Honda CB125R Neo Sports Café: A1 Premium

Eduard Fernández Masó

5 votos

Os las mostramos desde el Salón de Milán, pero la nueva familia CB de Honda son motos que se tienen que ver en vivo y en directo, ya que es entonces cuando se aprecia lo bien terminadas que están. La verdad es que las tres nuevas integrantes de la familia CB, la CB125R, CB300R y CB1000R hablan por si solas solamente con su estética.

Pero como siempre, hay que probarlas y sacar conclusiones, y no dudamos en aceptar con mucho gusto asistir a la presentación dinámica del producto. Esta vez nos fuimos hasta Lisboa y a pesar de que la meteorología no acompañó, pude probar para vosotros una moto que promete ser un producto muy interesante dentro del segmento del carné convalidado A1 para todos aquellos que quieran una 125cc ver galeríaHonda CB125R

La CB125R entra de pleno en un segmento donde hay bastante pastel a repartir. Con un producto de estas características a buen seguro será un producto a tener muy en cuenta a partir de ahora. Hasta el momento Honda tenía dos motos de 125cc de marchas en su catálogo. Una es la graciosa MSX 125 y la otra es la CB125F. Las dos cuentan con un motor de refrigeración por aire y eso las deja con unas potencias de solo 10CV. La CB125R hereda la base del motor de la antigua CBR125R de refrigeración líquida y consigue a pesar de ser Euro4, una potencia de 13CV.

Uno de sus puntos fuertes es el peso, con solamente 126 Kg esta pequeña naked es realmente manejable y muy utilizable. Una moto de 125cc de clara orientación urbana pero que permite escaparse de la urbe gracias a una velocidad punta de 125 km/h de marcador.

 

Presencia cautivadoraver galeríaHonda CB125R

Pero lo que realmente llama la atención es su presencia de moto de mayor cilindrada, con componentes de alta calidad. De la parte ciclo salta a la vista el chasis tubular, que junto con una horquilla Showa invertida y la pinza de anclaje radial Nissin, rebosan calidad. También el faro redondo de iluminación led resulta ser una combinación muy atractiva que aúna el clasicismo con la modernidad.La CB125R entra de pleno en un segmento donde hay bastante pastel a repartir

Todas las luces son de led y los intermitentes delanteros también se usan como un elemento de seguridad al ir algo encendidos como si fueran unas luces de gálibo. Esta solución de momento solo se ha visto en modelos Honda y la verdad es que como elemento de seguridad activa está realmente bien pensado. No hay que olvidar que el colectivo moto somos muy vulnerables.ver galeríaHonda CB125R

Es una moto muy angulosa y bien terminada, con unas tapas laterales muy bien integradas que le dan una presencia muy moderna. La quilla y las tapas laterales que abrazan la parte de las tijas, están terminadas en un color plateado satinado, que realza la figura de la moto. El escape es muy corto y asoma por la parte derecha justo por debajo del estribo. También está terminado en color plateado en su parte final y el catalizador está muy disimulado en la parte baja de la moto. El sonido del escape es ronco y atractivo sin llegar nunca a molestar. La verdad es que va realmente muy fina.

Un largo basculante asimétrico fabricado acero trabaja sobre un mono-amortiguador que sin la necesidad de bieletas progresivas se ancla al chasis tubular. Los pesos están muy bien centrados en esta moto. El catalizador, el amortiguador y el mismo motor están montados muy bajos para centrar los pesos. Eso se nota mucho en marcha, donde la CB es una pluma. La facilidad de uso y la agilidad es el punto más importante de esta moto. Para muchos será la primera moto y la experiencia tiene que ser sencilla y gratificante. A los ojos está claro que la CB125R es una moto agradable y de buen ver, pero la estética no lo es todo. Vamos a ver que tal se mueve. 

Sobretodo dinámicaver galeríaHonda CB125R

La organización había preparado una ruta para poder probar la pequeña de las CB en su hábitat natural de ciudad y extrarradio. Una ruta de unos 100 km que partía del centro de Lisboa y que nos llevaría hasta la bella población de Cascais.

