Honda CB125R vs KTM 125 Duke

Honda CB125R vs KTM 125 Duke: Para ir al "Insti" o la "Uni"...

Jose María Marfil

Tú ya has cumplido con tu parte: todo aprobado y con buena nota. Ahora solo falta que tus padres cumplan con su promesa: comprarte la 125 ¿Te has decidido por alguna? Si no lo has hecho, este comparativo te puede interesar. Y también os puede interesar a los que tengáis el carné de coche y os haya entrado el gusanillo de la moto.

Y sí, solo son ciento veinticincos, pero de motos sencillas y modestas, nada. De hecho estamos ante reducciones, casi a escala, de sus hermanas mayores las espectaculares CB 1000 R y Super Duke 1290.

Sus potencias, lógicamente, no superan el límite legal de los 15 CV. La cifra, ciertamente, no impresiona, aunque ya os adelanto que esos CV’s metidos en estos buenos chasis, frenos y suspensiones, dan bastante más juego de lo que parece.

Con ellas podréis ir al trabajo, al “insti”, a la “uni”, pasar una buena mañana por una carretera de montaña e incluso viajar. Sí ¡viajar! Estos fiables motores de 4T os llevarán al fin del mundo. No corren mucho (95/100 por hora de crucero), pero tener que ir pendiente del cambio y del paso por curva para no perder comba, os mantendrá ocupados y divertidos. Sin duda, son una escuela inmejorable.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 DukeFotos: Arnau Puig

Las dos superan ampliamente los cuatro mil euros (4.275€ la Honda y 4.499€ la KTM), así que, qué menos que echarle un vistazo al equipamiento. Vamos con ello.

Dotación de lujo

Los relojes de la KTM, en formato TFT, son toda una declaración de intenciones. Para encontrar algo parecido, deberemos acudir a motos de altísimo nivel. La información ofrecida es de primera con dos trip’s, ordenador de a bordo (consumos, distancias, promedios, autonomía, etc.), nivel de gasolina, temperatura del motor así como un tacómetro y un velocímetro de generosas dimensiones. Y si te parece poco, en opción, tienes la función de conectividad (KTM My Ride) con tu teléfono (llamadas y música) vía bluetooth.

La pantalla LCD de la Honda, más sencilla, es funcional y de buena visibilidad. En ella encontrarás los testigos habituales y la información relativa al viaje (combustible, dos trip’s, consumo promedio), además del habitual tacómetro y velocímetro. Lástima que los botones de gestión estén en la pantalla. En la KTM todo se controla desde la botonera del puño izquierdo. Una solución mucho más segura y práctica.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

En lo referente al sistema de iluminación, sin tener en cuenta el diseño de las ópticas, con pinta de insecto lunar en la KTM y tecno retro en la Honda, no hay grandes diferencias: ambos sistemas son completamente LED. Como detalle de calidad, KTM ha retro iluminado las piñas de los mandos. Una muy buena solución para cuando circulemos en noches cerradas.

La calidad de los plásticos y los acabados es buena. No hay grandes diferencias. Quizá la CB, con algunas piezas de fundición (cartelas de los chasis) y algunos remates (conjunto estriberas del ocupante), parece un poco más pulida.

Electrónica de gestiónver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

La electrónica está presente en los ABS y también en la gestión del motor (inyección). El ABS de la KTM es el moderno 9M+ de dos canales suministrado por Bosch. El ABS de la Honda incorpora un sensor complementario, denominado IMU (un giroscopio) que ayuda a repartir la presión de frenada entre los ejes, con la intención de incrementar la efectividad de la frenada y reducir el efecto levantamiento del eje trasero. Algo parecido al antiguo CBS (reparto de frenada automática) pero más sofisticado, por no decir inteligente.

KTM, al referirse a su ABS en el catálogo comercial escribe: "y para que lo sepas: se puede desactivar. Así que puedes seguir haciendo invertidos". En el de Honda puedes leer: "proporciona un afinado balance delante-atrás y un tacto increíble en cualquier condición de conducción”. Las frases están sacadas de contexto, pero no me negareis que entre “seguir haciendo invertidos” y “balance afinado” hay todo un mundo. Posiblemente el mismo que separa la filosofía de ambas marcas.

