser lo más imparcial posible… pero es algo casi imposible a la hora de hacer valoraciones.

ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoDesde luego, la experiencia del piloto tiene mucho que decir a la hora de valorar una moto. Yo puedo estar más o menos por encima de la media rodando sin salirme de la carretera, pero cuando salgo de ella, soy un recién llegado. Un recién llegado que andaba en moto en los 80, lo que quiere decir que tengo mis años, y aunque tengo las ganas de divertirme intactas… las de partirme el alma son bastante justitas. Para mí la CB500X en tierra es una moto casi perfecta. No necesito mucho más para pasármelo bien. Si acaso hubiera preferido que el ABS fuera desconectable, porque eso me habría dado un poco más de juego a la hora de coger alguna curva, pero tampoco hay que olvidarse que se trata de una moto urbana, y que pasarse de optimista con ella, no es una buena idea. No hay más que ver el video para descubrir que acabé la jornada de pruebas gratamente satisfecho pero cansado. Lo suficiente para pensar que, si hubiera ido un poco más rápido por la tierra, habría sido la Honda la que pudiese conmigo y no al revés.
Entiendo que algunas marcas se resistan a poner un ABS desconectable. Algunos usuarios, en motos en las que de serie no puede hacerse, lo desconectan a la brava sin mucho esfuerzo, pero para hacerlo de acuerdo a la ley, tiene que volver a conectarse solo cada vez que “reinicias” la moto. No solo es una modificación electrónica de cierta envergadura, también… al no incluirlo, las marcas se ahorran que, sus clientes, puedan hacer el bestia con motos que no están más que predispuestas “estéticamente” para ello. Pero a la Honda le dí bastante caña. Con un tipo de casi 100 kilos retorciendo la moto en un camino destrozado, la Honda no hacia ruido a plásticos a punto de desmontarse, ni vibraba. Mi opinión es subjetiva… y si no se cumple, no devuelven el dinero, pero tampoco parecía que la CB500X no pudiera aguantar el castigo, sino más bien lo contrario.
Ergonomía
Otra cosa que advertí al repasar mis videos, es que, independientemente del estilo de cada moto, todas tienen en común el porte, lo que ha evitado que yo, que soy un tipo grande y pesado… hiciera ver pequeñas a las motos probadas.

Esta casualidad cósmica, quizás ayudada por distintos directores de contenidos a lo largo de los años, ha apartado de mi camino a casi todas las R y motos urbanas… y seguramente habría apartado a esta CB500, si su nombre no terminara en X.
ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoDesde mi postura, el tamaño es perfecto. Es lo suficientemente alta para que alguien grande como yo ruede con ella sin sentirse agobiado y también ligera -197 kg en orden de marcha- como para que alguien más pequeño pueda llevarla sin problemas. De hecho, dos de mis compañeros: Edu Fernández y Jordi Hernández usaron 2 CB500X para hacer 600 kilómetros de curvas en Eutiches. Ellos son bastante más “normales”... iba a poner pequeños… pero la realidad es que ellos son tipos de uno setenta y poco. El que soy un mamut de 1.85 y casi 100 kg soy yo.
Los estribos son altos. El único día que realmente me incomodaron un poco fue precisamente el de las fotos, porque el traje de cordura tiene protecciones y hace un poco más molesto de lo normal ir con las piernas flexionadas.
La utilidad real de unos estribos altos es un tema diferente. Rozar con ellos en el asfalto no es imposible, pero para hacerlo hay que ir más deprisa de lo que he rodado yo durante la sesión de fotos.
Para ir más deprisa, habría que saltarse algunos límites legales que intentamos no saltarnos, y tampoco habría venido mal un poco más de caballos o par motor.
La CB no ha perdido caballos en el paso de la Euro 3 a la Euro 4 del 2016. El límite de 35 kW (47,2 cv) para el carné A2 se lo ha puesto fácil. Lo que sí ha hecho en el 2019 es subir ligeramente el rango útil de RPM y reforzar -al menos en teoría- la potencia y el par de bajo a medio régimen, concretamente en el rango de 3.000 a 7.000 rpm, donde las estimaciones hablan de una mejora del 4% en relación con el modelo anterior, cosa que se ha logrado variando la distribución.ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoA la hora de la verdad, todo esto se traduce en un motor que no ha perdido a pesar de las restricciones, pero que tiene que estirarse un poco más y, estirarse, siempre tiene sus consecuencias. La moto tiene un régimen muy concreto en el que vibra ligeramente. A 100 km por hora en autopista por ejemplo… las cosquillas se notan con claridad, y desaparecen cuando llegas a los 120. No vuelven a aparecer, o al menos no con la misma intensidad, aunque estires hasta los 140. Una velocidad que a la CB500X le es casi imposible superar, pero que se podría mantener gracias a una cúpula lo suficientemente alta como para apartar el viento del pecho sin generar vibraciones molestas en el casco.
Consumo
Por mucho que intentes apretarla en autopista o fuera de ella, el consumo no se dispara.
Acostumbrado a probar “grandes barcos”, es la primera vez que una moto, que para mejor tiene homologado 3,6 litros a los 100 km, no llega a gastar lo que se supone que gasta. El indicador de consumo a tiempo real, aun durante la jornada de filmación -que por lo general es el día en el que más se fuerzan las motos- apenas marcó 3,7. Pero el promedio general dio por debajo. Aunque no duró lo suficiente como para poder hacer una comprobación real, también llegué a ver en el indicador 2.6 litros a los 100, mientras abandonaba la ciudad un día de tráfico intenso pero fluido que me obligó a rodar un buen tramo a 80 km/h, en sexta, por autopista. Nada en lo que yo hubiese andado antes gasta tan poco, ni siquiera… la única 125 que he probado en mi vida.
ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoSer tan económica tiene también sus consecuencias. Le falta un poco de “chicha” cuando la apretamos en una carretera de curvas. A mí me gustaría salir de las curvas con más empuje. Podría acercar más los estribos al suelo si confiara en que el par motor va a levantarme… pero ir un poco justa de prestaciones no es sinónimo de ser aburrida. Más bien al contrario (pero esto ya son percepciones mías), me gusta sentir que puedo con la moto. En casi ninguna trail asfáltica actual puedes acelerar a tope a la salida de una curva, porque eso equivale a rodar muy por encima de los límites legales o lisa y llanamente: de mis posibilidades. En la CB500X puedo hacerlo… y esa sensación de llevar la moto a tope es divertida.
Si el motor rindiese mucho más, quizás el resultado de la ecuación no sería tan equilibrado, pero en la CB500X, los frenos están a la altura de las prestaciones y las suspensiones, confiadas a una horquilla convencional con barras de 41 mm delante y a un amortiguador MonoShock accionado por bieletas Pro-Link con ajuste de precarga detrás, transmiten una enorme confianza mientras soportan el castigo que supone un tipo de mi tamaño intentando rodar a tope.ver galeríaNueva Honda CB500X: A donde sea, contigoVer que el haber apretado el gas a fondo prácticamente no tiene consecuencias en el consumo de gasolina es algo que literalmente “no tiene precio”.
Un consumo contenido en una moto polivalente, y fácil de llevar, que no gasta nada y solo cuesta 6.700 euros, yo diría que más no se puede pedir… o poder se puede, porque “pedir es infinitivo e infinito” lo que es muy difícil es conseguir los mismo gastando menos.


Los que han leído esta noticia, también han leído...