Por ciudad la CB se mueve como pez en el agua. El motor de dos válvulas tiene unos bajos suficientes para arrancar desde parado con par suficiente para mover el conjunto sin problemas. El motor sube de vueltas con brío, para ir de semáforo a semáforo con agilidad.El catalizador, amortiguador y motor están montados muy bajos para centrar los pesos

Para maniobrar entre el tráfico, la CB disfruta de un generoso ángulo de giro que permite moverse sin demasiadas limitaciones de tamaño. El manillar es ancho pero no exagerado, lo que combina muy bien el control del tren delantero con una posición muy correcta. El asiento es muy ergonómico y abraza muy bien el depósito con capacidad para algo más de 10 litros. El tanque no es estrecho, pero se hace pie sin problemas.

El asiento está a una altura de 816 mm, perfecta para la mayoría de usuarios, ya que llegarán muy bien. El depósito de gasolina no es muy voluminoso por la parte de arriba, lo que facilita llegar sin problemas al manillar. Es una moto para todos los públicos, para aprender disfrutando. Se ha diseñado pensando en poner las cosas fáciles y realmente lo han conseguido.ver galeríaHonda CB125R

La CB125R es una moto muy urbanita y eso no está reñido en absoluto con ser una buena moto de carretera. Dejamos atrás Lisboa y nos adentramos en una zona de curvas muy bonita. A pesar de las evidentes limitaciones de potencia del monocilíndrico, el conjunto se defiende muy dignamente. El chasis de acero cumple muy bien su cometido y junto a las suspensiones, permiten que la CB125R transmita unas sensaciones muy positivas. Evidentemente no es una moto deportiva, pero si se puede hacer una conducción alegre y la parte ciclo permite eso y mucho más.

Un detalle a tener en cuenta es que la CB125R comparte toda la parte ciclo con su hermana mayor la CB300R. Prácticamente es la misma moto, por lo que da que pensar que la pequeña de la familia va realmente sobrada en muchos de los aspectos más importantes. La robusta horquilla Showa de 41 mm retiene con firmeza en los pasos por curva y las frenadas. Además hace un tándem perfecto con el amortiguador y basculante. La comodidad está también fuera de toda duda ya que las suspensiones son tirando a blandas.

Todo al díaver galeríaHonda CB125R

La tecnología que monta la CB125R está por encima de lo que la categoría nos tiene acostumbrados. La frenada con IMU (Unidad de Medición de Inercia) es un buen ejemplo. El sistema está analizando continuamente el balance de la moto entre el tren delantero y trasero. Si durante la frenada se hundiera demasiado la horquilla por frenar con el freno delantero, el sistema actuaría frenando en el tren trasero para mantener la moto plana en todo momento. Es como un CBS del siglo XXI.Es una moto para todos los públicos y para aprender disfrutando.

Con un solo disco de freno delantero de 296 mm mordido por pinza de 4 pistones Nissin (las mismas que monta la Africa Twin) es suficiente para frenar con garantías la pequeña naked. En el tren trasero un solo disco de 220 mm con pinza de dos pistones hace lo propio. Las levas y palancas también están bien terminadas, solamente criticable que las manetas de freno y embrague no son regulables en distancia por lo que nos tendremos que conformar con lo que hay.ver galeríaHonda CB125R

La instrumentación queda a cargo de un display retro iluminado en azul con dígitos en blanco. La información es justa pero suficiente, sin demasiadas florituras. Los intermitentes si tienen un diseño muy moderno y al igual que el resto de iluminación de la moto, es totalmente en led. El diseño de las llantas de aluminio son muy parecidas a las de las CB500. Calzan unos muy correctos Dunlop GPR300 110/70/17 delante y 150/60/17 atrás e incluso bajo la lluvia portuguesa los Dunlop se portaron realmente bien.

La CB125R tiene un buen numero de sorpresas, como una llave de alta calidad como las que montan los modelos “Premium” de la marca. Como muestra de las cosas bien hechas pondré de ejemplo el tapón del depósito de gasolina que usa bisagra, para no tener que separarla de su localización.   ver galeríaHonda CB125R

La verdad es que la ruta que nos prepararon supo a poco y ya estamos deseando enfrentar este último modelo de Honda con sus rivales directos: la KTM Duke 125, la Yamaha MT-125 o la Suzuki GSX-S125. Un enfrentamiento que os ofreceremos de cara a la primavera y que a buen seguro dará que hablar.  El precio de esta nueva CB125R está fijado en 4.275€, sin duda una relación calidad precio realmente interesante. Los colores son cuatro y la disponibilidad prácticamente inmediapa a partir de la publicación de esta toma de contacto y presentación de producto.

5 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...