Medidas y técnicaver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

Esta vez no os aburriremos con muchos detalles técnicos, pero nos parece interesante comentar un par de cosas. La primera hace referencia a la potencia. KTM la ha llevado hasta el límite legal (14,96 CV), mientras que Honda se ha conformado con esos 13,33 CV. La KTM, con más potencia, debería “andar” algo más, pero teniendo en cuenta el factor peso, la cosa ya no está tan clara. Y es que la Duke, siempre según los datos oficiales, pesa la friolera de 28 kg más (152 kg por 126 kg) lo que deja la relación peso/potencia (los kilos que ha de mover cada CV) en 9,45 kg para la Honda por 10,16 kg para la Duke. Habrá que probarlas para ver qué pasa.

La segunda es sobre las dimensiones. Honda ha apostado por la agilidad y las formas compactas. Lo vemos con una distancia entre ejes sensiblemente más contenida (1.345 mm por 1.357 mm en la KTM) y con un avance de la dirección más directo y cerrado (90,2 mm por 95 mm en la KTM). Vamos ya, con la prueba.

Ciudadver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

Como sospechábamos, la Honda, entre el tráfico urbano, es más agradable de llevar que la KTM. Gira bastante más (radio de giro más corto), se nota más ligera y su asiento está un poquito más abajo (815 mm por 830 mm) y además es un poquito más estrecho. Cualidades, todas, que facilitan el control en parado o casi. Y estoy pensando en los usuarios de complexión menuda.

Además, el tacto del motor de la CB es un poquito más refinado. Y lo es por su embrague y su caja de cambios algo más suave y, sobre todo, por una respuesta del motor algo más elástica. La primera velocidad es cortísima en las dos. Será difícil que se te calen, aunque con la KTM tendrás que ir con algo más de cuidado, al tener un poco menos de par motor abajo del todo y también entre 5.000 y 7.000 rpm, el régimen habitual en el que te mueves por zonas urbanas. Por debajo de 4.500 rpm, en las dos, hay poca cosa.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

En cualquier caso, tampoco vamos a hacer un problema de todo eso. La KTM, como buena 125, es muy ágil y su motor, con una electrónica muy bien puesta a punto, ni siquiera llega a “toser” ni a quejarse lo más mínimo abriendo gas en marchas desproporcionadamente largas. Además tiene una importante ventaja sobre la CB: su manillar. El de la Honda es demasiado ancho y además queda a la altura de la mayoría de los retrovisores de los coches, llegando a ralentizar, más de lo deseable, el paso por la fila del semáforo.

Carretera

Circulando por vías rápidas, con ninguna de las dos, llegué a tener la menor sensación de Por vías rápidas, con ninguna de las dos, llegué a tener la menor sensación de indefensiónindefensión entre los coches. Ambas llanean sin problemas a 95/100 km/h de marcador y todavía les queda empuje para llevarte un poco más allá sin necesidad de recurrir a ayudas extras (bajadas, rebufos, etc.). Decir que a “alta” velocidad, la estabilidad, en las dos, es de primera. Sus partes ciclos, con algunas pequeñas adaptaciones, son idénticas a las de sus hermanas mayores de 300 y 390 cc. No digo más.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

Por cierto, la KTM ofrece un trato más cómodo al acompañante. En cualquier caso, el mullido de los asientos, en las dos motos, y para todos, conductores incluidos, es pétreo.

Llaneando al régimen de potencia máxima, el mismo en las dos (10.000 rpm), el reloj de la Honda marca 122 km/h y el de la KTM 116 km/h. Conclusión, si los relojes no son excesivamente mentirosos, y me da que no, el desarrollo de la Honda parece un poquito más largo.

Lo del desarrollo largo tiene sus ventajas, pero también algún inconveniente, sobre todo si tienes menos CV’s, como le sucede a la Honda. Al mínimo repecho, si no quieres perder “fuelle”, deberás recurrir al cambio bajando una marcha. Con la KTM, abriendo a fondo, tienes más posibilidades de salvar la situación sin tener llegar a mover el pie.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

Los cortes de encendido, en las dos, acontecen alrededor de las 11.000/11.500 rpm. Los datos, repito, siempre son de sus relojes. En condiciones favorables, con las dos, es posible rebasar las 10.000 rpm en sexta, lo que os llevará a superar ampliamente los 120 km/h.

Aprendiz de piloto

Entre curvas, el motor de la KTM es un poquito más exigente -lo que decíamos antes de su menor elasticidad-, a cambio te ofrece una pequeña, pero excitante, patada final.

A la Honda, superadas las 7.500 rpm, le falta la pegada de la KTM; tarde o temprano los 1,6 CV extras de la austríaca tenían que salir a relucir.  No obstante, el andar de la Honda entre curvas es un poquito más fluido gracias a una caja de cambios más cerrada, conTarde o temprano los 1,6 CV extras de la austríaca tenían que salir a relucir. unos saltos más cortitos entre tercera y sexta. Y eso es así porque Honda ha decidido resolver el problema de las primeras tan cortas, con un salto, casi desproporcionado, a segunda, mientras KTM ha preferido repartirlo entre todas las marchas. Por ciudad me gusta bastante más la solución de KTM, pero entre curvas prefiero la de Honda.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

En cuanto al comportamiento dinámico, la Duke, para mi gusto está un paso por delante. Su conducción me ha parecido más precisa, serena y divertida. Invita al ataque. La estabilidad de la "Hondita" es intachable, pero entrando en las curvas me ha parecido algo más nerviosa. Quizá se deba al perfil de su Dunlop, algo más triangulado que el Michelin, o a las geometrías. O vaya usted a saber…

En cuanto a la frenada, no hay grandes diferencias. La potencia es pareja y el tacto En las dos, los ABS funcionan muy bien. Están muy bien puestos a punto.es muy bueno en las dos. Honda opta por un equipo Nissin y KTM por un Bybre (filial de Brembo). En las dos, los ABS funcionan muy bien. Están muy bien puestos a punto. Apenas alargan las frenadas y cuando entran en acción, las reacciones parasitarias en la maneta apenas tienen incidencia. Genial.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

Las suspensiones, en las dos, están bien ajustadas para sus pretensiones. Quizá el conjunto de KTM esté un poquito mejor amortiguado, con unos hidráulicos algo más trabajados, sobre todo en baches secos. Decir que KTM ha recurrido a WP y Honda a Showa.

Otros gastos

El consumo combinado nos ha dado 3,56 l/100 en la Honda y 3,89 l/100 en la KTM. Teniendo en cuenta la capacidad de sus depósitos, la autonomía se iría a los 344 km en la KTM y a los 283 km para la Honda.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

En cuanto a los programas de mantenimiento, Honda te recomienda cambiar el aceite cada 8.000 km y KTM cada 7.500 km. No hay grandes diferencias. Son programas sencillos y sorprendentemente espaciados tratándose de motos de tan solo 125. Interesante.

Conclusiones

Tras probarlas a fondo os diré que por autopista o vías rápidas de circunvalación, a pesar de tener algo menos de potencia, creo que me quedaría con la Honda. Llanea con el motor un poquito más relajado y vibra algo menos.

Entre curvas no tengo la menor duda: me quedo con la KTM. Por la pegada final de su motor y por el tacto de su ciclo mejor adaptado a la conducción deportiva.

Por ciudad no lo tengo claro. La KTM es más pesada y torpona, pero su manillar es algo más estrecho y eso facilita sobremanera el desplazamiento entre los coches parados en los semáforos. Vaya lo uno por lo otro así que lo dejaría en un empate técnico.ver galeríaHonda CB125R vs KTM 125 Duke

Y ahora la pregunta del millón ¿cuál me quedo? Aquí os diré que las diferencias de comportamiento son de matices. Las dos se mueven muy bien en carretera y en ciudad. Las dos están bien acabadas y aunque la KTM está mejor equipada, la Honda es 225 € más económica.

Así que mi consejo es que hagáis caso a vuestro corazón y elijáis la que más os guste. No os equivocaréis. El coste de oportunidad -lo que vais a perder descartando la otra opción- esta vez será mínimo.


Los que han leído esta noticia, también han leído...